Página principal

Comunicado de la ue


Descargar 25.72 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño25.72 Kb.
PRÁCTICA Nº 3: VIOLACIÓN DE LOS PRINCIPIOS DEMOCRÁTICOS POR UN ESTADO MIEMBRO

A) “Comunicado de la UE”.
Este es el texto íntegro de la declaración emitida por la presidencia portuguesa de la Unión Europa alertando a Austria de las sanciones que sufrirá en el caso de que el partido de extrema derecha de Haider entre en el Gobierno.
"Hoy, lunes 31 de enero, el primer ministro portugués ha informado tanto al presidente como al canciller de Austria, y el ministro portugués de Asuntos Exteriores ha informado a su homólogo austriaco, de la siguiente reacción conjunta acordada por los jefes de Estado y de Gobierno de los XIV Estados miembros de la Unión en el caso de que se forme en Austria un Gobierno que integre al FPO [Partido Liberal].
Los Gobiernos de los XIV Estados miembros no promoverán o aceptarán ningún contacto bilateral oficial a nivel político con un Gobierno de Austria que integre al FPÖ.
No habrá ningún apoyo en favor de los candidatos austriacos que opten a puestos en organizaciones internacionales.
Los embajadores de Austria en las capitales de la UE sólo serán recibidos en un nivel técnico.
El primer ministro de Portugal y el ministro de Asuntos Exteriores ya han informado a las autoridades de Austria de que no habrá un trato normal en las relaciones bilaterales con un Gobierno que integre al FPÖ".
(El País, Martes, 1 de febrero de 2000).
B) “Se mantiene la rutina comunitaria”.
Las sanciones acordadas por todos los líderes de la UE contra Austria no supondrán un parón en las relaciones de Bruselas con Viena. Sólo afectarán a las relaciones bilaterales entre los Gobiernos de los 14 países de la Unión y Austria. "No habrá limitaciones a la participación de representantes del Gobierno austriaco en reuniones dentro del marco de la UE”, explicó anoche la presidencia portuguesa.
El nuevo ministro de Trabajo austriaco, del partido de Haider, podrá participar en la reunión informal que los titulares de Asuntos Sociales celebrarán los próximos días 11 y 12 en Lisboa. Así lo confirmó ayer la propia Comisión al recordar que la cita ministerial tiene carácter comunitario y no bilateral. Asimismo, Austria no podrá ser excluida de la Conferencia Intergubernamental para reformar el Tratado de Amsterdam cuando comiencen sus trabajos.

(El País, Sábado, 5 febrero 2000)



C) “Haider acusa a la Unión Europea de violar el Tratado de Amsterdam”.
Amenazas, sospechas y todo tipo de improperios sustituyen al diálogo entre los dirigentes políticos austriacos, mientras continúan cada día las marchas de protesta contra la nueva coalición gubernamental, formada por ultraderechistas y democristianos. Las sanciones de la Unión Europea contra Austria son materia clave de disputas internas. El líder del Partido Liberal (FPÖ), Jorg Haider, acusó ayer a la Unión Europea de "violar el Tratado de Amsterdam" y sostuvo que existe, "sin base alguna", una "increíble campaña de difamación contra un partido político de éxito".
El populista insinuó ayer que todo esto es una venganza de los socialdemócratas por no haber recibido del FPÖ apoyo para formar un Gobierno de minoría y añadió que el líder socialdemócrata, Viktor Klima, le ofreció incluso integrar en su Gabinete socialdemócrata de dos a cuatro ministros derechistas. Klima rechazó esta afirmación y aseguró que no hizo más que conversar con todos los partidos parlamentarios sobre la selección de expertos independientes para poder constituir un Gabinete socialdemócrata de minoría. Por esta negativa, Haider se propone esta semana llevar a Klima ante los tribunales, acusado de delito de omisión. Klima aseguró que Haider es un "mentiroso" y Haider respondió que no le interesa ponerse a discutir "a nivel de conserjes con un ex canciller frustrado” .
El jefe del Partido Socialdemócrata (SPÖ) asegura que tiene "la conciencia limpia", porque "no existe ninguna conjura mundial". Señaló que se sabía desde hace semanas que otros países reaccionarían con "irritación" al ascenso de la extrema derecha, pero dijo: "Ni yo mismo tenía conocimiento de sanciones de estas dimensiones", Quien tenía que prever el tremendo eco de la entrada del partido de Haider en el Gobierno es, según el Partido Verde, el ahora canciller Wolfgang Schüssel, jefe del Partido Popular (ÖVP), por haber sido ministro de Exteriores en el anterior Gobierno con los socialdemócratas. Por este motivo, está previsto que los verdes presenten hoy una moción de censura contra Schüssel en sesión parlamentaria extraordinaria, El portavoz de seguridad de los verdes, Peter Pilz, dijo que "es la primera vez que un canciller lleva a su país a la quiebra antes de prestar juramento",
En Viena y otras ciudades continúan a diario las manifestaciones de protesta, aunque ya sin altercados violentos. En la noche del domingo, entre 4.000 y 7.000 personas recorrieron desde el centro de Viena 20 kilómetros para congregarse delante de la sede de la televisión estatal. A su paso por las calles, había gente que les arrojaba claveles desde las ventanas. en señal de tímida solidaridad.
Mientras, las sanciones anunciadas por la UE contra Austria en el caso de que el partido de Jorg Haider entrara en el Gobierno comenzaron a aplicarse ayer. El presidente de Portugal, Jorge Sampaio, anunció el aplazamiento de la visita oficial que tenía previsto realizar a Austria a comienzos de marzo. Sampaio telefoneó al presidente austriaco, Thomas Klestil, y le comunicó que el aplazamiento de su visita era "inevitable", según informaciones de agencias. Romano Prodi, presidente de la Comisión, envió por fin su felicitación al nuevo Gobierno y expresó su confianza en que "persiga el compromiso de sus predecesores" en pro de la construcción europea, las libertades y los derechos fundamentales. La ministra belga de Trabajo, Laurette Onkelinx, anunció que considerará como "inexistente" a su homóloga austriaca, Elisabeth Sickl, perteneciente al partido de Haider, durante la reunión informal de ministros de la UE que se celebrará en Lisboa el próximo viernes. Onkelinx manifestó su rechazo a la invitación cursada por la presidencia portuguesa de la UE al Gobierno de Austria para participar en la reunión. Estas manifestaciones están en la línea de Martine Aubry, ministra francesa, quien advirtió ayer que actuaría como si el Gobierno de extrema derecha en Austria "no existiera"
Sin embargo, el nuevo Gobierno austriaco sí se quedará aislado en sus relaciones bilaterales con los demás socios comunitarios. La nota de los Catorce especifica que quedarán suspendidos los contactos políticos, incluidas las visitas de jefes de Estado y de Gobierno, que los embajadores austriacos sólo serán recibidos para consultas técnicas y que ningún austriaco será apoyado para un organismo internacional.
(Julieta Rudich, El País, Martes 8 febrero 2000)
D) “Responsabilidad democrática” (artículo de Fernando Savater).

Si somos demócratas, ¿por qué no vamos a respetar el derecho de los votantes austriacos a elegir a Jorg Haider y auparlo junto con su partido al Gobierno del país? Por lo visto eso es lo que quiere la mayoría, y la democracia es precisamente cuestión de mayorías,¿o no? Pues no, no solamente. En democracia se decide por mayoría, pero dentro de unos principios fundamentales que no están sometidos a voto: por ejemplo, el respeto a las libertades individuales y a la no exclusión de nadie en razón de su sexo o raza, la garantía de los derechos educativos, laborales y de protección social que permiten la ciudadanía, etcétera. El racismo no puede ser democrático aunque lo apruebe el 95% de los votantes; la abolición de la educación general obligatoria o de la sanidad pública, tampoco. A mi juicio -perdonen la intrusión- tampoco la pena de muerte. En una palabra, la democracia moderna no consiste solamente en un mecanismo electoral para elegir y deponer a los gobernantes sin necesidad de revoluciones, sino también en un conjunto de valores políticos. Una Unión Europea en la cual se aceptasen gobiernos programáticamente racistas o genealógicamente étnicos o aniquiladores de los derechos sociales, por mucho respaldo electoral que tuviesen en sus países, no sería democrática sino hueca y bárbara.


Lo que más me preocupa del caso austriaco -¡ay, Thomas Bernhard, cuánta razón tenías!- no es Haider, ese vulgar desaprensivo sin mejor ideología que el afán de poder, sino sus votantes. Porque precisamente en democracia la responsabilidad de la política nefasta no es sólo culpa de los arribistas y aspirantes a tirano sino sobre todo de esos pésimos políticos, los ciudadanos que los eligen. Aún más cuando, como en Austria, no se trata de un pueblo inculto ni atrasado. Nos dicen, quizá con razón, que cuantas más presiones internacionales se hagan contra Haider más se le reforzará dentro de su país. ¿No es significativo este repliegue reaccionario en la vanidad nacionalista, siempre a favor de lo peor sea en el caso Haider, en el de Pinochet, en el de ETA o en el de Fidel Castro? Dijo en una ocasión Jorg Haider: "Si la política no se construye sobre principios étnicos, entonces la humanidad no tiene ya futuro". Entendido, pues: la primera convicción democrática será que el futuro de la humanidad depende de que la política no se construya sobre principios étnicos.
(El País, Domingo, 6 de febrero de 2000)


E) “SOBERANÍA LIMITADA” (Artículo de M. Herrero de Miñón).

La UE pretende ser una comunidad de derecho entre cuyos miembros rijan los principios democráticos y lo que a ellos es inherente, el efectivo respeto a los derechos fundamentales. Así se ha venido entendiendo, primero tácitamente, después de modo cada vez más expreso, hasta lo que hoy es el artículo 7 del Tratado de la Unión. Este artículo, en relación con el 6, prevé que en el supuesto de una "violación grave y persistente" por parte de un Estado miembro de "los principios de libertad, democracia, respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales y el Estado de derecho" constatada unánimemente por el Consejo reunido a nivel de jefes de Estado y de Gobierno, previa audiencia del Estado en cuestión, el Consejo, por mayoría cualificada, podrá acordar la suspensión de sus derechos, incluido su derecho de voto. Tales disposiciones tienen su correlato en los restantes tratados fundacionales. Éste y no otro es el derecho de la Unión, y cualquier otra presión e interferencia en los asuntos internos de un Estado miembro no sólo carece de cualquier base en el derecho comunitario, sino que atenta a la Carta de las Naciones Unidas y al propio principio de autonomía política e institucional de la Comunidad Europea.


Que Haider sea un camaleón político extremadamente ambicioso que ha aprovechado la ambigüedad populista de su propio partido, el ÖVP, no es precisamente el supuesto contemplado en los tratados citados. Ni Haider es el único político europeo que ha cambiado de ideología como de camisa -no doy ejemplos para no resultar desagradable-, ni su partido el único que gobierna en miembros o aspirantes a ingresar en la Unión que recoge preeminentes figuras reconvertidas (¡felizmente!) del autoritarismo fascista o estalinista. Ni Haider ha atentado como gobernador de Carintia a los derechos fundamentales ni al sistema democrático. Ni en su programa "Ideas 2000" se contiene una sola idea que no esté compartida de una u otra manera por fuerzas incuestionablemente democráticas.
Que personalmente a mí me repugne el ÖVP por razones éticas y estéticas no basta para que su ingreso, perfectamente constitucional, en el Gobierno de un Estado democrático de derecho, hasta hoy impecable, se considere violación de los derechos humanos o quiebra de la democracia. Lo otro es revivir la doctrina Breznev de la soberanía limitada y no al servicio de una ideología, sino de la "corrección política" interpretada en función de las respectivas estrategias electorales.

(El País, Domingo 6 de febrero de 2000)


Cuestiones
1) ¿Se contempla en el Derecho de la UE algún mecanismo de respuesta frente a posibles violaciones de los principios democráticos en un Estado miembro?¿dónde?.

2) En el caso Haider, ¿cree que se dio realmente el supuesto de hecho al que el TUE condiciona la aplicación del citado mecanismo?.

3) A tenor de las medidas adoptadas por los catorce en respuesta al caso Haider, ¿se puso en práctica realmente el citado mecanismo de sanción?.

4) ¿Modifica en algún aspecto la Constitución Europea la regulación del sistema de respuesta ante casos de violaciones graves de los principios democráticos por un Estado miembro?



5) ¿Qué opinión le merece el caso Haider?¿Le gusta más la opinión de Savater o la de Herrero de Miñón?.





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje