Página principal

Componente general


Descargar 1.62 Mb.
Página2/18
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño1.62 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18

3. BASE ECONÓMICA Y SITUACION FINANCIERA DEL MUNICIPIO

Dentro del proceso de elaboración del Plan de Ordenamiento Territorial del Municipio de Yalí, la identificación y caracterización de su base económica resulta fundamental para una mejor comprensión del “ modelo territorial “ en términos de su estructura y funcionamiento, y de la interrelación que establece con los sistemas biofísico y socio-cultural, permitiendo una visión completa del territorio en la perspectiva de poder establecer los lineamientos adecuados para su ordenamiento.


Como parte del Diagnóstico, el análisis de la estructura y dinámica económica del municipio permite identificar aquellos sectores y actividades que están sustentando sus condiciones de desarrollo socio-económico, o que bien podrían constituir alternativas importantes para este fin. Todo ello en el marco de una propuesta concertada para “la localización y distribución ordenada de las actividades en el espacio y la identificación de escenarios alternativos bien para solucionar las limitantes o conflictos, o para el aprovechamiento idóneo de las potencialidades de desarrollo del territorio de acuerdo con los condicionamientos que imponga su adecuado manejo. Es decir, debe compatibilizar ambiente y desarrollo “2.
El comportamiento de cada uno de los sectores productivos permitirá así mismo determinar sus potencialidades y planificar con base en ellas el desarrollo integral de la economía local, con beneficios que se hagan extensivos al contexto subregional.
A partir del diagnóstico económico se establecerán las metas y objetivos deseables y posibles relacionados con la necesidad de incrementar y/o mejorar la contribución de cada sector económico en términos de la generación de empleo, los niveles de tecnificación y la agregación de valor en los procesos productivos que se desarrollan o se puedan desarrollar en el Municipio de Yalí.
Todo esto tomando en consideración los elementos determinantes y condicionantes establecidos dentro de la ley en relación con el componente ambiental y su papel prioritario en los lineamientos y directrices definidas dentro del P.O.T municipal.

3.1 SECTOR AGROPECUARIO Y MINERO
Yalí sustenta su desarrollo económico sobre las actividades agrícolas, donde la caña constituye el cultivo base de la economía agrícola del municipio, siendo el principal generador de empleo y de ingresos para la población.
Además de la caña, el café es otro de los cultivos que contribuye aunque en menor medida al ingreso familiar, caracterizándose por una producción mucho más dispersa y marginal y soportando altas fluctuaciones en las condiciones del mercado.
Por otra parte, el cacao y algunos frutales como la piña siendo considerados cultivos promisorios para los que se cuenta con una gran aptitud agrológica, enfrentan problemas fitosanitarios y dificultades de comercialización que han impedido un mayor aprovechamiento de los mismos.
Otros cultivos como maíz, fríjol, plátano y yuca presentan una producción dispersa que se desarrolla en forma tradicional y en los que la mayor parte del producto se destina para el consumo familiar, siendo desaprovechados algunos excedentes comercializables por la carencia de un adecuado sistema de acopio y mercadeo.
Las condiciones de producción prevalecientes para las distintas actividades agrícolas explican en gran parte la notable presencia de extensas áreas destinadas a otros usos como pastos y rastrojos, que tampoco corresponde a una actividad ganadera adecuadamente establecida. La siguiente tabla sintetiza la distribución de estos usos:


TABLA 3.1.1 Municipio de Yalí Sector Agropecuario. Areas bajo explotación 1998


Cultivos

Nº Hectáreas


% Del área total

Permanentes

2.703

11.22

Transitorios

150

0.26

Pastos

21.778

88.6

TOTAL

24.631

100

FUENTE : UMATA Municipio de Yalí. Programa Agropecuario Municipal 1998.

Para 1998 el área en explotación es de 24.631 Ha de las cuales el 88.6% está dedicada a pastos, lo que indica una alta subutilización de la frontera agrícola (Ver capitulo 16 Usos del suelo Rural), puesto que no sólo implica un desplazamiento de cultivos que pueden ser de alta rentabilidad o que pueden formar parte del consumo de la región, sino que se practica una ganadería de tipo extensivo cuyos niveles de eficiencia son muy inferiores a la aptitud natural que presentan los suelos del municipio incluso para esta actividad.


3.1.1 Actividad Agrícola

La Tabla 3.1.1.1 presenta el comportamiento de la actividad agrícola registrada en 1998, con la distribución de los diferentes cultivos y los indicadores más importantes.


Tal como se puede apreciar, los cultivos de caña tanto para producción de panela como para producción de mieles concentran el 81 % del área agrícola total , localizándose principalmente en las veredas La Mascota, Hatillo, Montebello, San Jorge y Montañitas la caña panelera , y en San Rafael, La Playa, San Jorge y San Mauricio la producción de caña para miel; evidenciando la alta vocación del municipio constituída ya en tradición entre sus pobladores y de la cual parten también sus proyectos de futuro por lo menos en el mediano plazo, ya que es importante aprovechar las ventajas que poseen para su producción.
En éste sentido Yalí se encuentra entre los diez municipios más representativos en el departamento en cuanto a área y volúmenes de producción, mientras que a nivel regional ocupa el segundo lugar despues del Municipio de Yolombó; los rendimientos obtenidos por hectárea también se encuentran entre los más altos del Departamento.
La producción de caña es responsable asi mismo de generar el 90 % del valor total de la producción agrícola del municipio, aún cuando el producto está sujeto a frecuentes fluctuaciones de precios que son acentuadas por la mayor competitividad del producto originado en otros municipios de la región como Yolombó .
En términos del consumo intermedio son de nuevo los cultivos de caña y en menor grado el café los que tienen la mayor participación, lo que indica que los productores concentran en estos su esfuerzo para la aplicación de insumos y algún paquete tecnológico que les asegure niveles mínimos de rentabilidad, reproduciendo cada vez el sistema de monocultivo que deja poco margen para la incorporación eficiente de otros cultivos para la explotación comercial.
La importancia de la caña también radica en que es el cultivo que representa un ingreso permanente para la población no sólo por la venta del producto bien sea como panela o como materia prima para el Ingenio de Vegachí, sino también por


TABLA 3.1.1.1 Municipio de Yalí. Producción Agrícola 1998



RUBRO

ÁREA

HAS


PRODUCCIÓN

PRECIO POR TONELADA

$


VALOR DE LA PRODUCCION

VALOR DE INSUMOS

VALOR AGREGADO

JORNADAS


RENDTOSKGS/HA

TONS

POR HA

$


TOTAL

MILES $

POR HA

$


TOTAL

MILES $

POR HA

$


TOTAL

MILES $

POR HA

TOTAL

CAFÉ

275

520

143

2´280.000

1´185.600


326´040

411-039

113´036

774.560

213´004

136,0

37.400

CAÑA PANELERA

998

4.000

3.992

420.000

1´680.000


1.676´640


67.650

67´514

1´612349

1609´125

157,5

157.185

CAÑA MIEL


1320

85.000

112.200

35.000

2´975.000


3.927´.000


227.363

300´119

2748000

3626´880

158,0

208.560

PLATANO

60

8.000

480

220.000

1´760.000

105´600

171.000

10´260

1´589000

95´340

126,0

7.560

CACAO

50

400

20

1´300.000

520.000

26´000

73.584

3´679

446.400

22´320

26,1

1.305

MAIZ

50

1.100

55

290.000

319.000

15´950

52.000

2´600

267.000

13´350

42,3

2.115

FRIJOL

50

600

30

1´400.000

840.000

42´000

87.800

4´390

752.200

37´610

52,5

2.625

YUCA

50

10.000

500

200.000

2´000.000

100´000

26.500

1´325

1´973500

98´675

137,8

6.890

TOTAL

2.853













6.219´230





502´923




5716´304




423.640

FUENTES: UMATA Yalí. Programa Agropecuario Municipal 1998. Secretaría de Agricultura de Antioquia. Evaluación Costos de Producción Agrícola

1997. Elaboración Gladis Stella López Ballesteros

la demanda de trabajo en las grandes fincas al absorber ambas el 86% de las jornadas de trabajo; a diferencia del café que es de carácter más esporádico y estacional, además de que éste no comporta grandes volúmenes de producción que requieran una demanda de mano de obra significativa.
Pese a su preponderancia la producción de caña viene siendo afectada en los ultimos años por diversos factores que han alterado las condiciones normales en que se desarrollaba esta actividad y se relacionan por una parte con la crisis que enfrenta en los ultimos meses el Ingenio Vegachí, comprometiendo los ingresos de un buen número de cañicultores que vendían allí toda su producción ; y por otra con la proliferación de la plaga conocida como “carbón de la caña “ que viene afectando notablemente la producción de caña para elaboración de la panela sin que se disponga hasta ahora de la cantidad necesaria de la semilla mejorada que es resistente a la misma, aunque en la actualidad la UMATA municipal gestiona su consecución y posterior difusión entre los productores.
El cultivo del café por su parte con menos del 10 % de la superficie agrícola representa aunque en menor medida que la caña , una fuente alternativa de ingreso para la población campesina que también por tradición ha insistido en su explotación, aunque en la mayor parte de las veredas éste cultivo reviste un carácter marginal presentando unos rendimientos de 520 Kgs/Ha que resultan bastante bajos y que incluso llegan a ser inferiores a los 500 Kgs /Ha en algunas fincas. Las veredas que presentan el mayor número de fincas cafeteras son Guayabito, La Máscara, Las Agüitas, Santa Lucía y San Mauricio.
Aunque allí se viene cultivando la variedad Colombia muchos productores la establecen bajo el sistema de sombrío ya que las condiciones físicas y climáticas en algunas zonas del municipio se alejan bastante de la franja óptima para la producción del café. En otras explotaciones predomina el tipo de café tradicional (Caturra y Pajarito) con persistencia de plagas y enfermedades (roya y broca) que en los últimos años arrasaran con buena parte de los cultivos y desestimulara aún más su explotación considerando las estrechas posibilidades de tecnificación de casi todos los productores.
Esta situación se refleja en una notoria disminución del área en producción que pasa de 543 has a 334 has en el período 1989-1993 2 y a 275has que se tiene en la actualidad, presentando una disminución de casi el 50% en dicho período. De otro lado, éste proceso también estuvo alentado por la adopción de los Programas de erradicación de cultivos por parte de muchos productores locales.
La contribución del café para 1998 dentro del valor total de la producción representa apenas un 4% y absorbe sólo el 8% de las jornadas de trabajo aún siendo el segundo cultivo de importancia, confirmando así la gran dependencia del municipio del cultivo de la caña.

Tanto la caña como el café son los únicos productos que tienen un mercado asegurado, aunque a veces enfrentan el problema de los bajos precios, pero cuentan con centros de acopio ( COOPENOR en el caso del café ) y agentes de compra local ( Cooperativa Las Colinas ) o intermediarios regionales en el caso de la panela.


En relación con el cultivo del cacao con una muy baja superficie de explotación, inferior al 1% de la superficie agrícola, el Municipio de Yalí cuenta con un importante potencial al presentar unos rendimientos que son superiores al promedio departamental y similares a los de Apartadó y Maceo que son los principales productores a nivel departamental y regional respectivamente.
Desde el punto de vista de los costos de producción el municipio tambien posee ventajas al comportar junto con Vegachí y Segovia los costos más bajos de la región. Según la composición de estos costos de producción en la mayoría de los municipios productores el componente de insumos es bastante bajo, especialmente en la fase de establecimiento del cultivo y aumenta un poco en la fase de sostenimiento, aunque en el Municipio de Yalí el nivel de insumos es bajo en ambas fases .
Lo anterior puede indicar que el cacao no requiere unos niveles de inversión muy altos para su explotación ya que la demanda de insumos y de labores es bastante baja comparada con otros cultivos, con lo que sería accesible para un mayor número de productores que vean en el una alternativa de diversificación.
La incidencia de problemas fitosanitarios ( escoba de bruja y moniliasis) y la carencia de canales de comercialización con sustentación de precios son los principales factores que condicionan la expansión de este cultivo en el municipio.
Los cultivos transitorios ( maíz, fríjol ) junto con el plátano y la yuca conforman hasta ahora un grupo de cultivos de subsistencia a los que se dedica una superficie mínima que muy poco aportan al ingreso familiar dado que su destinación es básicamente para el autoconsumo conformando los elementos principales de la dieta alimenticia de la población. En algunos casos se genera un excedente de la producción que se mercadea a nivel local y subregional pero que es de carácter esporádico y que no se sustenta sobre un sistema de comercialización debidamente establecido.
El bajo nivel de consumo intermedio de estos productos refleja su escaso grado de tecnificación y el carácter tradicional de su explotación bajo la modalidad bastante común en casi todas las regiones del departamento de establecerlos como cultivos asociados, en éste caso con la caña y el café, haciendo un aprovechamiento intensivo del suelo por lo menos en lo que se refiere a la ocupación agrícola. Es característico tambien en estos cultivos la baja demanda de mano de obra y la utilización del trabajo familiar en las labores necesarias que además se aplican por igual en los cultivos asociados.

Otros cultivos, como por ejemplo algunos frutales que son susceptibles de producirse en el municipio (guanábana y piña ) han sido objeto de una explotación muy ocasional y con muy bajas especificaciones tecnológicas que las exponen facilmente al ataque de plagas y enfermedades . Lo anterior, sumado a la ausencia de un sistema de comercialización hace que las alternativas de diversificación con frutales y otros productos sean poco alentadoras.


En términos generales la problemática actual de la actividad agrícola en éste municipio se puede sintetizar en las siguientes consideraciones :
-La alta incidencia de problemas fitosanitarios de los cultivos de caña, café y cacao.
-La crisis del Ingenio Vegachí y las altas deudas contraídas con muchos cultivadores.
-La dependencia excesiva del monocultivo de la caña y la falta de incentivo para la diversificación con otros productos.
-La fluctuación de los precios de la panela originada casi siempre por la competencia desleal con el ingreso del producto del Valle del Cauca, o la práctica que se viene generalizando en algunos centros de consumo de elaborar panela con la mezcla de azúcar y panela regional de baja calidad.
-La ausencia de entidades financieras que atiendan el sector agropecuario y por consiguiente la falta de crédito de fomento, ante una crítica situación de iliquidez tanto de los pequeños como de los grandes productores.
- La falta de canales de comercialización para la mayoría de los productos.
- El alto costo de los insumos y paquetes tecnológicos.
- La incertidumbre generada por la situación de orden público.
En lo concerniente a la Silvicultura, el municipio cuenta en la actualidad con un área de 15.659 Ha en bosques, en su mayoría rastrojos altos, sin que se presente ningún tipo de plantación para la explotación comercial. Por el contrario lo que prima es la explotación irracional y degradación de los bosques por la extracción ilegal de maderas para la venta y de leña para el consumo doméstico.

Lo anterior constituye una amenaza permanente no sólo porque puede significar la desaparición del recurso hídrico indispensable para el desarrollo de cualquier actividad, sino además porque atenta contra la preservación de los recursos florísticos y faunísticos que conforman el patrimonio natural del municipio.


Las alternativas a éste respecto ya se empiezan a plantear y actualmente se adelanta en el municipio un interesante proyecto en convenio con CORANTIOQUIA. Dicho proyecto consiste en el establecimiento de parcelas Agroforestales en las veredas que cuentan con una mayor aptitud, con el objetivo de que los campesinos de un lado aseguren la producción de alimentos con cultivos de plátano, fríjol, maíz, etc; y de otro lado posean una pequeña inversión con la plantación de arboles maderables (cedros, pinos, abarco) que les represente un ingreso monetario en el mediano plazo, lo que podría gradualmente lograr que se desarrolle una explotación silvícola económica y ambientalmente racional.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje