Página principal

Como hacer para dibujar una caricatura


Descargar 69.43 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño69.43 Kb.
caricatura
La caricatura es un retrato donde se pretende exagerar, exaltar, representar de forma alegórica determinadas características que representan al objeto, persona o animal en cuestión.

La principal técnica de este dibujo está en resaltar los principales rasgos físicos de una persona, esos que todos reconocen en ella, e imprimirle una exageración que produzca comicidad.

También se suele representar defectos o virtudes morales de diversas formas y con el mismo fin.

Los dibujos siempre han ocupado un lugar importante dentro del mundo artístico y las caricaturas no son la excepción. Pero la caricatura no es únicamente la representación de personajes humanos, también se realizan caricaturas de animales, dibujos animados, motos, etcétera.

Como vemos todo se puede caricaturizar, tan solo debes poder encontrar su rasgo exagerable y saber representarlo.

Por su alto contenido y poder de transmisión de información existen caricaturas de distintas índoles, temas y estilos. En clave humorística es muy común encontrar verdaderos comentarios de importancia representados a través de este tipo de representaciones.

Podemos decir a grandes rasgos que la caricatura exagera: rasgos físicos o faciales, la vestimenta, aspectos del comportamiento, modales característicos de comportamiento, entre otras características.

 

A través de ella se ridiculiza situaciones e instituciones religiosas, políticas y sociales, las clases sociales y actos grupales, entre otros. Este tipo de representaciones con trasfondo político o social es más conocida como la viñeta.



 

Como hacer para dibujar una caricatura

Si te has estado preguntando últimamente como hacer para dibujar una caricatura has llegado al lugar indicado. Aquí queremos mostrarte el camino que debes seguir para obtener finalmente ese dibujo que tu deseas, que aunque no sea la mejor será una al fin.

Lo importante es que no desistas y continúes practicando, la creación de caricaturas tiene mucho de técnica de dibujo pero también requiere constancia y tenacidad.

Crear tu propio dibujo es la meta que nos pondremos para comenzar. Con un espejo comenzarás a observarte y analizaras los aspectos de faciales que resalten de forma más remarcada.

Luego puedes comenzar a poner en juego las características personales, de comportamiento, sociales, políticas, de vestimenta, etcétera, que te parezcan más resaltables e imprimirán valor al contenido de la caricatura.

Para dibujar una este tipo de dibujos deberás aplicar todas las técnicas de dibujo conocidas, como son las técnicas de perspectiva por ejemplo.

Es muy importante tener bases de dibujo para realizar este tipo de ilustraciones, pero también aporta mucho la visión que tiene el propio dibujante de los diversos aspectos exteriores e interiores del modelo que conforman los detalles sobresalientes de toda caricatura.

Saber encontrar los diversos rasgos es una característica fundamental para dibujar una dibujo que sea de buena cepa.

Una caricatura es un retrato donde se exagera o distorsiona, la fisonomía de una persona. En general se usa con fines humorísticos.
La forma de como dibujar caricaturas es la de observar los rasgos más acentuados de una persona y exagerarlos, o distorsionar aquellos rasgos que sirvan para identificar la personalidad de ese sujeto.

Como dibujar caricaturas, aspectos principales:

Como dibujar caricaturas? Observando los rasgos físicos de la persona, su personalidad, su vestuario, y luego se elabora la caricatura, distorsionando aquellos aspectos que distinguen a la persona, como los rasgos faciales, la vestimenta, gestos, moral, etc, para obtener un efecto grotesco.
Existen muy variados tipos de caricatura.

Consejos como dibujar caricaturas:

Lo más importante para saber como dibujar caricaturas, es practicar, hacer tantos dibujos como haga falta, hasta lograr el efecto que se busca. Claro que es necesario que sepas cómo dibujar un retrato más o menos correcto, para que puedas intentar caricaturizarlo. De otro modo, no serás capaz de reconocer los rasgos que son distintivos, o no sabrás que hacer con ellos. También ayuda el tener conocimientos de anatomía, conocer la estructura del cuerpo humano.

Puedes recurrir a libros o cursos para aprender como dibujar caricaturas, pero de igual modo, el resultado dependerá de la práctica.

Una forma de hacer caricaturas es copiar una foto y luego comenzar a deformar algunos rasgos poco a poco, como la nariz, agrandarla o achicarla, según sea la situación. Y así con el resto.

También podemos relacionar a las personas con objetos o animales, todos nos parecemos a algo. Es como cuando relacionamos una figura con un volumen. Si una persona tiene rostro de pera, pues exageramos eso.

Debemos tener en cuenta que al deformar los rasgos de la persona, todavía debe poder reconocerse quién es. Ayuda mucho para esto, el incluir supe tonalidad, como por ejemplo, si nunca sonríe, etc.


Lo primero que dibujamos es el contorno de la cabeza. Luego colocamos un esbozo del rostro. En ocasiones alcanza con colocar un rasgo distintivo, en otras es necesario colocar más detalle



Gustave Eiffel. Hitler, franco y Munolini

Una caricatura (del italiano caricatura: cargar, exagerar) es un retrato que exagera o distorsiona la apariencia física de una persona o varias, en ocasiones un estrato de la sociedad reconocible, para crear un parecido fácilmente identificable y, generalmente, humorístico. También puede tratarse de alegorías. Su técnica usual se basa en recoger los rasgos más marcados de una persona (labios, cejas, etc.) y exagerarlos para causar comicidad o para representar un defecto moral a través de la deformación de los rasgos.

La caricatura política nace propiamente en Francia, tras las ilustraciones alusivas a temas controvertidos y de personajes como Napoleón III y Luis Felipe, que ponían en tela de juicio su credibilidad ante la opinión pública. Estas ilustraciones fueron impulsadas gracias a la difusión de la litografía que permitió la fundación de periódicos ilustrados en un mayor número. La caricatura política es desde entonces un sistema de lucha dirigido con virulencia contra personajes de la vida pública, con el ánimo de ridiculizarlos para resaltar sus errores. Además aporta una visión no formal a la opinión pública, permitiendo revivir el pasado gracias a la facultad del hombre de integrar elementos heterogéneos a la visión histórica.

La caricatura también se usa abundantemente en la historieta, pero sin limitarse a un género concreto, pudiendo aparecer en hagiografías como el Buda de Osamu Tezuka o en relatos costumbristas como los de Daniel Clowes


Características

La caricatura como género artístico suele ser un retrato, u otra representación humorística que exagera los rasgos físicos o faciales, la vestimenta, o bien aspectos comportamentales o los modales característicos de un individuo, con el fin de producir un efecto grotesco. La caricatura puede ser también el medio de ridiculizar situaciones e instituciones políticas, sociales o religiosas, y los actos de grupos o clases sociales. En este caso, suele tener una intención satírica más que humorística, con el fin de alentar el cambio político o social. La forma más común de las caricaturas políticas y sociales es la viñeta. Si bien el término caricatura es extensible a las exageraciones por medio de la descripción verbal, su uso queda generalmente restringido a las representaciones gráficas.

Existen caricaturistas de muy distintas índoles, temas y estilos, ya que la caricatura, con muy pocas palabras (en algunos casos, sin palabra alguna) permite también hacer comentarios políticos en clave de humor verdaderos chistes visuales, y por ello casi todos los diarios del mundo suelen incluir una o más caricaturas en su sección de opinión, también suelen observarse caricaturas exentas en otros más media, por ejemplo en ciertas revista de comics, generalmente de índole satírico
HISTORIA DE LA CARICATURA
La caricatura, en su sentido moderno, nació en Bolonia a finales del siglo XVI, en la escuela de arte fundada por una familia de pintores, los Carracci. Los estudiantes de esta academia se divertían haciendo retratos de los visitantes bajo la apariencia de animales u objetos inanimados, esto llegó a ser compartido por Gianlorenzo Bernini. El grabador Pier Leone Ghezzi, que trabajaba en Roma, continuó esa tradición y, por un módico precio, caricaturizaba a los turistas. Lo que estos artistas italianos hacían eran retratos humorísticos para uso privado y casi nunca resultaban satíricos o maliciosos, en este sentido Giandomenico Tiepolo también incursionó en el género de la caricatura.

En tanto género la caricatura política nace en Inglaterra; la sátira impresa evidenció las luchas entre el Papado y Lutero, e incluso Luis XIV fue víctima de tempranas caricaturas. Sin embargo, el género de caricatura política sólo se estableció hasta 1770, cuando en Inglaterra se tomó como un arma de defensa contra quienes manejaban asuntos de Estado. El pintor William Hogarth entre los siglos XVII y XVIII realizó ilustraciones burlonas de crítica social, decididamente dedicados a la caricatura estuvieron George Cruikshank (siglo XVIII/XIX), James Gillray ( siglos XVIII-XIX) y su coetáneo Thomas Rowlandson, Max Beerbohm (siglo XIX), Henry Mayo Bateman y el célebre John Tenniel quien, a más de hacerse mundialmente conocido por las ilustraciones dedicadas a Alicia en el País de las Maravillas fue uno de los más destacados caricaturistas de la revista "Punch".

En la Italia de la primera mitad de siglo XX el pintor Ottone Rosai recurrió a formas caricaturescas, y cabe destacar los nombres de Umberto Tirelli, Galantara y Scalarini, así como la sátira de Mario Sironi ya entrado el siglo.

En la Austria de fines de la Belle Époque, sobresalieron los ilustradores de la revista satírica Simplicissimus.

Durante la República de Weimar en Alemania, los integrantes de la Nueva Objetividad (por ejemplo Grosz) realizaron obras pictóricas e ilustraciones de fuerte estilo caricaturesco, algo semejante realizó el pintor Expresionista Belga James Ensor y también en muchas de sus xilografías el grabador Frans Masereel. En la Alemania actual sobresale el hiperrealista Sebastian Kruger.

En México desde el siglo XIX descollaron valiosos caricaturistas: José Guadalupe Posada, Eduardo del Río, Constantino Escalante y los contemporáneos Miguel Covarrubias y Angel Boligan. En El Salvador, el más notable en el siglo XX fue Toño Salazar.



Venezuela actualmente tiene como gran exponente a Hermann Mejía y como el más conocido Pedro León Zapata, para sólo mencionar dos.

En Argentina y Uruguay desde fines de siglo XIX se han venido destacando valiosos artistas de la caricatura: José María Cao Luaces, Alberto Breccia, Landrú, Oski, Caloi, Hermenegildo Sábat, Andrés Cascioli, Crist, Lucas y Carlos Nine, Jorge Sanzol, Daniel Paz, Rudy, Lang, Napo, Faruk, Langer, Mordillo y Quino entre muchos otros que se han destacado en la caricatura sociopolítica, mientras que Calé, Florencio Molina Campos y Lino Palacio se destacaron por sus entrañables ilustraciones caricaturescas de tipos y costumbres, siendo célebres por sus caricaturas los periódicos El Mosquito y Don Quijote (fines de siglo XIX) y las revistas Caras y Caretas (inicios de s XX), Tía Vicenta (años 1960s) y Humor Registrado (años 1980s).

El Museo del Dibujo y la Ilustración de Buenos Aires posee una completa colección de originales de estos autores y publicaciones, además de una amplia cantidad de grabados de los autores europeos y norteamericanos del siglo XIX, que expone habitualmente en sus muestras temáticas.


ALMODÓVAR



Arafat

AA


Aznar

AZNAR


Benedicto XVI

NEDICTO XVI



Zapatero


Princ. Carlos

INC. CARLOS


Cela

CELA


e

DEL BOSQUE



Evo

Morales


MORALES

Felipe y Lety
E Y LETI

F. de la Vega

A VEGA


Fidel

IDEL


Gasol

GASOL

E VEGA

DAL


Woody

Allen


Y ALLEN

Rajoy

AJOY


Ronaldihno

INHO


RONALDO


S. Segura

SEGURA


SARSarkozhy

HY



Poder expresarse a través del dibujo brinda grandes satisfacciones. La capacidad de plasmar líneas y trazos que representen ideas sobre el papel, es muy útil a la hora de diseñar o crear.

Antes que nada, para aprender a dibujar necesitamos observar detenidamente lo que queremos representar y con un poco de práctica conseguiremos la necesaria coordinación entre la mano y el ojo.

El cerebro reconoce las formas basado en la percepción de un patrón que está almacenado en nuestra memoria, por lo que deducimos que aprendemos a reconocer los objetos gracias a ciertas formas básicas asimilables al objeto.

Para el dibujo del rostro humano primero nos fijaremos en las proporciones, que son las mismas para hombres y muejeres. Podemos hacerlo recuadrando el rostro en un rectángulo de 2.5 x 3.5 unidades, tomando como unidad el ancho de la frente (desde el nacimiento del cabello hasta las cejas).

Trazamos los ejes vertical y horizontal medios del rectángulo, uno es el eje de simetría, y el otro marca la línea donde se apoyan los ojos, que además es la línea de terminación de las orejas.

Luego dividimos el rectángulo en las unidades, comenzando desde abajo hacia arriba, con lo que tendremos marcados, el nacimiento del cabello en la última horizontal que está a media unidad del borde superior del rectángulo., la siguiente división nos indica la parte superior de los ojos. La ultima horizontal marca el final de la nariz. Dividiendo la distancia hasta la base del rectángulo a la mitad, tendremos la línea sobre la cual apoya la boca.

Cómo aprender a dibujar rostros:

Cuando queremos aprender a dibujar el rostro de perfil, debemos trazar un cuadrado de 3.5x3.5 unidades que lo encuadre.

Nuevamente realizamos las divisiones en unidades.

La última unidad vertical es la zona que ocupará el rostro propiamente dicho, y lo dividimos en tres columnas iguales donde ubicaremos los ojos, la nariz y la boca.



Mantenemos las proporciones igual que en la representación de frente, y trazamos los ojos, boca, nariz, cejas y orejas y tendremos nuestro rostro completo.

Para que el dibujo tenga un parecido real con el modelo, necesitaremos mucha práctica, pero de todos modos, un principiante puede lograr con este método, un rostro correcto y proporcionado. El resto es cuestión de práctica.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje