Página principal

Comité Técnico Interagencial del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe


Descargar 306.42 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño306.42 Kb.
  1   2   3   4

Comité Técnico Interagencial
del Foro de Ministros de Medio Ambiente
de América Latina y el Caribe


XII Reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente
de América Latina y el Caribe


Bridgetown, Barbados
2 al 7 de marzo de 2000

A. Reunión Preparatoria de Expertos


2 y 3 de marzo de 2000

Distribución:
Limitada
UNEP/LAC-IGWG.XII/TD.5.b
1 de febrero de 2000
Original: Español




Banco Mundial



Educación Ambiental - Parte B

Proyecto Especial de Educación y Capacitación para los Pequeños Estados Insulares del Caribe
- Documento de Proyecto -





Programa de las
Naciones Unidas
para el Desarrollo

Programa de las
Naciones Unidas
para el Medio Ambiente (Coordinador del CTI)

Comisión Económica para América Latina y el Caribe

Banco Interamericano de Desarrollo (BIAD)


Educación Ambiental - Parte B

Proyecto Especial de Educación y Capacitación para los
Pequeños Estados Insulares del Caribe - Documento de Proyecto -

Este documento ha sido preparado por el Comité Técnico Interagencial con base a los mandatos de la XI Reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe (Lima, Perú, marzo de 1998). Ha sido realizado bajo la coordinación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) como agencia líder del mismo. Tiene como finalidad servir de respaldo a la discusión y aprobación de cursos de acción por parte del Foro en el ámbito del Plan de Acción Regional para el período 2000 – 2001.

Indice


1

Banco Mundial 1


Programa de las


Naciones Unidas
para el Desarrollo 1

Educación Ambiental - Parte B 1

Proyecto Especial de Educación y Capacitación para los Pequeños Estados Insulares del Caribe
- Documento de Proyecto -
1

1

Programa de las


Naciones Unidas
para el Medio Ambiente (Coordinador del CTI) 1

1

Comisión Económica para América Latina y el Caribe 1



1

Banco Interamericano de Desarrollo (BIAD) 1

Anexo I
Participantes en la
educación ambiental regional 20

Anexo II
Lista de Contactos 21

Anexo III
Lista de actividades y resultados 23

Anexo IV
Organizaciones Instrumentadoras 59





Antecedentes


La Agenda 21, el plan de acción en pro del desarrollo sostenible mundial, aprobado en 1992 durante la celebración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, reconoció la peculiaridad que distingue el caso de las islas y los pequeños estados insulares en lo concerniente a la problemática medioambiental y la consecución del desarrollo sostenible.

En el inciso G - Desarrollo Sostenible de las Pequeñas Islas- del capítulo 17 de la Agenda 21(1), se abordan los problemas concretos que afrontan los pequeños estados insulares con relación al medio ambiente y el desarrollo. La fragilidad y vulnerabilidad de sus ecosistemas, la limitación de recursos, la dispersión geográfica y el aislamiento de los mercados condicionan la situación de desventaja económica que obstaculiza su desarrollo.

Aún teniendo en cuenta que el medio oceánico y costero constituye un valioso recurso para el desarrollo de los pequeños estados insulares, la concentración de toda la problemática y las exigencias ambientales de las zonas costeras en una superficie terrestre limitada los convierte en territorios especialmente vulnerables a los problemas ambientales como el calentamiento de la Tierra, la elevación del nivel del mar, el aumento de la frecuencia de ciclones, tormentas y huracanes como consecuencia del cambio climático, entre otros. Por otra parte, estos territorios se caracterizan por su rica diversidad biológica y su alto nivel de endemismo, que debido a la fragilidad, el pequeño tamaño y el aislamiento característicos de los ecosistemas insulares, se encuentran entre los más amenazados en el ámbito mundial.

La posición desventajosa de los pequeños estados insulares con relación a otros países y zonas geográficas parte de su poca disponibilidad de recursos, la dependencia excesiva del comercio internacional, la alta densidad de población que se traduce en la sobreexplotación de sus recursos, el mantenimiento de una costosa administración pública y de infraestructura que incluye comunicaciones y transporte; así como las limitadas capacidades institucionales y de mercados domésticos.

El Programa de Acción para el Desarrollo Sostenible de los Pequeños Estados Insulares(2), elaborado en 1994 durante la celebración de la Conferencia Mundial sobre el Desarrollo Sostenible de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, en Bridgetown, Barbados; trazó principios y estrategias en esta dirección, a partir del análisis detallado de la problemática ambiental y socioeconómico de los pequeños estados insulares y la identificación de una serie de áreas prioritarias para la acción. Las líneas temáticas prioritarias identificadas en el Programa de Acción de Barbados(3), son las siguientes:

A. Gestión de los problemas ambientales


  • Los cambios climáticos y el aumento del nivel del mar,

  • Los desastres naturales y ambientales,

  • La gestión de los desechos.

B. Gestión de los recursos


  • costeros y marinos,

  • de agua dulce,

  • de tierras,

  • energéticos,

  • turísticos,

  • diversidad biológica.

C. Creación de capacidades para el desarrollo sostenible


  • instituciones nacionales y capacidad administrativa,

  • instituciones regionales y cooperación técnica,

  • transporte y comunicaciones,

  • ciencia y tecnología,

  • perfeccionamiento de los recursos humanos.

En el Programa de Acción de Barbados, la educación y capacitación ambiental está presente de manera transectorial, reconociéndose las relaciones entre la educación y capacitación ambiental con la creación de capacidades, y su importancia primordial para el logro del desarrollo sostenible en los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID).

El Programa de Acción de Barbados identifica los desafíos y urgencias que afrontan los pequeños estados insulares y esboza una serie de políticas y acciones que podrían ser ejecutadas a corto, mediano y largo plazos en 14 áreas de prioridad establecidas. Para ello, se señala que los pequeños estados insulares deben contar con la cooperación y asistencia de la comunidad internacional y con el financiamiento de los sectores público y privado de cada país.

Se señala, por tanto, como una cuestión altamente prioritaria, el fortalecimiento de los mecanismos nacionales de educación y capacitación que faciliten el flujo de información sobre los temas vinculados con el desarrollo sostenible, que amplíen la concientización pública con relación al medio ambiente y que promuevan la participación de los diversos grupos sociales en la ejecución de soluciones efectivas. Asimismo, reconoce que la educación y la capacitación ambiental, particularmente en los temas relacionados con los pequeños estados insulares, son esenciales para el desarrollo de una conciencia ambiental en estas sociedades.

Por otra parte, la consolidación progresiva del Foro Regional de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe, en función de acordar posiciones de interés común ante los principales temas de la agenda ambiental global, se ha manifestado en el reconocimiento de la necesidad de fortalecer la gestión ambiental a escala regional a partir de la definición e implementación de acciones concretas. En este sentido, la XI Reunión del Foro de Ministros(4) identificacó las siguientes cuatro líneas temáticas prioritarias:



  • Marco institucional, políticas e instrumentos para la gestión ambiental,

  • Manejo integrado de cuencas,

  • Diversidad biológica y áreas protegidas,

  • Cambio climático.

La primera línea temática prioritaria “Marco institucional, políticas e instrumentos para la gestión ambiental” incluye “entre otros temas, la educación y formación ambiental, la participación ciudadana, la inducción de la dimensión ambiental en las políticas públicas”(5). Los cuatro subtemas que enmarca esta línea temática son:

a) Gestión ambiental;

b) Participación ciudadana;

c) Comercio y medio ambiente;

d) Educación y formación ambiental.

La inclusión de la Educación y Formación Ambiental en esta línea temática se justificó a partir del reconocimiento del proceso de educación, capacitación y formación como instrumento básico para la gestión ambiental, y de la necesidad de incorporar la dimensión ambiental en todos los niveles educativos y los distintos sectores de la sociedad. Partiendo de estos argumentos, el Plan de Acción Regional Ambiental en América Latina y el Caribe sugirió una serie de líneas de acción(6).


1. Declaración y contexto del problema


A pesar de que hay un alto nivel de conciencia ambiental a través del Caribe, ésto no ha promovido un cambio fundamental en la forma en que la gente se relaciona con su medio ambiente físico, ni al nivel del individuo o al nivel institucional. Esto no significa que no ha habido cambios positivos en el conocimiento, actitudes y gestión ambiental en la región durante los últimos diez a 15 años. El principal curso global de los temas ambientales ha tenido un efecto de espejo sobre el Caribe. Los programas de acción de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, llevada a cabo en 1992, y de la Conferencia Global de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible en Pequeños Estados Insulares, de 1994, junto con los programas de agencias de auxilio bilaterales, multilaterales y privadas, han contribuido al creciente medio ambientalismo en la región.

Durante este período, por ejemplo, la comprensión popular de los temas ambientales se ha ampliado más allá de la preservación y conservación de la flora y la fauna, o de la preocupación por la contaminación, para incluir cosas como el uso y la asignación de recursos. Al mismo tiempo, el sector ambiental ONG ha crecido, varias de las organizaciones de conservación convencionales han ampliado sus mandatos para incluir tópicos referentes al uso de recursos y desarrollo, y muchas agencias de desarrollo han incorporado temas ambientales en sus agendas. La mayoría de los gobiernos caribeños han empezado a revisar sus políticas de gestión ambiental y han creado carteras ambientales ministeriales. Las agencias regionales han desarrollado programas ambientales y se han tornado cada vez más activas en el campo de la política ambiental.

A pesar de estas tendencias, las accciones de los individuos e instituciones continúan contradiciendo la actual rétorica pro-ambiental en la región y discrepan con el nivel de conciencia ambiental. Esto es particularmente cierto en las instancias en donde los problemas ambientales son dignos de compasión frente a los estrechamente definidos imperativos de la economía y del desarrollo. En los países del Caribe, como en otras pequeñas naciones insulares, existe un alto nivel de dependencia económica directa sobre el medio ambiente, y por consecuencia el uso sostenible e imparcial de los recursos naturales es uno de los temas críticos del desarrollo nacional en toda la región.

Entre los requerimientos del desarrollo sostenible se encuentra la necesidad de contar con una población consciente de la relación entre la gestión de los recursos naturales y la calidad de la vida humana; que esté informada de los problemas, amenazas y necesidades del medio ambiente, que esté motivada a tratar con ellos, y que tenga actitudes, habilidades y compromiso para abordarlos a largo plazo. Las estrategias de educación y capacitación ambiental (EET – siglas en inglés) a largo plazo y multi facéticas son de gran importancia para formar tal conocimiento y actitudes entre los individuos e instituciones. Para ser eficaces, estas estrategias deben “versar sobre las dinámicas físico/biológicas y socio-económicas del medio ambiente y desarrollo humano, deben estar integradas en todas las disciplinas, deben emplear métodos formales y no formales y medios efectivos de comunicacion” (Naciones Unidas 1992:264).


1.1. Visión general de la educación y capacitación ambiental en el Caribe


A pesar de una larga práctica de educación ambiental (EE-siglas en inglés) formal y no formal en la región, ha sido limitada la eficacia general de las iniciativas en los países de habla inglesa del Caribe. Existen varias razones para esto. A pesar de que ha habido alguna integración de los temas ambientales en el sistema educativo formal, éste es inadecuado porque aún no ha sido aplicado de manera sistemática a través de las disciplinas, y en gran medida continúa integrándose sólo al curriculum de las ciencias naturales. En base a la necesididad existente en la región caribeña de contar con ciudadanos que comprendan y apoyen los principios del desarrollo sostenible, no es particularmente apropiado promover al EE en el sistema educativo formal como una disciplina discreta. Una estrategia más efectiva para lograr mayor conocimiento de los importantes temas relacionados al medio ambiente y desarrollo, es incorporarles en todo el curriculum de educacón formal (comunicación personal Ortiz; comunicación personal Ragster).

Sin embargo, faltan materiales de apoyo y educativos adecuados sobre el medio ambiente para las ciencias sociales, artes y humanidades y comercio en todos los niveles educativos, lo cual dificulta la labor de los maestros para integrar al EE en sus disciplinas. Adicionalmente, a menudo los maestros cuentan con insuficientes antecedentes y técnicas de capacitación para incorporar al EE en su labor, así como comprensión limitada de los temas, lo cual en ocasiones resulta en pedagogía basada en especualción en vez de basarse en experiencia o en hechos científicos. Asimismo, hay necesidad de información y materiales que presenten y demuestren los nexos entre la gestión ambiental y la sustentabilidad (Moore y Ortiz n.d.). en Antigua y Barbuda, por ejemplo, los proyectos EE instrumentados en ese país en raras ocasiones han sido lo suficientemente amplios o básicos para tratar con las necesidades de los educadores. A pesar de que se han fundado proyectos para aumentar la conciencia sobre la situación de los arrecifes de coral o sobre un animal particular en peligro, o sobre la gestión de los desechos sólidos, no existe un enfoque interdisciplinario para enseñar temas ambientales a nivel escolar primario, y los temas ambientales desarticulados que se enseñan actualmente en el curriculum de la educación primaria se relacionan fírmemente a atributos físicos del medio ambiente y difícilmente a la relación de los humanos con éste (comunicación personal Cooper).

Una encuesta de las necesidades y calidad de la educación ambiental en el más amplio Caribe confirmó que la curricula del Consejo Caribeño de Exámenes (CXC – siglas en inglés) “brinda los principales medios por los cuales la educación ambiental se incorpora al sistema educativo formal” en el Caribe de habla inglesa (Moore y Ortiz n.d.:19). Las recomendaciones de este estudio incluyen la capacitación para maestros en universidades regionales y cursos nacionales en funcionamiento sobre el desarrollo del curriculum de la educación ambiental entre disciplinas, así como la producción de módulos de temas muestra para materiales del curriculum de enseñanza.

La Asociación de Conservación Caribeña (Caribbean Conservation Aasociation / CCA – siglas en inglés), en asociación con el Consejo de Estudios en el Campo (Field Studies Council / FSC – siglas en inglés) en la Gran Bretaña, ha empezado a abordar la necesidad de materiales de desarrollo trans-curriculum. Actualmente está instrumentando el Proyecto Educativo Iniciativa Darwin para Arrecife de Coral a nivel escolar primario en el Caribe, y con estudiantes de los últimos grados de educación secundaria en la Gran Bretaña. A través de este proyecto se están desarrollando paquetes de recursos sobre arrecifes de coral y biodiversidad, en sociedad con los maestros y ONGs en Antigua, Barbados, las Islas Vírgenes Británicas, Jamaica y Sta. Lucía, y se está entrenando a los maestros en el uso de los materiales. La CCA ha empezado discusiones preliminares con el CXC sobre la producción de materiales suplementarios para sus programas de estudio. La CCA y la FSC han empezado a identificar el financiamiento para una discusión regional sobre el tema, contenidos e instrumentación de un proyecto EET en el Caribe. Es posible que el resultado de esta consulta regional pudiese nutrir o complementar las actividades que se están desarrollando como parte de este proyecto.

En otra iniciativa regional, el Comité Nacional para la Eduación Ambiental (National Environmental Education Committee / NEEC – siglas en inglés) y la Autoridad para la Conservación de Recursos (Natural Resources Conservation Authority /NRCA- siglas en inglés) en Jamaica, junto con la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional (Canadian International Development Agency /CIDA- siglas en inglés), y la Comisión sobre Educación y Comunicación y Aprendizaje para un Futuro Sostenible, han dado comienzo a un marco caribeño para el EE. Esta actividad aún se encuentra el las primeras etapas de planificación y quienes proponen el proyecto están tratando de formar apoyo regional para la iniciativa. Se ha planeado un taller regional a llevarse a cabo en junio del 2000, con la finalidad de compartir información sobre el EE y desarrollar una estrategia para impulsar a la iniciativa hacia adelante.

La responsabilidad primaria por el EE no formal ha sido asumida por organizaciones no gubernamentales (ONGs) en el Caribe de habla inglesa. Esto se hace a menudo en ausencia de un marco nacional para el EE y en base ad hoc. El plan de acción EE para el desarrollo sostenible en Jamaica desarrollado por NEEC para el período 1998-2010 es una excepción en la región en vez de constituir la norma. Más típico es el escenario de Sta. Lucía, en donde a pesar de existir varios intentos para usar los enfoques del EE, no existe un marco nacional estableicido ni un plan de acción. El resultado han sido esfuerzos sin coordinación con algunos éxitos como la más importante y pública iniciativa EE que ayudó a salvar al Loro de Sta. Lucía (Amazona versicolor), y muchas derrotas. Las derrotas se deben a la falta de seguimiento por parte de muchas agencias, al alto grado de planificación ad hoc, a la tendencia de algunas organizaciones a considerar al EE como ejercicios de relaciones públicas, y a la ausencia generalizada de una política nacional EE (St. Lucia National Trust 1999:1). Hay una creciente necesidad de educación ambiental no formal para moverse más alla de las estrategias de conciencia tradicional y para enfocarse sobre el fomento de la acción y la promoción.

La gestión de los recursos naturales en el Caribe requiere de alto nivel de apoyo y participación pública para ser efectiva (Renard 1992). Durante las dos últimas décadas, varias iniciativas de planificación en los campos de desarrollo y gestión de recursos naturales (áreas protegidas, desarrollo rural integrado, gestión de zona costera, turismo de herencia, pesca y silvicultura.) han dependido cada vez más del uso de enfoques participativos, los cuales a menudo conducen a formas de gestión colaborativa y descentralizada. Algunas agencias del gobierno están tratando progresivamente, de transformar sus estructuras y operaciones para asumir nuevos papeles como facilitadores de procesos y partidarios de socios con la sociedad civil, mientras que las organizaciones basadas en la comunidad y no gubernamentales han empezado a asumir mayor responsabilidad en la planificación y gestión. Al mismo tiempo, las políticas de los gobiernos caribeños, como se expresa en acuerdos institucionales, en la legislación nacional, en programas sectoriales y acuerdos internacionales, han provisto un nuevo marco para la gestión de los recursos naturales que ha sido cada vez más favorable para la participación.

Este nuevo contexto ha generado una creciente demanda por herramientas y enfoques prácticos que los gestores de recursos, trabajadores del desarrollo, formuladores de política, planificadores y animadores comunitarios pueden usar al instrumentar proyectos de gestión colaborativa y planificación participatoria. Diseñar, facilitar e instrumentar tales iniciativas requiere de habilidades y técnicas específicas que generalmente no son parte de la educación y capacitación formal de los gestores de recursos en la región. En ausencia de tales instrumentos, muchas instituciones se encuentran a sí mismas incapaces de aplicar los principios a los cuales ahora se adhieren, y muchas obtienen resultados que van en contra de sus expectativas iniciales.

La necesidad de capacitación específica para gerentes de recursos se complementa con la necesidad de EE para formar apoyo público para la participación de la sociedad civil en la gestión de recursos, y para desarrollar comprensión entre las audiencias generales sobre la necesidad que tiene la población del Caribe de apoyar y tomar parte en la gestión ambiental.

Hay un grupo de agencias que brindan capacitación para los gestores de recursos naturales. Dentro del sistema de educación formal, el Centro para el Desarrollo Ambiental está desarrollando un programa de post grado para gerentes de recursos naturales en la Universidad de las Indias Occidentales. El Instituto Caribeño de Recursos Naturales es actualmente el principal proveedor de capacitación en metodologías participativas para gerentes de recursos naturales. La Unidad de Gestión de Recursos Naturales de la Organización de Estados Caribeños del Este y el Programa Ambiental Caribeño del PNUMA, también brindan capacitación para gerentes de recursos a nivel regional.

Los medios de comunicación masiva de la región son un vehículo importante, a pesar de ignorado, para crear apoyo público para la gestión de recursos naturales y para comunicar la información referente al medio ambiente. Considerando que en alguna ocasión los medios de la región otorgaron una baja prioridad a los problemas ambientales, la situación está cambiando como consecuencia de la aceptación de una más amplia definción de los temas ambientales y la apreciación de tales temas como ligados al desarrollo social y económico (Rudder et al. 1995). En Barbados, por ejemplo, el Diario de la Nación y la Radio Voz de Barbados lanzarán en enero del 2000 una campaña de concientización con duración anual, Verdeando a Barbados. Esta iniciativa impulsada por los medios tiene como finalidad informar y educar al público sobre temas clave, así como movilizar al apoyo del sector privado para proyectos ambientales nacionales. Sin embargo, a pesar del creciente interés de los medios en reportar sobre los temas ambientales y del desarrollo, y del reconocimiento de los gestores de recursos naturales y de los educadores ambientales sobre el importante papel que juegan los medios masivos en brindar información a las audiencias generales y en formar opinión pública, aún es limitada la habilidad de la mayoría de los periodistas caribeños para comunicar sobre temas ambientales.

El Anexo I, en formato de tabla, indica las organizaciones y agencias con la capacidad de instrumentar aspectos de un amplio programa EET, junto con su audiencia objetivo y área particular de competencia. A nivel nacional, en la mayoría de los países de la región hay por lo menos una ONG nacional involucrada en EE con capacidad de instrumentar actividades que beneficien a escuelas, grupos comunitarios y al público en general. Los ejemplos incluyen al Grupo de Conciencia Ambiental de Antigua y Barbuda, al Fondo de Desarrollo y Conservación de Jamaica, al Fideicomiso Nacional de Sta. Lucía, y a Promociones de Proyectos Ltd (Sn. Vicente y las Granadinas). Dentro de los gobiernos de la región, el involucramiento y la capacidad para el EE pueden residir dentro de un rango de ministerios y departamentos. En Sta. Lucía, por ejemplo, el Ministerio del Medio Ambiente y el Departamento de Silvicultura y Pesca juegan parte activa en el EE. El Ministerio del Medio Ambiente se ha dado a la tarea de desarrollar un marco nacional educativo sobre el medio ambiente, que esperan completar para marzo del 2000.


2. Relación con el Marco de Programa
UNF y criterios del Proyecto


Este proyecto se relaciona al área de prioridad UNF sobre medio ambiente. Su enfoque sobre educación y capacitación ambiental se relaciona específicamente a los criteros de prevención de la Fundación. Una de las premisas sobre la cual se base es que una población más informada en cuestión de medio ambiente hará y demandará decisiones sobre la asignación y uso de los recursos naturales de la región que estén en armonía con los principios del desarrollo humano sostenible. Adicionalmente, el proyecto reconoce la necesidad de maximizar el efecto multiplicador como clave para el éxito de la educación y la capacitación. Por lo tanto, el proyecto fija como sus objetivos a los multiplicadores de información y combina inciativas regionales con proyectos piloto nacionales con potencial para réplica y demostración.

3. Propósito y objetivos del Proyecto


Este proyecto está siendo desarrollado en apoyo al Programa de Acción para el Desarrollo de Pequeños Estados Insulares (SIDS/POA – siglas en inglés) y su instrumentación en el Caribe.

3.1. Propósito


El propósito es cambiar la forma en que la gente del Caribe se relaciona a su medio ambiente aumentando su comprensión del nexo entre gestión de recursos naturales y desarrollo económico con el bienestar.

3.2. Razón Fundamental


Este proyecto ha sido desarrollado para versar sobre las siguientes necesidades regionales:

a) Formar la capacidad de los maestros en todas las disciplinas y a todos los niveles para integrar temas ambientales en su labor.

b) Hacer que estén disponibles y accesibles los materiales de enseñanza relevantes y apropiados.

c) Promover el desarrollo de marcos educativos ambientales a nivel nacional.

d) Fomentar el apoyo popular y la participación para la gestión ambiental

e) Facilitar la transferencia de destrezas a los trabajadores de los medios de comunicación, para que puedan reportar de manera eficaz sobre el medio ambiente.

Un enfoque regional sobre la formación de capacidad y el desarrollo de materiales para el EE en el Caribe se justifica por la necesidad de promover la difusión de información y el intercambio entre los estados insulares de la región que están confrontando amenazas y retos similares en materia de gestión ambiental. Tal manera de actuar enfatiza la naturaleza regional del problema y maximiza los recursos humanos y financieros.

3.3. Objetivos


Los objetivos específicos de este proyecto son:

a) desarrollar actividades nacionales deeducación y capacitación ambientalque contribuyan a consolidar la integración armónica del desarrollo económico y social con la protección del medio ambiente en la subregión del Caribe Insular;

b) fortalecer las capacidades y recursos humanos nacionales de las instituciones de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo;

c) mejorar la pedagogía de los temas ambientales en el Caribe a través de la capacitación de maestros, el desarrollo de materiales y la incorporación de temas ambientales en la curricula de todos los niveles;

d) reforzar el apoyo de la sociedad civil y su participación en la gestión de recursos naturales a través de la capacitación de gerentes de recursos naturales y la provisión de ayuda técnica y apoyo financiero a iniciativas de gestión de recursos basadas en la comunidad;

e) fomentar la cooperación regional para tratar con los problemas y asuntos que confrontan al Caribe compartiendo información sobre temas regionales a través de los medios de comunicación masivos y de la curricula educativa; y



  1. establecer estrategias para facilitar el intercambio de experiencias nacionales en materia de educación y capacitación ambientales entre los PEID de la región del Caribe.

4. Beneficiarios


Los beneficiarios de este proyecto son los gobiernos y las personas del Caribe. Este proyecto pretende tener un efecto multiplicador y por lo tanto tendrá como objetivo estratégico a las instituciones nacionales y regionales de educación y capacitación, a la educación gubernamental y no gubernamental y a las agencias de gestión de recursos naturales, así como a los medios masivos de comunicación.

5. Indicadores de éxito


Corto plazo:

  • Incorporación de temas ambientales en la curricula a niveles primarios, secundarios y terciarios

  • Desarrollo de materiales de capacitación y otros pedagógicos para el EE formal y no formal

  • Cien educadores entrenados en técnicas EE

  • Diez y seis gerentes de recursos entrenados en metodologías participativas

  • Aumento de la cantidad y mejor calidad de los reportes ambientales en los medios de información del Caribe

  • Cuarenta y cinco periodistas entrenados en el reportaje ambiental

Largo plazo:

  • Políticas ambientales y programas educativos más efectivos

  • Mayor participación comunitaria en la gestión de recursos naturales

  • Menor degradación de los recursos naturales

6. Proceso observado en la identificación/
formulación del Proyecto


El presente documento de proyecto para el desarrollo de un proyecto regional de educación y capacitación ambiental de los países del Caribe, ha considerado los siguientes objetivos y contenidos:

  • Elaborar un diagnóstico y evaluación de las necesidades de educación y capacitación, referidas a los problemas ambientales prioritarios de la subregión, incluyendo los de contaminación, conservación y manejo sustentable de sus recursos naturales.

  • Tomar como punto de referencia el compendio de proyectos formulado por los Pequeños Estados Insulares del Caribe (SIDS), en particular los referidos a educación y capacitación ambiental.

  • Hacer una evaluación de las capacidades institucionales existentes, así como de necesidades y estrategias para el desarrollo de actividades de educación y capacitación ambiental, incluyendo capacidades del sistema educativo, diseño curricular, estrategias educativas, cooperación interinstitucional, elaboración de materiales educativos y desarrollo de proyectos y actividades piloto.

  • Desarrollar un programa con propuestas específicas de actividades calendarizadas y presupuestadas, a ser desarrolladas en diferentes niveles y ámbitos del sistema educativo: educación básica, capacitación técnica, educación superior (universidades), capacitación profesional, educación no formal y capacitación comunitaria para la gestión participativa de los recursos naturales.

Tanto como fue posible, las actividades se identificaron de entre un grupo de proyectos que habían sido preparados para el compendio de propuestas de proyecto SIDS, en base a su relevancia regional o nacional, a las necesidades identficadas en este documento y a la capacidad de las instituciones para llevar a cabo las actividades propuestas 12. Se desarrollaron actividades de proyecto adicionales para complementar los proyectos SIDS y cumplir con las necesidades que no eran abordadas por ninguna de las propuestas SIDS. En casi todas las instancias, estas actividades ya estaban en fase de planificación o conceptualización por parte de las agencias instrumentadoras. Todas las actividades son relevantes a los programas de las agencias instrumentadoras. Las actividades en este documento se desarrollaron en consulta con los aquí enlistados:

  • Centro Caribeño para la Administración del Desarrollo

  • Consorcio Caribeño de Universidades para la Gestión de Recursos Naturales

  • Red de Reporteros Ambientales Caribeños

  • Instituto Caribeño de Medios y Comunicación

  • Grupo de Conciencia Ambiental de Antigua y Barbuda

  • Promociones de Proyecto Ltd.

  • Fideicomiso Nacional de Sta. Lucía

  • Dr. LaVerne Ragster, Universidad de las Islas Vírgenes

  • Asociación de Conservación Caribeña

  • Comité Nacional para la Educación Ambiental (Jamaica)

  • Unidad Coordinadora Regional del Programa del Medio Ambiente Caribeño del PNUMA

En el Anexo II se muestra una lista de todos los contactos.

7. Estrategia de proyecto y
arreglos de instrumentación


El proyecto usa un efecto multliplicador para llegar a una amplia muestra representativa de la población a través de los siguientes medios:

a) Sensibilización y formación de la capacidad de los agentes primarios del cambio (maestros, los medios, las ONGs y facilitadores de los procesos de gestión de recursos),

b) Desarrollo de materiales EET culturalmente apropiados que puedan usarse en contextos variantes, y

c) Desarrollo y documentación de formas de actuar locales y nacionales replicables.

El proyecto combina la construcción de capacidad con el desarrollo de materiales y experiencias de aprendizaje de primera mano para educadores y comunicadores. Asimismo comprende una serie de actividaes regionales complementadas por selectos proyectos piloto nacionales, mismos que se desarrollarán con vista a la adaptación a otras islas. Las actividades regionales serán coordinadas por organizaciones con un mandato regional y las actividades nacionales por organizaciones locales. En el Anexo III aparece una lista completa de actividades, y la información sobre cada una de las organizaciones instrumentadoras aparece en el Anexo IV. La gestión general del proyecto será responsabilidad de la Oficina Regional del PNUMA para América Latina y el Caribe. El proyecto se instrumentará en un período de cinco años, de julio del 2000 a junio del 2005.

7. 1. Componentes

7.1.1. Reforzamiento de la pedagogía en asuntos ambientales


El reforzamiento de la pedagogía en asuntos ambientales requiere de acción en dos áreas principales: capacitación para los educadores sobre temas ambientales y desarrollo del currriculum EE y la producción de materiales adecuados para la enseñanza nativa, mismos que introduzcan temas ambientales a un rango de disciplinas en el curriculum. Una contribución importante de este proyecto será la investigación emprendida por el Consorcio de Universidades Caribeñas para la Gestión de Recursos Naturales (CCUNRM – siglas en inglés) sobre las actitudes y percepciones ambientales y cómo éstos afectan la transferencia del EE en la región. Ninguna investigación similar se ha emprendido en la región, y los datos e información recopilados informarán no sólo a la elaboración de actividades del proyecto sino a la transferencia del EE en el Caribe en general.

Este proyecto abordará la necesidad de aumentar la capacidad de los educadores para enseñar EE a través de una serie de talleres de desarrollo curricular regional para maestros principales y la producción de un módulo EE para maestros aprendices. Estas actividades regionales se complementarán con proyectos piloto nacionales para entrenar a los maestros y desarrollar materiales en Antigua y Granada.

El proyecto versará sobre la necesidad de desarrollar los materiales a través de la producción de un módulo para uso a nivel universitario. El módulo se desarrollará para uso en los cursos de gestión y empresariales a través de la región, teniendo como objetivo el desarrollo de conjuntos de gerentes y líderes de empresa con conciencia ambiental.

El proyecto también incluirá el desarrollo de un curso sobre reportaje ambiental para estudiantes de comunicación a niveles de grado y diploma, del Instituto Caribeño de Medios y Comunicación de la Universidad de las Indias Occidentales y la publicación, en inglés y en español, de un manual sobre reportaje ambiental para uso como texto de aula y referencia en el campo.

Un proyecto piloto nacional se basará y se expandirá sobre un programa de gestión de árboles y silvicultura en las escuelas, mismo que ha sido instrumentado con éxito de dos escuelas secundarias a tres escuelas secundarias adicionales en Antigua. Esta actividad combinará la capacitación práctica en gestión de árboles para los estudiantes con la revisión y pruebas de campo de un módulo de enseñanza para maestros. Este proyecto piloto tiene fuertes posibilidades de réplica en cualquer otro lugar de la región.

La actividad de desarrollo del curriculum regional con el CXC es necesaria, pero ningún proyecto u organización regional han sido identificados. Sin embargo, como se mencionó previamente, el CCA ha empezado un diálogo con el CXC en este contexto.



Audiencias objetivo: educadores, estudiantes universitarios

Audiencias secundarias: estudiantes de primaria y secundaria

7.1.2. Formación de programas nacionales de educación ambiental


La ausencia de marcos nacionales de EE en varios países de la región ha resultado en enfoques ad hoc al EE por múltiples participantes con impacto mínimo. Es necesario que los gobiernos asuman un papel de liderazgo en el desarrollo de marcos y políticas para el EE que apoyen los objetivos de desarrollo nacional sostenibles. Asimismo, existe la necesidad de apoyo regional a las iniciativas nacionales para facilitar la difusión de información y experiencias. Actualmente no existen tales proyectos a nivel regional. El proyecto propuesto por NEEC/CIDA pudiera llenar el nicho, pero no se ha identificado una organización regional líder competente.

A medida que se desarrollan las actividades del proyecto, sería importante tomar en consideracion las inciativas del CCA y NEEC para establecer un programa regional EET y su marco respectivamente. Los coordinadores de proyecto deben mantener estrecho contacto y comunicación abierta con quienes proponen las dos iniciativas para asegurar que se complementen al máximo.

En respuesta a la necesidad de marcos nacionales para EET, el proyecto apoyará un proyecto piloto nacional para desarrollar un marco comprensivo para el EE formal y no formal en Trinidad y apoyar una iniciativa nacional en Sta. Lucía, que se espera nutra al marco nacional EE que se está desarrollando allí.

Audiencias objetivo: Ministerios relevantes, departamentos gubernamentales y ONGs

Audiencia secundaria: público en general

7.1. 3. Apoyo a la participación pública documentada sobre asuntos medioambientales


La creciente participación en la gestión de recursos naturales se justifica por el frecuente fracaso y falta de adecuación de los enfoques convencionales de arriba hacia abajo frente a la gestión ambiental y a la creciente concientización sobre la necesidad de participación en la gestión de los recursos por parte de la comunidad y de los grupos usuarios. De hecho, el caso para tal participación es multifacético y apremiante, con su razón principal incluyendo tales cosas como: gestión de eficiencia y efectividad, respuesta a las necesidades comunitarias; integración de las preocupaciones ambientales en un contexto de desarrollo más amplio, la incorporación del conocimiento popular y su sabiduría en los sistemas de gestión formales y el habilitamiento de la comunidad. Mientras que hay un creciente reconocimieto de la importancia que tiene la participación en la gestión de recursos, y a menudo un genuino deseo de instrumentar arreglos de gestión participativa, incluyendo co-gestión, el concepto de participación continúa siendo mal comprendido por muchos profesionales de la gestión de recursos. Además, debido a que los procesos participativos implican una forma diferente de hacer negocios, muchos profesionales quienes pueden desear estimular los arreglos participativos a menudo no cuentan con la habilidad o las herramientas necesarias para fomentar y facilitar el involucramiento equitativo de la comunidad y del grupo usuario en la gestión de recursos.

Las actividades de este componente del proyecto están diseñadas para aumentar la participación popular y el apoyo para la gestión de recursos:

a) aumentando la conciencia sobre códigos y tratados ambientales clave entre los participantes relevantes de la sociedad civil

b) construyendo la capacidad de los gerentes de recursos para facilitar los procesos de gestión de recursos naturales participativos y colaborativos, y

c) movilizando la participación comunitaria en la gestión de recursos naturales.

Las actividades propuestas incluyen la publicación y diseminación de versiones populares de tres convenciones internacionales que han sido ratificadas por países de la región, con el propósito de promover la ejecución de la legislación nacional, formar conciencia pública ampliamente difundida y apoyo a las convenciones y su aplicación local. También incluyen un taller regional de capacitación y ayuda técnica en metodologías participativas para gerentes de recursos naturales y ONGS así como aumento de la capacidad a nivel comunitario en San Vicente y las Granadinas, para promover la participación y el liderazgo en la gestión de los recursos naturales.

Ninguno de los proyectos propuestos que traten exclusivamente con el sector de negocios fueron identificados durante la elaboración de este documento de proyecto. Pero dada el gran desarrollo de turismo en todos los países de la region, se recomienda que una actividad en este sentido sea desarrollada. La Asociación Caribeña para el Turismo Sustentable y la Organización de Turismo Caribeño son dos de los posibles socios .para tal actividad.

Audiencias objetivo: agencias de gestión ambiental y organizaciones gubernamental y no-gubernamentales en recursos naturales, grupos comunitarios en San Vincente y las Granadinas.

Audiencia secundaria: grupos comunitarios e instituciones regionalmente.

7.1.4. Formación de la capacidad de los medios de comunicación del Caribe para reportar sobre el medio ambiente.


Mejorar los reportajes sobre el medio ambiente en los medios de comunicación del Caribe es crítico para aumentar el conocimiento del público sobre los temas ambientales y de desarrollo que son clave en la región, y para apoyar la gestión de los recursos naturales. Este componente del proyecto está diseñado para mejorar de manera importante la calidad y cantidad de los reportajes ambientales en el Caribe a través de lo siguiente:

a) desarrollo de la capacidad y del material sobre reportaje ambiental para estudiantes de periodismo y para trabajadores en los medios de comunicación;

b) reforzamiento de una red regional existente de reporteros ambientales; y

c) aumento en la capacidad del personal ONG para usar a los medios masivos para educación ambiental y comunicación.

A la fecha, no ha habido investigación y análisis extensivo de la calidad y cantidad del reportaje ambiental por los medios caribeños. Por lo tanto, al principio del proyecto, el CARIMAC conducirá un análisis del contenido y una encuesta de las prioridades de los medios para comprender mejor el medio ambiente en el cual el proyecto se instrumentará, y moldear a la medida las intervenciones de acuerdo a éste. Al final de este proyecto con duración de cinco años, el CARIMAC revisará la efectividad de esta intervención contra los datos de base reunidos al principio del proyecto.

Las actividades incluirán una serie de talleres sobre reportaje ambiental para profesionales de los medios, el desarrollo de un curso a nivel universitario y un manual sobre reportaje ambiental (previamente descrito en la sección 7.1.1), cursos sobre técnicas de comunicación en los medios para personal ONG y una serie de actividades para reforzar a la Red de Reporteros Ambientales Caribeños (CERN – siglas en inglés).



Audiencia objetivo: estudiantes de medios de comunicación, trabajadores de los medios, la Red de Reporteros Ambientales Caribeños

7.1.5. Difusión de información regional sobre el medio ambiente


A pesar de que existe un monto substancial de información sobre tópicos ambientales producido en la región, en muchas instancias esta información está sub-utilizada ya que no se hace accesible a todas las personas que la pueden usar. Además, con frecuencia no está en un formato que se adapte fácilmente a los propósitos de educación y capacitación. Al mismo tiempo, no hay suficiente difusión de la información sobre aquellos temas que son comunes a la región y a sus sub-regiones. Por lo tanto, este componente del proyecto propone establecer mecanismos que facilitarán el acceso a la información y contribuirán a la difusión de la información sobre temas comunes con el propósito de formar la comprensión de la naturaleza regional de varios de los problemas que confrontan a estados individuales, así como promover soluciones.

Las actividades específicas desarrolladas para tratar con estas necesidades son el establecimiento de un sitio de red EE regional así como programación radial y televisiva sobre temas ambientales y del desarrollo. Ninguna organización instrumentadora para el proyecto del sitio de red emergió durante esta consulta, pero se sugiere que el UNFPA-RCU puede ser abordado para tomar esta iniciativa.



Audiencia objetivo: educadores ambientales, público en general.

8. Coordinación, monitoreo y evaluación


La instrumentación y el desarrollo de este proyecto serán verificados de forma permanente por la ORPALC y por los Puntos Focales Nacionales en los países de la región. Sera evaluada periódicamente por el Comité Técnico Interagencial del Plan de Acción Regional para el Medio Ambiente y por las Juntas Intersesionales del Foro de Ministros para el Medio Ambiente. Estas evaluaciones se presentarán a la XII Reunión del Foro de Ministros.

Para la coordinación efectiva del proyecto, el PNUMA y los Ministerios de Medio Ambiente deberán tomar las siguientes acciones:



Designación de centros coordinadores nacionales para la educación y la capacitación ambiental

Los Puntos Focales Nacionales (PFNs) del PNUMA de cada país, deberán designar un centro coordinador y promotor nacional de la educación y capacitación ambiental, según las especificidades de cada país.



Conformación en cada país del Comité Nacional de Educación Ambiental

Cada país, según sus especificaciones y características, creará un comité, grupo o similar de carácter nacional, que preferentemente deba ser lidereado por el centro coordinador, en función de integrar las acciones relativas a la conscientización de la población; la educación formal y no formal; la capacitación técnica y la formación profesional.



Registro de Centros Coordinadores

La Oficina Regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (ORPALC-PNUMA), elaborará un directorio de centros coordinadores para la educación y capacitación ambiental en la subregión del Caribe, a partir de la información recabada por los PFNs.



Taller regional de consulta sobre la coordinación e implementación del proyecto con los Centros Coordinadores Nacionales, instituciones y actores principales

Este taller permitirá afinar el diagnóstico de necesidades e identificación de proyectos, establecer mecanismos de coordinación subregional y acordar estrategias conjuntas de financiamiento.



Talleres subregionales sobre temas específicos de mayor relevancia subregional

Estos talleres estarían orientados al intercambio de experiencias sobre las actividades desarrolladas por el proyecto, con el propósito de fomentar su efecto multiplicador, difusión y aplicación en los diferentes países de la subregión, así como para planificar actividades conjuntas.



Creación de un Comité Evaluador de la marcha del proyecto

Las agencias ejecutoras del proyecto serán asistidas por un Comité creado para evaluar la marcha del proyecto, según lo aprobado en el mismo, el que estará formado por las agencias implementadoras, el Comité Técnico Interagencial del Foro de Ministros de América Latina y el Caribe y los Puntos Focales Nacionales del PNUMA. Estas serán presentadas a las reuniones del Comité Técnico Interagencial y a las reuniones del Comité Intersesional del Foro de Ministros. Con base en estas evaluaciones se prepararán los informes que serán presentados a las reuniones del Foro de Ministros de Medio Ambiente.


9. Resultados del proyecto

9.1. Resultados


  • Módulos para instructor a nivel universitario y auxiliares de enseñanza/material de apoyo (regional);

  • Módulos de instructor a nivel primaria y secundaria y auxiliares de enseñanza/material de apoyo (nacional);

  • Materiales educativos no formales (regional y nacional);

  • Curso de capacitación para gestores de recursos (regional);

  • Curso de capacitacion en comunicación ambiental para periodistas y ONG (regional);

  • Cursos de capacitación para maestros (regional y nacional);

  • Programas de radio y televisión (regional y nacional).

9.2. Resultados asociados


  • Centros coordinadores y comités nacionales de educacióny capacitación ambiental.

  • Creación de redes nacionales de educación y capacitación ambiental en los países insulares del Caribe.

  • Registro de los centros coordinadores e instituciones nacionales promotoras y ejecutoras de la educación y capacitación ambiental en los países insulares del Caribe.

  • Diagnósticos nacionales actualizados sobre el estado de la educación y capacitación ambiental.

  • Bases de datos sobre proyectos y actividades de educación y capacitación ambiental.

9.3. Efectos


Se espera que este proyecto resulte en lo siguiente:

  • Mejor transferencia del EE como resultado de la mayor capacidad de los educadores y trabajadores de los medios para transferir conocimiento sobre el medio ambiente:

  • Integración del EE a través de las disciplinas en el sistema educativo formal;

  • Mayor reportaje sobre el medio ambiente caribeño y mejor calidad de los reportes en los medios;

  • Mayor disponibilidad de materiales de educación y capacitación culturalmente apropiados

  • Mayor conciencia de los temas críticos nacionales y regionales sobre el medio ambiente y desarrollo entre la gente del Caribe.

10. Factores y riesgos externos


Este proyecto se basa en las siguientes premisas:

a) el financiamiento necesario para la instrumentación estará disponible,

b) se asegurará el compromiso de los gobiernos nacionales, y

c) las audiencias objetivo serán y estarán deseosas de partcipar como se espera

Hay poco riesgo de que las organizaciones nacionales y regionales identificadas para instrumentar las actividades del proyecto no cuenten con la capacidad para hacerlo. Cada organzación ha demostrado competencia en el área en que se proponen trabajar. Para asegurar el compromiso de los gobiernos nacionales y de otras instituciones regionales hacia este proyecto, será importante para el proceso de desarrollo del proyecto incluir mecanismos para consulta y edificación de consenso. De manera similar, la instrumentación de todas las actividades del proyecto debe ser participativa y colaborativa para asegurar la propiedad y receptividad de las audiencias objetivo.

11. Propósitos caritativos - justificación para UNF


Este proyecto contribuye al avance de la educación en el Caribe debido a que, como se planteó en los objetivos del proyecto en la sección 3.2, espera mejorar la pedagogía de los temas ambientales en el Caribe. También contribuye a aminorar las cargas del gobierno reforzando el apoyo de la sociedad civil para la participación en la gestión de recursos naturales.

Además, el proyecto busca fomentar la cooperación regional para tratar con los problemas y asuntos que confronta el Caribe.


12. Actividades, presupuesto e itinerario


Actividad

Agencia

Años del Proyecto

Costo







1

2

3

4

5

US$

1. Reforzamiento de la pedagogía sobre asuntos medioambientales

Proyecto de investigación sobre actitudes y capacitación ambiental EE

CCUNRM

X













30,000

Asistencia técnica al desarrollo del curriculum

CCUNRM




X

X

X

X

65,000

Módulo sobre enseñanza del ambiente

CCUNRM




X

X







15,000

Capacitación de maestros –
Programa piloto de Antigua

EAG

X

X










20,000

Capacitación de maestros –
Programa piloto de Granada

Ministerio de Educación de Granada
















60,000

Módulo universitario para estudiantes de comercio

CCUNRM
















15,000

Curso sobre reportaje ambiental

CARIMAC










X

X

10,000

Manual sobre reportaje ambiental

CARIMAC

X

X

X

X

X

10,000

Proyecto escolar de capacitación en silvicultura (Piloto Nacional – Antigua)




X

X










18,000

Sub-total



















243,000


2. Construcción de programas nacionales para la educación medioambiental

Sistema EE nacional para Sta. Lucía: Desarrollo institucional (75,000); Elaboración de Materiales EE (60,000): Micro donaciones (40,000)

Fideicomiso Nacional de Sta. Lucía

X

X

X

X

X

175,000

Aprendiendo para la vida sostenible Trinidad yTobago

Ministerio de Información, Trinidad y Tobago

X

X

X

X

X

100,000

Sub-total



















275,000

3. Apoyo de la participación pública documentada sobre temas ambientales

Conciencia pública para la instrumentación y ejecución de códigos ambientales

CARICAD

X

X










50,000

Taller de capacitación para profesionales de nivel medio en gestión de recursos

CANARI

X













50,000

Asistencia técnica para gestión de recursos participativa y colaborativa

CANARI

X

X










60,000

Gestión Comunitaria de los Recursos

Promoción de Proyectos

X

X

X

X

X

100,000

Sub-total



















270,000

4. Construcción de la capacidad de los medios caribeños para reportar sobre el medio ambiente

Cursos de producción de reportajes medioambientales

CARIMAC




X

X

X




50,000

Reuniones y seminarios anuales del CERN; comunicación y redes entre miembros del CERN

CERN & CARIMAC

X

X

X

X

X

30,000

Cursos de comunicación ambiental ONG







X

X







30,000

Investigación de análisis de contenido regional




X










X

50,000

Sub-total



















160,000

5. Difusión de información regional sobre el medio ambiente

Sitio de red EE

UNEP-CEP
















17,000

Serie radial regional

CERN




X

X

X

X

45,000

Programación televisiva

CERN/CARIMAC/CBU




X

X

X

X

100,000

Sub- total



















162,000

Total del Proyecto



















1,100,000

13. Referencias Citadas

A. Publicaciones


Moore, E.A. y Ortiz. Sin fecha. Un Resúmen de la Necesidad, Calidad y Extensión de la Educación Ambiental en las Ecuelas Primarias y Secundarias del más Amplio Caribe. Joy Rudder (editor). 39 pp.

Renard, Y. 1992. Participación Popular y Responsabilidad Comunitaria en la Gestión de los Recursos Naturales: Un Caso de Sta. Lucía. Comunicación CANARI No. 17. Instituto Caribeño de Recursos Naturales, Sta. Lucia. 30 pp.

Rudder, J., C. Springer y C. Howell. 1995. Una Estrategia para la Educación Ambiental y las Comunicaciones para el Caribe. Asociación de Conservación Caribeña, Barbados, 57 pp.

Fideicomiso Nacional de Sta. Lucía. 1998. Hacia el Establecimiento de un Sisema Nacional para la educación Ambiental en Sta. Lucía. Documento del concepto de proyecto preparado para compendio SIDS. Fideicomiso Nacional de Sta. Lucía, Sta. Lucía. 6 pp.

Naciones Unidas. 1992. Agenda de la Reunión Cumbre sobre la Tierra 21: El Programa de Acción de Rio de las Naciones Unidas, Nueva York. 294 pp.

B. Comunicación personal


Ms. Gillian Cooper, Grupo de Concientización Ambiental de Antigua y Barbuda

Dr. Alida Ortiz, Universidad de Puerto Rico

Dr. LaVerne Ragster, Universidad de las Islas Vírgenes



Anexo I


Participantes en la
educación ambiental regional

  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje