Página principal

Colocación de un escudo de la capital del reino y bandera de castilla en el villa de madrid publicado en el apartado


Descargar 12.76 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño12.76 Kb.






COLOCACIÓN DE UN ESCUDO DE LA CAPITAL DEL REINO Y BANDERA DE CASTILLA EN EL VILLA DE MADRID
Publicado en el apartado

Serviola de todas las latitudes”.



Revista Rumbo, nº 40, de enero de 1952.

Colocación de un escudo de la capital del Reino y bandera de Castilla a bordo del Villa de Madrid.




A bordo del Villa de Madrid, en el puerto de Barcelona, tuvo efecto el solemne acto de colocar el escudo de la capital del Reino en el salón de música, y la bandera morada de Castilla, en el comedor de primera clase del hermoso navío.

El presidente del Consejo de Administración de la Compañía Trasmediterránea, excelentísimo señor don Ernesto Anastasio; director gerente, señor Cencillo de Pineda, rodeados del capitán y oficialidad de la motonave Villa de Madrid.

Asistieron al acto el 2º Comandante de Marina don Ángel Gamboa; el gobernador civil, don Felipe Acedo; coronel don José F. Marchena, por el capitán general de la IV Región; prelado de la diócesis, reverendísimo doctor, don Gregorio Modrego; alcalde accidental de la ciudad, don Alfredo de Casanova; presidente de la Diputación, don Joaquín Buxó; jefe superior de policía, teniente coronel Albert Rodríguez, y administrador de la Aduana, don Máximo R
obles.

Don Ernesto Anastasio, en el discurso de agradecimiento de la ofrenda hecha al Villa de Madrid del escudo de la capital y bandera de Castilla.

En representación de la capital del Reino asistieron a la ceremonia el alcalde don José Moreno Torres, conde de Santa Marta de Babio, con el presidente de la Diputación Provincial, don Mariano Osorio Arévalo, marqués de la Valdavia, y el teniente de alcalde don Luís Calvo Sotelo.

Por la Compañía Trasmediterránea el presidente del Consejo de Administración, don Ernesto Anastasio; director gerente, señor Cencillo de Pineda; delegado del Estado, almirante Abarzuza; secretario general y procurador en Cortes, don Fernando Canals; consejeros don Julio Muñoz Ramonet, don Joaquín Tintoré, don Andrés Arroyo, don Manuel García del Moral y don Luís García Guijarro; capellán mayor de la Compañía, reverendo padre Fontanals; capitán del buque; don Francisco de Mugartegui; inspector general, c
apitán don Francisco Serra; inspectores señores Castro y Seguí; el ingeniero don Julio Isamat y toda la oficialidad del Villa de Madrid.

Autoridades y alto personal de la Compañía Trasmediterránea durante el acto de entrega del escudo de Madrid y bandera de Castilla a la nave que lleva el nombre de la capital del Reino.

Las citadas autoridades y demás personalidades se reunieron en el salón de música, en el que el alcalde de Madrid descubrió el magnífico y artístico escudo de la capital de España, diciendo que para él era motivo de gran emoción encontrarse en Barcelona con objeto de hacer entrega a la motonave Villa de Madrid, de los símbolos representativos de la capital del Reino. Añadió que, como hombre de tierra adentro, no se creía con dotes suficientes para hacer un discurso ante un auditorio tan versado en las cosas del mar, por lo que se limitaba a aludir el Derecho Internacional que considera a las naves como parte integrante de la patria que representan, y que, en este caso, considero –dijo- este buque como una parte de M
adrid, navegando entre la metrópoli y ese florón de la patria que son las islas Canarias.

Dos marineros del Villa de Madrid, junto al escudo que, ofrecido por el Ayuntamiento de la capital, fue colocado en el salón de música del mencionado buque.

Este acto –terminó, dirigiéndose al capitán del buque- es como si Castilla se asomara al “Mare Nostrum” por el que tantas naves circularon con el pendón morado de Castilla, y advertid –agregó- que confiamos plenamente en que llevaréis siempre con honor estas insignias y que desde este momento estaréis permanentemente en el corazón de Madrid.

El Presidente del Consejo de Administración de la Compañía Trasmediterránea, don Ernesto Anastasio contestó al alcalde de Madrid. Expresó su satisfacción por el honor que Madrid ha dispensado al barco que lleva su nombre, y lamentó que circunstancias diversas hayan demorado durante años la celebración del acto simbólico y emotivo que se celebraba. Afirmó que el Villa de Madrid ostentará con orgullo el escudo y la bandera de Castilla y que la dotación del buque sabrá corresponder al honor que la capital de España le concede con la donación de tan preciados distintivos, depósito que guardará como el más preciado tesoro.

Con palabras elocuentes el señor Anastasio se refirió seguidamente al régimen que se sigue para establecer la nomenclatura de los buques, para lo que se inspira, en ocasiones, sobre gestas históricas, hechos patrióticos, nombres de constelaciones celestes, accidentes geográficos, etc., y así vemos, añadió, como existen flotas en las que figuran nombres de ríos, cabos, mares, ciudades y estrellas, como en otras ocasiones son nombres de ilustres personalidades de la vida nacional.

Terminó haciendo votos para que el buque siga ostentando el nombre de la Villa de Madrid durante toda su vida, hasta el desguace, y sea fiel depositario de los símbolos que le entregaba el alcalde de la capital del Reino, señor Moreno Torres.

Seguidamente, a los acordes del Himno Nacional, fue entregada la bandera morada al capitán del buque, señor Mugartegui, quien, acompañado de todos los oficiales a sus órdenes, pasó a colocarla en la vitrina que al efecto estaba colocada en el salón comedor de primera clase, y en cuya cúspide figura un magnífico busto, en bronce, de S.E. el Jefe del Estado.







La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje