Página principal

Cervantes y lo judío Indicios judío-conversos dejados por Cervantes en el Quijote


Descargar 135.42 Kb.
Página1/7
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño135.42 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7
Cervantes y lo judío

Indicios judío-conversos dejados por Cervantes en el Quijote


Pablo A. Chami

Índice


Indicios judío-conversos dejados por Cervantes en el Quijote 1

Índice 1


Introducción 2

Contexto histórico 4

Breve Biografía de Cervantes 5

Algunas cuestiones antes de iniciar el análisis del texto 6

Análisis de la portada y el título 8

Prólogo y poesías que encabezan la obra 10

Primera parte 11

Segunda Parte 19

Observaciones 28

Palabras que no usa Cervantes 29

Lo Judío: 31

Polémica cervantina 32

Conclusiones 34

Bibliografía 36




Introducción






En el año 2005 se cumplieron 400 años de la publicación de la primera parte del Quijote. En esa oportunidad se publicaron numerosos trabajos acerca de la obra y del autor. En algunos de ellos se señaló el posible origen judeoconverso de Miguel de Cervantes Saavedra. A pesar de todos estos libros y ensayos, no hay ninguno que haya analizado el texto del Quijote desde el punto de vista de un judío expulsado de España, de un converso o de alguien que conozca en profundidad la cultura y la historia de Sefarad.


Toda novela, toda obra de arte necesita de un autor pero está dirigida a un lector, a un observador. Cada lector interpreta la obra según sus conocimientos y según sus circunstancias. Como descendiente de una familia de esos judíos que optaron por el Exilio en 1492, y durante siglos conservaron la cultura y la lengua española, y además, como estudioso de esa cultura, de los siglos XV y XVI de España, de los genocidios de la Inquisición, puedo hacer una lectura del Quijote parecida a la de los judíos y conversos que leyeron la novela en España y el resto de Europa.

Para muchos españoles, el hecho de que el máximo exponente de su literatura en prosa del Siglo de Oro perteneciera a una familia de origen judío y, además, que en su obra dejara numerosos indicios que pudieran llevar a esa conclusión a sus correligionarios, no es muy aceptado. En las palabras de Américo Castro:

Me doy Cuenta de los obstáculos con los cuales ha de enfrentarse quien se propone encajar la obra Cervantina en sus auténticas circunstancias. Circunstancias hay siempre, por de contado, pero muchos lectores rehuirán enfrentarse con las de Cervantes —aunque salten a la vista y quiebren los ojos—, por el mismo motivo que muchos también se niegan a parar mientes en la, según algunos, auténtica realidad de los españoles. La de éstos y la del trasfondo de su literatura es antipática para muchos eruditos y para ciertos hispanólogos extranjeros. 1

Los estudiosos de Cervantes y su obra proponen muchas hipótesis acerca de su origen. Hay autores como Antonio Medina que asegura que una rama de su familia era de origen morisco.2 Otros, como Luis Lopez Pombo y Lugo,3 aseguran que su origen era de Galicia, en las montañas de León, aunque no lo considera de origen converso. Algunos niegan expresamente la ascendencia judía de Cervantes, es el caso de Krzysztof Sliwa, que en su libro Vida de Miguel de Cervantes Saavedra, considera equivocados a los que sostenemos una posible ascendencia judía de Cervantes.4 En cambio el especialista cervantino, Daniel Eisemberg, entiende que Cervantes era judío converso, y proporciona ciertos indicios importantes.5 Entre estos eruditos en la literatura de Cervantes se produjo una acalorada discusión acerca del posible origen converso de Cervantes. Puede leerse en Internet en el sitio del Coloquio Cervantes, dirigido por Kurt Reichenberger & A. Robert Lauer.6

Pero en este trabajo no voy a reseñar esa larga disputa sino que tomaré otro camino. Se trata de descubrir dentro del texto del Quijote las huellas dejadas por el autor que, ante una lectura atenta permite determinar pautas e insinuaciones que podrían denotar su ascendencia judía.

Caben entonces las siguientes preguntas:

¿Era Cervantes originario de una familia conversa? En caso afirmativo, ¿dejó claves en el Quijote para que otros judíos, conversos o no, las reconocieran? Es decir: ¿Hay en el Quijote un mensaje para los judíos y conversos de su época y también para la posteridad? ¿El gran éxito que tuvo la publicación del libro, pudo ser, en parte, debido a la identificación de estos judíos y conversos con lo escrito por Cervantes? ¿Hay en esta novela un mensaje críptico, reconocible sólo para algunos entendidos? ¿Hay en el Quijote cierto humor satírico hacia los valores de la España del siglo XVII? ¿Por qué querría Cervantes ocultar su ascendencia judía?

Intentaré en este trabajo responder a estas preguntas. Además, intentaré ordenar las menciones aisladas que surgen en distintos capítulos del texto, dejadas como indicios ocultos y disimulados al lector ingenuo, pero que saltan a la vista para un conocedor de la cultura sefardí y también, evidentemente, para los judíos y conversos que lo leyeron en la época en que se publicó.

Leí la obra luego de muchos años. Había leído partes de ella en los cursos de literatura de la escuela secundaria. Desde el comienzo vislumbré esas claves. Otras me fueron indicadas por amigos7, y por las lecturas de los que me precedieron en señalar estas sospechas.

Me basaré en la Teoría de los Indicios, esbozada por el historiador italiano, Carlo Ginzburg.8 Consiste en que, acumulando una suma de indicios, que muestran una realidad oculta o que se quiere ocultar, se puede estar cerca de la verdad. Reconociendo que esa verdad absoluta no existe y que nuevas pruebas, conocimientos o descubrimientos, pueden alterarla.




  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje