Página principal

Casas romanas emeritenses


Descargar 34.37 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño34.37 Kb.
CASAS ROMANAS EMERITENSES

Las casas romanas emeritenses hasta ahora conocidas y que pueden ser visitadas son varias: Casa del Mitreo, Casa del Anfiteatro, la llamada Casa Basílica del recinto del Teatro y las distintas casas encontradas en la zona de Morerías y en recinto de la Alcazaba.


Todas ellas pertenecen a aquellas en las que vivían los ciudadanos ricos, las llamadas domus . Estas casas prácticamente no tenían aberturas al exterior salvo la puerta. La luz y la ventilación se recibían a través de uno o varios patios interiores, a cuyo alrededor se organizaban las diversas estancias. El atrio, zona noble de la vivienda y patio dedicado a la vida pública, era porticado y con una abertura arriba (compluvium) por donde entraba el agua de lluvia que caía en un pequeño estanque central (impluvium).En un rincón del atrio estaba el larario u hornacina donde se situaban las imágenes de los antepasados, objeto de culto.

Al fondo del atrio, opuesto a la entrada, se hallaba una amplia sala (tablinum) que el dueño utilizaba como sala de audiencias y reuniones con personas no pertenecientes a la familia. Esta habitación comunicaba con el peristilo, patio ajardinado más amplio a cuyo alrededor se situaban las mejores habitaciones. La más importante era el triclinium o comedor.

Los baños o termas no tenían ubicación fija. Algunas casas tenían locales que daban a la calle: las tiendas o tabernae.


  • El otro tipo de vivienda urbana, de la que no se conserva ningún resto ni en Mérida ni en la región, era la insula, vivienda plurifamiliar, parecidas a nuestros bloques de pisos, pero de una calidad de construcción infinitamente inferior. Estas eran las viviendas de los grupos sociales más desfavorecidos, la gran mayoría de la población, por tanto las más numerosas y, sin embargo, debido a su deficiente construcción, tenemos muy pocos restos en la actualidad.

Como ya hemos dicho, en Mérida se conservan tan sólo casas del tipo domus y, a continuación, vamos a darles un breve repaso:



CASA DEL ANFITEATRO

Junto al Anfiteatro en 1947 se hallaron fortuitamente las ruinas de una considerable mansión romana situada extramuros. Se trata, por tanto, de una domus suburbana que, por su proximidad al monumento, fue conocida como Casa del Anfiteatro.

En realidad, el conjunto arqueológico comprende dos casas, la propiamente denominada Casa del Anfiteatro y la Casa de la Torre del Agua.


  • La primera de ellas es la que ofrece vestigios más completos. Contaba con una entrada que, a través de un pasillo o fauces, comunicaba con un patio porticado (peristilum ), verdadero núcleo de la mansión. En el centro existía un jardín (uiridarium ) con un pozo.

Otras dependencias interesantes son:




  • Una habitación en la que se han conservado unos interesantes restos pictóricos, obra, a lo que parece, del pintor local Quintosus.

  • Todo el conjunto de habitaciones alineadas a lo largo de uno de los pasillos del patio. De ellas cabe destacar la central, de planta rectangular, un comedor (triclinium) con un mosaico de excelente calidad, que muestra una representación de la diosa Venus con Eros y una escena de vendimia. Las habitaciones contiguas a esa central son más pequeñas y pueden ser consideradas cubicula o dormitorios.


La casa es de finales del siglo I d. C. , aunque sufrió diferentes reformas a lo largo del tiempo que estuvo ocupada. Se cree que se trataba de una residencia oficial de algún alto funcionario. Su abandono hubo de producirse a lo largo del siglo IV d.C., época en la que, sobre sus ruinas, se estableció una necrópolis.

La casa ha sido consolidada en algunas zonas. No obstante su estado de conservación es deficiente, con pinturas y mosaicos en mal estado.


  • La segunda, también edificada en el siglo I d.C., se sitúa junto a la actual entrada a los restos y convive con la torre de distribución de aguas del acueducto de S. Lázaro. Se conservan unas dependencias, entre las que cabe señalar la cocina, con su hogar y diversas habitaciones de servicio.

El conjunto se completa con unas habitaciones de uso termal, que fueron establecidas a lo largo del muro del acueducto de San Lázaro. Se conserva la infraestructura del sistema de calefacción subterránea (hypocaustum) de una habitación destinada al baño de agua caliente (caldarium ).






CASA BASÍLICA (Casa del Teatro)

Durante las excavaciones practicadas en el Teatro Romano de Mérida, aparecieron las ruinas de una mansión levantada en la zona contigua al muro occidental del pórtico situado detrás de la escena del monumento. Junto a la casa aparecieron unas ruinas de unas posibles termas. El hecho de que una de sus habitaciones estuviera rematada por un ábside y decoradas con figuras humanas sobre peanas (¿santos?) hizo pensar a José Ramón Mélida, su excavador, en la posibilidad de que se tratara de una casa basílica romano-cristiana. El análisis hace unos años de varios especialistas ha puesto de manifiesto su verdadero carácter de vivienda romana sin connotaciones cristianas.

La casa (del tipo domus) tenía su fachada principal al oeste, lado contrario al peristilo del teatro. A través de un vestíbulo se accedía a un patio porticado en torno al cual se distribuían sus más señaladas estancias. Los pasillos que rodeaban este espacio estuvieron pavimentados con mosaicos ornamentales.

Lo más interesante de la casa resulta ser un conjunto de dos habitaciones contiguas, de planta rectangular y rematadas en sendos ábsides, en la zona más cercana al peristilo del teatro. La mayor de ellas, con entrada desde el pasillo del patio, apareció pavimentada con un mosaico que ocupaba prácticamente todo el espacio rectangular. El ábside posiblemente contó con un suelo de mármol. Las paredes conservan aún una magnífica decoración pictórica con imágenes humanas a tamaño natural. Sus dimensiones y su posición centrada en relación al patio la configuran como una posible sala de recepción.




CASA DEL MITREO
Se encuentra situada en la falda meridional del cerro de San Albín de Mérida. Hallada a comienzos de la década de los sesenta, se le dio ese nombre por la aparición en ella de habitaciones subterráneas, como las dedicadas al culto a ese dios, y el famoso mosaico cosmológico. A lo que se añadía que durante la construcción de la cercana plaza de toros, a principios del siglo XX, aparecieron esculturas vinculadas al culto a Mitra. Todo ello llevó a algunos investigadores a considerarla un mitreo, un lugar de culto al dios Mitra. No obstante, eso es sólo una hipótesis avalada por muy pocas pruebas y, actualmente, descartada por la aparición de los restos del auténtico mitreo emeritense en una zona cercana.

Hoy se la considera una domus suburbana, por estar extramuros, cuyo propietario debió ser alguien muy rico e influyente en la ciudad. Su construcción puede datarse a finales del siglo I d.C. o principios del II.

La casa está articulada en torno a tres patios: el primero estaría dedicado a la vida pública del dueño y los otros dos a la vida familiar. Alrededor de ellos se abren otras dependencias:


  • La entrada, flanqueada por dos tabernae, una de las cuales parecía ser un taller de cerámica por la presencia de un horno, se orientaba hacia la actual plaza de toros. Por medio de una escalinata de granito, se accede al primero de estos patios, un pequeño atrio con estanque o impluvium




En torno a él se halla una habitación muy decorada donde se descubrió el Mosaico Cosmológico y que conserva algunos vestigios de la decoración pictórica. El mosaico, que fue fabricado en la 2ª mitad del siglo II, es una representación alegórica del Cosmos. Está dividido en tres grandes zonas:



  • los personajes que representan el cielo: sol, luna, nubes, vientos...

  • los personajes que representan a los elementos de la naturaleza terrestre: estaciones del año, montes, nieve...

  • y, por último, los que representan los elementos acuáticos, comenzando por los ríos y terminando por el océano y los dioses que protegen la navegación y el comercio: Faro, Navegación etc...






  • Una pequeña escalera de granito permite la comunicación entre este patio y el contiguo, mitad atrio mitad peristilo, con otro estanque rectangular en su centro. Las paredes de este breve pasillo conservan algunos restos de pinturas. Este patio tiene columnas en sus cuatro lados. Sus tambores son de granito revestido con capas de estuco pintado que simulan mármol. Se hallan varias habitaciones en torno a este patio, dormitorios (cubicula) la mayor parte. A la derecha del pasillo hay lo que parece ser un triclinium de invierno, denominada por su excavador “Habitación de las pinturas”, porque conserva una buena parte su decoración pictórica en los que aparece el dios Baco.




  • La tercera parte de la casa se articula en torno a otro peristilo con jardín interior (uiridarium). Destaca un conjunto de habitaciones dispuestas en el sector norte decoradas con mosaicos geométricos, cuyo uso está poco claro.

En el lado occidental se halla una gran habitación, abierta al peristilo. Se trataría posiblemente de un triclinium de verano con un mosaico. Debajo de ella una gran cisterna donde se recogía, aprovechando la inclinación del terreno, el agua recogida en los estanques de los patios.

En el meridional es interesante el conjunto de dos habitaciones subterráneas, identificadas anteriormente como el Mitreo y que ahora se cree que son cubicula diurna o dependencias destinadas a bodega o para soportar las altas temperaturas del verano y, muy cerca, una gran habitación, decorada con un mosaico representando a Eros, que podríamos identificar como la habitación matrimonial.






El conjunto se completa con unas termas situadas en el sector oriental. De las dependencias termales se ha conservado:



  • el hypocaustum o infraestructura de una habitación destinada al baño de agua caliente (caldarium), con sus bañeras bien conservadas;

  • otros baños que podrían ser el tepidarium y el frigidarium;

  • una piscina de mayor tamaño que está descubierta y fuera del edificio (natatio);

  • y el pavimento de mosaico cubriendo el espacio central.


Una calzada, que probablemente era la salida sur de la ciudad hacia Corduba, delimitaba el espacio de la casa por oriente.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje