Página principal

Carmen rojas gordillo


Descargar 251.63 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño251.63 Kb.
  1   2   3   4
Notas para el estudio de La lengua de las mariposas en la clase de lengua y cultura españolas

 

CARMEN ROJAS GORDILLO



Asesora Técnica del MEC en São Paulo, Brasil.

En http://www.sgci.mec.es/redele/revista/rojas.shtml


 

Licenciada en Filología Hispánica y Filología Portuguesa. Ha ejercido como profesora de enseñanza secundaria y como asesora de Centros de Profesores en España y desde 1999 desempeña el cargo de asesora técnica de la Consejería de Educación en Brasil, ocupándose de la organización e impartición de actividades de formación de profesores de español, de la lista ELEBRASIL y del Centro Virtual de Recursos "María Moliner". Ha publicado el libro Internet como recurso para la clase de ELE y diversos artículos sobre Internet y el cine español.

 

RESUMEN: En este trabajo se pretenden contextualizar los elementos históricos, sociopolíticos y culturales de una etapa de la historia de España, la II República, a través de la adaptación de tres cuentos de Manuel Rivas a la película La lengua de las mariposas, mediante un enfoque comparativo entre las dos manifestaciones artísticas, relatos y filme, que sirvan de guía al profesor de español a la hora de preparar actividades que le permitan mostrar las ricas y heterogéneas relaciones que se producen en el paso de la literatura al cine. Se estudiarán las semejanzas y divergencias en la construcción de ambas manifestaciones y se presentarán los temas más representativos de interés para la clase de lengua y cultura españolas.



 

PALABRAS CLAVE: relaciones cine y literatura, La lengua de las mariposas, política y educación, II República, lengua y cultura españolas.

 

 

1. INTRODUCCIÓN



Una excelente manera de abordar el texto literario con estudiantes de español como lengua extranjera es hacerlo en comparación con su versión fílmica, lo que nos permite vincular técnicas narrativas y temas culturales en el cine y la literatura y ver cómo se influyen mutuamente. La cinematografía española ofrece numerosos casos[1] de filmes inspirados en obras literarias, no siempre tan afortunados como este que nos ocupa: la versión cinematográfica de La lengua de las mariposas respeta la mirada y la intención del escritor, pero al mismo tiempo subraya, destaca y amplía muchos de los temas sociales, políticos y culturales que incluye. En la película se contextualiza una época decisiva de la historia española: la II República española[2], tema poco tratado en nuestra cinematografía. Aunque el escenario de la película sea muy concreto y el tiempo en que que transcurren los hechos breve, gracias a la poderosa capacidad de Rivas de trascender lo local y convertirlo en escenario mítico, podremos abarcar una visión amplia de esa etapa histórica tan conturbada e interesante.

2. UN PROCESO DE REESCRITURA FÍLMICA

La película La lengua de las mariposas narra los hechos que suceden en la primavera de 1936 hasta el día que estalla la guerra civil en una pequeña aldea gallega. Moncho, un niño de 8 años, se inicia en la amistad, en el saber y en el descubrimiento de los misterios de la vida. A través de su mirada inocente, y ayudados por la más madura del bondadoso maestro Don Gregorio, nos introducimos en el ambiente familiar, social y político de la aldea, hasta el momento de la brutal ruptura final.

 

La lengua... está basada en tres relatos independientes del libro ¿Qué me quieres, amor? (1996): La lengua de las mariposas, Un saxo en la niebla y Carmiña, cuya trayectoria temporal es más amplia que la de la película, como veremos más adelante. José Luis Cuerda adaptó estos relatos al cine contando como guionista con el genial Rafael Azcona. También el propio Rivas, quien se confiesa hechizado por el cine, colaboró en el guión, y se ha mostrado muy satisfecho con el resultado de la película. Así, el producto final es una escritura conjunta en la que tres marcadas personalidades han contribuido a su creación y han dejado su personal impronta. Para conocerlas mejor, veamos una pequeña semblanza biográfica de cada una de ellas:

 

Manuel Rivas



El periodista y escritor Manuel Rivas nació en La Coruña en 1957. Comenzó a escribir ya en su adolescencia y colaboró en distintos medios de comunicación: El ideal gallego, Diario de Galicia, Televisión de Galicia, El Globo, La voz de Galicia, El País... También fundó diversas revistas literarias de corta vida. Es socio fundador de Greenpeace y tiene un puesto dentro de la junta directiva de la organización.

 

Es considerado el escritor más sobresaliente de la literatura gallega actual, con su obra escrita originalmente en gallego, en la que destaca su maestría en el uso de la lengua, la autenticidad de sus historias. y el compromiso social y político. Cultiva distintos géneros literarios como la novela, el ensayo y la poesía. Practica lo que él mismo llama el "contrabando de géneros", pero donde parece que se siente más cómodo es con el relato.



 

Entre sus novelas destacan Un millón de vacas (1990), premio de la Crítica, Los comedores de patatas (1992) y Bala perdida (1996). Ha sido galardonado también con el premio de la Crítica gallega por En salvaje compañía y con los premios Torrente Ballester y Nacional de Narrativa por ¿Qué me quieres, amor? (1996). Su obra O lapis do carpinteiro (1998), adaptada también al cine por Gutiérrez-Aragón y por la que recibió el Premio Arcebispo Xoán de San Clemente y el de la Crítica es además el libro más traducido en la historia de la literatura gallega y es también el primer libro traducido directamente del gallego sin ser traducido previamente al castellano. Al género del relato breve pertenece también Ella, maldita alma (1999). Sus más recientes títulos son La mano del emigrante (2001) y Las llamadas perdidas (2003). Una muestra de su poesía se encuentra recogida en El pueblo de la noche (1997), y parte de sus reportajes están recogidos en Galicia, el bonsái atlántico (1994), El periodismo es un cuento (1997), Toxos e flores (1999), y Galicia, Galicia (2001). También ha hecho incursiones en el mundo del cine, con la realización de algunos guiones -Lisboa, faca no coracao, entre otros.

Los 16 relatos breves de ¿Qué me quieres, amor? han sido considerados por la crítica como una joya literaria, algunos de cuyos relatos (y entre ellos, La lengua de las mariposas) merecerían figurar en las antologías universales del cuento. El libro tiene como eje central la incomunicación personal en las relaciones humanas, donde la soledad y el dolor conviven con el humor y la ternura.

 

Rafael Azcona



Nació en la Rioja, en 1926. Se le conoce como el mejor guionista del cine español, que ha cosechado con sus películas el éxito internacional, pero también es un destacado escritor de la generación de medio siglo (junto con Aldecoa, Caballero Bonald, Fernández Santos, García Hortelano, Rafael Sánchez Ferlosio...), lo que ha influido en su forma literaria y poética de hacer cine, y ha constituido un factor esencial en la escritura de obras maestras como El cochecito (dirigida por M. Ferreri y basada en una novela corta de Azcona), Plácido o El verdugo (de L. G. Berlanga). En su visión de la realidad española están presentes las marcas de Quevedo, Valle Inclán y Cela, así como el humor de La Codorniz.

 

Ha trabajado con los mejores directores de cine españoles y de otros países. Entre sus títulos se encuentran La escopeta nacional, La vaquilla, Tamaño natural (L.G. Berlanga), El jardín de las delicias, La prima Angélica, Pippermint Frappé, Ay, Carmela (C. Saura), La corte del faraón, Pasodoble (J.L. García Sánchez), El año de las luces o Belle Époque (Fernando Trueba) y un largo etcétera, que buscan en él su maestría como guionista, su extraordinaria capacidad de observación y su escepticismo en temas sociales y políticos. Su mundo personal posee las siguientes características:



 

- Preferencia por las clases medias

- Tendencia a la coralidad

- Humor negro

- Distanciamiento de los personajes

- Ironía


- Presencia de la muerte

- Disminuidos físicos

- La incomunicación y la soledad

- Rechazo a las instituciones (familia, clero, ejército y poderes)

- La vejez

- Desencuentro entre los dos sexos

- La visión descarnada del sexo y la pasión por los objetos fetichistas

 

José Luis Cuerda



Nació en Albacete en 1947. Es técnico de Radiodifusión y Televisión, programada y ha ejercido como profesor de Realización cinematográfica en el Instituto Español de Tecnología y en la Facultad de Bellas Artes de Salamanca. Ha trabajado en Televisión Española, donde realizó diversos trabajos (reportajes, documentales, programas culturales, espacios dramáticos, guiones, etc.). Es el autor de algunos de los títulos más originales y sorprendentes del cine español. Su primer largometraje, de 1982, fue Pares y nones, dentro del género de la "comedia madrileña". Pero es con El bosque animado (1987, también basada en una novela del mismo título de W. Fernández Flórez) cuando se adentra en un cine más personal, donde cultiva un humor absurdo y surrealista profundamente español, cómico y poético al mismo tiempo. Amanece que no es poco (1988) es su primer gran éxito de taquilla, una sátira delirante sobre la vida española. El mismo escenario de El bosque animado, la Galicia rural, ambienta La lengua de las mariposas (1999).

 

 



3. SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS EN LA NARRACIÓN LITERARIA Y LA NARRACIÓN CINEMATOGRÁFICA:

El material de donde nace el filme son los tres cuentos que ya hemos citado. En el libro, cada relato es independiente. Estos tres escogidos por Azcona y Cuerda guardan cierta relación de proximidad con la época que interesa a los cineastas.

 

El cuento principal, que vertebra toda la narración es La lengua de las mariposas, del que la película toma el título, los temas centrales y los personajes principales: Moncho y su familia y D. Gregorio, un maestro republicano íntegro y entrañable que remite a la figura de. Antonio Machado y cuya pedagogía está impregnada de la filosofía de la Institución Libre de Enseñanza. Su mayor preocupación es la de educar hombres libres. La aldea donde se localiza la acción, que observamos a través de los ojos de Moncho, vive sin miedos, aunque no sin tensiones y divisiones, dentro del marco político que ofrece la República, pero todo esto cambia el 18 de julio de 1936, cuando se manifiesta trágicamente la terrible fractura de los habitantes del pueblo, que obligará a los personajes a escoger caminos diferentes.





Un saxo en la niebla relata la historia de Andrés, un aprendiz de saxofonista que descubre la pasión por la música cuando encuentra el amor en un exótico personaje, una china. En la película Andrés pasa a ser el hermano de Moncho, y la orquesta (cuyos personajes pasarán a formar parte de la película) servirá como fondo para contar la iniciación al amor de un adolescente y como marco para situarnos en diferentes fiestas populares. El relato está ambientado en los años más duros de la posguerra.



Carmiña es un relato donde se trata del amor adulto y del sexo. No está especificado el tiempo, pero también transcurre en la más inmediata posguerra por las referencias indirectas que aparecen en el cuento. En la película, Carmiña se convierte en la hija bastarda del padre de Moncho, y su tía aparece como su madre. A través de este último personaje, se incorpora a la película un nuevo tema: la muerte.

No es un hecho muy usual en el cine español que se escojan varios relatos para construir una película. Esto obliga a hacer una adaptación de los tres relatos, modificar personajes, inventar parentescos y relaciones y crear otros nuevos. El resultado de la película lo vemos en el siguiente cuadro:



El relato cinematográfico tiene como protagonista a Moncho, llamado en la película Gorrión (la traducción al español del gallego pardal). Prácticamente no sufre cambios en su paso del relato al cine, a no ser por su relación con un personaje nuevo, Aurora, una niña de la que se enamora con amor infantil, contrapunto de los amores adolescentes de Andrés y la china y adultos de O’Lis y Carmiña y el perro Tarzán, de los que también el niño ahora es testigo. El esquema familiar se completa con el padre, Ramón, y su madre, tal y como aparecen en La lengua de las mariposas. Se añade un hermano, Andrés, de Un saxo en la niebla. Carmiña se convierte también en hija ilegítima de Ramón. Las relaciones familiares resultan así más complejas en la película, porque se incluye la perspectiva de las relaciones fuera del matrimonio.

 

La figura del maestro es fiel al cuento de donde procede, aunque en la película lo vemos relacionarse con más personajes, los que representan las fuerzas vivas del pueblo (ejército, iglesia, oligarquía) y con sus correligionarios y paisanos. Junto a su faceta de educador, su vida social y sobre todo su compromiso político aparece con nueva fuerza en el filme.



 

En cuanto a los amigos de Moncho, hay también algunas variaciones. El Dombodán de La lengua... es sustituido por un nuevo personaje, Roque, que será en la película el hijo del tabernero sin nombre de Carmiña, también llamado Roque. El tabernero sustituye a Hércules, padre de Dombodán (ambos tienen el mismo fin). Otra variedad sustancial es convertir a su enemigo en la escuela de La lengua..., Eladio, en José María, el hijo de D. Avelino, un agricultor rico que representa el poder caciquil y que aparece en la película para subrayar el poder opresivo de la oligarquía y las diferencias de clase. Otras autoridades como el cura, la guardia civil o el alcalde republicano de La lengua... adquieren voz en la película, mientras que en el relato sólo eran mencionados.

Con respecto a otros personajes secundarios, la china de Un saxo en la niebla, que en la película se relaciona con un personaje la Enciclopedia Álvarez, se mantiene bajo los mismos esquemas en la película, lo que produce un anacronismo: era imposible que los escolares en la República estudiaran con ese libro tan representativo de la educación franquista, puesto que la primera edición de dicha enciclopedia data de 1950. Este anacronismo se explica porque Un saxo en la niebla está ambientado en 1948, y la película en 1936. El guionista ha preferido mantener este error a prescindir del ambiente poético que el episodio proporciona. Por ello, vemos a Moncho y a su hermano en varias ocasiones con ese libro en las manos, contradiciendo la verosimilitud.

 

La Orquesta Azul de la película procede de Un saxo en la niebla (la orquesta de La lengua... se llamaba Sol y Vida), así como el profesor de música, don Luis Braxe, y Boal, que de delegado de fiestas pasa a ser alcalde. Para el vocalista de la Orquesta Azul se reserva el mismo final que para el maestro, tal y como aparecía en La lengua..., porque los músicos representan la seducción un tipo de vida poco convencional, bohemia, artística, más auténtica, que no cabe en los moldes de la futura dictadura.



 

¡La orquesta! ¡Han llegado los de la orquesta!

Saludamos como héroes que resucitan a los muertos. Me crecía. El pecho se me llenaba de aire. Pero, de repente, comprendí. Nosotros éramos algo importante, el centro del mundo. (pág. 55)

 

En definitiva, se han mantenido la mayoría de los personajes de los tres relatos, siendo los principales los de La lengua..., se han realizado los cambios mencionados, se ha aumentado el papel de muchos de ellos y han aparecido otros nuevos para entretejer un mundo de relaciones personales, sociales y políticas más complejo.



 

 

4. TRATAMIENTO DE LOS TEMAS



Varios son los temas que podemos ver reflejados en los cuentos y que se amplifican en la película. Nos detendremos en los más importantes, los que más juego nos ofrecen para tratar en la clase de lengua y cultura españolas.

 

La política conforma el telón de fondo de los cuentos y se constituye en tema central de la película. En los primeros, el marco temporal es más amplio: desde la guerra de África de principios de siglo hasta los años más duros de la posguerra, finales de los 40, mientras que la película se restringe a la primavera del 36, hasta el 18 de julio, en plena II República. En ambos se pone también de relieve la profunda división de los españoles en dos Españas enfrentadas: la conservadora, católica y tradicional, oscura, rígida, fanática y la más progresista, avanzada y democrática, que se visualiza muy bien en los claroscuros de Goya, según Rivas. Otro tema que permea también todo es el excesivo peso de la religión en los asuntos del estado y en la vida cotidiana de la gente. La diferencia entre cuentos y película está en el peso de los ingredientes y el tratamiento de los temas. En general, en los cuentos, la política forma parte del trasfondo de los personajes, no del primer plano, como sucede en la película, pero no por ello podemos decir que la crítica sea menos dura o eficaz.



 

Cuando en La lengua de las mariposas Moncho comenta inocentemente que "dos de mis tíos, como muchos otros jóvenes, habían emigrado a América para no ir a la guerra de Marruecos" (pág. 24) [3], equiparando ese impulso a su ansia de fuga por miedo a la escuela, Rivas aprovecha para criticar la sangría de jóvenes que producía la situación política de la época en lo más granado de la juventud gallega. Él mismo comenta en una entrevista[4] la larga tradición de este problema derivado de la mala política, la emigración en Galicia: antes de 1960, a América. A partir de la crisis económica en el continente americano, la emigración se desvía a Europa. Comenta que todas las porteras de París, los limpiadores de hospital de Londres, los mineros de Colonia y mercantes y pescadores de muchos países son gallegos, y que los gallegos que emigran son jóvenes y los más inquietos. Y como dice él, la emigración es otra forma de exilio.

 

Para situarnos en la República, bastan unas breves pinceladas: "Los maestros no ganan lo que tendrían que ganar (...) Ellos son las luces de la República (pág. 35). Su mujer le contesta: "La República, la República. Ya veremos adónde va a parar la República". Y a continuación Pardal aclara: "Mi padre era Republicano". Así, sin adjetivos valorativos. Esto nos coloca frente al tema de las dos Españas enfrentadas, representada cada facción por el matrimonio: "¿Qué tienes tú contra Azaña? Eso es cosa del cura, que os anda calentando la cabeza" (pág. 35). Pocas notas más sobre la República (nos enteramos de que el alcalde es republicano al final ("dicen que el alcalde llamó al capitán de carabineros, pero que este mandó a decir que estaban enfermos", pág. 37), hasta que, en la parte de desenlace del cuento, a raíz de la anécdota del traje del maestro, se da un salto temporal de un año, que nos lleva hasta la víspera de la declaración de la guerra civil, en que no queda más remedio hasta para un niño que centrarse en los hechos políticos que se van presentando dramáticamente in crescendo. El niño Moncho va desgranando las señales que no sabe interpretar: un guardia en una moto con una bandera que deja tras de sí una premonitoria y metafórica "estela de explosiones" y los ecos del saludo fascista "Arriba España" (pág. 37). Los movimientos inusitados de su amigo Cordeiro o la inquietud de la gente, el nerviosismo de su madre, que quiere destruir las señales de la militancia de su marido, el abatimiento de su padre ante la evidencia de la derrota de sus ideas: todo desemboca en la declaración brutal de la vecina: "En Coruña, los militares han declarado el estado de guerra. Están disparando contra el Gobierno Civil" (pág. 37). Pero no acabará la amargura aquí, porque los adultos lo harán tomar partido a favor de un mundo que hasta ahora no ha compartido, le obligarán a oponerse, aun sin entender nada, todo aquello que hasta ahora lo ha hecho feliz, todo lo que representa la figura de su maestro. Por eso reacciona con tanta rabia ante aquel que le mostró un mundo que se está desmoronando, sin él entender nada, impotente.



 

En la película, sin perder el estilo Rivas, ya que el propio escritor colaboró en el guión, se amplifican, destacan y colocan en primer lugar los aspectos políticos y religiosos. El cine lo permite: acompañamos a Moncho por su mundo idílico y al maestro que nos sitúa en la tensa realidad. Es aquí donde más se nota la mano del guionista, Rafael Azcona: disminuye el arco temporal, centra la acción en unos pocos meses y va deteniéndose más en algunos de los aspectos que se apuntan en los cuentos, introduciendo otros nuevos, constantes en la cinematografía del guionista, entre ellos el anticlericalismo y el rechazo a las instituciones.

 

Así, crea nuevas escenas:



 

- A la salida de misa, varios grupos comentan cuestiones políticas sobre qué piensan de la República.

 

- Discusión del maestro y del cura porque Pardal no tiene más interés en ser monaguillo. El maestro defiende la educación laica.



 

- Escenas en la taberna que dan pie al comentario y a la discusión política. Podemos escuchar en directo las noticias de la radio que dan cuenta de los acontecimientos decisivos de aquellos días.

 

- Mientras que en los cuentos don Gregorio es el nuevo maestro, en la película se jubila, lo que le sirve de pretexto para pronunciar un discurso a favor de la libertad, donde además se pone de manifiesto la intransigencia del poder, representado por D. Avelino, que abandona la sala. También se destacan las reacciones negativas del cura y de la guardia civil.



 

- La fiesta de Carnaval es muy representativa de la libertad y el laicismo de la República, como prototipo de fiesta popular libre y desinhibida que después prohibiría el franquismo.

 

- También se incluye una fiesta de aniversario de la República, donde la gente se manifiesta y se divierte en libertad, se canta el himno de Riego, proclamado himno y marcha oficial de la Segunda República española, con letra de Antonio Machado y música de Oscar Esplá: "Si los curas y frailes supieran / la paliza que van a llevar / subirían al coro cantando / libertad, libertad, libertad". También se refleja la tensión en el ambiente, representada por la pareja de la guardia civil que acecha agoreramente el encuentro.



 

Personajes que tenían poco realce o apenas eran nombrados, adquieren mayor categoría: el cura (siempre censurando la libertad y al final cómplice de los asesinatos); el alcalde, mostrando valientemente su compromiso u otros nuevos como don Avelino, representando la opresión de las clases poderosas.

 

A medida que se va acercando la fecha fatal, las escenas se centran más en los acontecimientos políticos. Las breves y rápidas referencias del relato, presentadas a un ritmo veloz, se hacen más explícitas y detenidas en la película: nos muestran el "paseo" nocturno de un vecino a manos de los falangistas, la reacción vergonzosa de algunos republicanos cuando se les pide ayuda para salvar la República (entre ellos al padre de Moncho) y la situación política de Galicia en esos días: rápidamente es tomada por las fuerzas golpistas, sin que haya ninguna resistencia.



 

Rivas denuncia esto en la misma entrevista, donde aclara que su literatura pretende remediar la amputación de la memoria que ha sufrido la historia de España y que se erige en portavoz de la memoria de gente corriente, trabajadores, campesinos o emigrantes. Lo que perdió Galicia fue mucho: el 28 de junio se había aprobado el estatuto de Autonomía por mayoría absoluta. "En Galicia no fue una guerra civil, sino una carnicería humana. No hubo ni un muerto por parte de los golpistas, y sí miles de muertos y exiliados o que sufrieron prisión". Y continúa en la entrevista: "estamos hablando de un escenario límite, un holocausto, no racial, sino político, contra rojos y republicanos. Oficialmente terminada la guerra, siguió el exilio y la represión durante muchos años... La guerra provoca que varias generaciones vean robadas sus vidas. Sufren intimidación, miedo, no se puede hablar, te roban las palabras". Es todo lo contrario a lo que predicaba con su ejemplo el maestro, que los seducía y les recreaba el mundo a través de sus palabras: "Tanto nos hablaba de cómo se agrandaban las cosas menudas e invisibles por aquel aparato que los niños llegábamos a verlas de verdad, como si sus palabras entusiastas tuviesen el efecto de poderosas lentes" (pág. 23). Su interés por hablar de la guerra no es "hacer un ajuste de cuentas, sino ponerla en relación con nuestra realidad actual. Pero aunque él parta de la realidad gallega, La lengua de las mariposas nos puede servir como escenario mítico desde donde supervisar su pesimismo ante la historia de España, no como "progreso que asciende a mejor", sino como "sucesión de disparates o barbaridades".



 

La educación el otro tema clave de La lengua... y de la película, ("Los maestros (...) son las luces de la República, pág. 35). En ambos acompañamos el crecimiento físico, emocional y humano de Moncho, que en principio equipara educación con un sistema represivo del que ha oído hablar pero que enseguida llega a amar la escuela presentada por su maestro como paraíso del conocimiento y del saber. D. Gregorio es el coprotagonista de la película, y para inspirarse en él, quién mejor que Antonio Machado, poeta, pero también profesor y significado pedagogo. A D. Gregorio, magníficamente interpretado por el actor, director de cine y escritor Fernando Fernán Gómez, le podríamos perfectamente aplicar el dibujo que el poeta hace de sí mismo en su famoso poema Retrato:

 

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,

y un huerto claro donde madura el limonero;

mi juventud, veinte años en tierra de Castilla;

mi historia, algunos casos que recordar no quiero.

Ni un seductor Mañara , ni un Bradomín he sido

-ya conocéis mi torpe aliño indumentario-,

mas recibí la flecha que me asignó Cupido,

y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario.

Hay en mis venas gotas de sangre jacobina,

pero mi verso brota de manantial sereno;

y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina,

soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.

Adoro la hermosura, y en la moderna estética

corté las viejas rosas del huerto de Ronsard;

mas no amo los afeites de la actual cosmética,

ni soy un ave de esas del nuevo gay-trinar.

Desdeño las romanzas de los tenores huecos

y el coro de los grillos que cantan a la luna.

A distinguir me paro las voces de los ecos,

y escucho solamente, entre las voces, una.

¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera

mi verso, como deja el capitán su espada

famosa por la mano viril que la blandiera,

no por el docto oficio del forjador preciada.

Converso con el hombre que siempre va conmigo

-quien habla solo espera hablar a Dios un día-;

mi soliloquio es plática con ese buen amigo

que me enseñó el secreto de la filantropía.

Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito.

A mi trabajo acudo, con mi dinero pago

el traje que me cubre y la masión que habito,

el pan que me alimenta y el lecho en donde yago.

Y cuando llegue el día del último viaje,

y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,

me encontraréis a bordo ligero de equipaje,

casi desnudo, como los hijos de la mar.

 

Las similitudes de maestro y poeta son evidentes. Hay una cita directa a Machado, cuando hace recitar en clase el poema "Una tarde parda y fría de invierno...". El episodio del traje del maestro puede estar inspirado en el famoso "torpe aliño indumentario" del poeta. En la película se añade un guiño más a este paralelismo, con la escena añadida de cuando Moncho va a casa del maestro a llevarle el traje y ve un retrato de mujer, que el maestro señala como su joven mujer muerta prematuramente, así como murió Leonor, la mujer de Machado.



 

En el tema de la educación va implícita también una intención política. Aunque ni Rivas ni Azcona lo mencionan expresamente, en la pedagogía del maestro se reflejan con claridad los presupuestos de la Institución Libre de Enseñanza[5], otro rasgo coincidente con la figura de Antonio Machado. La Institución, inspirada en la filosofía krausista, se originó en un proyecto de regeneración moral basado en el ideal de crear un "hombre nuevo", más racional, más ético y más humano que pudiese hacer frente y superar con ideas y acciones renovadoras la degradada situación del país de aquella época. A modo de síntesis, resumimos a continuación los fundamentos de la Institución:


Todos estos rasgos conforman una pedagogía revolucionaria en la época, que da primacía a la educación sobre la enseñanza y consigue crear una escuela activa, caldo de cultivo para futuros ciudadanos progresistas. El trabajo de la Institución y sus hombres empieza precisamente a dar sus mayores frutos en la época de la República, cuando el gobierno apoya abiertamente las ideas de la ILE, y se crean organismos (como famosa Residencia de Estudiantes) y se organizan actividades (entre ellas, las Misiones Pedagógicas) para la difusión de sus ideas renovadoras. Tanto Rivas como Cuerda y Azcona consiguen reflejar la praxis de estas ideas educativas en el minúsculo ambiente de una pequeña aldea gallega.

 

Como la Institución, la finalidad de D. Gregorio es formar hombres éticos, ciudadanos libres y seres bienpensantes. D. Gregorio tiene el don del magisterio: la habilidad de imbuir de afán de saber y de conocimiento la mente de un niño. En el cuento, se refleja con particular lirismo la seducción que le produce a Moncho el mundo que le muestra el maestro, con sus palabras y con su ejemplo:



 

La forma que don Gregorio tenía de mostrarse muy enfadado era el silencio.

"Si vosotros no os calláis, tendré que callarme yo".

Y se dirigía al ventanal, con la mirada ausente, perdida en el Sinaí. Era un silencio prolongado, descorazonador, como si nos hubiese dejado abandonados en un extraño país. Pronto me di cuenta de que el silencio del maestro era el peor castigo imaginable. Porque todo lo que él tocaba era un cuento fascinante. El cuento podía comenzar con una hoja de papel, después de pasar por el Amazonas y la sístole y la diástole del corazón. Todo conectaba, todo tenía sentido. La hierba, la lana, mi frío. Cuando el maestro se dirigía hacia el mapamundi, nos quedábamos atentos como si se iluminase la pantalla del cine Rex. Sentíamos el miedo de los indios cuando escucharon por primera vez el relinchar de los caballos y el estampido del arcabuz. Íbamos a lomos de los elefantes de Aníbal de Cartago por las nieves de Los Alpes, camino de Roma. Luchábamos con palos y piedras en el Ponte Sampaio contra las tropas de Napoleón. Pero no todo eran guerras. Fabricábamos hoces y rejas de arado en las herrerías del Inicio. Escribíamos cancioneros de amor en la Provenza y en el mar de Vigo. Construíamos el Pórtico de la Gloria. Plantábamos las patatas que habían venido de América. Y a América emigramos cuando llegó la peste de la patata. (pp. 32-33).

 

En la película, el mundo de los niños, que representan el futuro esperanzador, refleja también ese ambiente de libertad, creatividad e imaginación. Todo esto se verá truncado con la tragedia de la guerra civil, y su consecuencia, la dictadura de Franco. La escuela volverá a ser privada de su libertad y se dará un gigantesco paso atrás en los preceptos pedagógicos. La educación se convierte en un vehículo de transmisión de valores tradicionales y de adoctrinamiento ideológico por parte del Estado.



 

 

5. CONCLUSIONES



Sin agotar los contenidos que relatos y película ofrecen, hemos pretendido ver cómo se produce el paso de la literatura al cine en La lengua de las mariposas y profundizar en los aspectos más significativos de la temática que plantea, pensando sobre todo en facilitar al profesor de español que no está familiarizado con estos temas históricos las claves más importantes de las que partir a la hora de preparar actividades de explotación de una excelente película que nos permite conocer una época tan significativa de la historia española.

 

 



BIBLIOGRAFÍA

Amell, Samuel (1994), "Max Aub, André Malraux y Luis Buñuel: cine y literatura", Cuadernos para la investigación de la literatura hispánica, núm 19, pp. 309-315.

 

Amell, Samuel y García Castañeda, Salvador (1988), La cultura española en el posfranquismo: diez años de cine, cultura y literatura en España (1975-1985), Playor, Madrid.



 

Armas Ayala, Alfonso (1989), La obra de Galdós en la pantalla, Filmoteca Canaria, Las Palmas de Gran Canaria.

 

Bolado, José (1990), "Bodas de sangre y el cine: una mirada sobre el espejo", Lecturas del texto dramático. Variaciones sobre la obra de Lorca, Universidad de Oviedo, Oviedo, pp. 87-95.



 

Carpintero, Helio y Lafuente Niño, Enrique, (1996). Francisco Giner de los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza en la psicología española [Vídeo] Edit. Departamento de Psicología, UNED, Madrid.

 

Chatman, Seymour B., Historia y discruso. Estructura narrativa de la novela y el cine, Taurus, Madrid.



 

Falquina, Ángel, (1975), "El teatro, cantera inagotable para el cine español, Estafeta literaria, núm. 557, pp. 23-24.

 

Fuentes, Víctor (1988), Buñuel: cine y literatura, Salvat, Barcelona.



 

Gimferrer, Pere (1985), Cine y literatura, Planeta, Barcelona.

 

Garcia, Alain (1990), L’adaptation du roman au film, IF diffusion-Dujarric, Paris.



 

Gómez Mesa, Luis (1978), La literatura española en el cine nacional, 1909-1977, Filmoteca Nacional, Madrid.

 

Gómez Mesa, Luis (1986), "Cervantes en la pantalla", Anthropos, núm 58, pp. 22-24.



 

Gordillo Álvarez, Inmaculada (1992), Nada, una novela, una película: análisis comparado de modos de representación, Productora Andaluza de Programas, Sevilla.

 

Guarinos, Virginia (1996), Teatro y cine, Padilla Libros, Sevilla.



 

Huici Modenes, Adrián (1999), Cine, Literatura y propaganda, Ediciones Alfar, Madrid.

 

Hormigón Blázquez, Juan Antonio (1986), Valle-Inclán y el cine, Instituto Nacional de las Artes escénicas y de la Música, Madrid.



 

Hormigón Blázquez, Juan Antonio (1989) La obra de Galdós en la pantalla, Filmoteca Canaria, Las Palmas de Gran Canaria.

 

Jaime, Antoine (2000), Literatura y cine en España 1975-1995, Cátedra, Madrid.



 

Jiménez García, A. (1986 y 1994), El krausismo y la Institución Libre de Enseñanza. Edit. Cincel, Madrid.

 

Kruger-Robbins, Jill (1997),"Poesía y cine en la España posmoderna: el caso de Pedro Almodóvar y Ana Rosetti", Anales de la literatura española contemporánea, núm. 22, pp. 165-179.



 

Lothe, Jakob (2000), Narrative in Fiction and Film, Oxford University Press, Oxford.

 

Mahieu, José Agustín (1986), "García Lorca y su relación con el cine", Cuadernos Hispanoamericanos, núms. 433-444, pp. 119-128.



 

Mahieu, José Agustín (1981) "Literatura y cine en Latinoamérica", Cuadernos Hispanoamericanos, núms.367-368, pp. 299-309.

 

Mínguez Arranz, Norberto (1998), La novela y el cine, Ediciones de la Mirada.



 

Mata Moncho Aguirre, Juan de (1986), La adaptación literaria en el cine español, Filmoteca Valenciana, Valencia.

 

Monegal, Antonio (1993), Luis Buñuel de la literatura al cine: un poética del objeto, Anthropos, Barcelona.



 

Navajas, Gonzalo, (1986), "La duración temporal en la novela y el cine", Revista de Filología de la Universidad de la Laguna, núm. 5, pp.23-37.

 

Parra, Ernesto (1977), "Miguel Delibes, sus novelas y el cine en racha", Estafeta Literaria, núm. 604, pp. 28-29.



 

Peña Ardid, Carmen (2000), Literatura y cine: una aproximación comparativa, Cátedra, Madrid.

 

Pérez Bustamante Mourier, Ana Sofia (1991-1992), "De la novela al cine: El bosque animado de Wenceslao Fernández Flórez", Revista de Literatura de la Universidad de Cádiz, núms. 3-4, pp. 53-109.



 

Quesada, Luis (1986), La novela española y el cine, JC, Madrid.

 

Quesada, Luis (1975) "Antonio Machado en el cine español", Estafeta Literaria, núms. 560-570, pág. 33.



 

Ríos Carratalá, Juan A. (2000), La ciudad provinciana. Literatura y cine en torno a "Calle Mayor". Univ. Alicante, Alicante.

 

Rivas, Manuel (1995), ¿Qué me quieres, amor?, Alfaguara, Madrid.



 

Salvador Marañón, Alicia (1997), Cine, Literatura e Historia, Ediciones de la Torre.

 

Sánchez Noriega, José Luis (2000), De la literatura al cine, Paidós Ibérica.



 

Sanderson, John D. y Ríos Carratal, Juan Antonio (1996), Relaciones entre el cine y la literatura: un lenguaje común, Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Alicante, Alicante.

 

Urrutia Gómez, Jorge (1983), Imago litterae. Cine. Literatura, Alfar, Sevilla.



 

Urrutia Gómez, Jorge (1975) La literatura española y el cine. Bases para un estudio, Facultad de Filosofía y Letras, Madrid.

 

Utrera Macías, Rafael (1984), "Cinematografía y literatura española: aproximación histórica en lo artístico, estético y narrativo...", Análisis e investigaciones culturales núm 12, pp. 43-56.



 

Utrera Macías, Rafael (1985) Escritores y cinema en España. Un acercamiento histórico, JC, Madrid.

 

Utrera Macías, Rafael (1986) Federico García Lorca-Cine: el cine en su obra, su obra en el cine, Asecan, Sevilla.



 

Utrera Macías, Rafael (1982) García Lorca y el cinema (Lienzo de plata para un viaje a la Luna), Edisur, Sevilla

 

Utrera Macías, Rafael (1981) Modernismo y 98 frente a cinematógrafo, Publicaciones de la Universidad de Sevilla, Sevilla.



 

Vray, Jean-Bernard (ed.) (2000), Ecrire lŽimage. Littérature et cinéma, Université de Saint-Etienne.

 

(1999) Cine Español par el Exterior. Ciclos y temas y Literatura española: una historia de cine, Dirección General de Relaciones Culturales y Científicas del Ministerio de Asuntos Exteriores de España.



 

VV.AA. (2001), Cine y literatura: relación y posibilidades didácticas. Cuadernos de Educación, 34, Editorial Horsori, Madrid.

 
DIRECCIONES DE INTERNET

Sobre Antonio Machado:



http://jaserrano.com/Machado.

Fue muy emocionante encontrar el texto de la poesía de la película.



Sobre Rafael Azcona:



http://www.cervantesvirtual.com/bib_autor/Azcona

 

Sobre Manuel Rivas:



Entrevista

http://www.babab.com/no19/rivas.php

 

Texto de La lengua de las mariposas:



http://www.geocities.com/galiciapoeta/bolboreta_castelan.htm

 

Sobre la II República:



http://www.lacruzmocha.com/IIrepublica/IIrepublica.htm

http://www.geocities.com/Athens/Agora/1357/iirep.htm

http://er.users.netlink.co.uk/biblio/iirepubl

http://www.fuenterrebollo.com/Gobiernos/segunda-republica.html

 

Constitución de la República:



http://www.cs.berkeley.edu/~chema/republica/constitucion.html

 

Sobre la Institución Libre de Enseñanza:



http://www.almendron.com/historia/contemporanea/krausismo/krausismo.htm

 

 


ANEXO

CINE Y LITERATURA[6]

  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje