Página principal

Carlos c. Pierson casa bautista de publicaciones


Descargar 1.05 Mb.
Página2/13
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño1.05 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

ASIRIA

Historia

Las autoridades antiguas difieren grandemente con referencia al ascenso, al

progreso, la extensión y la duración de este imperio. Pero su historia comienza con

los sumos sacerdotes de Asur. Al principio era una provincia de Babilonia hasta el

tiempo de Amurabi (1728- 1688 a. de J.C.), y no se ha determinado exactamente

cuándo se independizó. La primera capital fue Asur, en la ribera derecha del río

Tigris, como a 96 Kms. al sur de Nínive, su capital posterior.

Como todas las demás naciones antiguas y guerreras su territorio fue diferente en los

distintos períodos de su historia. Pero hablando en términos generales, de los tres

grandes países era el que estaba más al norte, y ocupaba el llano de Mesopotamia.

Estaba limitado al norte por las montañas Nifates de Armenia, al oriente por

Babilonia; al sur por Media; al oeste por la vertiente del río Éufrates. De norte a sur

tenía como 450 Kms. y 257 Kms. de este a oeste.

Era una tierra muy fértil y por consiguiente mantenía una población grande. Esto,

además, la hacía ser el centro de muy importantes movimientos políticos. Muy

pronto sus habitantes alcanzaron gran prosperidad y un alto grado de civilización.

Este dato es declarado por muchos escritores antiguos y por la investigación de

hombres científicos. Hay ruinas de muchos canales de irrigación, acueductos y

ciudades poderosas. Las ruinas demuestran que muchas ciudades estaban

agrupadas alrededor de Nínive, y en las riberas del río Tigris se ha encontrado ruinas

en una distancia de 322 a 482 Kms.

Excavaciones recientes han mostrado que los asirios conocían bien las artes y las

ciencias. Era gente muy afanosa, con un buen espíritu de ingenio y gracia, como

también de buen gusto. Hacían y usaban vidrio transparente y lentes de aumento.

Hubo cuatro períodos distintos en la historia de Asiria: (1) El período primitivo,

que comprende la fundación de la primera colonia por Asur hasta el tiempo de

Tiglath-Pileser I, cerca de 1120 a. de J.C. Durante este tiempo comerciantes y

soldados asirios viajaban hasta Capadocia. Se rebelaron y no solamente ganaron su

independencia de Babilonia, sino que la dominaron. Antes de que este período

concluyera Babilonia se rebeló y rechazó a los conquistadores asirios de su país. (2)



El imperio antiguo de Tiglath-Pileser I, 1120 a. de J.C. a Pul (o Tiglath-Pileser

19

III), 745 a. de J.C. Después de la muerte de Tiglath-Pileser I el país declinó y cayó



bajo el poder de los arameos. Más tarde revivió bajo reyes fuertes, como

Salmanasar II, y dominó países tales como Siria, incluyendo Fenicia, Edom y

Filistea; también Armenia y Tarso de Cilicia. Otra vez la nación decayó hasta que

Tiglath-Pileser II, la restableció. (3) El segundo imperio desde Tiglath-Pileser III,

745 a. de J.C., hasta el rey Esarhadón, 681 a. de J.C. Este segundo imperio fue

fundado por Tiglath-Pileser III, cuya política era hacer un imperio de toda el Asia

occidental, mantenerlo unido por leyes fiscales y poder militar, y asegurar para los

mercaderes de Nínive el comercio del mundo. Samaria, Damasco, Neftalí, la capital

hetea y Babilonia, todas fueron vencidas por él y por su sucesor, antes del fin de

este período. (4) El cuarto período y la caída del imperio, desde Esarhadón, 681

a. de J.C., hasta un sitio por los medos, babilonios y escitas que duró dos años, al

fin fue derrotado en 609 a. de J.C. Bajo el mando de Esarhadón el segundo imperio

alcanzó su más grande prosperidad, aun conquistando Egipto y haciéndolo tributario

de Asiria. Pero cuando su hijo Asur-bani-pal lo sucedió, el lujo y la extravagancia

consumieron la fuerza y el esplendor de la nación; Nínive, su capital, fue

completamente destruida, y nunca más fue habitada.



El Gobierno y la Religión

Asiria tenía un gobierno despótico, compuesto de muchos reinos unidos solamente

por ciertas obligaciones como pagar tributo y respeto a la autoridad suprema. Con

pocas excepciones, como en el reinado de Tiglath-Pileser, cada nación tenía sus

propios gobernadores, leyes y religión. Por la relajación de esta organización el

imperio sufría frecuentes sublevaciones de la gente subyugada, por eso se necesitaba

de mucha energía para conquistarlos de nuevo. Trataban de prevenir estas

sublevaciones castigando rigurosamente a los culpables. Una manera de hacerlo era

desterrando en grandes grupos a los habitantes del distrito transgresor, como

hicieron con los judíos.

Tal nación nunca pudo estar segura de su poder para resistir los ataques de las

naciones enemigas, y estaba constantemente en peligro de deshacerse. El que haya

durado cinco siglos, es un gran tributo a la dirección de sus reyes y al poder y

energía de su pueblo.

La religión de Asiria era la del estado, y se parecía a la de Babilonia, pero se

diferenciaba en dos aspectos importantes: (1) El rey, y no el sumo sacerdote, era

supremo. (2) La cabeza de su religión era el dios nacional Asur o Assur, cuyo sumo

sacerdote y representante era el rey.

20

Asur era originalmente Asir, “el líder” en guerra, quien, por lo tanto, es representado



como el dios guerrero armado con un arco. En la época cuando adoraban al sol en

Babilonia, Asur fue identificado como el dios del sol. La semejanza del nombre

causó que fuese identificado también con la ciudad de Asur, donde era adorado, en

el tiempo cuando las ciudades de Babilonia del norte fueron deificadas,

probablemente bajo la influencia hetea.

Más tarde todavía, los escribas explicaron que habían tomado el nombre del dios

primitivo cosmogónico An-sar, el firmamento de arriba, que en la edad neobabolónica

se pronunciaba Assor.

La combinación de los atributos del dios guerrero, que era el dios del ejército, con la

ciudad deificada a la cual pertenecía el ejército, causó que Asur llegara a ser la

deidad principal de una nación militar. El ejército era “las tropas de Asur”, los

enemigos eran “los enemigos de Asur”, y demandaban que ellos confesaran la

supremacía de este o eran destruidos.

Asur era considerado supremo sobre todos los demás dioses. Originalmente, su

contraparte femenina que era Asirtu, la Asera del Antiguo Testamento, había estado

a su lado, y algunos literatos sugirieron que su esposa había sido Belit, “la Señora” o

Istar, o alguna otra diosa babilónica; pero las tentativas eran puramente literarias.

Cuando Nínive tomó el lugar de Asur como capital del reino, Istar, alrededor de

cuyo santuario había crecido Nínive, empezó a compartir con él algo de honor en la

adoración, aunque su posición fue secundaria hasta el fin. Así sucedió también con el

caso del dios guerrero llamado Ninip.

Nínive

Ya se ha indicado que Asur fue la primera capital y que Nínive fue la capital más

tarde, durante el período de gloria del imperio. Nínive era de tanta gloria e

importancia que frecuentemente se hablaba de ella como refiriéndose al imperio

entero. Debemos saber de la ciudad que fue el centro de influencia de una nación

que causó tanta dificultad a Israel, y que ocupa un lugar tan grande en las

narraciones de la Biblia.

La ciudad fue fundada por Asur o Nimrod, un famoso cazador, 3000 a. de J.C.

(<011011>Génesis 10:11). Estaba situada en la ribera oriental del río Tigris al lado

opuesto de la ciudad actual de Mosul, a unos 402 Kms. al norte de Babilonia y a

885 Kms. del golfo Pérsico. Era un pueblo pequeño sin importancia, hasta que fue

ensanchado por Ninus II por el año 1230 a. de J.C.; entonces se constituyó en la

ciudad más grande del mundo. Su gloria más grande la adquirió durante el reinado

21

de grandes reyes tales como Senaquerib, Esarhadón, Assur-bani-pal, Salmanasar, y



Tiglath-Piliser V.

Era oblonga, con unos 96 ó 112 Kms. de perímetro. El gran muro que la protegía

era de 30 ms. de alto, y tan ancho que sobre él podían transitar tres carrozas lado a

lado. Sobre su muro había 1500 torres de 60 ms. de alto. Los muros probablemente

cercaban grandes parques y campos, así como también los edificios de la ciudad.

Senaquerib dijo que la ciudad en los tiempos antiguos tenía un perímetro de 9.300

codos, pero que él añadió 12.515 codos y edificó un gran muro de 30 ms. de alto,

cuyo fundamento descendía hasta el nivel del agua. Quizá gran parte de la ciudad

estaba afuera de este muro, y es probable que varias ciudades cercanas como Cala

(<011012>Génesis 10:12) y Dursargina, que eran dominadas por Nínive frecuentemente,

hayan sido incluidas en las descripciones de ella.

En el libro de Jonás se describe Nínive como una gran ciudad de “tres días de

camino”, también se nos dice allí (<320411>Jonás 4:11) que había en la ciudad 120.000

personas que no distinguían su mano derecha de la izquierda. Si esto se refiere a

niños, como piensan la mayor parte de los estudiantes de la Biblia, la población

habría sido por lo menos de 600.000 habitantes. En una ocasión el ejército de

Nínive o Asiria excedía en número al de sus enemigos, que tenían 3.000.000 de

infantería, 500.000 de caballería y 2.000 carrozas.

Ya se ha mencionado que esta gran ciudad fue completamente destruida y nada

queda ahora sino ruinas. Entre estas ruinas están los restos de un número de templos

edificados y restaurados por varios reyes, los palacios de varios de estos reyes,

porciones de los muros de la ciudad, un obelisco esculpido con referencias a Siria e

Israel, y dos grandes baluartes, uno de 29 ms. de alto, que cubre 40 hectáreas; el

otro de 30 ms. de alto, cubre 16 hectáreas.

Anotamos aquí, sin ningún esfuerzo por agruparlos ni clasificarlos, los siguientes

pasajes de las Escrituras, tomados de libros históricos y proféticos que tienen que

ver con el país, su capital, sus reyes y generales, sus empresas y, especialmente,

incidentes que se refieren a Israel.

Su fundación, <011011>Génesis 10:11.

Manahem, rey de Israel, dio 1.000 talentos de plata y 50 ciclos de oro a Pul o

Tiglath-Pileser, para que se retirase de Israel, <121517>2 Reyes 15:17-22.

22

Acaz, rey de Judá, se sometió voluntariamente a Tiglath-Pileser, rey de Asiria y le



dio los tesoros de la casa de Dios. Asiria conquistó a Damasco y salvó a Judá del

poder de Siria, 2 Reyes 16.

Salmanasar V, rey de Asiria, conquistó Samaria e hizo rey a Oseas, uno de sus

súbditos. Cuando este se sublevó y conspiró con Só, rey de Egipto, en contra del

rey de Asiria (probablemente Sargón). Este capturó Samaria y llevó cautivo a Israel

a Asiria, y trajo extranjeros a Samaria para gobernarla, <121701>2 Reyes 17:1-18;



<232001>Isaías 20:1; <330505>Miqueas 5:5, 6; <150402>Esdras 4:2.

Senaquerib invadió a Judá y tomó ciertas ciudades, y después de recibir regalos de

Ezequías, rey de Judá, sitió Jerusalén. Después de las amenazas y las palabras

jactanciosas de Rabsaces, Dios obró de una manera especial matando a 185.000 de

sus soldados. Entonces Senaquerib volvió a Nínive y fue matado, <121813>2 Reyes

18:13—19:37; Isaías 36, 37.

Ezequías confió en la ayuda de Egipto en contra de Asiria, <121821>2 Reyes 18:21;

<233001>Isaías 30:1-7; 31:1-3; 36:4-6.

La destrucción de Asiria y Nínive profetizada. Nahúm 1—3; <360213>Sofonías 2:13-15.

Jonás predica y Nínive se arrepiente, Libro de Jonás.

Jesús se refiere a ella, <401239>Mateo 12:39-41.

Referencias especiales: <320102>Jonás 1:2; 2:2-7; 3:3; 4:11; <340108>Nahúm 1:8; 2:6; 3:18;

<233737>Isaías 37:37; <121936>2 Reyes 19:36.

23

SEGUNDA PARTE (SIRIA)



TERRITORIO

El nombre Siria se deriva de Suri, el nombre antiguo babilónico que se le daba al

territorio que estaba al norte de Mesopotamia, y que más tarde designó a todo el

distrito más allá del Éufrates y Tarso. Estrabón, Plinio y Ptolomeo pensaban que

incluía el territorio entero de las montañas de Tarso hasta el Éufrates, y entre el

desierto siro-arábigo y el mar Mediterráneo. Políticamente este territorio, todavía

designado como Siria aunque comúnmente es llamado Palestina, generalmente se

menciona por separado.

Este territorio consiste en una serie de fajas de tierras bajas y altas que corren de

norte a sur, como de 611 Kms. de largo. Estaba dividido en la alta y la baja Siria; la

alta correspondía propiamente a Siria, y la baja a Palestina.

Comenzando desde el Mediterráneo estas fajas son:

La llanura marítima. Esta llanura en algunos lugares es como de 16 Kms. de ancho, y

gran parte de ella es muy fértil.

La primera faja montañosa. Se extiende de las montañas de Tarso en el norte hasta

el desierto de las peregrinaciones en el sur. Incluye montañas tales como el monte

Casio, de 1.753 ms. y las montañas del Líbano más o menos de 1.524 ms.

alcanzando una altura máxima de 2.676 ms.

El gran valle central. Está situado entre las montañas del Líbano y el Anti-Líbano.

En el norte siguen el río Orontes y el Leontes, de Baalbek, y dobla al oriente hacia el

Éufrates. En el sur se une con el valle del Jordán y el desierto de Arabia que fue

brazo del mar.

La segunda faja montañosa. Comúnmente se le llama el Anti-Líbano; corre paralela

a la otra cordillera y alcanza su mayor altura en el monte Hermón, de 2.084 ms.,

después del cual se extiende hacia el sur a una gran meseta que abarca Moab y

Edom.


La faja oriental. Es una tira angosta de tierra rica y cultivable entre las montañas del

Anti-Líbano y el desierto sirio. Es muy fructífera en algunos lugares; alrededor de

Damasco, donde está bien regado, es un paraíso terrenal.

24

Los cambios de altitud tan variables de 2.800 ms. sobre el nivel del mar a casi 400



ms. bajo el nivel del mar, naturalmente dan al país un clima muy variado. En general

es seco y caliente, propenso a las sequías y con muy poca vegetación. Pero su

posición central entre los imperios mesopotamios por un lado y Egipto y Arabia por

el otro lo hizo un camino para el comercio del mundo, y le dio una importancia

mayor a la de su tamaño y recursos naturales.

Historia

Siria ya estaba poblada de semitas cuando entró por primera vez a la historia. En

tiempos tan remotos como 4000 a. de J.C., ya se mencionaban los productos de

Siria, y en 2720 a. de J.C. fue dominada por Sargón de Agade (ahora conocido por

Accad) y estuvo, por lo menos parte del tiempo, bajo el dominio de Babilonia y

bajo Amurabi, y su dinastía fue completamente dominada por ella. Los fundamentos

de la gran monarquía de Siria o Siro-Macedonia fueron puestos hasta el tiempo de

los ptolomeos, durante el siglo III a. de J.C.

Seleuco, uno de los generales de Alejandro, obtuvo el mando del país y edificó

Seleucia, en el río Éufrates, como su capital oriental; y Antioquía, en las riberas del

río Orontes, en Siria, como su capital occidental. Esta ciudad más tarde llegó a ser

un centro cristiano. Por mucho tiempo hubo fuerte rivalidad entre los reyes de Siria y

los de Egipto, y Palestina siempre fue el punto de conflicto entre ellos; a veces

estaba sujeta a uno y a veces a otro.

Después de la caída de la dinastía seleucida, Siria cayó bajo el dominio de los

romanos quienes lo retuvieron, con excepción de unos breves períodos, hasta el

siglo VII d. de J.C., cuando fue conquistada por los árabes. Durante las cruzadas de

la Edad Media fueron establecidos allí varios principados cristianos, y existieron por

un corto tiempo. Los cruzados cristianos al fin fueron expulsados de Siria en 1291.

De 1400 a 1500 los turcos otomanos conquistaron Turquía y las tierras árabes del

oriente cercano. Bajo el reinado del imperio otomano, Siria entró en un período

largo de una paz relativa.

Antes de la Guerra Mundial I, los árabes demandaron su propio gobierno entre el

imperio otomano. En 1916 los árabes del Hechaz, el distrito de la costa oeste de

Arabia, se levantaron en contra de los turcos, con la cooperación secreta de los

árabes sirios. Gran Bretaña dio a los árabes mucho apoyo.

Después de la Guerra Mundial I, Siria fue dada a Francia por mandato de la Liga de

la Naciones. De una parte de Siria fue formada la nación de Líbano en 1926.

25

En 1941 Siria fue proclamada república independiente. Después de elegir a su



presidente en 1943, las fuerzas inglesas y francesas empezaron a irse del país, de

modo que para el 17 de abril de 1946 no había tropas extranjeras en Siria.

Desde que Siria obtuvo su independencia, los sirios ha procurado mantener su

gobierno republicano institucional; pero el ejército se inmiscuye en el gobierno. Cada

vez ha introducido una nueva política y constitución. En 1956 el gobierno sirio hizo

una alianza económica con Jordán que permitía a jordanitos y sirios vivir, trabajar y

comerciar libremente en una u otra nación. Siria hizo alianza con Egipto en 1956

durante el conflicto sobre la zona del canal de Suez.

La historia de Siria desde 1946 ha sido marcada con una guerra con Israel en 1948,

repetidos incidentes en sus fronteras, el crecimiento de pan-arabismo, y la inclusión

de Siria en la República Árabe Unida desde febrero de 1958 hasta septiembre de

1961. En 1965 muchas industrias y comercios fueron nacionalizados.

En seguida hay algunos pasajes en la Biblia donde se menciona a Siria.

Conquistada por David, <101006>2 Samuel 10:6-19.

Tributario de Salomón, <111029>1 Reyes 10:29.

Hadad procura destruir a Israel, <111125>1 Reyes 11:25.

Los sirios conquistan parte de Israel, <111516>1 Reyes 15:16-24.

Acab los subyuga, <112013>1 Reyes 20:13-34. Dos victorias sobre Ben-adad en que

mataron a 100.000 soldados.

Ben-adad procura capturar a Eliseo en Dotán y sitia a Samaria, 2 Reyes 6—7.

Jeroboam restaura el territorio a Israel, <121425>2 Reyes 14:25.

El territorio conquistado una vez más por los sirios, <121605>2 Reyes 16:5-9.

Los sirios usados para castigar a Israel, <142423>2 Crónicas 24:23-27.

La fama de Cristo se extiende por toda Siria, <400424>Mateo 4:24.

El evangelio esparcido allí durante el período apostólico, <441541>Hechos 15:41; 18:18;

21:3; <480121>Gálatas 1:21.

26

POR LA COSTA MEDITERRÁNEA

Tolemaida, o Aco, o Acre

Situada a unos pocos kilómetros al norte del monte Carmelo, sobre un promontorio

pequeño al otro lado de la ancha bahía del pueblo moderno de Haifa. Es el mejor

puerto en esta costa del sur de la bahía de San Jorge, en Beirut. En tiempos antiguos

por la ciudad pasaba la ruta que iba de la costa marítima al llano de Esdraelón, y

dominaba también la ruta por la costa del norte, de modo que era de gran

importancia. Durante mucho tiempo después de la muerte de Alejandro fue

dominada por los ptolomeos, quienes la llamaron Tolemaida. Haifa, que tiene mejor

puerto, la ha suplantado como un centro de comercio. En 1944 su población era

como de 65.000 habitantes; en este lugar hay una prisión del gobierno, a donde

llevan a los criminales que deben cumplir una condena larga. Aco moderno es

solamente un pueblo pequeño.

Fue asignada a la tribu de Aser, pero nunca fue conquistada, <061924>Josué 19:24-31;

<070131>Jueces 1:31.

Tiro

Tiro era la ciudad más importante en Fenicia. Ahora tiene el nombre del Sur. Estaba

a unos 33 Kms. al sur de Sidón, como a la mitad de la distancia entre Egipto y Asia

Menor, y cerca de la frontera noroeste de Palestina. No se sabe la fecha de su

principio, pero se dice que el templo de Hércules fue edificado en 2300 a. de J.C., y

basándose en esto, probablemente la ciudad fue establecida en 2700 a. de J.C.

Estaba construida en parte sobre una isla que era muy rocosa, y en parte sobre la

tierra firme al lado opuesto. Alrededor de ella había un llano muy fértil, como de 32

Kms. de largo, cruzado un poco al norte de la ciudad por el río Leontes, y un poco

al sur por una copiosa fuente que juntos proveían agua abundante para la ciudad y

sus jardines. Tenía dos puertos, uno hacia el norte y otro hacia el sur, que estaban

conectados por un canal. La ciudad isleña era rocosa, y por un lado en tierra firme

estaba protegida por un muro como de 45 ms. de alto. Adentro del muro había

muchos edificios apiñados; se decía que la población era como de 40.000

habitantes. Por mucho tiempo estuvo subordinada a Sidón, hasta que los filisteos

conquistaron Sidón en el siglo XII a. de J.C. Después de esto Tiro fue la ciudad más

grande, y su poder es indicado por el hecho que con éxito resistió el poder de

grandes reyes tales como Tiglath-Pileser, Salmanasar y Nabucodonosor. Fue

conquistada por Alejandro el Grande, pero en el año 40 a. de J.C. no pudo ser

tomada por los partos quienes conquistaron Siria.

27

Era una ciudad muy rica y tenía un comercio muy extenso. La gente era muy atrevida



y conocía mucho de la geografía del mundo. Los marineros fundaron colonias en

España y al norte y al oeste de África, y en sus expediciones comerciales navegaron

por el mar Rojo, el Océano Índico hasta Bretaña. Las rutas terrestres atravesaban

cada sección de Asia Occidental. Así mostraron su conocimiento de tierras

occidentales y orientales, y se extendieron por todos los mares incluyendo el

Atlántico.

La ciudad ha tenido considerable importancia en conexión con la historia cristiana.

Aceptó el cristianismo y para el Siglo II d. de J.C. fue el asiento de un obispado, y el

escenario de un sinnúmero de concilios como el que consideró las acusaciones en

contra de Atanasio en el Siglo IV. Más tarde vino a ser ofensiva para los cristianos,

por cierta filosofía anti-cristiana que se encontraba en esa ciudad. Pero aun en

tiempo de las cruzadas era de importancia.

En la actualidad Tiro es un pueblecito de 9.500 personas; muy pobre, con calles

angostas y casas en ruinas. Está situado en la parte norte de la isla. La mayor parte

de sus habitantes son musulmanes; hay pocos cristianos latinos y católicos unidos, y

unos pocos judíos. Casi todo su comercio ya ha sido desviado a Beirut. Hay

solamente unos cuantos barcos de pesca y de comercio, pero todavía exporta algo

de algodón, tabaco y piedras de molino. Uno puede ver algunas ruinas de la antigua

ciudad, que incluyen los restos de un acueducto.

Fue asignada a la tribu de Aser, pero nunca fue ocupada, <061929>Josué 19:29.

Hiram, rey de Tiro, edificó una casa para David, <100511>2 Samuel 5:11, y proveyó

materiales y obreros para ayudar a Salomón en la edificación del templo. 1 Reyes 5,

7, 9.

Con provisiones de allí se ayudó a reedificar el templo, <150307>Esdras 3:7.



Nehemías fue perturbado por los tirios que no guardaban el sábado, <161316>Nehemías

13:16.


Su destrucción fue profetizada, Isaías 23; <242522>Jeremías 25:22; 47:4 ; Ezequiel 26—

28; Amós. 9; <380901>Zacarías 9:1-7; <290304>Joel 3:4 y siguientes: Oseas 9.

Gente de Tiro oyó a Jesús predicar, <410308>Marcos 3:8; <420617>Lucas 6:17.

Jesús comparó a Corazín y a Betsaida con Tiro y Sidón, <401121>Mateo 11:21, 22;



<421013>Lucas 10:13, 14.

28

Jesús sanó a la hija de la sirofenicia cerca de allí, <401521>Mateo 15:21-28; <410724>Marcos



7:24.

Herodes tuvo dificultades con los tirios, <441220>Hechos 12:20-23.

Pablo pasó siete días allí, <442103>Hechos 21:3-7.

Sarepta

Sarepta, un pueblo sidonio como a 21 Kms. al norte de Tiro y a 11 de Sidón. Aquí

Elías, después de dejar el arroyo de Querit, fue hospedado por la viuda cuya tinaja

de harina no escaseaba y a cuyo hijo Elías levantó de los muertos, 1 Reyes 17;



<420426>Lucas 4:26.

Sidón

Sidón, ahora llamado Saida, probablemente significa fortificado. Es una de las

ciudades fenicias más antiguas situada en un promontorio enfrente del cual hay una

isla, y está a 241 Kms. al sur de Antioquía y a 33 Kms. al sur de Beirut. No se sabe

cuándo fue fundada. La ciudad antigua estaba cercada por un muro y tenía dos

puertos: el del norte tenía casi 500 metro de largo y 200 de ancho, bien protegida

por un rompeolas y pequeños islotes. Todavía existen ruinas de los muelles junto a

las rocas que la protegen por el norte. El puerto del sur tenía 600 por 400 ms.,

rodeado en tres lados por tierra; pero ya no existe, ya que fue cubierto

completamente por el mar.

Sidión estaba más avanzada en asuntos marítimos que cualquier otra ciudad antigua.

Sus marineros fueron los primeros en ir más allá de donde se podía divisar tierra, y

de navegar de noche en alta mar, guiándose solo por las estrellas. Muy pronto la

ciudad se hizo famosa por sus manufacturas y por la destreza de sus obreros. Eran

expertos en el labrado de madera (<110506>1 Reyes 5:6). La belleza de sus trabajos en

plata y bronce y de sus telas tejidas, bordadas y teñidas en la famosa tinta púrpura

de Tiro, que tuvo su origen en Sidón, se conocían por todas partes, y muchas veces

fueron mencionadas por escritores griegos de renombre como Homero. Durante el

tiempo de Augusto y Tiberio era conocido por su escuela de filosofía y por la gran

escuela de leyes que se estableció allí en 551 a. de J.C. Fue también de mucha

importancia durante las cruzadas.

Estuvo a la vanguardia respecto a las demás ciudades de Fenicia, pero tuvo una vida

muy azarosa. Una y otra vez estuvo subyugada a los egipcios, asirios, babilonios,

persas, griegos, los seleucidas y los romanos. En una ocasión, cuando Artajerjes III

29

(Oco), rey de Persia, la sitió con 300.000 hombres, los ciudadanos se encerraron en



la ciudad, quemaron su flota, incendiaron sus hogares y perecieron con sus esposas

e hijos para no caer en sus manos; perecieron como unos 40.000 sidonios en las

llamas.

Hoy día tiene una población de 36.000, pero no es una ciudad de mucha



importancia. Manufacturan un vidrio de excelente calidad, hecho de una arena muy

fina traída de la costa cerca del monte Carmelo. Por su lado terrestre y

particularmente por el lado norte está cercada por exuberantes huertos y jardines

donde se producen naranjas, limones, almendras, albaricoques, plátanos y palmeras.

Fue fundada por Sidón, hijo de Cam, <011015>Génesis 10:15-20; <130113>1 Crónicas 1:13.

Mencionada en la profecía de Jacob, <014913>Génesis 49:13.

Josué persiguió a los reyes de Sidón, <061118>Josué 11:18.

Asignada a Aser, pero nunca ocupada, <061302>Josué 13:2, 7; <070131>Jueces 1:31; 3:3.

Oprimió a Israel, <071012>Jueces 10:12.

Israel pecó en adorar a la diosa de los sidonios, <071006>Jueces 10:6; <111105>1 Reyes 11:5,

33.

Hogar de Jezabel, esposa impía del rey Acab, quien causó tanta perturbación en



Israel, <111631>1 Reyes 16:31.

Se predice su destrucción, Isaías 23; <242522>Jeremías 25:22; 27:3; 47:4; <262708>Ezequiel

27:8; 28:21 en adelante; 32:20; <290304>Joel 3:4; <380902>Zacarías 9:2.

Hombres de allí oyeron a Jesús, <410308>Marcos 3:8; <420607>Lucas 6:7.

Jesús pronunció un ay sobre ella. <401121>Mateo 11:21-23; <421013>Lucas 10:13.

Jesús hizo un milagro cerca de allí, <401521>Mateo 15:21-28; <410724>Marcos 7:24-33.

A Herodes no le agradaron los sidonios, <441220>Hechos 12:20.

Pablo llegó a Sidón en su viaje a Roma, <442703>Hechos 27:3.



Beirut

Aunque no está mencionada directamente en la Biblia, y aunque no hay certeza en

cuanto a su referencia (<100808>2 Samuel 8:8; y Ezequías 47:16), como algunos han

pensado, tiene considerable importancia. Era una colonia romana en tiempo de

Herodes el Grande. El lugar donde 150 jueces se reunieron para juzgar el caso que

30

Herodes había presentado en contra de sus dos hijos. Era el centro de la gran



escuela de derecho romano. Durante el tiempo de Justiniano esta escuela tenía una

asistencia de miles de estudiantes. Fue completamente destruida por un terremoto en

551 d. de J.C., y por un tiempo fue abandonada. Hoy quedan las ruinas de muchos

templos y edificios públicos de los tiempos romanos. Durante las cruzadas obtuvo

considerable importancia y hoy día es el puerto más importante del Líbano, el único

en la costa, situado en la bahía de San Jorge. Durante la Guerra Mundial I sufrió

mucho.

Ahora es una ciudad de 500.000 habitantes, compuesta de sirios, árabes y turcos;



muchos de ellos son analfabetos, de baja moral y muy pobres.

Beirut tiene el mejor puerto natural en el lado del mar Mediterráneo, entre

Iskenderun, Turquía; Alejandría y Egipto. La ciudad está cercada por las montañas

libanesas.

Desde los tiempos fenicios, hace más de 3.500 años, Beirut ha sido el centro

principal del comercio entre el área Mediterránea y Siberia. Bajo el Imperio

Romano, Beirut se llamaba Berytus. Era un gran centro cultural, como también un

puerto comercial. Después de la Guerra Mundial II, Beirut vino a ser la capital de la

nueva República del Líbano.

Beirut tiene tres universidades modernas. La Universidad Nacional, una institución

árabe fundada en 1951. una escuela francesa jesuita, la Université Saint-Joseph, ha

sido famosa por mucho tiempo por sus eruditos franceses y sus arqueólogos. La

Universidad Americana de Beirut, establecida primeramente en 1866 como el

Colegio Protestante Sirio, ha contribuido al desarrollo nacional árabe.

Es importante para turistas y estudiantes de las tierras bíblicas, porque en este

puerto desembarcan los que van a visitar la Tierra Santa. Más o menos a 16 Kms.

de la ciudad está el río Lycus o Dog, un paso entre el mar Mediterráneo y las

montañas del Líbano. Este lugar era notable por ser el campo de batalla donde

Egipto y Asiria muchas veces se encontraron para pelear. Para el visitante son de

interés las tablas conmemorativas que fueron esculpidas en la roca sólida del lado de

la montaña, por Tiglath-Pileser II, Salmanasar y Senaquerib, y una por Ramsés II de

Egipto, que vivió durante la opresión y liberación de Egipto.



Antioquía de Siria

Antioquía de Siria estaba situada en las riberas del río Orontes, como a 24 Kms. del

mar Mediterráneo, y es importante en la historia intertestamentaria y la del Nuevo

Testamento. El nombre moderno que lleva es Antakya, Turquía. Fue fundad por

31

Seleuco Nicator (Seleuco el primero) cerca de 300 a. de J.C., se le llamó así en



honor de su padre Antíoco. Estaba en la ruta que iba del mar Mediterráneo a

Mesopotamia y Arabia, y era llamada la “puerta del oriente”. Fue engrandecida y

embellecida por varios reyes, y después que llegó a ser capital de la provincia

Romana de Siria, varios de los emperadores contribuyeron a su embellecimiento.

Tenía una gran biblioteca y escuela, y cuando Roma se hizo poderosa era llamada la

“reina del Oriente”. Pronto vino a ser la tercera ciudad en importancia en el Imperio

Romano, Roma primera y Alejandría segunda.

De 115 a 588 d. de J.C., un período de casi 500 años, sufrió grandemente por

terremotos, y por lo menos siete pueblos cercanos fueron destruidos. También sufrió

guerras, y fue saqueada por lo menos 15 veces. Las más importantes para nuestra

consideración fueron la subyugación por el rey persa, 540 d. de J.C.; por los

sarracenos 638 d. de J.C.; por los turcos 1084 d. de J.C.; por las cruzadas, 1098

d. de J.C., que fue cuando vino a ser la capital del principado cristiano.

Aunque no estaba al lado del mar, su situación era tan favorable que pronto llegó a

ser un gran centro comercial. Su población era cosmopolita; estaba compuesta de

sirios, griegos, judíos, romanos y de grupos pequeños de otras naciones. Estas

condiciones hicieron a sus habitantes turbulentos, vigorosos y agresivos; era el lugar

apropiado para comenzar algo nuevo. Se hicieron notorios por su gran habilidad

comercial, asimismo como por el libertinaje en los placeres en que ellos

participaban. La ciudad no perdió su importancia hasta que la conquista árabe

restauró a Damasco al primer lugar entre las ciudades sirias. Hoy no es muy

importante; tiene como 30.385 habitantes, y desde 1939 ha pertenecido a Turquía.

Antioquía llegó a ser la cuna de las misiones cristianas. Durante el tiempo de

Crisóstomo se dice que como la mitad de sus 200.000 habitantes eran cristianos.

Jerusalén ha sido llamada la primera capital, o el lugar del cual se extendió todo el

movimiento; Antioquía fue la segunda capital o lugar de donde fueron promovidas

las misiones entre los gentiles; Éfeso, la capital de la cual toda el Asia Menor fue

evangelizada. Esta posición central en la extensión del cristianismo le dio un lugar

importante en la literatura cristiana primitiva, y especialmente en el libro de los

Hechos, como se verá enseguida.

Nicolás, un prosélito de Antioquía, fue hecho diácono, <440605>Hechos 6:5.

Los cristianos, huyendo de la persecución en Jerusalén, establecieron el cristianismo

allí, <441119>Hechos 11:19-27.

32

La iglesia de Antioquía mandó una ofrenda a Jerusalén por medio de Pablo y de



Bernabé, <441127>Hechos 11:27-30; y Juan Marcos volvió con ellos, <441225>Hechos 12:25.

Fue el centro de donde Pablo hizo su gran trabajo misionero, <441302>Hechos 13:2;

14:26; 18:22-23.

De aquí Pablo y Bernabé fueron a Jerusalén y consiguieron el apoyo de los judíos

para su trabajo entre los gentiles, Hechos 15.

Aquí Pablo y Pedro tuvieron una discusión sobre doctrina, <480211>Gálatas 2:11 y

siguientes.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje