Página principal

Caribe. Y dentro de ella, su casco viejo conocido como “La Isleta” recoge la esencia más pura de San Juan de Puerto Rico


Descargar 189.27 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño189.27 Kb.
  1   2   3
Ciudad vieja de San Juan de Puerto Rico

La antigua capital colonial española es una de las ciudades más bellas y con más sabor del Caribe. Y dentro de ella, su casco viejo conocido como “La Isleta” recoge la esencia más pura de San Juan de Puerto Rico, un destino inolvidable.

Unida por una serie de puentes o por ferry al resto de San Juan y con unas vistas espectaculares al mar, en su pequeña extensión encontramos un perfecto resumen de lo que es la sociedad y la rica cultura mestiza de Puerto Rico. “La Isleta” cuenta también con un estimable patrimonio arquitectónico colonial.

Todo ello está en proceso de revisión y con un plan de mejora del espacio en marcha, dada la constante degradación del entorno. Un esfuerzo que merece bien la pena por conservar espacios como los muy turísticos Parque Múñoz Riveray el Escambrón o el icónico e imprescindible campo del Morro.


PUERTO RICO - SITIOS DE INTERÉS

SAN JUAN


La Ciudad Amurallada”, se levanta como una diosa en el caribe. El Morro

fortaleza española que lo ha defendido por siglos, nos recibe como inicio e

invitación a San Juan, la capital de Puerto Rico.

Patrimonio de la Humanidad, es toda una joya viva, la ciudad antigua mejor

conservada de América, todas las casas han sido remodeladas en su interior

conservando siempre la antigua fachada y color. La parte que da al puerto no

está asfaltada, son los adoquines de zinc que trajeron los barcos españoles como

lastre, siempre han estado ahí desde el descubrimiento de la isla. Por eso los

atardeceres son únicos, con un color tirando a plata con dorado queriendo ser

algo añil.


Se le llamó la Ciudad Amuralla por el fuerte español El Morro y san Cristóbal,

dos tesoros que hay que visitar. La Garita del Diablo es un icono de la isla,

con su propia leyenda e historia. Hay mucha historia y mucho arte para ver, La

Fortaleza, Museo de Arte, varios museos y centros artísticos, donde se puede ver

y adquirir cuadros y mucha artesanía moderna y antigua. Abundan las joyerías de

prestigio y es zona de bares, cafeterías y restaurantes. Ir a la Perla del

Caribe, significa pensar en playa, deportes náuticos y golf, además de

excursiones por la isla, pero nuestra propuesta es algo más cultural, callejera

e incluso noctámbula. San Juan tiene su marcha.

Es tierra de Salsa, Merengue, Rumba y Plena. Una riquísima gastronomía con

platos autóctonos y cocina internacional y moderna de altura. Sus bebidas y

combinaciones son famosas, tienen los mejores rones del mundo, Ron Don Q con

varios premios mundiales a la cabeza y las mejores y más conocidas combinaciones

y Cóctels, como la Piña Colada, el Mojito, Coquito, las cervezas y algo en lo

que esta ciudad es el rey: EL CAFÉ, dicen que es el mejor y más fino del mundo,

demandado directamente por la corona inglesa desde hace años.


La noche en el Viejo San Juan está abierta, la recomendación sería hospedarse en

el hotel El Convento, ubicado frente a la Catedral, por la noches tomas una copa

con el sonido de un excelente piano de cola, en el patio de lo que en su día fue

un auténtico convento y hoy es un preciosísimo hotel. Las calles son pequeñas,

te recordarán a Cádiz o alguna de nuestras ciudades, hay terrazas y están llenas

de bares y restaurantes:

St Germain Bistro & Café, La Bombonera,

especiales para desayunar, edificios preciosos en el centro.

Marmalade Restaurant & Wine Bar

Jam Rum Bar + Bistro Moderne

Morton’s of Chicago,

Sofia Italian Kitchen & Bar,

Cafe Puerto Rico,

Pikayo, Barú y Amadeus.

Casi todos con comida caribeña, internacional y creativa.

Un paseo por las viejas calles de la Ciudad Amurallada, hasta las murallas, por

el Paseo de la Princesa o el puerto al atardecer, es algo inolvidable. Los

fines de semana en esa zona hay música y mercadillo artesanal.

A poca distancia en taxi o autobús, nos podemos acercar a la zona moderna, donde

están los grandes hoteles, bancos en la Milla de Oro, grandes supermercados y

centros comerciales. No puedes dejar de visitar el Caribe Hilton, un inmenso

hotel que da al mar y a la laguna, convertido ya en un centro de ocio y

convenciones, ahí tienes música en vivo, actuaciones y tiendas. Una atracción

muy especial son los casinos, están en esa misma zona a lo largo de la playa,

cada hotel tiene uno a cual mas glamoroso. En contrarás pubs o pianos bar, y

música y copas a lo largo de la noche y de la playa. Hay muchas opciones en toda

la isla.

Después de este viaje nunca olvidarás la letra de “Mi viejo San Juan”

Imagénes

Legislatura Municipal de San Juan, Puerto Rico (787)480-2558

Sitios de Interés turístico en la Ciudad de San Juan
La Ciudad de San Juan es visitada por más turistas anualmente que

cualquier otro lugar en el Caribe.

El Viejo San Juan

La fisonomía arquitectónica del Viejo San Juan no ha variado en el

curso del presente siglo de manera sustancial. La ciudad antigua

está protegida por una legislación digna de todo encomio. Mantiene

en desafío del tiempo sus esencias íntimas y constituye el más

preciado adorno turístico del Caribe.

Cuando la Organización de las Naciones Unidas designó al Taj Mahal

como lugar histórico de clase mundial, simultáneamente designó a

seis monumentos en el Viejo San Juan. El Viejo San Juan es un

barrio residencial de más de 465 años de antiguo, concebido

originalmente como un baluarte militar. Sus siete bloques han

evolucionado en un distrito comercial y residencial encantador y

en ellos se encuentran más de 400 edificios coloniales de los

siglos XVI y XVII, perfecta y cuidadosamente restaurados. Sus

calles estrechas están pavimentadas con adoquines, piedras traídas

en barcos españoles donde eran utilizadas como contrapeso. El

tiempo y la humedad le han dado su característico color azul.

Sugerimos un paseo a pie por sus calles, para disfrutar este

pedazo del viejo mundo. Se ha estimado que se necesitan dos

mañanas o un día completo para disfrutar del Viejo San Juan.

Las Plazas del Viejo San Juan

Hay cinco plazas principales en el Viejo San Juan. La Plaza de

Armas es la más importante y céntrica. En el pasado, la plaza se

utilizaba para adiestramientos militares, siendo este el génesis

de su nombre. En uno de sus costados, se ubica un café al aire

libre y una fuente rodeada por estatuas antiguas que representan a

las cuatro estaciones. La Plaza está rodeada de elegantes

edificios como el de la Intendencia, actualmente Departamento de

Estado. La Plaza de Armas, sin embargo, está presidida por la Casa

Alcaldía (también conocida como Casa Capitular), cuya construcción

comenzó en 1602 y concluyó en el 1789. Durante la década del 1840,

fue restaurada sustancialmente para que su fachada fuera una

réplica exacta de la de Madrid, cumpliendo así con la intención de

sus diseñadores originales. Esta es la fachada que se puede

apreciar en el presente. En la Alcaldía, hay una oficina de

información turística y una galería de arte para exposiciones

periódicas, que permanece abierta de lunes a viernes (excepto días

feriados) de 8:00 a.m. a 4:00 p.m., 787-724-7171, extensión 2391.

La Plaza San José es un lugar favorito para el encuentro de

jóvenes y mayores. En su centro, se encuentra la estatua de Ponce

de León, fundida con el acero de los cañones ingleses capturados

durante el ataque de Sir Ralph Abercromby en 1797. El dedo de

Ponce de León apunta hacia Caparra, el asentamiento original

fundado por éste en 1508. La plaza, dotada de Cafés Al Aire Libre,

está rodeada de edificios de interés como la Iglesia San José y el

Museo Pablo Casals.

Muy cerca de La Plaza San José se encuentra la Plaza del Quinto

Centenario, de octubre de 1992, que fue objeto central de la

celebración del quinto centenario del descubrimiento del Nuevo

Mundo por Cristóbal Colón. En su centro está una escultura obra

del artista Jaime Suárez titulada “Tótem Telúrico”, de doce metros

(40 pies) de altura, en granito negro y cerámica, que simboliza

las raíces de la historia de América.

La Plaza de Colón, fue denominada así en 1893 para honrar a

Cristóbal Colón en el Cuarto Centenario de su descubrimiento de

Puerto Rico. Las placas de bronce en el pedestal de la estatua

evidencian distintos episodios en la vida del explorador.

La Plazoleta de la Rogativa, construida en 1971, cuenta con una

escultura moderna que conmemora un evento que ocurrió allí en

1797. Durante la primavera de ese año, una flota de barcos

ingleses bajo el mando de Sir Ralph Ambercrombie entró en la

bahía, disponiéndose a atacar a la ciudad y tomar posesión de la

misma. Cuando el ataque fue frustrado, establecieron un bloqueo

naval de la ciudad, con la esperanza de quebrar el espíritu de sus

residentes. Cuando los residentes se desesperaron al no recibir

ayuda de los soldados destacados en otros pueblos, el gobernador

ordenó una rogativa para solicitar asistencia de los santos. Las

mujeres de la ciudad, portando antorchas y sonando campanas,

formaron una procesión por las calles, lo que llevó a los

ingleses, ante la conmoción, a pensar que habían llegado refuerzos

por lo que desistieron en su intento de capturar la ciudad.

Otras plazas en el Viejo San Juan:

Plaza del Antiguo Casino Plaza Arturo Somohano

Plaza Dársena Plaza de Hostos

Plaza de las Monjas Plaza San Francisco (Salvador Brau)

Plaza del Pabellón de Turismo Plazoleta del Barrio de la Puntilla

Plazoleta del Arsenal Plazoleta del Inmigrante

Plazoleta del Bastión de las Palmas Parque de las Palomas

Plazoleta de Isabel la Católica Paseo de la Princesa

Parque San Francisco

(de las Siervas de María)

Fuertes


El Morro o el Castillo de San Felipe del Morro, la fortificación

más grande de todo el Caribe, es una fortaleza militar de seis

niveles que se comenzó a construir en 1540 y se completó en 1589.

La mayoría de las paredes que hoy vemos, fueron añadidas durante

un período intenso de construcción posterior que comenzó en la

década de 1760 y concluyó en la de 1780. Este fuerte imponente,

cuyas paredes de 18 pies de espesor alcanzan una altura de sobre

140 pies sobre el mar, cayó sólo una vez; en 1598, durante un

asalto por tierra ejecutado por el Conde de Cumberland. El fuerte

está situado en 74 acres y es un laberinto de túneles, celdas,

barracas, rampas y sitios de observación. Está dotado de “garitas”

donde se ubicaban los observadores, únicas a Puerto Rico, por lo

que se han convertido en símbolos de la isla. Las vistas a la

Bahía de San Juan desde el Morro son espectaculares. Fue declarado

como Monumento Histórico Nacional por el Gobierno Federal en 1949

y es administrado por el Servicio Nacional de Parques. Abierto

diariamente de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. 787-729-6960.

La Puerta de San Juan era la principal de las puertas abiertas en

las murallas que circundaban la Ciudad y su visita es obligatoria.

Antiguamente adornaban el nicho que todavía se puede apreciar con

la imagen de San Juan Bautista, Patrón de la Capital y de la Isla.

Nótese la inscripción Benedictus Qui Venit in Nómine Dómine

(Bendito el que viene en tu nombre), en el lado hacia la bahía.

Por esta puerta hacían su entrada solemne a la ciudad los nuevos

gobernadores y obispos, tras desembarcar en un punto próximo a la

Fortaleza. Actualmente solo existen ésta y la Puerta de San José,

que comunica con el cementerio antiguo. El Castillo de San

Cristóbal complementaba las defensas de la ciudad y es una obra

maestra de diseño estratégico. Construido en 1634 (completado en

1771), era considerado el Gibraltar de las Indias y es una de las

defensas más grandes edificadas en las Américas y la más grande

realizada por los españoles en el Nuevo Mundo. Se eleva a 150 pies

y cubre 27 acres de terreno. Resalta, además, por su diseño

modular, que confundía a los enemigos, compuesto por 5 unidades

completamente independientes y autosuficientes, conectadas por

túneles. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad y Monumento

Histórico Nacional por el Gobierno Federal y es administrado por

el Servicio Nacional de Parques. Abierto diariamente de 9:00 a.m.

a 5:00 p.m. 787-729-6960.

El Fuerte San Jerónimo fue construido en el lado opuesto de la

Ciudad. Está localizado detrás del Hotel Caribe Hilton.

Edificios Históricos

La primera piedra de la Casa Alcaldía o Casa Capitular, fue

colocada en 1602. Su construcción concluyó en el 1789. Durante la

década del 1840, fue restaurada sustancialmente para que su

fachada fuera una réplica exacta de la de Madrid, cumpliendo así

con la intención de sus diseñadores originales. Esta es la fachada

que se puede apreciar en el presente. Merece destacarse la

inscripción en latín que se encuentra en el escudo localizado

sobre la entrada principal (frente a la Plaza de Armas): “Ame la

luz de la justicia quien esté al servicio del pueblo”. En el

segundo piso de la Alcaldía, también frente a la Plaza de Armas,

se encuentra la Sala Capitular, destacadísima en la historia de

Puerto Rico. Su estilo arquitectónico es neoclásico colonial y las

molduras son una réplica del friso que una vez adornó al Partenón

de Grecia. Las lámparas son de estilo Isabelino, características

del siglo XIX. En 1812, en esta Sala fue proclamado Don Ramón

Power y Giralt primer diputado a las Cortes de Cádiz. En el 1814,

se estableció en ésta la Real Sociedad Económica de Amigos del

País. En 1873, bajo Rafael Primo de Rivera, uno de los últimos

gobernadores españoles de Puerto Rico, se firmó en ella la

abolición de la esclavitud. En 1876, se fundó en la Sala el Ateneo

Puertorriqueño. También se celebró en ella la primera Lotería

Real. En la Sala está expuesto el Escudo de San Juan, en el que

destaca la Corona, que simboliza el reino unido de España. Las

únicas otras dos ciudades que utilizan esta corona en sus escudos

son Cartagena, Colombia y La Habana, Cuba, dado a que su uso

estaba reservado para las ciudades amuralladas de América. El

primer cuadro que se puede apreciar en la Sala Capitular

corresponde a María Cristina de Hapsburgo y su hijo, Alfonso XIII,

nacido Rey de España (María Cristina patrocinó a Antonio Paoli y

Pablo Casals en el fomento de la música en Puerto Rico). El

segundo cuadro corresponde a Isabel II de España. El tercero

representa a Ramón de Castro, general español que dirigió la

defensa contra el ataque de los ingleses en 1797, por la que el

Rey Carlos IV le otorgó a la ciudad el título “Muy Noble y Muy

Leal”. En el cuarto cuadro aparece el gobernador Rafael Primo de

Rivera. En el primer patio interior (entrando por la Plaza de

Armas), se mantenía una cisterna o aljibe utilizada por los

residentes que vivían dentro de los límites de la muralla durante

el siglo XVII. El escudo que allí se exhibe es el del Rey Carlos

III de España. En el segundo piso de la Alcaldía, entrando por la

calle Luna, se encuentra el Salón de Sesiones de la Asamblea

Municipal de San Juan. El Municipio mantiene una oficina de

información turística y una galería de arte para exposiciones

periódicas (puertas principales frente a la Plaza de Armas). Tours

disponibles. Abierto de lunes a viernes (excepto días feriados) de

8:00 a.m. a 4:00 p.m., 787-724-7171, extensión 2391.

La construcción de La Fortaleza, también conocida como el Palacio

Santa Catalina, comenzó en 1533 y concluyó el 25 de mayo de 1540.

Fue erigida a manera de fuerte por el Emperador Carlos V, como

defensa contra los ataques de los Indios Caribe. El edificio fue

la primera de una serie de facilidades militares construidas en la

Bahía de San Juan, pero con el tiempo resultó inadecuado como

guardián de la entrada de la bahía y se convirtió en la residencia

del Gobernador. Es la mansión ejecutiva más antigua así utilizada

en el hemisferio occidental y es parte del Patrimonio de la

Humanidad. Fue ocupada en dos ocasiones por invasores: por

Cumberland en 1598 y el general danés Bowdoin Hendrick en 1625,

cuando el edificio sufrió daños por fuego. En 1640, fue

reconstruida; en 1846, fue remodelada para darle un aspecto

palacial. Ha sido la residencia de 170 gobernadores de Puerto

Rico, interrumpidamente y hasta el presente. Aunque la estructura

original (el palacio rodeado por jardines) era primitivo, La

Fortaleza ha sido objeto de numerosos cambios en sus años de

historia. Abierta de lunes a viernes de 9:00 a.m. a 4:00 p.m.,

tours en español cada media hora; en inglés, cada hora. No está

permitido el acceso a las áreas oficiales.

El Cuartel de Ballajá fue concebido como solución al acomodo de

personal militar, podía acomodar a mil personas y sirvió de hogar

a los soldados españoles y sus familias. Sus facilidades incluían

residencias para oficiales, almacenes, cocinas, comedores, celdas

para prisioneros y establos. Su construcción comenzó en 1854 y fue

completado en 1863. la Capilla fue añadida en 1881. El edificio

consiste de tres niveles con grandes puertas en sus lados

opuestos; balcones amplios, con series de arcos y un gran patio

central que sirve de plaza y cubre una cisterna. Fue el último y

más grande edificio construido por el régimen español en el nuevo

mundo. Tras la Guerra Hispano-Americana, el ejército de los

Estados Unidos utilizó a Ballajá como cuartel para la infantería.

En 1943, se convirtió en hospital. Actualmente, radica en el

segundo piso el Museo de las Américas. Abierto de lunes a viernes

de 10:00 a.m. a 4:00 p.m., sábados y domingos de 11:00a.m. a

5:00p.m. Tours durante los días de semana, de 10:30 a.m., 11:30

a.m., 12:30 p.m. y 2:00 p.m.; 787- 24-5052, entrada gratis.

El Capitolio fue edificado en la década del 1920 para radicar las

oficinas de los senadores y representantes. Contiene galerías,

frescos, mosaicos y una rotunda impresionante. Tours mediante cita

previa.

El Casino de Puerto Rico, construido justo antes de la Primera

Guerra Mundial, exhibe una fachada en el estilo de las mansiones

francesas propias de la era de Luis XVI, una cúpola de cobre, un

gran salón con un techo elaborado y un candelabro de doce pies de

alto. Es utilizado actualmente para actividades oficiales del

gobierno de Puerto Rico.

La Intendencia, originalmente la casa de cambio colonial, es un

ejemplo fino de la arquitectura puertorriqueña del siglo XIX.

Actualmente es el Departamento de Estado. Abierto de lunes a

viernes de 8:00 a.m. a 12:00 p.m. y de 1:00 p.m. a 4:30 p.m.,

787-722-2121.

Iglesias históricas

La Iglesia de San José fue construida en 1532 por los monjes

dominicos como iglesia de su monasterio. Es la segunda iglesia más

antigua del hemisferio occidental y es un ejemplo excelente de la

arquitectura gótica española del siglo XVI. Juan Ponce de León

estuvo enterrado en la Iglesia San José durante 300 años, hasta

que sus restos fueron movidos a la Catedral en 1913. Esta era la

iglesia de los descendientes de Juan Ponce de León. Los restos del

pintor Maestro José Campeche, están enterrados en esta iglesia.

Abierta de lunes a sábado de 8:30a.m. a 4:00p.m. La misa de los

domingos es a las 12:00 m. 787-725-7501.

La Catedral de San Juan fue construida durante la década de los

1520, sustituyendo a una iglesia de madera en su lugar. Fue

destruida por un huracán en 1529, reconstruida en 1540; saqueada

en 1598 y dañada por otro huracán en 1615. Es un ejemplo auténtico

y raro de arquitectura medieval en el nuevo mundo. Contiene la

tumba en mármol del primer gobernador de la Isla, Juan Ponce de

León y una reliquia de San Pío, un mártir romano. Es utilizada

para la celebración de misas regularmente. Abierta diariamente

para turistas de 8:30 a.m. a 4:00 p.m.

La Capilla del Cristo o la Capilla del Santo Cristo de la Salud

fue edificada durante el siglo XVI (1753). Existen muchas

historias conflictivas sobre los motivos para la construcción de

la capilla, pero todas están de acuerdo en un punto: alguien a

caballo cayó por el precipicio al final de la Calle Cristo. Es

parte de la historia en disputa si la persona vivió y la Capilla

fue construida para conmemorar el milagro o si murió y el

propósito de la Capilla era evitar futuros incidentes similares. A

través de las puertas de cristal se puede apreciar un magnífico

cuadro de Campeche y el altar. Abierta los martes de 10:00 a.m. a

4:00 p.m.

El Palacio Arzobispal fue incendiado por los holandeses en 1652,

cuando ocupaba el sitio contiguo al cementerio de la Catedral, que

pasó más tarde a la Diputación Provincial. Reedificado en 1773 por

el Obispo Pizarro, hubo de ser reconstruido totalmente en época

del Obispo Fr. Manuel Ximénez Pérez. De esta última reconstrucción

data su forma actual, salvo pequeñas variantes agregadas en el

siglo XIX y en remodelaciones recientes.

El antiguo Convento de Santo Domingo de los frailes dominicos fue

fundado en 1523 por Fray Antonio de Montesinos, precursor en

América de la defensa de la libertad de los indios. En 1835 fue

convertido en cuartel militar y hasta 1968 perteneció al Ejército

de los Estados Unidos. Actualmente se encuentra bajo la

jurisdicción del Instituto de Cultura Puertorriqueña.

El nombre oficial del Cementerio de San Juan es Cementerio de

Santa María de Pazzis. Fue concebido en 1863, pero se inaugura un

par de años después. El arquitecto José Y. Fernández fue autor de

los planos de la capilla y a él probablemente se debe la portada

interior del Cementerio. Fue ampliado en dos ocasiones, en 1884 y

1891. En éste se encuentran los restos de grandes figuras

puertorriqueñas, entre las que destacan José Julián Acosta,

Alejandro Tapia y Rivera, José Gautier Benítez, Nemesio R.

Canales, Antonio R. Barceló, José de Diego, Gilberto Concepción de

Gracia, Manuel de Elzaburu, Agustín de Navarrete y Manuel Pérez

Lozada, entre otros.

Teatros


El Teatro Tapia fue erigido en 1832, con fondos recaudados

mediante impuestos al pan y al licor importado. El teatro, uno de

  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje