Página principal

Caracterización de las escuelas y de sus alumnos según el tipo de jornada


Descargar 11.3 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño11.3 Kb.
El Informe “Caracterización de las escuelas y de sus alumnos según el tipo de jornada” fue presentado por el Instituto GESE de la Universidad Austral y dirigido por Juan José Llach. Se propuso analizar el rendimiento de los alumnos según jornada a la que asisten, estudiando los resultados académicos de los chicos según información del ONE 2000 “a igualdad de otros factores relevantes” en escuelas de jornada simple y completa de gestión pública de la Ciudad de Buenos Aires.

En relación con la calidad educativa y la presencia de segregación, los autores manifiestan que la calidad educativa de las escuelas varía dependiendo del nivel socio económico de los alumnos, tanto en las escuelas públicas como privadas. De esta manera, comprueban la “existencia de desigualdad en el nivel de enseñanza primaria de la Ciudad de Buenos Aires”. También indican que las escuelas de jornada completa en todas sus dimensiones de análisis (total, públicas y privadas) tiene mejores dotaciones de capitales físico, humano y social y los alumnos tienen un NES más alto que los que asisten a una jornada simple, tanto para los casos de escuelas estatales como de establecimientos privados. Los investigadores encuentran que la desigualdad educativa es más notable en el capital físico. Mediante el análisis econométrico encuentran que para las tres dimensiones en estudio la mayor segregación se da en el capital físico mientras que para el total de escuelas la jornada completa tiene menores valores en sus coeficientes salvo en el capital humano. En las escuelas públicas y privadas las únicas regresiones que resultaron significativas son las del capital físico para los dos tipos de jornada. Por otra parte, afirman que el NES no predice bien la formación de capital educativo.



Mediante el índice de entropía de Heil miden la desigualdad educativa y encuentran que en el caso de las escuelas públicas, más del 99% de la desigualdad registrada, tanto en el NES como en los capitales de las escuelas se debe a la desigualdad dentro de cada grupo, es decir, la diferencia dentro de la escuelas de jornada completa y simple y no a diferencias entre ellas. Para el caso de las escuelas privadas observan que, si bien la mayor parte de la desigualdad también corresponde a desigualdades dentro de cada grupo, un 3,3% de la desigualdad en el NES es explicada por desigualdades entre escuelas de jornada completa y simple. Algo similar se encuentra en el caso de la desigualdad entre los capitales físicos de las escuelas privadas, un 2,1% se debe a desigualdades entre los tipos de jornada. En cuanto a la desigualdad intragrupal dentro de cada grupo de análisis se encuentra que en las escuelas públicas, dentro del grupo de jornada completa, la desigualdad en el NES es levemente mayor que dentro del grupo de jornada simple, mientras que lo contrario sucede en el caso de los capitales físico y social de estas mismas escuelas. La desigualdad intragrupal del capital humano es prácticamente idéntica para ambos grupos de análisis. En el caso de las escuelas privadas la desigualdad intragrupal de las escuelas de jornada simple es mayor que la de las escuelas de jornada completa para el NES y el capital físico, mientras que lo contrario ocurre en el caso de capital humano y el capital social.
A través de los cuestionarios del ONE 2000 analizan si existen diferencias entre los alumnos de sexto grado de escuelas estatales de enseñanza primaria que asisten a escuelas de jornada simple y completa y algunas de las conclusiones son que no observan diferencias entre tipo de jornada en lo que respecta al acceso en los servicios públicos dado que la cobertura en la ciudad de Buenos Aires es prácticamente universal, que la jornada simple tiene mejor promedio en relación con el número de habitaciones por hogar; que tiene mejores promedios en relación a la variable de hacinamiento; que el servicio de electricidad y de agua por cañería tiene un acceso muy elevado y similar por cuartil de ingreso.
En relación con las variables de consumo y adquisición de bienes durables, los promedios son muy parecidos entre jornadas.
En cuanto a las características socioeconómicas del hogar tampoco observan grandes divergencias entre jornadas, aunque se pueden trazar pautas sociales y económicas para el total de los hogares entre las que destacan: a cantidad de miembros del hogar supera al de una familia tipo, las madres y los padres tiene prácticamente el mismo nivel de instrucción superior, en la jornada completa varones y mujeres trabajan a la par para mantener el hogar mientras que en la simple el varón aventaja a la mujer en un 10%, un elevado porcentaje de estudiantes ayuda en las tareas domésticas y cuida a sus hermanos menores sin diferencias por jornada
Con referencia a las variables educativas y el clima cultural encuentran que hay muy pocos libros en los hogares y una quinta parte de los alumnos que en el 2000 cursaban sexto grado ya habían repetido al menos una vez
El análisis de la relación del alumno con la escuela, aprendizaje y entorno indica que las diferencias son despreciables con excepción de las variables que miden la violencia e inseguridad en la escuela:
En cuanto a la influencia del tipo de jornada en los resultados académicos, a través del enfoque de la función de producción educativa, el análisis efectuado indica que el rendimiento académico de los alumnos aumenta conforme lo hace el NES para ambos tipos de jornada y para el total de escuelas.
Los autores concluyen que “la jornada completa a igualdad de otros factores relevantes, puede tener un impacto positivo en el desempeño escolar de los alumnos de la enseñanza primaria”. También encuentran que “la jornada completa tiene una importancia relativa superior en matemática que en lengua”. Todo lo anterior estaría indicando que “la mayor exposición a la enseñanza afianza mejor los aprendizajes y los resultados académicos”.
Los autores indican que el capital social es el índice de calidad educativa que más gravita en los resultados y el único que resultó estadísticamente significativo, aunque el capital físico mostró el signo esperado.
Por último, los autores afirman que “El sentido principal que debe tener la extensión de la jornada es permitir que todos los chicos de NES bajo y medio bajo puedan acceder a una calidad de la enseñanza al menos igual, en verdad, probablemente mayor, a la que se pone al alcance de los chicos de NES medio alto y alto. Y una de las dimensiones cruciales de esta mayor calidad debe ser permitir el desarrollo y la expresión de la personalidad de cada chico no sólo en lengua, matemática y una pizca de ciencias sociales, sino también en expresión artística, tecnologías, idiomas, deportes y recreación o ciencias. Este es el verdadero desafío que tenemos por delante y no el de aumentar las horas de clase dando lugar al mito de que ello producirá efectos milagrosos en los logros educativos”


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje