Página principal

Capítulos 5, 6, 7, 8,9


Descargar 20.55 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño20.55 Kb.
Capítulos 5, 6, 7, 8,9.
El objetivo principal en el desarrollo y análisis de estos capítulos es entender un poco cuales fueron las primeras bases de la psicología moderna.
La aparición de la ciencia moderna
Después de todas las teorías aportadas por Copérnico, aparecieron exitosos avances científicos y matemáticos. Se inicio una ideología basada en el razonamiento humano intelectual. Personajes como Karl Marx y Friedrich Engels intentaron explicar el modelo económico capitalista y desarrollar el llamado socialismo científico o comunismo, mediante su Manifiesto Comunista, proponiendo un sistema social equitativo. Por otra parte, Nicolás Maquiavelo, a partir de El Príncipe, quiso proponer una sociedad en la que se eliminaran los ataques extranjeros y se consolidara la soberanía nacional.
Francis Bacon fundamentó en gran parte el pensamiento científico moderno. Su principal filosofía se basó en la teoría de que el método científico debía ir de lo particular a lo general, que debía ser básicamente inductivo y no deductivo. Además afirmó que el ser humano es un siervo de la naturaleza y que los sentidos permitían validar el método científico de manera objetiva. En Novum Organum, su más trascendental obra, dio las primeras bases al empirismo, y quiso explicar que para el método científico se necesitaba analizar todo lo que estaba alrededor eliminando del pensamiento cualquier estereotipo o “ídolo”. Fue el primer pensador en exponer el término de empirismo.
Galileo, físico y astrónomo, en compañía con el científico Johannes Kepler, hicieron un estudio detallado del universo y dieron paso a la culminante obra de Isaac Newton. Estos dieron las bases a las teorías del movimiento de los proyectiles, las órbitas de los planetas, la caída de los cuerpos, proponiendo leyes para su estudio. Además hicieron aportes en campos como la visión y el telescopio.
Por su parte Isaac Newton, aportó tres leyes básicas de movimiento, su principio de gravitación universal, el de determinismo total, las relaciones entre peso y masa, la teoría molecular, entre otras. Y también indagó sobre las reglas de razonamiento para la observación, con un marcado escepticismo y empirismo.
Las sociedades ilustradas se impusieron para ser un medio secreto independiente de adelantamiento investigativo y de conocimientos científicos que se mantenía al margen del poder eclesiástico y político.
Además en esta época surgieron importantes filósofos como Baruch Espinoza, quien se ocupó de estudiar elementos como la relación entre mente y cuerpo que para el eran lo mismo, y el principio se auto conservación y supervivencia, con fundamentos naturalistas. Por otro lado el pensador que más impuso su ideología fue Descartes, quien se interesó más bien en los conceptos de Dios visto desde un plano espiritual, y en el plano material el ser humano, el individuo en sí, quien posee un razonamiento lógico y un complejo mecanismo de movimientos voluntarios e involuntarios.

Sensualismo y positivismo: la tradición francesa


En esta etapa se continúa con el conflicto entre la concepción de las relaciones entre sensaciones, emociones, voluntad, mecanismos mentales y fisiológicos. Los primeros en revolucionar la ciencia fueron científicos como Joseph Lagrange, quien aportó las bases del estudio físico de la mecánica; Antoine Lavoisier, quien nombró al oxígeno y lo relacionó con el proceso de combustión; Pierre Simon Laplace, quien se encargó de estudiar las relaciones físicas de los cuerpos mediante métodos estadísticos, matemáticos y probabilísticos; entre otros.
Étienne Bonnot de Condillac, trabajó arduamente por defender las ideas de John Locke, tales como la negación de las ideas innatas. Condillac se considera decisivo en la historia de la psicología actual. Este indagó que las percepciones de los sentidos son la fuente de las experiencias y el conocimiento.
Charles Bonnet mantuvo la imagen del materialismo psicológico pero le dio una nueva cara al agregar significaciones como la atención, el reconocimiento, la memoria y las fibras neuronales que generan energía nerviosa.
Julien Offroy de la Mettrie fue un exponente del materialismo antirreligioso, y del hedonismo, la búsqueda de reforzamientos placenteros y la evitación de factores aversivos. Estudió minuciosamente el funcionamiento del cerebro. Le otorgó a la materia la capacidad de movimiento.
Helvecio apoyó el concepto de hedonismo, solo que para el, los factores placenteros se encontraban externamente, en el ambiente. Definió la inteligencia como la capacidad atención y percepción que posee cada persona, que mayor o menor en cada uno dependiendo de su desarrollo.

Pierre Cabanis descartó el concepto de mente (aunque de alguna manera a su vez en sus ideologías lo reforzaba) y defendió las nociones sensoriales, y propuso niveles de conciencia. Estaba en contra del concepto de “tabula rasa”.

Maine de Biran expresó su posición ante elementos básicos como la voluntad. Equiparó la libertad con inteligencia, y vinculó la psicología con el plano espiritual. Puso al ego como el eje central de la vida y estuvo en contra con la teoría de las fibras neuronales.
Auguste Comte si bien fue muy criticado por sus ideas utópicas, es un reconocido filósofo generador del positivismo francés y la sociología. Comte pensaba que las ciencias debían ser analizadas por tres entes principales: el teológico (que se encargaba de mantener un equilibrio en el bienestar de la sociedad), el metafísico, y el científico. Este último lo consideró como positivo y racional, y debía ser aplicado de manera objetiva, con hechos observables y evidenciables. El individuo según el era estudiado por la fisiología, ya que la psicología la ignoró por completo al postular las seis ciencias básicas que rigen el universo.
La mente pasiva: la tradición británica
El empirismo alcanzó su mayor auge en este tiempo. Esta doctrina se basa en la experiencia como fuente generadora principal de conocimiento.

Thomas Hobbes, filósofo naturalista y mecanicista, altamente criticado por la iglesia y el gobierno, fundamentó los pilares de la sociología científica moderna. Este pensador propuso que de las leyes de asociación mecánica y el movimiento de los objetos surgían las sensaciones, las ideas, los conocimientos y la memoria, por medio de una compleja red de asociaciones o pensamientos. Además describió al ser humano como una “máquina” que trabaja en el universo el cual es el conjunto de estos mecanismos y su movimiento.

John Locke decía que el ser humano nace con la mente como una hoja en blanco (tabula rasa) que conforme al paso de la vida se va escribiendo mediante las experiencias, las cuales generan conocimientos, refutando así la teoría de las ideas innatas o intuiciones. Se basó en el modelo deductivo para explicar sus ideas. También al ser humano al momento del nacimiento como un ente poseedor de independencia e igualdad ante los demás, lo cual hasta cierto punto a mi parecer no es cierto, ya que un bebé humano necesita del cuido de un ser adulto ya sea humano e incluso como se ha visto en algunas ocasiones hasta animal, para sobrevivir, aprendiendo mediante la imitación los procesos de subsistencia, y cada quien tiene en sí un material genético que lo diferencia de otros. Hobbes defendió el proceso de introspección para sacar sensaciones y que estas a su vez generen ideas.

George Berkeley, otro importante pensador, impulsor principal del idealismo, dio su ideología la cual indicaba que la fuente generadora de nuestros conocimientos y sensaciones era un ente divino y sostenía que de alguna manera la mente era la que producía a la materia.

David Hume fue altamente influenciado por las proposiciones de Locke y Berkeley sin embargo, no estuvo de acuerdo en todos sus puntos. Negó por completo el concepto de mente, la cual para el era algo así como “una reunión transitoria de impresiones”, y las asociaciones un conjunto de relaciones entre sensaciones que se dan en circunstancias similares entre sí.

David Hartley basó fisiológicamente el concepto de asociación de una manera simplemente reduccionista. Aceptó muchos de los pensamientos de los demás pensadores de su época, como el concepto de “tabula rasa”, con la diferencia que conectó otros conceptos como la imaginación, las emociones, la razón y la memoria.


Thomas Reid reforzó el valor de los instintos y se oponía a las ideas de Hume y Berkeley. Reid además proponía que el ser humano podía apreciar directamente un objeto y canalizarlo a nivel mental y a su vez generar en el individuo una sensación.
Thomas Brown clasificó los procesos asociativos como sugestiones simples y relativas, incursionó en el ámbito químico mental y reduccionista, y le dio un giro a la imagen del empirismo.
James Mill fue el precursor principal del radicalismo filosófico y partidario de la doctrina utilitarista que fue promovida por Jeremy Bentham, quien lo motivó a seguir por este camino. El utilitarismo de Bentham era de índole Hedonista, e iba en contra de la metafísica y la teología. Mill se metió de lleno con el asociacionismo empirista y la ley de la contiguidad con respecto a las sensaciones y los estímulos externos. John Stuart Mill su hijo, se basó principalmente en el proceso de inducción. Infirió que la psicología estaba encargada de estudiar los actos, pensamientos y sentimientos, buscando las causas de los conocimientos y emociones humanas. Planteó tres principios para el adecuado manejo de las asociaciones. Aceptó el concepto de las sugestiones y la subjetividad.

Alexander Bain fue uno más de los filósofos asociacionistas de la época. Este junto con Mill y Hartley agregaron factores de estudio como correspondencia, repetición, semejanza, inseparabilidad e intensidad. Bain pensaba que el individuo al ser un ente biológico, podía prescindir de la experiencia


La mente activa: la tradición alemana

Estos filósofos a diferencia de los británicos, se basaron especialmente en los agentes internos mentales más que en los agentes externos contextuales.

Gottfried Wilhelm von Leibniz percibió la mente como un ente activo encargado de convertir las sensaciones poseedor de características como sustancia, causa, razón ser, percepción, identidad y unidad, con un marcado innatismo.

Christian von Wolff, inspirado en el principio de la razón, y en la ideología de Leibniz, fue un destacado escritor quien trató de desarrollar el paradigma racionalista y el empírico.

Immanuel Kant tenía un planteamiento dialéctico de la psicología que defendía las ideas innatas y una imagen de mente activa. Diseñó una categorización de las experiencias que se dividían en cualitativas, cuantitativas, de modalidad y de relación.

Johann Friedrich Herbart era un pedagogo con un marcado concepto de qu la psicología era fundamental para cualquier tipo de proceso educativo. Se basó en el estudio mediante la observación y sobre todo, la experiencia.

Friedrich Eduard Beneke una psicología impregnada de fisiología. Para este pensador la mente es un ente activo que se encuentra participado por percepciones innatas que ayudan a desarrollar una serie de procesos psicológicos.

Rudolph Hermann Lotze aportó su influencia para que sus alumnus siguieran y culminaran su camino. El explicó su ideología con un concepto antimaterialista y basado en el mecanicismo e idealismo. Defendía el pensamiento de que el alma es afectada de manera “inconsciente”.



Arthur Schopenhauer planteó la voluntad como un ente totalmente autónomo e irracional. Eduard von Hartmann más bien le dió más importancia al inconsciente como la manera de alcanzar un objetivo y sus actos no dependen de su consciencia sino más bien de sus fuerzas internas, transformándolos en irracionales y por lo tanto obligando al individuo a buscar una explicación a sus conductas.

Por último, lo que pretende es poner en tela de jucio y encontrar semejanzas y diferencias entre las gran variedad de posiciones psicológicas de todos los filósofos que hemos mencionado. Watson creó una caracterización que ayudó un poco a comprender mejor esto y darles un apropiado uso práctico.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje