Página principal

Cambio de radicación No. 41932 Hugo Humberto García Lugo y otros Corte Suprema de Justicia


Descargar 37.19 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño37.19 Kb.

República de Colombia




Cambio de radicación No. 41932

Hugo Humberto García Lugo y otros

Corte Suprema de Justicia

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN PENAL

Magistrado Ponente

JAVIER ZAPATA ORTIZ

Aprobada acta número 252


Bogotá D.C., cinco (5) de agosto de dos mil trece (2013).
VISTOS
Decide de plano la Corte la solicitud de cambio de radicación a otro Distrito Judicial del proceso surtido en el Juzgado Penal del Circuito Especializado de Barranquilla, contra Hugo Humberto García Lugo, Jackeline Vásquez Bossio, William Rafael Ospino Méndez, Robinson Antonio Feris Támara, José Luis Palomino Pedroso, Alfredo Manuel José Miranda Caballero, Félix Antonio Navarro Narváez, Rafael Antonio Padilla Jiménez, José Luis Guerra Monterrosa, Marcos Mercado Mercado, Robinson Caballero Tovar, Juan Jesús Ortiz Herrera, José Emilio Negrete Rincón, Alex Manuel Travesedo Caballero por el delito de concierto para delinquir agravado en concurso homogéneo.

HECHOS Y ACTUACIÓN PROCESAL

El 9 de agosto de 2012, dos personas formularon denuncia ante el cuerpo técnico de investigación de la Fiscalía, en la cual informaron:


“…Tienen una serie de informaciones y elementos materiales probatorios y/o evidencia física que permitirían lograr el esclarecimiento de una serie de conductas punibles que vienen realizando de manera sistemática en el área metropolitana de Barranquilla, una organización criminal llamada “los Paisas”
Según entrevista informal realizada con los mencionados, la banda delincuencial “los Paisas” tiene como cabecilla para el sector sur occidental del área metropolitana de Barranquilla a alias “Elias”, quien se le encargó de reclutar jóvenes de ese sector para que hagan parte de esa organización criminal, también es el encargo de realizar reuniones de manera periódica donde ordena y asigna las actividades delincuenciales que se deban llevar a cabo, tales como homicidios selectivos, extorsiones, tráfico de estupefacientes, hurto a personas en la modalidad llamada de fleteo, hurto de motocicletas, entres otras y también es quien suministra armamento como revólveres y pistolas, medios de comunicación y de movilización, a quienes les asigna tales actividades.
Mencionó además la fuente que tiene conocimiento de manera directa que alias “Elias” cabecilla de la organización criminal los “Paisas” también manifestó tener conocimiento sobre extorsiones, hurtos en la modalidad de fleteo, hurtos a motocicleta que han sido ordenadas y ejecutadas por esta organización criminal.
Así mismo manifestó esta fuente que los integrantes que conocen de esta organización delincuencial quienes ejecutan las conducta punibles descritas anteriormente, ordenadas por alias Elias son los siguientes: Alias la mujer de elias, alias Yeison o Mini, alias guillo, alias José, alias el Venezolano, Alias el Tayson, alias el Chato.
Con la investigación se concretó la zona de influencia de esta organización criminal denominada los “ocho ocho” al parecer sub estructura de la BACRIM “Los Paisas” , al respecto se estableció en el escrito de acusación:
Los hechos sucedieron en el distrito de Barranquilla, más exactamente en los barrios villa San Pedro I, II y III, el bosque, San Luis, La Ciudadela, las Malvinas, la Gloria, Boston, San José, Los Olivos, La Paz, El Pueblito entre otros desde el año 2010 hasta la fecha de su captura.
Los señores Hugo Humberto García Lugo, alias “el Tayson”, Robinson Caballero Tovar alias Cara de Lobo, Rafael Antonio Padilla Jiménez, alias “Chinchirito”, Juan Jesús Ortiz Herrera alias Juanchito, José Emilio Negrete Rincón alias Polinchao o Polichen, Alfredo Manuel Miranda Caballero alias el Pay, Jakelin Vásquez Bossio alias la China o la mujer de Elias, José Luis Guerra Monterrosa alias risitas o guerra, Marcos Mercado Mercado alias el Pri, Félix Antonio Navarro Morales alias Mister Black o Caciani, Robinson Antonio Feris Támara alias Palomino, se concertaron con el fin de cometer delitos como son homicidios selectivos, amenazas, extorsiones, tráfico de estupefacientes, hurto a las personas en la modalidad fleteo y hurto de motocicletas.

El 22 de enero de 2013, la Fiscalía capturó a Hugo Humberto García Lugo, Jackeline Vásquez Bossio, William Rafael Ospino Méndez, Robinson Antonio Feris Támara, José Luis Palomino Pedroso, Alfredo Manuel José Miranda Caballero, Félix Antonio Navarro Narváez, Rafael Antonio Padilla Jiménez, José Luis Guerra Monterrosa, Marcos Mercado Mercado, Robinson Caballero Tovar, Juan Jesús Ortiz Herrera, José Emilio Negrete Rincón, Alex Manuel Travesedo Caballero por el delito de concierto para delinquir agravado, y ese mismo día se les legalizó su captura, formuló imputación e impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.


El 22 de mayo de 2013, la Fiscalía Cuarenta y Ocho de la Unidad Nacional contra bandas emergentes radicó escrito de acusación contra los imputados por el delito de concierto para delinquir agravado en concurso homogéneo conforme la descripción típica contenida en el artículo 340, inciso 2º del Código Penal, correspondiéndole al Juzgado Único Penal del Circuito Especializado de Barranquilla.
El 19 de julio de 2013, el Juez especializado, solicitó el cambio de radicación con fundamento en los artículos 46, 47 y 48 del Código de Procedimiento Penal, bajo el argumento que las víctimas y los testigos de la Fiscalía General de la Nación debieron ser reubicados por la oficina de protección y asistencia a víctimas y testigos de esa institución, porque al rendir entrevista dentro de la investigación y relacionarlos en la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento, han sido objeto de amenazas de muerte, y uno de ellos fue agredido con proyectil de arma de fuego.
Por tal razón, para garantizar la integridad de los demás testigos como de los servidores públicos solicitó el cambio de radicación.
Se apoya, igualmente, en los precedentes jurisprudenciales contenidos en los autos del 20 de febrero de 2013, radicado No. 40.696; 21 de noviembre de 2011, radicado No. 37.886; 1º de febrero de 2012, radicado No. 38.157; 22 de febrero de 2012, radicado No. 38.301; y 8 de octubre de 2012, radicado No.40.038, en todos los cuales se dispuso el cambio de radicación de los procesos contra otros integrantes de las llamadas BACRIM.
CONSIDERACIONES DE LA CORTE
Conforme con el numeral 8º del artículo 32 de la Ley 906 de 2004, la Sala es competente para resolver.

Del escrito de acusación se evidencia que los potenciales testigos de cargo como las víctimas han sido amenazados, aseveración extraída del oficio 0125-UNBE/D -48, del 9 de julio de 20131 signado por el Fiscal 48 Delegado ante los Jueces Penales del Circuito Especializado en el cual informó:

“…que a la víctima dentro del proceso con radicación SPOA 00800-60-00000-2013-00088-00 AMED TERNERA AVILA (sic), no podrá asistir a la audiencia programada para el día 1º de agosto de 2013 a las 10:00 horas debido a que el (sic) y su hermano MEJER TERNERA AVILA, fueron reubicados a otra ciudad por parte de la Oficina de Protección y Asistencia a Víctimas y Testigos de la Fiscalía General de la Nación, ya que al rendir entrevistas dentro de la investigación y relacionarlas en la audiencia de solicitud de Medida de Aseguramiento, han sido víctimas de amenazas de muerte, el primero de ellos AMED TERNERA, fue agredido con proyectil de arma de fuego.

(…)


Anexo en el mismo sentido, oficio SIJIN-GIVDI-29 de fecha julio 8 de 2013 signado por el patrullero LOG ROGER VARON GAITAN policía Judicial SIJIN-MEBAR en la que informa que la señora FANY ESTHER TERNERA AVILA, fue notificada de la audiencia pero al esta en los trámites de protección y el de su familia no es posible asistir, en cuanto a sus hijos Meyer y Amed Ternera, señaló que salieron de la ciudad porque fueron amenazados por el jefe de la banda criminal Los “ocho ocho” Elias Negrete Rincón, alías “El Canario”

La Corporación desde el 13 de diciembre de 2005, consideró que pese a que la norma que regula el cambio de radicación no incluye expresamente la seguridad o integridad de los testigos, se impone su salvaguarda, por las razones que explicó de la siguiente manera:

Además, como lo ha definido la Corte, no está previsto el cambio de radicación sino por las causales que establece la ley2.

Y aunque en principio no se consagra, por lo menos de manera expresa, para proteger la seguridad de los testigos pues,

[l]os factores de seguridad o de protección a la integridad personal, como motivo para variar la radicación de un proceso, se encuentran exclusivamente referidos al sindicado y sólo para cuando ello pueda afectar las garantías procesales que le son inherentes3,

no hay duda que facilitar la participación de los testigos en un proceso significa defender los altos intereses de la justicia, en lo que igualmente está involucrado el interés público, como que garantizar esa intervención fortalece el adecuado juzgamiento de los ciudadanos.”4

Dicha postura no sólo fue reiterada en auto del 24 de noviembre de 2010, radicado No. 35.072, sino que sirvió de norte para ordenar el cambio de radicación dentro del radicado No. 37.886, que por los mismos hechos cursa contra otra fracción de integrantes de la agrupación criminal conocida como “Los Rastrojos”.

De acuerdo con lo precedente y atendiendo el oficio del 9 de julio de 2013, No 0125-UNBE/D, el Fiscal 48 delegado ante las Jueces Penales del Circuito Especializado acreditó que varios de sus potenciales testigos como víctimas fueron intimidadas después de ser relacionadas en la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento en contra de Hugo Humberto García Lugo, Jackeline Vásquez Bossio, William Rafael Ospino Méndez, Robinson Antonio Feris Támara, José Luis Palomino Pedroso, Alfredo Manuel José Miranda Caballero, Félix Antonio Navarro Narváez, Rafael Antonio Padilla Jiménez, José Luis Guerra Monterrosa, Marcos Mercado Mercado, Robinson Caballero Tovar, Juan Jesús Ortiz Herrera, José Emilio Negrete Rincón, Alex Manuel Travesedo Caballero. Estas amenazas se atribuyen a los integrantes de esta banda criminal denomina los “ocho ocho” que es una subestructura de la organización delincuencial “Los Paisas”, al punto que llevaron a la Fiscalía General de la Nación a incorporar a sus testigos y víctimas al programa de Protección de esa entidad.

En consecuencia, al estar acreditado el riesgo potencial de los testigos del ente acusador como de las víctimas, no se puede negar que ello desdibuja el panorama de tranquilidad deseado para que la administración de justicia pueda cumplir a cabalidad su misión constitucional, pues, como se dijo en el último precedente citado, “no puede pretenderse un juicio si no están garantizados materialmente los derechos básicos de los sujetos procesales; y la publicidad del juicio no pasa de ser una ilusión cuando se persigue y amenaza a los intervinientes, que pudieren significar un obstáculo a las pretensiones de los titulares de los intereses oscuros generadores de esta situación.”

Se debe agregar, que el cambio de radicación se fundamenta en análogos eventos, en los cuales esta Colegiatura accedió a tal petición, como lo señaló el Juez de la causa, esto es, del 21 de noviembre (radicado 37886), 28 de noviembre (rad. 37889) de 2011, 1º de febrero (rad. 38157), 22 de febrero (rad. 38301) y 8 de octubre (rad. 40.038) de 2012, donde es ostensible que la situación que aquí se trata es similar a la planteada en los referentes señalados; en consecuencia, la respuesta debe ser la misma a la adoptada con anterioridad por esta Corporación, razón por la cual se accederá a la petición de cambio de radicación solicitada por el Juzgado Único Penal del Circuito Especializado de Barranquilla, disponiendo que el asunto sea remitido a los Juzgados Penales del Circuito Especializado de Cundinamarca, reparto.

En mérito a lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal,


RESUELVE

Cambiar la radicación del juicio que se adelanta ante el Juzgado Único Penal del Circuito Especializado de Barranquilla por el delito de concierto para delinquir agravado en concurso homogéneo contra Hugo Humberto García Lugo, Jackeline Vásquez Bossio, William Rafael Ospino Méndez, Robinson Antonio Feris Támara, José Luis Palomino Pedroso, Alfredo Manuel José Miranda Caballero, Félix Antonio Navarro Narváez, Rafael Antonio Padilla Jiménez, José Luis Guerra Monterrosa, Marcos Mercado Mercado, Robinson Caballero Tovar, Juan Jesús Ortiz Herrera, José Emilio Negrete Rincón, Alex Manuel Travesedo Caballero, a los Juzgados Penales del Circuito Especializado de Cundinamarca, al que corresponda por reparto y a quien se remitirá la actuación.

Cópiese, comuníquese y cúmplase




JOSÉ LEONIDAS BUSTOS MARTÍNEZ

JOSÉ LUIS BARCELÓ CAMACHO FERNANDO A. CASTRO CABALLERO
MARÍA DEL ROSARIO GONZÁLEZ MUÑOZ GUSTAVO ENRIQUE MALO FERNÁNDEZ
LUIS GUILLERMO SALAZAR OTERO JAVIER DE JESÚS ZAPATA ORTIZ

Nubia Yolanda Nova García

Secretaria

1 Folio 106 a 108 del cuaderno original

2 cfr., por ejemplo, auto del 24 de junio del 2003, radicado 21.024, en el que la Sala sostuvo que “El reconocimiento del cambio de radicación de un proceso (artículo 85 del Código de Procedimiento Penal), no está supeditado a la demostración de circunstancias de la naturaleza que pone de resalto la solicitante. Aspectos referidos a la falta de diligencia del instructor, la situación económica del procesado, la cercanía entre la ciudad en que se tramita el proceso y el lugar en que se pueden obtener las pruebas necesarias para el esclarecimiento de los hechos, la simple comodidad para ejercer la defensa, o la disparidad de criterios entre los juzgadores y la defensa, no están contemplados en la norma citada como causales para solicitar y conceder el cambio de radicación de los procesos”.

3 Auto del 23 de noviembre del 2000, radicado 17.468.

4 Radicado No. 24.490



La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje