Página principal

Cadena de suministro y/o abastecimiento


Descargar 164.98 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño164.98 Kb.
1   2   3

POLÍTICAS DE COMUNICACIÓN ENTRE ACTORES DE LA CADENA
NORMAS Y ORGANISMOS DE CONTROL
Control del tráfico:
La respuesta que los poderes públicos dan a este problema es el control del tráfico, que tiene por finalidad regular el movimiento de aeronaves en un espacio aéreo determinado (controlado), a fin de garantizar la seguridad de los transportes aéreos. Esta responsabilidad recae sobre organismos nacionales especializados, pero el sector siente una gran necesidad de una integración internacional, ya sea en forma de transferencia de la responsabilidad a organismos internacionales o bien en forma de integración y armonización de los sistemas de control.
El desarrollo tecnológico ha contribuido a modificar la filosofía el control aéreo. Del control del tráfico (Air Traffic Control - ATC) se ha pasado a la gestión del tráfico (Air Traffic Management - ATM) que desemboca en la gestión por satélite. En efecto, el sistema de control ya ha mostrado sus limitaciones. La tendencia positiva que caracterizó al período 1986-1994 ha sufrido una inversión desde principios de 1995: la parte del ATC en los costes totales de explotación ha aumentado sensiblemente y se calcula que el coste de los retrasos debidos a él se sitúa entre 1.200 y 2.000 millones de ecus anuales, teniendo en cuenta que los retrasos de más de 15 minutos han aumentado del 12,7% en 1991 al 30,3% en 1999.
Seguridad:
A pesar de los esfuerzos de armonización realizados por las administraciones nacionales en el seno de las JAA (Joint Aviation Authorities: una asociación de las administraciones nacionales de la aeronáutica de 33 Estados europeos cuyo objetivo consiste en armonizar las normas y las prácticas que se aplican a la seguridad aérea y a la homologación medioambiental de las aeronaves), no es de extrañar que un constructor tenga hoy día que producir diferentes versiones de un mismo tipo de avión o de equipamientos en función del país en el que será utilizado. Las exigencias impuestas a los operadores varían de un Estado a otro y crean a veces disparidades entre transportistas que compiten en los mismos mercados. Por estos motivos, la Comunidad y los diversos protagonistas del sector pretenden desde hace muchos años dotar a Europa de una auténtica Autoridad para la Seguridad Aérea, a imagen de la Federal Aviation Administration estadounidense, capaz de elaborar normas comunes que permitan garantizar los mayores niveles de seguridad, velar por que se apliquen de forma uniforme en Europa, y promover su difusión a escala mundial.
Tras la crisis del 2001, la Ley de “Emergencia Pública y Reforma del Régimen Cambiario” (ley Nº 25.561/2002) trajo aparejados cambios decisivos en el plano macroeconómico, dando por finalizado el régimen de la convertibilidad, y abriendo un nuevo capítulo para los servicios públicos privatizados, por el cual se plantea una revisión general de todos los contratos. Dicha medida implicó la declaración de “emergencia” de la prestación de los servicios ferroviarios de pasajeros y de subterráneos del Área Metropolitana de Buenos Aires (decreto 2075/02), ordenando a los concesionarios presentar nuevos programas de mantenimiento, a la vez que anula los aumentos tarifarios pendientes de aplicación, suspende el régimen de sanciones hasta su reformulación y mantiene el pago de los subsidios, determinando su aplicación prioritaria a garantizar la seguridad pública.

A partir de esa fecha se viene llevando a cabo un proceso de renegociación de los contratos conducido por la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren), dependiente de los ministerios de Economía y Producción y de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, que todavía no ha culminado.


MODELO DE MEJORA CONTINUA


1. Enfoque al cliente:

Las organizaciones dependen de sus clientes y por lo tanto deberían comprender las necesidades actuales y futuras de los clientes, satisfacer los requisitos de los clientes y esforzarse en exceder las expectativas de los clientes.


2. Liderazgo:

Los líderes establecen la unidad de propósito y la orientación de la organización. Ellos deberían crear y mantener un ambiente interno, en el cual el personal pueda llegar a involucrarse totalmente en el logro de los objetivos de la organización.


3. Compromiso del personal:

El personal, a todos los niveles, es la esencia de una organización y su total compromiso posibilita que sus habilidades sean usadas para el beneficio de la organización.


4. Enfoque a procesos:

Un resultado deseado se alcanza más eficientemente cuando las actividades y los recursos relacionados se gestionan como un proceso.


5. Enfoque a la gestión:

Identificar, entender y gestionar los procesos interrelacionados como un sistema, contribuye a la eficacia y eficiencia de una organización en el logro de sus objetivos.


6. Mejora continua:

La mejora continua del desempeño global de la organización debería ser un objetivo permanente de ésta.


7. Toma de decisiones basada en hechos:

Las decisiones eficaces se basan en el análisis de los datos y la información.


8. Relaciones mutuamente beneficiosas con los proveedores:

Una organización y sus proveedores son interdependientes, y una relación mutuamente beneficiosa aumenta la capacidad de ambos para crear valor.




CONDICIONES CLIMÁTICAS, DE SEGURIDAD, GEOGRÁFICAS Y AMBIENTALES FRENTE A LA OPERACIÓN
Son las variables que se deben tener en cuenta en todos los procesos productivos, por que en algún momento pueden llegar a alterar cualquier eslabón de la cadena.
Ecosistema: Es un sistema cerrado y en equilibrio para lo que respecta a la materia, y como un sistema abierto para la energía que procede del sol. Son ejemplos de ecosistema un lago o un bosque etc.

En los ecosistemas encontramos los componentes Abióticos: agua, las sales, las sustancias orgánicas, el oxigeno, el anhídrido carbónico, la acidez, la presión, la temperatura etc. Y los elementos Bióticos: seres productores (vegetales fotosintéticos y bacterias), seres consumidores (herbívoros y carnívoros)


Comunidad Bioma: Son regiones ecológicas de gran extensión habitadas por ciertos tipos de vida, especialmente vegetación. Ejemplo de estas zonas de vegetación a gran escala son los bosques, desiertos y praderas.

Cada bioma consta de un gran número de ecosistema, cuyas comunidades se han adaptado a diferencias pequeñas en el clima, suelo y otros factores ambientales dentro del bioma.


Energía Solar: La energía solar recibida en distintas épocas, actúan como mecanismos de control de la temperaturas atmosféricas que a su vez tienen influencia decisiva en las variaciones de presión, movimiento de las masas de aire, precipitaciones y corrientes marinas. Todos estos elementos determinan conjuntamente los distintos climas de la tierra.
Clima: Es el agente más importante entre los que tienen influencia en la formación del suelo. Dentro de los elementos climáticos se destacan la humedad (precipitación, evaporación y humedad relativa), la temperatura y el viento.
Precipitación: Suministra el agua necesaria para las actividades biológicas y químicas. Al disolverse las sustancias en el agua, ellas se ionizan, lo cual facilita el intercambio de elementos necesarios para el desarrollo de las plantas y del suelo.
El Viento: Aumenta la evaporación y arrastra la superficie en las regiones que están desprovistas de vegetación.
Atmósfera: Es una delgada envoltura gaseosa que rodea al planeta. Cerca del 95% de la masa de aire del planeta se encuentra en la capa más interna de la atmósfera, conocida como Troposfera, que se extiende unos 17 Km. Sobre el nivel del mar. La segunda capa de la atmósfera que se extiende de 17 a 48 Km. Sobre la superficie de la tierra, se llama estratosfera.
Hidrosfera: El agua líquida (océanos, mares lagos, y otros cuerpos de agua superficial y subterránea), agua congelada (casquetes polares, témpanos de hielo flotantes y hielo en el suelo conocido como permafrost o de congelación permanente), y cantidades pequeñas de vapor de agua en la atmósfera.
La Geosfera: Formada por el núcleo, el manto y la corteza (que contiene el suelo y las rocas). Los combustibles fósiles y los minerales que usamos, se encuentran en la corteza en el manto superior de la tierra, conocido como Litosfera. Esta consta de varias placas gigantescas que han estado moviéndose muy lentamente durante ciento de millones de años.
La Biosfera: Todo el dominio donde se encuentra la vida. Consta de partes de la atmósfera (la Troposfera), la hidrosfera (principalmente el agua superficial y subterránea) y la litosfera (principalmente el suelo y las rocas y los sedimentos en el fondo de los mares y océanos donde se encuentra la vida.
Latitud: Distancia angular sobre la superficie terrestre, medida a partir del ecuador (hacia el norte y hacia el sur).
Altitud: Altura sobre el nivel del mar.

Nivel Freático: Superficie superior de la zona de saturación acuosa en la que todos los poros disponibles en el suelo y roca de esta porción de la corteza terrestre, se encuentran llenos de agua.
Geometría: Es la rama de la matemática que se necesitaba para medir la tierra, en general, para las obras (puentes, acueductos, edificios, etc.). La geometría ha estado sometida a más cambios a lo largo de la historia. Con los griegos alcanzo su plenitud, después cayó en el olvido con los éxitos del Álgebra y el Cálculo. En el siglo XIX recobro la importancia que tiene actualmente.
Población: Grupo de organismos de la misma especie que viven en un área o región en particular.

El explosivo aumento de la población mundial y los desequilibrios que caracterizan su composición y estructura, junto con el contexto socio económico en el que estos fenómenos se producen son, en nuestros días, cuestiones claves para entender la crisis ambiental.



Contaminación: Todo cambio indeseable en las características del aire, el agua, el suelo o los alimentos que afecta nocivamente la salud, la sobrevivencia o las actividades de los humanos u otros organismos vivos.

Los efectos que genera la contaminación son:

1. Daños a la propiedad: Corrosión de metales, disolución de los materiales de construcción de los edificios.

2. Daño a la vida vegetal y animal: producción disminuida de árboles y cultivos, efectos nocivos para la salud de los animales.

3. Daño a la salud humana: diseminación de enfermedades infecciosas, irritación y padecimiento del sistema respiratorio, daño genético, reproductivo y cancerígeno.

4. Alteración de los sistemas naturales: que soportan la vida a niveles local, regional y global. Cambio del clima y disminución del reciclado natural de sustancias químicas, suministros energéticos.

5. Molestias y deterioro: olores, sabores desagradables, visibilidad atmosférica reducida, edificaciones y monumentos deteriorados y manchados.
Contaminación del aire: El aire limpio se compone de elementos químicos que se han producido naturalmente por miles de años. El nitrógeno y el oxígeno son los elementos que conforman mayoritariamente el aire. El aire limpio contiene cantidades variables de vapor de agua y trazas de gases como el helio y dióxido de carbono. Se dice que el aire es limpio cuando los niveles químicos y físicos de sus componentes, no afectan el bienestar humano.
TIPOS DE SITUACIONES O EVENTOS
Son el conjunto de posibles resultados que se pueden dar en un experimento aleatorio, o la condición en que se halla una persona, animal o cosa en un momento determinado.


ESTÁNDARES NACIONALES E INTERNACIONALES PARA ELABORAR PLANES DE CONTINGENCIA
Se entiende por plan de contingencia los procedimientos alternativos al orden normal de una empresa, cuyo fin es permitir el normal funcionamiento de esta, aún cuando alguna de sus funciones se viese dañada por un accidente interno o externo.

Que una organización prepare sus planes de contingencia, no significa que reconozca la ineficacia de su empresa, sino que supone un avance a la hora de superar cualquier eventualidad que puedan acarrear pérdidas o importantes pérdidas y llegado el caso no solo materiales sino personales.


Los Planes de Contingencia se deben hacer de cara a futuros acontecimientos para los que hace falta estar preparado.

La función principal de un Plan de Contingencia es la continuidad de las operaciones de la empresa su elaboración la dividimos en cuatro etapas:

1. Evaluación.

2. Planificación.

3. Pruebas de viabilidad.

4. Ejecución.


Las tres primeras hacen referencia al componente preventivo y la última a la ejecución del plan una vez ocurrido el siniestro.

La planificación aumenta la capacidad de organización en caso de siniestro sirviendo como punto de partida para las respuestas en caso de emergencia.

Norma ISO 280000: ISO 28000

​La certificación de la ISO 28000 demuestra que el sistema de gestión ha sido evaluado con una norma de buenas prácticas de la seguridad de la cadena de suministro y que cumple con ella. Emitido por una entidad de tercera parte, el certificado proporciona la garantía de que está administrando activamente los riesgos de gestión de la cadena de suministro con el objetivo de reducir y prevenir las pérdidas.


¿En qué consiste la norma ISO 28000?

ISO 28000 se lanzó en el 2007. Fue la primera norma internacional dirigida exclusivamente a la seguridad de riesgos en la cadena de suministro.

El objetivo de la norma es proporcionar un marco de buenas prácticas para reducir los riesgos para las personas y las cargas en la cadena de suministro. Trata de temas potenciales de seguridad en todas las fases del proceso de suministro, centrándose especialmente en las áreas de logística, identificando amenazas tales como terrorismo, fraude y piratería. También se concentra en mitigar los efectos de los incidentes de seguridad.

La estructura de la ISO 28000 es parecida a la de la ISO 14001, y tiene elementos comunes con otras normas importantes de sistemas de gestión, como la ISO 9001. Esto es una ventaja para la empresa que tiene intención de integrar los aspectos de seguridad en los sistemas de gestión ya existentes.


RESPONSABILIDAD FRENTE AL EVENTO O LA SITUACION

Los responsables de la Planificación, deben evaluar constantemente los planes creados del mismo modo deberán pensar en otras situaciones que se pudiesen producir. Un Plan de Contingencia estático se queda rápidamente obsoleto y alimenta una falsa sensación de seguridad, solo mediante la revisión y actualización periódicas de lo dispuesto en el Plan las medidas preparatorias adoptadas seguirán siendo apropiadas y pertinentes.


Toda planificación de contingencia debe establecer objetivos estratégicos así como un Plan de acción para alcanzar dichos objetivos. A continuación veremos las diferencias fundamentales entre una Planificación de la Contingencia y la planificación de los objetivos:


La planificación de la contingencia implica trabajar con hipótesis y desarrollar los escenarios sobre los que se va a basar la planificación de objetivos ya se conoce el punto de partida y se basará en la evaluación de las necesidades y recursos.

Un Plan de Contingencia debe ser exhaustivo pero sin entrar en demasiados detalles, debe ser de fácil lectura y cómodo de actualizar. Debemos tener en cuenta que un Plan de Contingencia, eminentemente, debe ser Operativo y debe expresar claramente lo que hay que hacer, por quien y cuando.

Toda Planificación debe tener en cuenta al personal que participar directamente en ella desde el personal que lo planifica hasta aquellos que operativamente participarían en el accidente. Debemos tener en cuenta los procedimientos para la revisión del Plan, quien lo actualizará y como, esa información, llegara a los afectados.




El Plan de Emergencia:

La Planificación de Contingencias debe ser también un Plan de Emergencia que contenga los siguientes elementos:


a) Identificación del escenario

b) Objetivos operativos

c) Medidas que se deben adoptar

d) Investigación

e) Conclusiones


Objetivos Generales:
a) Minimizar las perdidas y lograr Objetivos Particulares

b) Gestión y coordinación global, asignación de responsabilidades

c) Activación del Plan de Emergencia

d) Minimizar las perdidas




Contenido del Plan de Contingencia:

a) La naturaleza de la contingencia

b) Las repercusiones operativas de la contingencia

c) Las respuestas viables

d) Las implicaciones financieras de las respuestas

e) Cualquier efecto en otro proceso


Se deberán valorar los diferentes escenarios, esta actividad es la más intuitiva y sin embargo una de las más importantes ya que sienta las bases de toda la planificación posterior. Para establecer escenarios es necesario formular distintas hipótesis, aunque estas se basen en todos los conocimientos disponibles, nunca se debe eliminar el elemento de imprevisibilidad.


Debe ser un documento “vivo”, actualizándose, corrigiéndose, y mejorándose constantemente. No se trata de un documento que deba ser revisado exhaustivamente y fecha fija, sino de un documento que esté en permanente estado de cambio.
POLÍTICAS Y ESTRATEGIAS DE COMUNICACIÓN
Cuando un acontecimiento o evento que involucra directamente a nuestra empresa es capaz de generar publicidad negativa y sustrae al cuerpo directivo de sus labores habituales para dedicarse a resolverlo, podemos entrar en sospechas de que pudiéramos estar a punto de enfrentar una situación de crisis mediática. ¿Y cómo podemos estar tan seguros que estamos en una situación de crisis desde el punto de vista comunicacional? Desde el mismo momento que una situación interna de la compañía trasciende a los medios de comunicación y se convierte en una noticia negativa. ¿Cuáles son los primeros efectos de una crisis mediática?

  • Se desata una pérdida de confianza en el entorno de la empresa y en su interior, que afectan principalmente a sus dirigentes.

  • La empresa se convierte en objeto mediático, y a las consecuencias de la crisis se une la presión de los medios de comunicación.

  • Crece la incertidumbre entre los clientes de la empresa, lo que frecuentemente se traduce en cancelaciones de pedidos, pérdidas de contratos y en la alteración de su actividad comercial.

  • Los directivos y funcionarios, así como los empleados de repente son presa del pánico, máxime si la situación y el impacto noticioso se presenta con dimensiones insospechadas y, a primera vista, de muy difícil resolución.

  • De oficio se comienzan a gestionar intervenciones de las entidades fiscalizadoras de los poderes públicos.

  • En general, la compañía aparece enfrentada a la sociedad, lo que origina en la opinión pública una actitud acusadora.

¿Qué hacer para responder a los ataques mediáticos antes de que destruyan la imagen corporativa que ha costado mucho tiempo y dinero construir?

Para el manejo de crisis los especialistas deben diseñar una estrategia de comunicación de contingencia, que debe tener un rumbo, una dirección clara y bien definida. Una comunicación efectiva lo facilita todo. Sin embargo, por obvio que parezca, no es fácil establecer una comunicación que le permita a las instituciones públicas o privadas (o a las personas) conseguir sus objetivos políticos o de negocio. Para que un programa sea efectivo en situaciones de crisis, debemos desarrollar estrategias de comunicación que, respetando su esencia, le den dirección a su interlocución con cada uno de sus diferentes públicos. “Dirección”, en este sentido, significa "camino o senda que uno se propone seguir en lo que intenta o procura". Así, pues, la comunicación con rumbo le da certeza y fortalece la relación que una institución -pública o privada- establece con sus audiencias. Esto garantiza que, potenciando las fortalezas de la organización y mitigando sus debilidades, la comunicación responde al rumbo de negocio o prioridades de trabajo, con base en un horizonte claro, evitando, así, los brincos de un lugar a otro. Debemos establecer como norma trabajar con método y disciplina. Debemos comenzar por el principio, definiendo acciones con base en conocimiento específico de la organización y de la situación, dando recomendaciones con la firmeza que arroja la investigación. Para definir una estrategia, debemos escuchar y estudiar a quiénes la vamos a dirigir. Sin una estrategia clara, las acciones y tácticas de comunicación pierden efectividad y sentido.



La estrategia define el qué, cómo, a quién y cuándo. Debemos entender el proceso de comunicación como una secuencia de círculos: Esencia de la organización, concepto de negocio, plan de trabajo, comunicación interna, comunicación externa. Cuando estos círculos están alineados, el posicionamiento que se logra a través de una comunicación con rumbo debe ser relevante, creíble y único.

1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje