Página principal

Butiá: naturaleza que se vuelve identidad Juan Martín Dabezies


Descargar 26.63 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño26.63 Kb.
Butiá: naturaleza que se vuelve identidad

Juan Martín Dabezies

Centro Universitario de la Región Este, Universidad de la República, Rocha.

Contacto: jmdabezies@curerocha.edu.uy

Dentro de los distintos ambientes que conforman el paisaje rochense se encuentran los palmares de Butia capitata, bosques de palmas que ocupan una superficie de unas 70.000 hectáreas, con densidades de hasta 600 palmas por hectárea, ubicados principalmente en el departamento de Rocha (en las zonas homónimas a sus nombres), aunque también ocupan parte de Río Grande do Sul, Brasil. El palmar como está distribuido en dos grandes unidades, el palmar de Castillos y el de San Luis. La palma Butiá (como es conocida popularmente) es considerada como especie prioritaria para la conservación, está protegida por la Ley Nacional nº 9872 de 1939 y los palmares son Reserva de la Biósfera de la UNESCO (Molina 2001; Rivas and Barilani 2004).

Toda persona que pase por el departamento de Rocha es capaz de sentir la presencia de estos palmares, ya que son un referente en el paisaje iconográfico y geográfico rochense. El peso geográfico de los palmares no es algo actual, ya que desde 1715 el explorador William Toller coloca a los palmares de Butiá como referencia en un mapa del Arroyo Valizas. También es el caso del célebre naturalista José Arechavaleta que en 1892 describe los palmares como elementos clave del paisaje, cuando dice “Apenas sale uno de Lascano en dirección á San Luis, que ya encuentra la campaña cubierta de la Palma Butia….A la distancia el viajero ve en todo el horizonte que lo rodea una línea densa verde oscura destacándose sobre el cielo azul, debajo de la cual se abren algunos claros á través de las estepas que forman una especie de empalizada gigantesca” (Arechavaleta 1892, pág. 97). O el caso de Orestes Araujo que en su Diccionario Geográfico del Uruguay de 1912 señala que en esos tiempos “los interminables palmares se conservan con toda lozanía y esplendor” (Araujo 1912, pág. 161).



Más allá de su enorme importancia desde el punto de vista biológico y paisajístico, el palmar tiene una estrecha vinculación con la identidad local. Se trata de una relación que se fue construyendo a lo largo de los años, posiblemente desde hace 8500 años (López Mazz, Gascue et al. 2004). Los indígenas llamados Constructores de Cerritos, que poblaron la región de los palmares, es muy probable que hayan utilizado varias partes de las palmas para su provecho. Al menos así lo indican diversas evidencias como el hallazgo de macro y micro-restos de palmas en excavaciones arqueológicas (López Mazz and Bracco 1994; Campos, del Puerto et al. 2001; Bracco, del Puerto et al. 2008; del Puerto and Inda 2008), resultados de análisis químicos y presencia de caries en restos esqueletarios prehistóricos (Cohe, Hernández et al. 1987; Porta and Sans 1995) y crónicas etnohistóricas de los primeros exploradores de la región (César 1981).

En tiempos de la colonia, cuando España y Portugal se disputaban la frontera del actual Uruguay, también existió un uso del palmar bastante particular: la elaboración de corrales de palmas. Estas estructuras son espacios de forma circular o rectangular de entre 250 y 800 mts. cuadrados, construidos con las palmas de Butiá (en ocasiones están construidos de forma mixta con piedras). Se trata de corrales elaborados con palmas trasplantadas y replantadas a una distancia aproximada de 1,5 mts de distancia, cerrando el espacio del corral (Oliveira and Teixeira 2006; Balao 2009; Oliveira 2009; Oliveira, Teixeira et al. 2009). La funcionalidad atribuida es fundamentalmente ganadera, aunque algunos testimonios orales hacen referencia a que en algún momento fueron utilizados para plantar maíz en su interior. Actualmente no hay una fecha determinada sobre el momento de su construcción, aunque sí existen diversos documentos históricos que hacen referencia a su existencia en tiempos coloniales. Por ejemplo el corral de la actual estancia “Corral de Palmas”, aparece registrado en un plano topográfico de 1831 de la estancia de Juan Faustino Correa (Perdomo 2011).

Estos corrales se extienden desde la ciudad de Castillos hasta Santa Vitoria do Palmar, en Río Grande del Sur, Brasil. Su construcción está fuertemente vinculada al poblamiento y manejo del ganado vacuno en la región Este de Uruguay y Sur de Brasil en la época de las Misiones Jesuíticas. Las hipótesis sobre su origen postulan que fueron construidos en el S XVIII, como parte de una estrategia de manejo del ganado que los jesuitas hacían en las Vaquerías del Mar, que comenzó en torno al año 1679. Pero su origen también está vinculado al establecimiento de la zona denominada Campos Neutrales, que por el tratado de San Ildefonso (1777) establecía un territorio que no podía ser poblado por Portugal ni España. Este territorio era atravesado por numerosas tropas que se especula que también hicieron uso de los corrales de palmas (Cardoso 1995; Oliveira and Teixeira 2006; Oliveira 2009; Oliveira, Teixeira et al. 2009; Perdomo 2011).

En la primera mitad del siglo XX los usos que se hacían del palmar sufrieron un empuje industrializador. Se instalan en la zona de Paso del Bañado, hacia el Noreste de la ciudad de Castillos, distintos tipos de fábricas destinadas fundamentalmente a la extracción de fibras a partir de la hoja. Con este subproducto se hacían felpudos, cuerdas, relleno para colchones, suelas para calzados, etc. De hecho, se instala en la zona una fábrica de Alpargatas, cuyos restos perviven hasta hoy en día. Otra fábrica muy importante para la zona fue la Cocopalma, instalada en Vuelta del Palmar, a pocos kilómetros de Castillos hacia el Este, dedicada a extraer el aceite de los frutos del Butiá. Estas fábricas, que en gran medida coexistieron temporal y espacialmente, generaron un movimiento de económico y social en torno al Butiá, fomentando el desarrollo de poblados como es el caso del propio Paso del Bañado.

Algunas de estas fábricas desaparecieron misteriosamente, como es el caso de Cocopalma que se incendió a los pocos años de entrar en funcionamiento. Pero muchas de ellas, más que nada las destinadas a la extracción de fibras, no pudieron competir con las materias primas sintéticas o importadas. El agotamiento de esta época fabril relegó la relación con el palmar al ámbito doméstico, dentro del cual muchas veces también se practicaban actividades económicas. Esta circunscripción de las prácticas al ámbito doméstico es el que domina hoy en día, aunque existen algunos emprendimientos de tipo empresarial y cooperativo que también se dedican a elaborar distintos tipos de productos derivados del Butiá.

El vínculo actual que la sociedad rochense mantiene con el Butiá es muy fuerte. La imagen del palmar integra el escudo departamental y es parte de la letra del himno de Rocha, forma parte de varios murales públicos de la ciudad de Castillos, es parte de algunos sellos nacionales (serie de flora autóctona), entre otros. También es objeto de la literatura nacional (presente en la poesía de Carlos Roxlo), música popular (por ejemplo “Caña con Butiá” de H. Ochoa y N. Pereyra), motivo de festivales artísticos locales (por ej. la celebración del “Festival de Canto y Butiá”, organizado desde hace 12 años en Castillos), es el distintivo de varias logomarcas locales (por ejemplo el Brocal, Caseritos La Sierra, Granja Aguas Dulces) o que tienen contacto con Rocha, (como por ejemplo la empresa de transportes de pasajeros Cynsa), etc (Dabezies 2012).

Además de este vínculo simbólico, existe una relación de prácticas y saberes desarrollados como parte de la interacción de los pobladores que viven en contacto directo con el palmar. Se trata de conocimientos y aptitudes destinados a relacionarse con el Butiá en tanto proveedor de elementos materiales que sirven para el consumo, uso o venta. Como recurso vegetal el Butiá es aprovechado íntegramente. El palmar como un todo es utilizado para el disfrute, la comunicación y hasta para el escondite de algunos matreros. La palma entera es utilizada como parte de los corrales y como elemento ornamental, vistiendo espacios públicos y privados. El tronco se utiliza para la construcción de viviendas, para elaborar bateas, para darle de comer a los animales y como combustible. De la hoja se extraen fibras, se utiliza para techar (incluso existen quinchadores de hoja de palma) y para forraje del ganado en épocas de pocas pasturas. Del fruto es de donde se elaboran más productos, además de consumirse de forma directa: dulces de cortes, mermeladas, licores, salsas agridulces, helados, bombones, etc (Cardoso 1995; Geymonat and Rocha 2009).



Como podemos ver, el Butiá es un elemento muy importante desde el punto de vista cultural. Está presente en la iconografía, la literatura y las festividades locales y también existen muchos saberes que fueron aprendidos en base a la relación con el Butiá y que dependen de las personas que lo practican y de aquello a lo que son referidos: el Butiá. Hoy en día la relación entre la identidad local y el Butiá está plenamente viva y esperemos que este artículo ayude a darla a conocer, ponerla en valor y a generarle Mas Vida. El Butiá, los saberes asociados y el uso simbólico extendido en la región, son parte de un todo inseparable. Cuidar a uno significa cuidar al otro, darle vida a uno es darle Mas Vida al otro.

Si bien en esta ocasión tuve la suerte de poder escribir este breve artículo, existen varias líneas escritas sobre esto. Tal es el caso del libro Giancarlo Geymonat y Néstor Rocha M`botia. Ecosistema único en el mundo (2009), que nuclea muchos de los trabajos vinculados a este tema.

Agradezco a Néstor Rocha ya que, además de compartir mucha información relativa al palmar, son suyas varias de las imágenes presentadas aquí.



Figuras

Fig 1 Mapa de los humedales del Este donde se pueden ver el palmar de San Luis y el de Castillos. Fuente: Probides.

Fig 2. Fotos generales del palmar. Fuente: Néstor Rocha y JM Dabezies.

Fig 3. Vista aérea (Gogle Earth) de distintos corrales de palma de la zona próxima a la ruta 16, conocida como Camino del Indio. Las vistas son desde un entorno de 800 mts de altitud y la escala de cada imagen ronda los 150 mts.

Fig 4. Fotografía un corral de palmas. Fuente: Néstor Rocha.

Fig 5. Distintas fotos en las que se puede observar la estrecha relación entre la identidad local y la palma como vegetal y como ícono rochense.



Referencias bibliográficas

Araujo, O. (1912). Diccionario geográfico del Uruguay. Montevideo, Tipo-Litografía Moderna.

Arechavaleta, J. (1892). El Uruguay en la Exposición Histórico-Americana de Madrid: memoria de los trabajos realizados por la Comisión nacional encargada de organizar los elementos de concurrencia. Montevideo, Imprenta Artística.

Balao, A. (2009). Corrales de palmas en los alrededores de la ciudad de Castillos. M`botia. Ecosistema único en el mundo. G. Geymonat and N. Rocha. Castillos, Uruguay, Casa Ambiental: 208-209.

Bracco, R., L. del Puerto, et al. (2008). Prehistoria y Arqueología de la Cuenca de Laguna Merín. Entre la tierra y el agua: arqueología de humedales de Sudamérica. D. Loponte and A. Acosta. Buenos Aires, Secretaría de Cultura de la Nación: 1-59.

Campos, S., L. del Puerto, et al. (2001). Opal phytoliths analysis: its application to the archaeobotanical record in the East of Uruguay. Phytoliths: Applications in Earth Sciences and Human History. J. Maunier and F. Colin. Lisse, Balkema: 129-142.

Cardoso, L. (1995). "El palmar, la palma y el Butiá." Fichas Didácticas de Probides 4.

César, G. (1981). Primeiros Cronistas do Río Grande do Sul. 1605-1801. Porto Alegre, Editora da UFRGS.

Cohe, R., A. Hernández, et al. (1987). Estudio de dieta por el análisis químico de restos óseos humanos (Zn+2 y Sr+2). Primeras Jornadas de Ciencias Antropológicas en el Uruguay. Montevideo, Ministerio de Educación y Cultura.

Dabezies, J. M. (2012). "Trascendiendo la Dicotomía en torno a la (In)Materialidad del Patrimonio: Un Acercamiento a Partir de los Conocimientos Ecológicos Locales sobre el Uso de Vegetales." Revista Chilena de Antropología 25(1): 163-187.

del Puerto, L. and H. Inda (2008). Estratégias de Subsistencia y Dinámica Ambiental: Análisis de silicofitolitos en sítios arqueológicos de la cuenca de Laguna de Castillos, Rocha, República Oriental del Uruguay. Fitolitos: estado actual de su conocimiento en América del Sur. A. Zucol, M. Osterrieth and M. Brea. Mar del Plata, Universidad Nacional de Mar del Plata: 221-236.

Geymonat, G. and N. Rocha (2009). M`botia. Ecosistema único en el mundo. Castillos, Uruguay, Casa Ambiental.

López Mazz, J. and R. Bracco (1994). Cazadores-recolectores de la cuenca de la laguna Merín: aproximaciones teóricas y modelos arqueológicos. Arqueología de Cazadores-Recolectores. Límites, Casos y Aperturas. L. José and L. Borrero. Buenos Aires, Arqueología Contemporánea. Edición Especial: 51-64.

López Mazz, J. M., A. Gascue, et al. (2004). "La Prehistoria del Este de Uruguay: Cambio Cultural y Aspectos Ambientales." Anales de Prehistoria y Arqueología 20: 9-24.

Molina, B. (2001). Biología y conservación del palmar de Butiá (Butia capitata) en la Reserva de Biosfera Bañados del Este. Rocha, PROBIDES.

Oliveira, O. (2009). Arqueologia em Santa Vitória do Palmar e Castilhos. M`botia. Ecosistema único en el mundo G. Geymonat and N. Rocha. Castillos, Uruguay, Casa Ambiental 202-203.

Oliveira, O. and C. Teixeira (2006). "Os currais de palmas em Santa Vitória do Palmarm RS, Brasil." Biblos 19: 61-73.

Oliveira, O., C. Teixeira, et al. (2009). "O palmar de Tiburcio e os currais de palmas." Biblos 23(1): 101-112.

Perdomo, J. (2011). "Leonardo Olivera. Castillense como las palmeras." Revista Histórica de Rocha 3: 165-178.

Porta, M. and M. Sans (1995). Historias de vida en los restos esqueletales de dos sitios con elevación del Dpto. de Rocha. Arqueología en el Uruguay: 120 años después. VIII Congreso Nacional de Arqueología Uruguaya. M. Consens, J. López Mazz and C. Curbelo. Maldonado: 32-35.



Rivas, M. and A. Barilani (2004). "Diversidad, potencial productivo y reproductivo de los palmares de Butia capitata (Mart.) Becc. de Uruguay." Agrociencias VIII(1): 11-20.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje