Página principal

Breve descripcióN


Descargar 27.95 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño27.95 Kb.
NOMBRE: Morfología del cauce fluvial y posición

Con contribuciones de Waite Osterkamp, Janet Hooke y John Ridgway. Revisado Febrero 2006

BREVE DESCRIPCIÓN

Las corrientes aluviales (ríos) son geoformas dinámicas sujetas a rápidos cambios en el modelado del cauce y la configuración del flujo. Los caudales y la carga de sedimentos determinan las dimensiones del cauce de una corriente (ancho, profundidad, longitud de onda y gradiente del meandro). Las características físicas de los cauces fluviales, tales como la relación ancho/profundidad y sinuosidad, y los tipos de patrones (anastomosados, meandrosos, rectos) son afectados significativamente por las variaciones en los caudales, la carga sedimentaria, y por el tipo de carga de sedimento en función de la relación de las cargas de fondo y suspendida [ver: Carga y deposición de sedimentos en una corriente]. Cambios en la morfología del cauce en unos pocos años indican variaciones en el agua y/o en la descarga de sedimentos. Por ejemplo, el incremento del ancho indica un aumento en la descarga y/o un aumento en la carga de sedimento grueso y una disminución indica lo opuesto. La relación ancho/profundidad tiende a incrementarse con la erosión de los márgenes y con cargas más gruesas. Los cambios a corto plazo podrían ser una respuesta a inundaciones, mientras que los cambios a largo plazo dentro de una secuencia de eventos pueden reflejar modificaciones fundamentales en la descarga y/o carga de sedimentos. El diseño y el grado de desarrollo de las barras activas son buenos indicadores de la carga de sedimentos. Los canales en áreas áridas y semiáridas son sumamente variables en su forma, mientras que las de flujo perenne exhiben una relación mucho más cercana entre dimensiones y descarga. Los canales de mayor energía y aquellos en materiales menos consolidados son los más dinámicos y sensibles. Debido a los cambios en la sección transversal del cauce aluvial, especialmente el ancho, que pueden indicar cambios en las características de la corriente, los caudales conocidos pueden ser expresados como una simple relación exponencial con el ancho del cauce Q = aWb, donde Q = caudal, a = coeficiente, W = ancho del cauce, y b = exponente). Por consiguiente, en los sitios no aforados, las mediciones de la morfología del cauce pueden conducir a estimaciones indirectas de la descarga, las cuales, si varían con el tiempo, pueden indicar cambios en la descarga media o en la ocurrencia de inundaciones a intervalos de recurrencia específicos.

Las corrientes de montañas escarpadas, que caen sobre grandes guijarros y bloques, pueden permanecer estables durante años o décadas hasta que una gran tormenta provea suficiente agua que provoque una inundación del canal. Tales canales no son canales aluviales verdaderos, y las relaciones entre los factores hidráulicos y factores de sedimento son completamente diferentes de las condiciones de quasi equilibrio existentes en los ríos aluviales de tierras secas y de llanuras de inundación que son el tema principal de este geoindicador.

SIGNIFICADO

La morfología de la corriente es sensible a cambios en las magnitudes de descarga de sedimentos y agua. En ausencia de registros hidrológicos y de escurrimiento encauzado, un buen entendimiento de la morfología de la corriente puede ayudar a delinear cambios ambientales de muchas clases. La inestabilidad del canal puede afectar a la planicie de inundación y a los usos de la tierra del valle directamente por erosión y deposición o por el cambio en la frecuencia de inundación. Cambios en la morfología y posición del canal de corriente relacionados con las inundaciones pueden ser muy rápidos, particularmente en áreas áridas y semiáridas, y colocar límites significativos en el uso de la tierra (por ejemplo, en islas o a lo largo de bancos sometidos a la erosión). La diversidad en la morfología del canal y sedimentos asociados, que forman el substrato y hábitats para las asociaciones ecológicas, es un componente clave y una condición necesaria para la biodiversidad. El ambiente natural es mejor mantenido permitiendo a canales de corriente funcionar normalmente por erosión, deposición y cambio morfológico.


CAUSA HUMANA O NATURAL

Cambios en la morfología de las corrientes reflejan cambios en el balance hidrológico y escurrimiento y/o en el suministro de sedimento. Éstos pueden ser debido a cambios de uso de tierra, como desmonte, actividad agrícola y tala de bosquescultivo de la tierra o cambios climáticos o una combinación de ambos. La construcción de embalses y medidas para la estabilizacoón de ríos pueden tener efectos significativos. Las asunciones que la mayor parte de los cambios principales en la morfología de las corrientes en escalas de tiempo históricas y decadales son debido a causas humanas han sido sustituidas ahora por evidencias de que las variaciones climáticas, hasta en esta escala de tiempo y en todos los ambientes, pueden ser al menos tan importantes, si no un factor causal más significativo. La distinción de causas climáticas de causas humanas permanece como un desafío en muchas situaciones. La tectónica activa puede causar cambios de la morfología de las corrientes que son, por lo general, reconocibles. Los canales de corriente que han sido directamente modificados y tramados tratarán de recobrar su morfología natural a menos que las modificaciones sean continuamente mantenidas.



AMBIENTE DONDE ES APLICABLE

Cursos fluyendo a través de aluviones u otro material inconsolidado en terrazas y planicies de inundación.



SITIOS DE MONITOREO

Tramos característicos del curso de agua y secciones transversales.



ESCALA ESPACIAL

Mesoescala a regional.



MÉTODOS DE MEDICIÓN

Repetidos relevamientos del terreno utilizando GPS, estación total o teodolito, o relevamientos aéreos utilizando fotogrametría digital o analítica e análisis de imágenes. Perfiles transversales y de la pendiente mediante el relevamiento reiterado. Niveles de agua e inundación por relevamiento, mapeo y caudalímetros. Flujo y carga de sedimentos por medidas automatizadas y manuales. Simple monitoreo de forma, especialmente de la posición del canal, patrones del canal y frecuencia de barras por fotografía reiterada del terreno. Cambios en los rasgos de los sedimentos y la cubierta de vegetación por muestreo de barras o monitoreo por cuadrantes fijos y fotografías. El monitoreo contemporáneo puede ser complementado por evidencias documentales históricas, especialmente de la forma y posición del canal de mapas y fotografías aéreas [ver: Carga y disposición de sedimentos en cursos de agua].



FRECUENCIA DE MEDICIÓN

Depende del ritmo observado de cambio, pero no inferior a una vez cada 5 años. Es preferible la medición anual de canales muy dinámicos. Los cambios deberían ser medidos después de grandes eventos de inundación.



LIMITACIONES DE LOS DATOS Y DEL MONITOREO

Es difícil evaluar el cambio morfológico sin registros históricos. Las mediciones deben ser continuadas por varios años. Las inundaciones o movimiento de los canales pueden destruir los sitios de observación.



APLICACIONES AL PASADO Y AL FUTURO

Canales relícticos pueden indicar la posición (horizontal y vertical) y dimensiones de canales previos. El monitoreo de la morfología del canal amplía el entendimiento de los tipos y tasas de respuestas a cambios ambientales. Los efectos tanto de acontecimientos individuales como de fases de descarga o entrada de sedimentos pueden ser entonces predecidos. Ajustes a largo plazo también pueden ser evidentes en agradación progresiva o incisión relacionada a tectónica, cambios de avenamiento o cambios de nivel de base. Los ajustes son propagados a través de un sistema de canales y puede demorar mucho tiempo en alcanzar todas las partes. Los datos pueden ser posiblemente útiles para predicciones de hasta varias décadas.



POSIBLES UMBRALES

Las inundaciones erosivas pueden alterar la morfología de los canales de corriente casi instantáneamente; la adaptación a una perturbación puede ser inicialmente rápido pero se hace más lento después de 5 a 10 años. La erosión severa de los bancos durante las inundaciones puede llevar al cambio de canal principal: el Río Amarillo (Huang He) en China tiene canales abandonados de gran escala separados por 600 km. La amplitud de los meandros puede incrementarse por intersección y corte. La variabilidad de corriente que implica cambios entre formas directas, ondulaciones, y trenzadas puede ser aguda y reflejar cambios de carga de sedimento o declives de valle a consecuencia de tectónica activa, influencias tributarias o agradación progresiva o incisión.



REFERENCIAS CLAVES



Gurnell, A. & Petts, G. (Eds.) 1995. Changing River Channels, John Wiley & Sons, Chichester.
Miller, A. J. & Gupta, A. (Eds) 1999. Varieties of Fluvial Form. John Wiley & Sons, 538 pp.

Rapp, C.F. and T.B. Abbe 2003. A framework for delineating channel migration zones. Washington State, Dept. Transportation. (www.ecy.wa.gov/biblio/0306027).

Rosgen, D. L. 1996. Applied River Morphology. Wildland Hydrology Books, Pagosa Springs, USA.

Schumm, S. A. & B. R. Winkley (eds), 1994. The variability of large alluvial rivers. New York: American Society of Civil Engineers Press.

OTRAS FUENTES DE INFORMACIÓN

Instituciones relacionadas a ríos, recursos hídricos e hidrología; organismos viales (en especial en los cruces de puentes), servicios geológicos, archivos históricos.




ASPECTOS AMBIENTALES Y GEOLÓGICOS RELACIONADOS

Condiciona los ecosistemas ribereños; la estabilidad de islas y canales, así como fronteras jurisdiccionales definidas por los ríos.




EVALUACIÓN GENERAL

El monitoreo de la morfología del cauce fluvial puede ser útil cuando no se dispone de datos referidos a la carga de sedimentos, velocidades de flujos y otros parámetros hidrológicos.




Cambios en la ubicación de canales en este sector anastomosado del río Piave, Italia, puede cortar o agregar a los terrenos agrícolas adyacentes. (N. Surian)

El río Yangtze inferior (conocido localmente como el "Nine Bends and Tortuous Intestines") ha cambiado repetidamente a lo largo del tiempo, con los mayores efectos sobre el transporte del río, los asentamientos y la agricultura. El diagrama inferior muestra períodos para diversas configuraciones del canal. (Guo Xixhe)



Migración lateral del río Kosi del norte de India a través de su amplio abanico aluvial (de A. Holmes 1978)






La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje