Página principal

Boletin de la pas†oral de la salud diciembre 2006 san camilo nº 15 bolivia dia mundial del sida 2006 eucaristia catedral de santa cruz bolivia


Descargar 46.66 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño46.66 Kb.

BOLETIN DE LA PAS†ORAL DE LA SALUD

Diciembre 2006


SAN CAMILO


Nº 15

BOLIVIA


dia mundial del sida 2006

eucaristia catedral de santa cruz - bolivia

Dentro del marco de las acciones del Día Internacional de lucha contra el SIDA, se invita a celebrar la Eucaristía en la Catedral de Santa Cruz el día 1º de diciembre, a las 19:00 hrs., presidida por Padre Mateo Bautista delegado episcopal para la Pastoral de la Salud.


fiestas PATRONALES. nuestra señora de cotoca

cotoca – santa cruz

Dentro del marco de las fiestas patronales de la inmaculada concepción, se invita a los enfermos y agentes de salud a participar de la eucaristía, domingo 3 de diciembre, 16:00 hrs., Santuario Nuestra Señora de Cotoca.


foro-debate: “vih y sida, un compromiso

social de la iglesia”

Objetivo: Analizar la situación del VIH en Santa Cruz desde una visión cristiana, para identificar los desafíos de la acción pastoral en la prevención y asistencia.

Fecha: Miércoles 13 de diciembre de 2006

Horas: 19:00 a 21:00

Lugar: Parroquia “La Merced”, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.
Encuentro espiritual para agentes de salud

16 de diciembre, santa cruz - bolivia

Destinatarios:



  1. Para todos.

  2. Agentes pastorales de la salud (profesionales, ministros de la comunión, visitadores, religiosos/as)

  3. Día sábado 16 de diciembre, de horas 15:00 a 18:00 en la Parroquia Espíritu Santo, Plaza La Chacarilla, U.V. 41, Tercer Anillo externo, a tres cuadras del Hospital Japonés / Micros: 74, 29, 35.

  4. Coordinado por Padre Mateo Bautista


homenaje a monseñor jorge novak


Con ocasión del 5º aniversario del fallecimiento del Monseñor Jorge Novak, Obispo de Quilmes Argentina, se ha editado la publicación: Jorge Novak testigo y sembrador de esperanza. Un libro muy completo que desarrolla la vida, trayectoria, apostolado y ministerio episcopal de este gran obispo.

Monseñor Jorge Novak fue el primer presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral de la salud de Argentina (1993 - 1999). Por eso el libro contiene un capítulo con el título: Novak: un hombre de salud-salvación, página 131-143.

El libro está publicado en Editorial Guadalupe.

E-mail: ventas@editorialguadalupe.com.ar

Web: www.editorialguadalupe.com.ar


la frase de blas pascal

“Poca ciencia me aleja de Dios,

mucha ciencia me acerca a Dios.”
Salud mental

las fobias

El concepto


Fobia proviene del griego phobia: horror. Es la aversión apasionada hacia algo. Cuando entra en la formación de voces compuestos como hidrofobia, fotofobia, es para indicar repulsión. La aversión es oposición y repugnancia hacia una cosa.

Apasionarse es aficionarse con exceso a alguna cosa. Causar, excitar alguna pasión. Se es apasionado cuando se está poseído de alguna pasión o afecto.

¡FO! es además una interjección utilizada para indicar asco. Voz de creación expresiva.

En la antigua Grecia fhobos, personalizaba al miedo y acompañaba a Ares en el campo de batalla para infundir pánico en el enemigo.

Cuando el miedo es excesivo, irracional y persistente, en psicopatología se denomina fobia, el cual es reconocido por quien lo padece como desmesurado, desproporcionado, inapropiado e injustificado. El miedo fue definido por Freud como la respuesta inteligente ante un peligro real.
Fobia específica

El concepto

Es un miedo patológico. Consiste en un temor intenso y persistente, que es excesivo e irracional, desencadenado por la presencia o anticipación de un objeto o situación específico, claramente discernible y circunscripto. Por ejemplo: miedo a volar, a la altura, vértigo, precipicios, animales o insectos, ascensores, espacios cerrados (claustrofobia), oscuridad, administración de inyecciones, visión de sangre o heridas, ingerir determinadas comidas o medicamentos, ir al dentista, etc.

La persona reconoce que este miedo es excesivo e irracional pero no puede controlarlo.

Este reconocimiento se da en adolescentes y adultos que padecen el trastorno, no así en el caso de los niños.

La exposición al estímulo fóbico provoca casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad clínicamente significativa. Esta respuesta puede adquirir la forma de una crisis de angustia situacional o más o menos relacionada con una situación determinada.

En la mayoría de los casos, el temor frente al estímulo fóbico genera comportamientos de evitación. Otras veces se soporta a costa de una intensa ansiedad o malestar.

El diagnóstico es correcto sólo si este comportamiento de evitación, miedo o ansiedad de anticipación en relación con el estímulo fóbico interfiere significativamente con las actividades cotidianas del individuo, sus relaciones laborales, académicas, familiares o sociales.

El individuo no sólo experimenta un temor marcado, persistente, excesivo e irracional cuando se encuentra en presencia de los objetos o situaciones temidos, sino también cuando anticipa su aparición.

Las fobias también expresan la posibilidad de perder el control, angustiarse o desmayarse frente a la exposición del objeto temido.
Criterios para el diagnóstico de fobia específica

Según el DSM-IV, Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, los criterios para el diagnóstico de fobia específica son los siguientes:




  1. Temor acusado y persistente que es excesivo o irracional, desencadenado por la presencia o anticipación de un objeto o situación específicos. (p. ej., volar, precipicios, animales, inyecciones, sangre).

  2. La exposición al estímulo fóbico provoca casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional o más o menos relacionada con una situación determinada. En los niños la ansiedad puede traducirse en llantos, berrinches, inhibición o abrazos.

  3. La persona reconoce que este miedo es excesivo o irracional. En los niños este reconocimiento puede faltar.

  4. La(s) situación(es) fóbica(s) se evitan o se soportan a costa de una intensa ansiedad o malestar.

  5. Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa o el malestar provocados por la situación temida interfieren acusadamente con la rutina normal de la persona, con las relaciones laborales (o académicas) o sociales, o bien provocando un malestar clínicamente significativo.

  6. En menores de 18 años la duración debe haber sido de 6 meses como mínimo.

  7. La ansiedad, las crisis de angustia o los comportamientos de evitación fóbica asociados a objetos o situaciones específicos no deben estar contaminados por la presencia de otro trastorno mental como por ejemplo Trastorno Obsesivo - Compulsivo, Trastorno por Estrés Postraumático, Ansiedad Social, Angustia con Agorafobia u otros.


Especificar tipo:

Tipo animal

Tipo ambiental (p. ej., alturas tormentas, agua)

Tipo sangre-inyecciones-daño

Tipo situacional (p. ej., aviones, ascensores, recintos cerrados)

Otros tipos (p. ej., evitación fóbica de situaciones que pueden provocar atragantamiento, vómito o adquisición de una enfermedad; en los niños, evitación de sonidos intensos o personas disfrazadas).
La distribución de frecuencias de los subtipos mencionados en centros asistenciales para adultos, de la más a la menos frecuente, es la siguiente:

  1. Situacional

  2. Ambiental

  3. Fobia a la sangre – inyecciones - daño

  4. Animal

En muchos casos hay más de un subtipo de fobia específica. El hecho de tener una fobia de un subtipo determinado aumenta las probabilidades de padecer otra fobia del mismo subtipo (p.ej., miedo a los gatos y a las serpientes).
Clasificación de las fobias
Hay casi 7.000 fobias clasificadas. El 13% de la gente sufre el miedo de hablar en público.

Fobias más comúnes




Fobias raras

Agorafobia


A los lugares abiertos

Belonefobia

A los alfileres y agujas

Calustrofobia

A los lugares cerrados

Cromofobia

A ciertos colores

Fobia Social

A ser evaluado por la gente

Botanofobia

A las plantas

Aviofobia

A viajar en avión

Pedifobia

A los niños o a los muñecos

Acrofobia

A las alturas

Vestiofobia

A la ropa

Nosofobia

A las enfermedades

Penemofobia

A pensar

Astrafobia

A las tormentas

Grafofobia

A escribir

Algofobia

Al dolor

Pornofobia

A tener relaciones sexuales

Misosfobia

A los gérmenes y contaminación

Gamofobia

Al casamiento

Fobofobia

A las fobias

Sofofobia

A aprender


Síntomas dependientes de la cultura, la edad y el sexo

El contenido de las fobias y su prevalencia muestran considerablemente variaciones según la cultura y la etnia. Por ejemplo, el miedo a los espíritus o a la magia existe en multitud de culturas y sólo debe considerarse una fobia específica si es excesivo en el contexto de esa cultura y provoca un malestar clínico significativo o un marcado deterioro de las actividades del individuo.

En los niños la ansiedad puede traducirse en lloros, berrinches, parálisis o abrazos. Los niños no suelen reconocer que sus temores son excesivos o irracionales y rara vez expresan malestar por la fobia.

El miedo a los animales y a otras situaciones ambientales es particularmente frecuente, teniendo un carácter a menudo transitorio cuando aparece en la infancia.

El diagnóstico de fobia específica no puede asegurarse a no ser que estos temores den lugar a un deterioro significativo de las actividades del individuo (p.ej., resistencia a ir a la escuela por temor a encontrarse con un perro en la calle).

La frecuencia según el sexo también varía según los tipos de fobia específica. Aproximadamente el 75-90% de las personas que padecen fobia animal o ambiental son mujeres (excepto en el miedo a las alturas, donde las mujeres representan un 55-70%). De forma similar, aproximadamente el 75-90% de los individuos que padecen fobia situacional son mujeres. Éstas también constituyen el 55-70% de los individuos con fobia a la sangre – inyecciones - daño.



Prevalencia

Aunque son frecuentes en la población general, las fobias raramente provocan un malestar o un deterioro general suficientes como para permitir realizar el diagnóstico de fobia específica. Las cifras de prevalencia publicadas en la literatura pueden variar según los umbrales empleados para determinar el malestar o deterioro general a que dan lugar y el tipo de fobias estudiadas. En la población general la tasa de prevalencia anual se sitúa alrededor del 9%, mientras que la prevalencia global oscila entre el 10 y el 11,3%.



Curso

La media de edad de inicio varía en cada tipo de fobia específica. Para la fobia situacional, la edad de inicio tiende a seguir una distribución bimodal, con un primer pico de incidencia en la segunda infancia y un segundo pico en la mitad de la tercera década de la vida. Para la fobia ambiental (por ej., fobia a las alturas), el inicio suele situarse en la segunda infancia, si bien muchos casos nuevos de fobia a las alturas aparecen al principio de la edad adulta. La segunda infancia también suele constituir la edad de inicio en la fobia animal y en la fobia a la sangre-inyecciones-daño.

Entre los factores que predisponen a la aparición de fobia específica cabe citar los acontecimientos traumáticos (como el ser atacado por un animal o quedar atrapado en un lugar pequeño y cerrado), crisis de pánico inesperadas en la situación que se convertirá en temida, observación de otros individuos que sufren traumatismos o muestran temor (por ej., presenciar caídas desde grandes alturas o personas que se asustan en presencia de ciertos animales) y transmisión de informaciones (por ej., repetidas advertencias paternas sobre los peligros de ciertos animales o reportajes periodísticos sobre catástrofes aéreas). Los objetos o situaciones temidos tienden a implicar aspectos que ciertamente pueden o han podido representar una amenaza en algún momento de la historia de la humanidad.

Las fobias generadas por acontecimientos traumáticos o por crisis de pánico inesperadas acostumbran a aparecer de forma particularmente aguda.

Las fobias de origen traumático no presentan una edad de inicio característica (por ej., el miedo a atragantarse que suele seguir a un episodio de obstrucción faríngea total o parcial puede aparecer prácticamente a cualquier edad).

Las fobias que persisten durante toda la etapa adulta rara vez suelen remitir (sólo ocurre en un 20% de los casos).


Patrón familiar

Los estudios preliminares sugieren la posible existencia de una cierta incidencia familiar según el tipo de fobia (por ej., los parientes de primer grado de sujetos afectos de una fobia animal tienen más probabilidades de presentar una fobia de este tipo, aunque no necesariamente frente al mismo animal, y los parientes de primer grado de sujetos afectos de fobia situacional tienen igualmente más probabilidades de llegar a desarrollar fobias de este tipo). El miedo a la sangre y al daño presenta una incidencia familiar particularmente alta.



Tratamiento

Cuando las fobias interfieren con la vida de una persona, el tratamiento puede servir de ayuda. Un tratamiento efectivo generalmente involucra las siguientes formas de psicoterapia:



  • Terapia Cognitiva,

  • Desensibilización Sistemática,

  • Terapia de Exposición, en la cual los pacientes se exponen gradualmente a lo que los asusta hasta que el miedo comienza a desaparecer.

Tres cuartas partes de pacientes se benefician grandemente con este tratamiento.

  • Los ejercicios de relajación y respiración también contribuyen a reducir los síntomas de ansiedad.

  • En ocasiones es necesario recetar ciertas medicinas para ayudar a reducir los síntomas de ansiedad antes de que la persona se enfrente a una situación de fobia o durante la misma (por ejemplo, para realizar un viaje en avión).




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje