Página principal

Boletin de articulos de revistas


Descargar 326.85 Kb.
Página1/10
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño326.85 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


BOLETIN DE ARTICULOS DE REVISTAS

Septiembre de 2014

INDICE (Ctrl+Click lo lleva al articulo)
1.- AHORRO DE ENERGIA

2.- ENERGIA

3.- ENERGIA EOLICA

4.- ENERGIA SOLAR

5.- ENERGIAS RENOVABLES

6.- FRACKING

7.- GAS

8.- MEDIO AMBIENTE

9.- PETROLEO / HIDROCARBUROS

10.-SHALE GAS

11.-VACA MUERTA

12.- CURSOS – CONGRESOS - CONFERENCIAS






AHORRO DE ENERGIA

Los electrodomésticos eficientes podrían ahorrar el 11% de la energía de América Latina

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) anunció hoy una nueva iniciativapara acelerar la transición a electrodomésticos y equipos de alta eficiencia, con el objetivo de reducir la demanda de energía global, mitigar el cambio climático y mejorar el acceso a la energía.





Los aparatos alcanzados serían lámparas, aires acondicionados, refrigeradores, motores eléctricos, ventiladores de techo, y transformadores de distribución
La transición global a electrodomésticos y equipos altamente eficientes —incluyendo lámparas, aires acondicionados, refrigeradores, motores eléctricos, ventiladores de techo, y transformadores de distribución— reduciría el consumo de electricidad global en más del 10 por ciento, ahorrando $350 mil millones de dólares anualmente en facturas de electricidad y reduciendo las emisiones globales de CO2 en 1.25 mil millones de toneladas al año.

El lanzamiento de la Alianza para Electrodomésticos y Equipos Eficientes es un paso hacia adelante en el logro de modalidades de consumo de energía más verde a nivel mundial. El paso a la energía eficiente se ha convertido en un imperativo en nuestro mundo actual, donde la demanda energética aumenta continuamente. El sistema energético actual, con un fuerte consumo de combustibles fósiles, supone un obstáculo a los esfuerzos globales de mitigación del cambio climático”, declaró el Secretario General Adjunto de la ONU y Director Ejecutivo del PNUMAAchim Steiner.

La Alianza Global de Electrodomésticos y Equipos Eficientes publicó un reporte esta semana que evalúa el impacto económico y climático de los equipos de refrigeración en América Latina y el Caribe.

De acuerdo con el estudio, si todos los países de la región adoptaran e implementaran estándares mínimos de eficiencia energética para refrigeradores, aires acondicionados y ventiladores de techo promoviendo el uso de las mejores tecnologías disponibles en el mercado, la región ahorraría aproximadamente 140 teravatios-hora al año, valor que representa el 11 por ciento del consumo de electricidad actual en la región.

Las emisiones de gases de efecto invernadero se reducirían en 44 millones de toneladas de dióxido de carbono, lo que equivaldría a apartar de las calles unos 24 millones de vehículos medianos.

EFICIENCIA ENERGETICA


Presentan un casco de realidad virtual para obreros en entornos industriales


Tiene cámaras y un visor con pantallas integradas, para mostrar información contextual

Una compañía llamada Daqri presentó lo que se propone como una suerte de casco para obreros del siglo XXI; cuenta con un sistema de realidad aumentada al estilo Google Glass, pero pensado para entornos más complejos.

El casco suma dos cámaras al frente y dos atrás, además de un sensor inercial -para determinar cuándo el operario mueve la cabeza y cómo, y así saber qué está mirando-, sensor de distancia y un anteojo con pantallas donde despliega la información.

Y usa dos procesadores, además de cartuchos de memoria donde se almacenan los datos registrados por las cámaras. Usa Android como sistema operativo.

La intención es darle a los trabajadores información o guías visuales para llevar a cabo tareas o alertarlos de un área peligrosa, le dijo Brian Mullins, el CEO de la compañía, al Wall Street Journal.

Y hacerlo de una forma que les deje libres las manos y, a la vez, sea más resistente que un par de anteojos como los de Google. Saldrá a la venta en octubre en los Estados Unidos; la compañía no informó todavía el precio, aunque confirmó que será más alto que el de los anteojos de Google, que tienen un precio de 1500 dólares en Estados Unidos


http://www.lanacion.com.ar/1725560-presentan-un-casco-de-realidad-virtual-para-obreros-en-entornos-industriales

LA NACION

ENERGIA

En pos de la red energética inteligente


Las redes de energía en todo el mundo  no dan abasto con el crecimiento de la demanda de electricidad y la volatilidad de la oferta de fuentes renovables. Richard Anderson analiza el problema para BBC News.

Cuando un gobierno – como el del Reino Unido – quiere reducir sus emisiones de dióxido de carbono, sólo lo puede hacer  aumentando masivamente el uso de la electricidad generada por energías renovables a expensas del petróleo y el gas.

La demanda pico en Gran Bretaña es actualmente de 60GW, pero para 2050 el gobierno estima que aumentará seis veces a medida que aumente el uso de autos eléctricos y la calefacción hogareña.

Para hacer frente a esa demanda,  harán falta más torres de alta tensión y más cableado, lo que aumentará el monto de la factura que deberán abonar los consumidores. Pero el problema es que tanto la energía solar como la eólica  son por su naturaleza misma, muy variables: el viento tiene que soplar y el sol tiene que brillar.  Si eso no ocurre no se genera energía.  Hace falta entonces, más flexibilidad en el combinado energético.

Todos los países que actualmente buscan invertir fuertemente en energía renovable, enfrentan el mismo problema y las soluciones no abundan.

Hay una forma de resolver el problema que está generando mucho interés en gobiernos y empresas. Se trata del almacenamiento energético, que consiste simplemente en almacenar la energía generada durante períodos de poca demanda para usar durante períodos de alta demanda.  No solo ayuda esto a superar el problema de la variabilidad en la oferta sino que permite que las redes eléctricas operen con más eficiencia y a menor costo, explica Anthony Price del Electricity Storage Network. Esto es así porque el almacenamiento permite al sistema funcionar con carga promedio y no con carga pico. También terminará con el disparate de comprar turbinas eólicas para cerrarlas cuando la demanda se satisface. Y el ahorro de costos podría ser enorme. El Energy Futures Lab del Imperial College London ha calculado que las tecnologías de almacenamiento energético podrían generar ahorros de 10.000 millones de libras esterlinas para 2050 en Gran Bretaña.


REVISTA MERCADO


Tecnología

Oficinas que crean energía



Por paula baldo - pbaldo@clarin.com -


En Viena, un edificio comercial fue diseñado como una verdadera usina. Contará con varios sistemas de generación de energía para consumo propio y venderá el excedente.
EFICIENCIA. El proyecto minimiza las pérdidas y ganancias de calor y evita los puentes térmicos.

El edificio de oficinas Nordbahnstrasse en Viena, actualmente en obra, será capaz de producir toda la energía necesaria para su funcionamiento y el excedente podrá ser vendido al proveedor de la red. De ese modo, el negocio de los desarrolladores no solo será inmobiliario. Esta estrategia servirá, además, para solventar los costos de la instalación de los dispositivos de generación: paneles fotovoltaicos en techo y fachadas, una planta eólica y un sistema geotérmico.
El proyecto apunta a conseguir una certificación “Green Building Gold” bajo las normas alemanas DGNB, similares a las Leed estadounidenses pero con mayor posibilidad de regionalización, según explica el arquitecto Martin Jasper, responsable del proyecto.

La factoría de energía está focalizada en el aprovechamiento de tres fuentes renovables: sol, viento y geotermia. En primer lugar, la terraza del edificio estará ocupada por paneles fotovoltaicos, a los que se sumarán celdas integradas a la fachada (en el vidrio de las ventanas y en los antepechos).

También se instalará una planta eólica en el techo (50Kw en 8 turbinas). “Fue un desafío llevar adelante esta idea porque no existen en Viena nada similar y tuvimos que cumplir muchos requisitos”, aclara Jasper. Luego de sopesar varias alternativas, eligieron generadores verticales porque generan menos ruido: “Fue necesario diseñar los dispositivos para que no se generara hielo en las aspas ya que los trozos podrían dañar a los transeúntes durante el funcionamiento de los molinos”, señala el proyectista. Además, las autoridades exigieron un estudio de las sombras proyectadas por los elementos en funcionamiento. Las turbinas fueron orientadas de manera que no generen molestias en el tránsito ni a los vecinos.

La central geotérmica funcionará en el subsuelo del edificio. El sistema aprovecha la diferencia de temperatura entre la superficie y las napas subterráneas para calentar o enfriar agua. A través de una perforación se hace circular el agua por cañerías. A través de una bomba de calor, se realiza un intercambio con un circuito cerrado en el edificio para acondicionar los ambientes a través de serpentinas en las losas. A su vez, la circulación del agua por diferencia térmica también genera energía. “Lo más caro de este sistema es la perforación y la bomba, pero en el tiempo rinde más y libera el techo para el sistema eólico y fotovoltaico”, explica Jasper justificando porqué no se consideró la instalación de paneles solares para calentamiento de agua. “En este caso, para lograr la cantidad de energía de cosecha necesaria se debería llenar el techo de paneles solares. Otro punto a favor del sistema geotérmico es su utilidad en invierno y verano”, concluye el especialista.

Los esfuerzos por minimizar el impacto ambiental del funcionamiento del edificio están enfocados a evitar las pérdidas de energía a través de una estudiada resolución técnica de la envolvente y la inclusión de parasoles comandados por sensores. El edificio tiene un sistema de monitoreo del consumo y producción de energía, con mediciones cada 15 minutos. Además, el proyecto incluye terrazas verdes para recolectar agua de lluvia, que debe ser absorbida dentro del lote ya que las disposiciones municipales no le permitían devolver agua de lluvia a la ciudad.

Sistema alemán de certificación de sustentabilidad

El DGNB es un sistema de certificación de construcciones sustentables desarrollado en Alemania en 2007. De igual modo que las Leed, las alemanas son normas de certificación voluntaria y una herramienta de marketing para los desarrolladores. La Asociación para la Difusión de la Creatividad en el Diseño impulsa la adaptación de las DGNB a la realidad social local, desarrollando normas aplicables a edificios nuevos, existentes y a distritos urbanos. El primer paso de la adaptación es la traducción de las normas al español para luego abrir el tema a debate. En Jujuy ya se construyó un edificio pequeño sede de un centro de capacitación que obtuvo el pasaporte energético clase B, cinco puestos más alto respecto de una construcción estándar. Allí, Jasper trabajó junto con la Fundación Andina, utilizando tecnología y materiales locales, quien asegura que hasta es posible considerar el adobe y el diseño bioclimático.



CLARIN


La Argentina perdió posiciones en un ranking de sustentabilidad energética

 

De acuerdo con el Consejo Mundial de la Energía



Se ubicó 26⁰ entre 129 naciones, según la última edición del “Energy Sustanaibility Index”. El año pasado ocupaba el 19⁰ lugar. La caída obedeció a una inferior performance en materia de seguridad y equidad del suministro de energía. No obstante, se trata del tercer país mejor posicionado a nivel regional.

Hay dos grandes formas de analizar el desempeño de la Argentina en la última edición del “Energy Sustanaibility Index”, un ranking anual elaborado por el Consejo Mundial de la Energía (WEC, según sus siglas en inglés) y avalado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Se puede, por un lado, destacar su buena ubicación tanto a nivel global (26⁰ entre 129 estados) como regional (tercera en Latinoamérica, sólo por debajo de Costa Rica y Colombia). Y también es posible, por otro, poner el foco en la pérdida de terreno con respecto al año anterior, cuando logró acceder al 19⁰ puesto del listado.


El reporte –que mide las distintas capacidades de proveer políticas energéticas sostenibles a lo largo y ancho del planeta– admite ambas interpretaciones, ya que indica que el país retrocedió siete lugares debido a un cierto “deterioro en su rendimiento dentro de las esferas de la seguridad y la equidad en el suministro de energía”, incluyendo inconvenientes relacionados con “aumentos en los costos de la electricidad”, pero –al mismo tiempo– remarca que el mercado nacional “continúa balanceando bien las tres dimensiones del Trilema Energético”.
Según el WEC, aunque los indicadores de la seguridad energética argentina permanezcan relativamente estables esta temporada, la declinante producción de hidrocarburos viene aumentando la dependencia de las importaciones de combustible. “Esto probablemente causará una disminución más dramática de la seguridad en el futuro cercano”, anticipa el trabajo.
La entidad señala que, por el momento, no resulta considerable el impacto del sector energético local en el cuidado del medio ambiente, por lo que la mayor batalla se libra “en términos de fuerza política, social y económica”. Asimismo, advierte que aunque la Argentina quedó “relativamente bien posicionada” en el “Energy Sustanaibility Index” de este año, seguirá afrontando enormes desafíos en el corto y mediano plazo, por lo que “se espera que vuelva a caer en futuras ediciones del ranking”.

Mirada crítica

De acuerdo con el relevamiento del WEC, de prolongarse la actual política de “bajos precios para los productores y altos subsidios para los consumidores”, la posibilidad de que se revierta la caída en la explotación hidrocarburífera nacional es muy baja. “La producción de petróleo declinó alrededor de un 30% desde 1998, mientras que la de gas lo hizo cerca de un 8% desde 2006. Como consecuencia de ello, la Argentina pasó de ser un exportador neto, con ganancias por u$s 6.000 millones, a convertirse en un importador energético desde hace tres años, con un déficit de u$s 3.000 millones”, precisa el reporte.


No menos preocupante resulta la falta de inversiones en todos los rubros de la energía, lo que constituye un reto primordial para el país, sobre todo desde la nacionalización de YPF. “Desde la expropiación del control mayoritario de dicha petrolera a Repsol, la nueva conducción de la firma lucha por atraer los capitales necesarios para explotar las enormes reservas de hidrocarburos no convencionales disponibles”, apunta el informe.
Para finalizar, el WEC se permite aconsejar a los tomadores de decisiones del segmento. “Los responsables de formular la política energética argentina tienen que enfocarse con urgencia en la necesidad de restaurar los mercados y la llegada de nuevos inversores a partir de la puesta en práctica de un marco regulatorio claro y estable”, sostiene.

De mayor a menor

Suiza es, según el WEC, el país con mejores indicadores de sustentabilidad energética del mundo, por encima de otros estados europeos, tales como Dinamarca, Suecia, Austria y el Reino Unido. Completan el top-ten Canadá, Noruega, Nueva Zelanda, España y Francia, en ese orden.


Entre el 11⁰ y el 20⁰ lugar se colocan Alemania, Holanda, Finlandia, Australia, Estados Unidos, Japón, Bélgica, Qatar, Luxemburgo e Irlanda. Costa Rica, en la 21⁰ ubicación, es la nación latinoamericana mejor conceptuada. Luego se sitúan Eslovaquia, Portugal, Colombia y Eslovenia.
Por detrás de la Argentina figuran países como Italia (28⁰), Brasil (34⁰), México (41⁰), Uruguay (46⁰), Rusia (54⁰), Chile (57⁰), Israel (67⁰), Venezuela (77⁰), China (78⁰) e India (115⁰), entre otros. Las últimas ubicaciones del listado son para Zambia (120⁰), Jamaica (121⁰), Níger (122⁰), Bangladesh (123⁰), Madagascar (124⁰), Moldova (125⁰), Senegal (126⁰), Yemen (127⁰), Benin (128⁰) y Zimbabwe (129⁰). ℗

REVISTA PETROQUIMICA

La Argentina, segunda entre los países de la región con menor tarifa eléctrica

 

El país se ubica sólo por detrás de Venezuela



Así lo determinó un estudio elaborado por una asociación gremial del sector energético en Perú. Según el relevamiento, que critica el régimen de subsidios local desde un punto de vista inversor, los argentinos pagan apenas u$s 0,02 por cada kilowatt por hora que consumen.

En vísperas de la puesta en marcha del recorte gradual de subsidios previsto por el Gobierno nacional, la Argentina aún cuenta con la segunda tarifa eléctrica más barata de Latinoamérica: apenas u$s 0,02 por kilowatt por hora (Kwh) consumido. Tan sólo Venezuela presenta un valor inferior (u$s 0,05 por Kwh), según un informe de la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN), a partir de datos del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) de Perú.


El podio de este ranking, que toma en cuenta los consumos superiores a 500 Kwh por mes, lo completa Paraguay, beneficiado por su capacidad de producción y exportación hidroeléctrica, con u$s 0,041 por Kwh. En cuarto lugar se posiciona Perú, con u$s 0,074 por Kwh. Le siguen Ecuador (u$s 0,076), Brasil (u$s 0,087), Costa Rica (u$s 0,099), Chile (u$s 0,104) y Bolivia (u$s 0,106).
Finalmente, entre los países donde la electricidad resulta más costosa figuran Colombia (13,5), Uruguay (14,2), Panamá (15), Guatemala (17,6), El Salvador (18,6) y México (21,7).
El trabajo no sólo destaca que el sistema eléctrico argentino depende de la generación térmica en un 59%, sino que también critica fuertemente el régimen de subsidios que rige tanto a nivel local como en el mercado venezolano. “Venezuela y la Argentina están sumidos en un desastre económico debido a sus controles de precios y subsidios indiscriminados, como es el caso de su energía. Sus cifras no tienen valor de comparación. A sus tarifas, nadie invierte”, sentenció la AFIN, una entidad gremial de la industria energética peruana.
Para el organismo, Perú tiene una de las tarifas de electricidad más bajas de la región, sin necesidad de una gran intervención estatal, lo que constituye “una fortaleza y un importante propulsor del desarrollo nacional”. Vale destacar que un 53,3% de la energía eléctrica que se consume en esa nación proviene de represas hidroeléctricas, mientras que un 42,9% es aportado por centrales térmicas a gas natural, en su mayoría de ciclo combinado.

En busca de inversiones

Según el informe de la AFIN, la actual infraestructura del sector eléctrico en Perú le permitirá contar con una tarifa de electricidad competitiva durante los próximos cuatro años, sobre la base de la demanda proyectada hasta 2018. “Para mantener la situación con posterioridad, deberán seguir ejecutándose urgentes inversiones. Una iniciativa clave, en ese sentido, será el Gasoducto Sur Peruano (GSP). Pero también será imperioso disponer de un esquema de subastas claro y atractivo, que permita atraer nuevas inversiones en el ámbito hidroeléctrico”, señaló el reporte.


Adicionalmente, indicó, los capitales necesarios para garantizar que las tarifas energéticas se mantengan estables –o incluso se abaraten– permitirán que otras inversiones en sectores intensivos en el uso de la energía (como la manufactura y la minería) escojan como destino el mercado peruano. “La tarifa eléctrica de hoy es fruto de las inversiones realizadas en la última década, tras las reformas del sector experimentadas en los años 90, sin omitir el rol que cumple el Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (COES), al promover la sintonía entre la oferta y la demanda de energía”, añadió la AFIN.
La organización agrupa las principales empresas concesionarias de infraestructura de servicios públicos en los sectores de la energía, el transporte, las telecomunicaciones, la salud y el saneamiento en el país gobernado por Ollanta Humala.

Poda en marcha

Septiembre no será un mes más para el escenario energético argentino, ya que el Gobierno nacional lo fijó en el calendario de 2014 como el punto de partida para la implementación de una gradual poda de subsidios a la energía eléctrica.


Las quitas se instrumentarán bajo un esquema similar al usado con el gas natural y el agua: serán parciales y escalonadas durante los primeros meses, impactarán con más dureza sobre los clientes de mayor nivel de consumo, se promoverán incentivos para el ahorro y se estipularán algunas excepciones puntuales (por ejemplo, entre aquellos usuarios sin red gasífera que utilizan electricidad para calefaccionar sus hogares).
De todos modos, las autoridades saben que la aplicación del recorte a las tarifas del sector resultará bastante más compleja que la ejecutada con el gas, ya que las redes de distribución eléctrica distan mucho de estar a la altura de las circunstancias. Dado que las inversiones en el rubro no alcanzaron a acompañar la colosal suba del consumo, los cortes de luz se tornaron moneda corriente en los últimos años, sobre todo durante los picos de demanda de cada temporada estival.
Es por ello que el Minis-terio de Planificación Fede-ral, conducido por Julio De Vido, prometió inversiones por $ 13.000 millones en el transcurso de los próximos dos años a fin de ampliar las redes disponibles en todo el país (alrededor de $ 4.800 millones para el área metropolitana y unos $ 8.200 millones para el interior). Buena parte de esos desembolsos se canalizarán a través del Fondo para Obras de Consolidación y Expansión de Distribución Eléctrica (FOCEDE), que era manejado por las empresas Edenor y Edesur, y que luego de los últimos cortes en el suministro pasó a ser administrado por el Estado. ℗

REVISTA PETROQUIMICA


ENERGIA EOLICA

Invap invierte u$s 50 millones para instalar un parque eólico de 15 Mw en Neuquén

Entrevista con Héctor Otheguy, gerente general de la empresa de tecnología de Río Negro

La compañía está terminando de cerrar el financiamiento (sería aportado por un organismo danés) para construir una granja eólica en Cerro Policía, cerca de General Roca. Los primeros molinos estarían en operación a fines de 2015. También apunta a instalar una fábrica para producir en el país las palas de los aerogeneradores.

Invap es una empresa curiosa. La firma de tecnología de Río Negro, 100% estatal, se especializó en la fabricación de reactores nucleares con fines medicinales y hoy es uno de los grandes players de ese negocio a nivel mundial. También incursionó en la construcción de satélites de telecomunicaciones y en octubre lanzará al espacio el Arsat-1, el primero diseñado y fabricado por la Argentina.
Su interés por la industria energética tampoco es nuevo. Desde hace tiempo viene intentando hacer pie en el segmento de tecnologías renovables, en especial en la eólica. Es lógico: como empresa eminentemente patagónica, quiere sacarles el jugo a los potentes corredores de vientos que atraviesan el sur del país.
Su primera intención, a principios de esta década, fue construir aerogeneradores de alta potencia, de más de 1 megawatt (Mw), conocidos en la jerga como molino Clase 1. E incluso contemplaba fabricar un prototipo de más de 2 Mw (Clase 2). Sin embargo, la empresa rionegrina, cuya base central se emplaza en las afueras de Bariloche, tropezó con la misma piedra que la mayoría de las compañías energéticas: la falta de financiamiento para solventar el desarrollo.
Para remediar esa situación, y ante la incapacidad de conseguir crédito para construir en el país los molinos eólicos, Invap buscó un punto intermedio: se asoció con Transcomahue, la empresa de transporte de Río Negro, para instalar un parque de entre 15 y 20 Mw de potencia en la provincia.
La ubicación elegida es una zona aledaña a Cerro Policía, una pequeña localidad ubicada a 140 kilómetros de General Roca. “Hemos detectado un lugar muy bueno en cuanto a las corrientes eólicas, a menos de 30 km de El Chocón. Ahí vamos a empezar con la fabricación de un parque chico que tendrá entre 15 y 20 Mw de potencia”, explicó Héctor Otheguy, gerente general de Invap. “Es una iniciativa que nos va a permitir ganar experiencia en la operación de un parque eólico”, añadió en diálogo con Revista Petroquímica, Petróleo, Gas, Química & Energía.

Financiamiento externo

La compañía de origen patagónico, fundada hace más de 30 años, está buscando opciones de financiamiento privado para viabilizar el proyecto. La alternativa más avanzada es apuntalar la obra con el respaldo de un organismo de promoción de Dinamarca, uno de los países líderes en cuanto a la inversión en energía eólica.


“Ya hemos trabajado juntos hace 20 años en una planta de tratamiento de residuos industriales emplazada en Zárate. Tenemos una buena relación con ellos y estarían dispuestos a financiar parcialmente el emprendimiento”, detalló Otheguy.
La inversión superará los u$s 50 millones, porque además de comprar y montar los aerogeneradores es necesario instalar una línea de transmisión hasta el sistema troncal de transporte.
“La idea es cerrar el paquete financiero antes de fin de año. Luego hay que encargar los equipos, por lo que la expectativa es contar con algunos de ellos en operación hacia fines del año que viene”, indicó el gerente general de Invap.
La línea de transporte será de media tensión (132 kilowatts) y se conectará con los cuatro tendidos de alta tensión que atraviesan el complejo hidroeléctrico del Comahue.
“Es clave tener opciones en materia de transporte eléctrico, porque ése es uno de los problemas con los que deben lidiar los parques eólicos que se apunta a construir en la Patagonia”, afirmó Otheguy.
El proyecto en Cerro Policía prevé el montaje de seis molinos eólicos de más de 2 Mw de potencia, que serán importados probablemente desde Europa. Se apunta también a instalar equipos cuyo rendimiento energético esté garantizado. “Es un tema importante, porque para repagar la inversión es clave que los molinos produzcan la electricidad que prometen”, señaló el directivo.
La intención de Invap es incluir la iniciativa bajo la órbita de la Resolución 220 de la Secretaría de Energía, que permite precios diferenciales para la energía generada con fuentes alternativas.
“Estamos avanzando en las conversaciones con la Secretaría. La idea del Gobierno es reducir los precios de la energía eólica. Tenemos que encontrar valores que posibiliten que el proyecto sea rentable, porque es un emprendimiento que tiene sus riesgos”, señaló Otheguy. Según pudo averiguar este medio, el Gobierno apunta a pagar cerca de u$s 105 por megawatt por hora (Mwh) generada desde parques eólicos.

Palas locales

Invap también tiene en marcha un proyecto para fabricar en el país las palas de los aerogeneradores. En esa dirección, selló un convenio con el Ministerio de Ciencia y Tecnología para instalar una fábrica de los compuestos que utilizan esos componentes. La locación de la planta aún no está definida.


“Estamos evaluando distintas opciones. Es un proyecto que al menos nos va a demandar tres años hasta que esté operativo. La idea es construir palas de hasta 40 metros de largo para molinos de alta potencia”, indicó el gerente general de la empresa de tecnología de Río Negro.
A su vez, la compañía fabrica aerogeneradores de baja potencia. Ya instaló más de 30 unidades de 18 Kw para producir energía en lugares aislados. Muchos se utilizan para bombear agua en locaciones sin electricidad.
Los equipos se fabrican en instalaciones en Neuquén en poder de Invap Ingeniería, una firma integrada por Invap (80%) e Ingeniería Sima (20%), una empresa neuquina de servicios petroleros.
“Al mismo tiempo, contamos con un prototipo de 30 Kw que estamos probando en la zona de Pilcaniyeu. La meta es empezar a fabricarlo en el corto plazo”, concluyó Otheguy. ℗

REVISTA PETROQUIMICA


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje