Página principal

Bodas de sangre, de Federico García Lorca


Descargar 14.48 Kb.
Fecha de conversión24.09.2016
Tamaño14.48 Kb.
Bodas de sangre, de Federico García Lorca
1.-Génesis.
El 17 de septiembre de 1932 Lorca leyó su nueva obra a un grupo de amigos. Unos seis meses después de la lectura,  el 8 de marzo de 1933, la compañía de Josefina Díaz de Artigas estrenaría Bodas de sangre. La versión definitiva se estrenó en Barcelona en 1935.La obra se basaba en los hechos reales sucedidos el 22 de julio de 1928 en el campo de Níjar, provincia de Almería, donde ocurrió un asesinato que vendría a llamarse el crimen de Nijar y que ocuparía los periódicos madrileños y andaluces durante más de una semana.
2.-Género.
Según sus propias declaraciones, Lorca pensó escribir una trilogía dramática de la tierra española, de la que contamos con Bodas de sangre y Yerma. Con ellas pretendía llevar a escena la recuperación de un género clásico: la tragedia.

Entre los elementos propios de la tragedia presentes en Bodas de sangre destacamos:

-división de la obra en tres actos, según las convenciones del teatro clásico

-las fuerzas naturales imponen un destino trágico

-la luna y la muerte aparecen como deidades que van a operar un sacrificio: la inmolación del Novio y Leonardo

-intervenciones corales que anticipan/presagian/introducen y elevan la anécdota concreta a dimensiones trágicas y simbólicas.


3.-Tema y argumento.
El tema principal de Bodas de Sangre es la dicotomía entre el amor y la muerte. Lorca quiere salvar el instinto elemental del convencionalismo social y la tradición, aún sabiendo que el intento está abocado al fracaso, ya que esta fuerza instintiva que tiende a la unión natural/irracional/básica, contiene en sí misma los principios de destrucción: el despecho, la agresividad, etc.

En el primer acto se concierta la boda entre la Novia y el Novio; conocemos a las familias de ambos (la madre del novio y el padre de la novia) y las relaciones pasadas entre Leonardo y la Novia. Conocemos también el enfrentamiento enquistado entre las dos familias (la del novio y la de Leonardo).

En el segundo acto asistimos a los preparativos y a la celebración de la boda. La tensión va en aumento conforme aumenta igualmente el desasosiego de los personajes: los malos presagios, la infelicidad de la Novia, el nerviosismo de Leonardo, la inquietud de su mujer. Será esta quien anuncie, al final del acto, la huida de los amantes. La Madre ordena a su hijo y a los que se hallen a su lado que salgan en su búsqueda.

En el tercer y último acto se consuma la tragedia: el Novio y Leonardo mueren ( fuera de escena) en una ceremonia simbólica de sacrificio ejecutado por la Luna y La Mendiga ( la muerte). La Novia regresa a la casa, deshonrada, y la Madre del novio se queda sola para llorar a sus muertos.


4.-Estructura.
Se trata de un drama en tres actos y siete cuadros. Esta estructura se sostiene sobre una serie de intervenciones corales:

- acto 1º, cuadro 1º - la nana del caballo negro (mujer y suegra).

- acto 2º, cuadro 1º - el cantar de la boda (varios)

- acto 2º, cuadro 2º - canción de la rueda (criada) => preparación del convite de la boda

- acto 3º, cuadro 1º - coro de leñadores => presagio de que algo funesto va a suceder

- acto 3º, cuadro 2º - canción de la muchachas => interrogación de la madeja

En relación a la estructura interna de la acción podemos distinguir dos macrosecuencias: la boda y la huida. Cada una de estas macrosecuencias consta de un planteamiento, un nudo y un desenlace.
5.-Personajes.
Los personajes adquieren valor de acuerdo a su función en esta lucha entre los valores convencionales de la sociedad (principio de autoridad) y el ámbito de los instintos y la irracionalidad (principio de libertad). El hecho de que todos aparezcan con sus nombres genéricos, a excepción de Leonardo, encaja con la intención de Lorca de dotarles de un carácter universal: personajes prototípicos.

La madre: prototipo de mujer salvaguarda de las tradiciones primitivas, arcaicas, atávicas de la tribu. Posee un ancestral código del honor. Lorca la identifica con la fuerza telúrica y primigenia de la vida. Para la madre, la boda tiene un sentido renovador, es parte del proceso de fecundación. Simbólicamente la madre es voz oracular, vaticina el destino que intenta evitar.

El padre: personaje análogo (aunque más materialista).Este hombre entiende la boda como una transacción comercial entre las dos familias, no tiene en cuenta los sentimientos. Ve la unión sexual de dos seres con fines reproductivos y proseguimiento de su casta.

La mujer (de Leonardo) es una mujer resignada, mantenedora del convencionalismo social, la tradición y el matrimonio.

La criada posee la sabiduría de la elemental existencia que ordena la naturaleza de los hombres.

Leonardo, al igual que el héroe trágico, rompe con el esquema de un comportamiento tradicional e inicia una violenta fuga hacia otro mundo para satisfacer su deseo de encontrarle sentido a su destino individual. Desde el principio está determinado por una extraña culpabilidad de origen: personaje configurado desde el pasado, es presentado como “el malo” de la historia desde que comienza la obra. Leonardo simboliza el sueño de un ideal de relación humana integral. Es el único personaje que tiene hijos; frente a a la novia, ha cumplido su ciclo vital.

La novia contrae matrimonio por convencionalismo y tradición. Tras la muerte de Leonardo permanece defensora del acto heroico, confiesa y defiende las razones de su proceder. Al sentirse humillada por la madre apela a su honradez en la que encuentra la fuerza para conservar la autoridad moral que necesita en su defensa la honra intacta es la que aporta la dimensión redentora y da sentido al sacrificio que ella experimenta como un martirio. La novia, por tanto, representa la rebeldía posible de la mujer dentro de la sociedad del momento.



Los leñadores presagian la muerte y lo trágico. Son personajes corales, suplican a la luna para evitar el sacrificio. Están caracterizados por una acción propia que simbólicamente representa la misma función interruptora de la vida (talar árboles) que cumple la luna.

La luna, símbolo del acoso existencial de muerte, decide el fin de los fugitivos.

Su luz penetra las oscuridades y forja el cuchillo de la muerte, dispone el sacrificio,

exige sangre humana.

La mendiga coincide con la luna en su propósito de procurar la muerte. Se transforma en mensajera de la tragedia, se erige en juez de actos de los hombres.
6.- Símbolos.
La luna: principio femenino frente al sol, receptora de la vida y símbolo de la fecundación universal como la tierra, en Bodas de Sangre simboliza el acoso de la existencia, la destrucción. Rige el nacimiento y la muerte.

El cuchillo/ navaja/ puñal: instrumento de sacrificio en las religiones arcaicas. Es portador de malos presagios.

La corona de azahar, que se lleva en momentos importantes, en Bodas de sangre se convierte en una corona de espinas, de sacrificio.

El bosque en los griegos estaba consagrado a una divinidad. En Bodas de sangre el bosque está consagrado a la luna y representa también el subconsciente humano, el

instinto erótico y el espacio de la pasión.



La tierra tiene una función maternal, representa la fecundidad, da y toma la vida. La madre del novio está identificada con la tierra.

La sangre es vehículo de la pasión, del instinto, de la muerte. La sangre derramada es sacrificio.

El caballo simboliza la pasión erótica, el instinto, la fuerza natural fuera de control. Es también presagio de muerte. Representa a Leonardo.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje