Página principal

Biografia dejose gil fortoul


Descargar 11.5 Kb.
Fecha de conversión22.09.2016
Tamaño11.5 Kb.
BIOGRAFIA DEJOSE GIL FORTOUL

(1861-1943)
José Gil Fortoul es una de las personalidades intelectuales más completas del país para finales del siglo XIX. Joven rebelde, fue poeta, historiador, filósofo, sociólogo, narrador, político, crítico literario y sociológico, deportista y diplomático, además de Senador y Presidente encargado de Venezuela. Nació en la ciudad de Barquisimeto el 29 de noviembre de 1861 y se educó en El Tocuyo. Vivió buena parte de su vida en Europa y murió en Caracas el 15 de junio de 1943 a la edad de 82 años.

Con sólo 19 años de edad, en 1880, fundó el periódico El Ciudadano. Cursó y culminó con laureles estudios de Derecho en la Universidad Central de Venezuela. Periodo que coincidió con los gobiernos de Guzmán Blanco, durante los cuales recibió la profunda influencia renovadora del positivismo, evolucionismo y una especie de sereno anticlericalismo. Para él, esas disciplinas se enmarcaban en el mundo de las ideas, el progreso, las bondades de la ciencia, el estudio de la historia, la antropología y la educación de los pueblos. Cofundador del grupo universitario: Sociedad de Amigos del Saber, que según sus propias palabras: “… fue la cuna de la nueva Venezuela intelectual, porque de allí arranca el más notable movimiento revolucionario en las ciencias, en la filosofía y en las letras.” Desde 1886 a 1894 colabora en las revistas y diarios: El Cojo Ilustrado, El Tiempo, Diario de Caracas y El Pregonero.

Apoyó al gobierno de Juan Vicente Gómez por considerar que brindaba la paz indispensable para cualquier proyecto de desarrollo nacional y como una reacción natural en contra de las guerras civiles y las violentas convulsiones políticas que ante sus propios ojos dejaron un país cansado, desalentado y arruinado.

Fue un excelente deportista, practicó exitosamente el béisbol, el fútbol, la natación, el alpinismo, la equitación y la esgrima, en esta última, alcanzó niveles de excelencia tales que logró publicar un tratado sobre la técnica y ética de esta “arte-ciencia”, como él la calificaba. En 1888 publica su primera novela Julián que para algunos críticos fue la primera de índole naturalista de la época modernista venezolana.

Esta obra, publicada en Leipzig, presenta la visión sicologista e intimista de un joven hombre con muchos sueños, pocos propósitos y un tráfico final. Se ajusta al modernismo por los temas, el tono pesimista, el exotismo de los lugares y el cosmopolitismo, así como por el estilo refinado del lenguaje.

Uno de los grandes aciertos de Gil Fortoul se dio en el terreno de la historia. A ella se dedicó de forma totalmente inédita para su momento, dado que sus planteamientos incluían aspectos de la cultura, las etnias, las costumbres, las leyes y las artes, nunca antes tocados en análisis históricos. Su visión innovadora y amplia tuvo que ver con el pensamiento científico positivista, a través del cual intentaba concientemente alejarse de las visiones románticas antes expuestas por Eduardo Blanco y Juan Vicente González. Sus libros El Hombre y la Historia y Historia Constitucional de Venezuela siguen siendo de obligada revisión para cualquier estudioso de la historia de nuestro país.

Fue Senador por el Estado Portuguesa, Ministro de Instrucción Pública, Presidente del Consejo de Gobierno y en 1913 encargado de la Presidencia de la República por ocho meses. Representó a Venezuela diplomáticamente en varios países durante los gobiernos de Rojas Paúl, Andueza Palacios, Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez.

Su temperamento, el cabal conocimiento de las armas y en especial de la espada, le indujeron a resolver algunas diferencias en las neblinosas madrugadas de los duelos a muerte, muy de moda en la Europa del siglo XIX. Estando en París se enfrentó de esta forma con un conocido cronista de nombre Gómez Carrillo, quien resultó con dos heridas superficiales en el pecho y el hombro, en tanto que Gil Fortoul lo hizo con apenas un rasguño. Sin embargo, su oponente después de la derrota escribió cartas, incluyendo una para él, muy elogiosas para su persona y su técnica, calificándolo de correcto, decidido, valiente y sereno, además de reconocerle sus dotes de escritor y diplomático.



Se le conoció como excéntrico y cuidadoso en el vestir. Se casó con una dama francesa, tuvo dos hijas y quedó viudo temprano en la vida, por lo cual reanudó sus andanzas de galán enamorado de todas y de ninguna. Aún a edad muy avanzada fue suficientemente flexible intelectualmente para entender y celebrar el “Vanguardismo”, movimiento literario que irrumpía en contra del modernismo venezolano.
Su obra

  • 1888 Julián. Novela

  • 1880 La Infancia de mi Musa.

  • 1888 Recuerdos de París. Ensayos

  • 1890 Filosofía Constitucional. Tratado de Derecho

  • 1891 Filosofía Penal. Tratado de Derecho

  • 1891 El Humo de Mi Pipa. Ensayos

  • 1895 Pasiones. Novela

  • 1892 Idilio. Novela

  • 1896 El Hombre y la Historia. Historia

  • 1892 La Esgrima Moderna. Tratado de este deporte

  • 1931 Sinfonía Inacabada. Ensayos

  • 1931 Páginas de Ayer. Ensayos.

  • 1907 y 1909 Historia Constitucional de Venezuela. Historia. 2 Tomos


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje