Página principal

Balago: Extractes d’un diari (foehn032)


Descargar 6.18 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño6.18 Kb.


BALAGO: Extractes d’un diari (foehn032)

Extractos de un diario es un precioso título que juega con las palabras y los conceptos. ¿Acaso los diarios no son extractos de nuestras vidas, de nuestras experiencias, aquellos espacios en blanco de la emoción o la pena que deben ser rellenados? Un diario puede tomar la forma de una película (como en la obra de Jonas Mekas y José Luis Guerin), una novela, un cómic o un disco. Un diario es una materia moldeable que acepta muchos estilos. El último trabajo de Balago, para la ocasión David Crespo, Roger Crespo y Guim Serradesanferm, es un diario sonoro que provoca, siempre, imágenes que se deslizan sobre la cresta de esos sonidos. Tiene mucho, como siempre en Balago, de melancólico –como estado de ánimo, cierto, pero también la melancolía como conjugación del pasado para convertirlo en presente activo– y también de cinematográfico. Sus veintiún temas, comprimidos en cerca de cincuenta concentrados y exquisitos minutos y desarrollados con samplers modificados, sintetizadores y software musical, pueden apreciarse como un extenso y cambiante paisaje audiovisual, como esas músicas de films inexistentes que han practicado, en una línea distinta, Brian Eno o Barry Adamson. Algunos temas apelan a una cierta abstracción mientras en otros se impone un sentido pleno de la melodía. La rítmica se congela a veces y resuenan los ecos de una fantasmagoría electrónica, de un ballet mecánico y sonámbulo. “Extractes d’un diari” es un disco conceptual en el mejor sentido de la palabra, ya que recurre a una idea formal que se va desenvolviendo poco a poco, con la paciencia con la que una araña teje su red. Y ese concepto no es otro que los temas puente que otras bandas utilizan entre canción y canción, como reposo, pausa o distensión. Balago se concentran precisamente en lo que para otros es una suerte de añadido, de relleno, meritorio pero en ocasiones prescindible, y otorgan una dimensión bien distinta a esas transiciones, que ahora no son el simple corte entre dos canciones sino la canción en sí misma. De este modo se equiparan con el cineasta Jim Jarmusch, quien prefiere filmar las pausas, lo que pasa en los momentos en los que no pasa nada. En los temas puente de Balago, convertidos en razón de ser de todo un disco, pasan realmente muchas cosas y sus cadencias no nos abandonarán.

Quim Casas

Contacto: marc@foehnrecords.com



www.foehnrecords.com

www.myspace.com/balago


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje