Página principal

Autor: Klaus Egle, periodista/autor (vino & gastronomía)


Descargar 39 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño39 Kb.
L
os derechos de explotación de este texto son propiedad de la Oficina de Turismo de Viena (WienTourismus). Este texto, al igual que sus fragmentos y adaptaciones, puede ser reproducido libre de costes hasta nuevo aviso. Envíen por favor un ejemplar a: WienTourismus, Medienmanagement, Invalidenstrasse 6, 1030 Wien; media.rel@wien.info. Todos los datos de este texto son válidos salvo error u omisión.

Autor: Klaus Egle, periodista/autor (vino & gastronomía)

Actualizado en enero de 2016

Viena, la ciudad del vino

El vino forma parte de Viena como la catedral de San Esteban, el palacio de Schönbrunn y los Niños Cantores de Viena. Pero el vino vienés no sólo se sirve en las tradicionales tabernas Heurigen – es más, está conquistando toda la ciudad.


Viena y el vino forman una unidad. El vino es aquí algo emblemático, ya que existe un volumen importante de producción vitivinícola dentro del perímetro urbano de Viena, única capital del mundo con esta cualidad. Pero el vino es más que eso: es un factor económico, un elemento que marca el aspecto urbano, es una aportación al sistema ecológico de la ciudad y, finalmente, también al bienestar tanto de los habitantes como de los visitantes. Desde principios del 2015, una ley internacional sin par determina que, ineludiblemente, se debe gestionar y controlar las viñas vienesas con el objetivo de proteger la valiosa región vinícola contra la especulación inmobiliaria. Por este motivo, las viñas de Viena están, por así decirlo, protegidas como bien de patrimonio nacional.

Durante muchos años, incluso decenios, se ha asociado el vino vienés exclusivamente con las tabernas Heurigen, entretanto está literalmente en boca de todos en la capital federal. Viena se perfila cada vez más como región vinícola. Cada año su vino es el centro de atención de diversos eventos y ha encontrado su puesto fijo en muchos bares, enotecas y locales de la ciudad. En una palabra, es fácil encontrar el vino vienés – y disfrutarle.


La taberna vienesa Heurigen


Tradicionalmente se bebe el vino vienés sobre todo en Heurigen. La ley respectiva de hoy en día se remonta al edicto del emperador José II en el año 1784. En él permitió a los viticultores servir vino de cosecha propia. Se reconoce una auténtica taberna vienesa Heurigen por el tablón con la palabra „Ausg’steckt“ y las ramas de pino silvestre que indican que el local está abierto. Estos dos símbolos además garantizan que en esa taberna sirven exclusivamente vinos de cosecha propia de cepas vienesas. El ambiente relajado, los jardines que lindan con la ciudad, el buen vino y los ricos piscolabis convierten a las tabernas Heurigen en un destino solicitado por un público variado a la hora de hacer una excursión. Pero la palabra „Heuriger“ además tiene otro significado: se trata del vino del año en curso, que se convierte puntualmente el 11 de noviembre (San Martín) en „vino viejo“.

Viena como región vinícola


Viena no sólo es un estado federal y capital federal, sino también una región vinícola propia con una superficie con viñedos de unas 700 hectáreas y una producción media de 2,4 millones de litros al año. Aproximadamente el 80 por ciento de esta superficie está cubierta por vides de vino blanco de las cuales se obtienen marcas como Riesling, Weissburgunder, Grüner Veltliner, Sauvignon blanc o Gelber Muskateller, unos vinos francamente elegantes y afrutados. Pero cada vez más los viticultores vieneses prensan vinos tintos, empezando por Zweigelt y St. Laurent, pero también marcas internacionales como Merlot, Pinot noir y Syrah. El vino vienés debe su madurez a las influencias climáticas de Pannonia, mientras que los vientos fríos del norte le otorgan frescura y su sabor afrutado. Una combinación perfecta de las fuerzas de las cuales salen vinos afrutados y elegantes. Es un placer beberlos y son el acompañamiento perfecto para una merienda en una Heurigen o un plato de la Cocina Vienesa.

Excepcionales y de lo más naturales


Además, cada vez más viticultores vieneses producen vinos de botella excepcionales que también tienen buena aceptación en la gastronomía vienesa. La alta calidad de estos vinos ha sido confirmada por los constantes premios obtenidos en degustaciones de prestigiosas revistas especializadas y en el SALON del Vino Austriaco. Con el tradicional cultivo de uvas de Riesling y Weissburgunder, los productores de Viena han conseguido a menudo los mejores vinos del país.

Justamente por su cercanía a la ciudad, los viticultores vieneses se esmeran en trabajar la viña de forma sostenible y natural. Algunos incluso van aún más lejos. Como el viticultor ejemplar de Viena, Fritz Wieninger, quien emplea exclusivamente métodos biodinámicos. Las bodegas Hajszan Neumann (adquiridas en 2014 por Fritz Wieninger) también utilizan el nuevo método y Jutta Kalchbrenner (Vinicultura Jutta Ambrositsch) experimenta igualmente en varios viñedos con la viticultura biodinámica. Esto supone la renuncia total al uso sistemático de pesticidas y la protección de las vides a través de extractos naturales como tés, que según la homeopatía, además fortalecen la planta. Casi el 30% de los vinos de Viena proceden de la producción ecológica.


Regresa una especialidad vienesa – el „Gemischter Satz“


Algo especial entre los vinos vieneses es el llamado „Gemischter Satz“. Ya en el siglo XIX, cuando en la mayoría de las demás zonas vinícolas austriacas se daba mayor importancia a la cantidad que a la calidad, en Viena apostaban por tipos de uva más cuidados como el Riesling, Rotgipfler, Weissburgunder y Traminer. Estos se plantaban mezclados con otros tipos de uva, con lo cual no sólo crearon vinos muy diversos y complejos, que podían reunir las características más variadas como frescura, sabor afrutado o solidez, sino que también el viticultor podía asegurarse un ingreso relativamente seguro: Al tener cada tipo de uva la floración en un momento diferente, nunca las influencias atmosféricas adversas durante la floración conllevaban a una pérdida total de la cosecha, sino, como mucho, a pérdidas puntuales de algunas tipos de uva. Después de haber sido infravalorado, el „Gemischter Satz“ fue tomado durante mucho tiempo como vino sencillo de tabernas Heurigen. Ahora vive un renacimiento desde hace algunos años. Este vino especialmente típico y característico de Viena, se embotella tanto como un vino ligero y de agradable paladar como vino de primera, vigoroso y complejo.

WienWein – juntos a favor del vino vienés


Los mejores y más comprometidos viticultores de Viena, formaron el grupo WienWein (www.wienwein.at) en el año 2006. Les une la declaración incondicional a favor de la calidad, el entusiasmo y el compromiso en lo que concierne al vino, rebasando con mucho el borde de la propia copa. Juntos quieren definir nuevas normas de calidad para el vino vienés, hacer resaltar claramente su carácter especial y difundir este mensaje tanto a nivel nacional como internacional. El grupo Wien Wein está formado actualmente por las bodegas Christ, Edlmoser, Wieninger, Cobenzl (Bodegas de la Ciudad de Viena), Mayer am Pfarrplatz y Fuhrgassl-Huber.

Uno de los temas de más relieve para el grupo es revivir el clásico „Gemischter Satz“ vienés. Desde abril de 2011 existe una normativa para definir esta mezcla de uvas: tiene que proceder al 100% de un viñedo de Viena en el cual se hayan plantado como mínimo tres tipos de uva, que deberán ser cosechados y elaborados conjuntamente. El porcentaje de la uva principal no debe superar el 50% y el de la uva de menor cantidad no puede estar por debajo del 10%. Esta especialidad vienesa ha sido incluida en el “Arca del Gusto” por la fundación para la biodiversidad Slow Food, con sede en Italia, y considerada baluarte. Con este galardón, que sólo han conseguido hasta ahora unos 300 productos alimenticios de todo el mundo, se quiere proteger los alimentos artesanales de alta calidad evitando su producción industrial y garantizar su producción para las futuras generaciones. Desde la cosecha de 2013, el “Wiener Gemischter Satz” posee también la denominación protegida de origen (DAC).

El trabajo va dirigido tanto hacia ellos mismos, al preocuparse mucho de la calidad del vino con el apoyo de expertos en vinos externos, como hacia los contenidos y la estrategia a seguir en las actividades de grupo. Por otro lado presentan los viticultores sus vinos en numerosos eventos y transmiten sus ideas personales sobre el vino vienés a través del contacto directo con expertos y público según el lema: „¡El vino vienés es simplemente más!“ Una vez al año los viticultores del grupo WienWein presentan sus vinos en locales gastronómicos escogidos.

En 2009, este grupo de viticultores plantó un gran viñedo de 1000 m² de superficie en el parque del Palacio de Schönbrunn, en el lugar que ya se había utilizado para estos fines hasta mitad del siglo XVIII. La primera cosecha se realizó en otoño de 2012 y fue celebrada con la Fiesta de la Vendimia de Schönbrunn.


Vino & arquitectura


En base a tradiciones que han ido evolucionando, la viticultura en Viena se ha modernizado muy rápidamente en los últimos años. Esto salta a la vista en la arquitectura sofisticada de las bodegas y en el nuevo estilo de las tabernas tipo Heurige. La ubicación especial dentro de la ciudad hace que sea necesario combinar de forma ingeniosa y atractiva a la vista edificios ya existentes con edificaciones nuevas y funcionales. Este es el caso, por ejemplo, de Fritz Wieninger en Wien–Stammersdorf, que ha restaurado una antigua bodega de convento y la ha combinado con una ala de trabajo totalmente moderna. También vale la pena ver la producción vitivinícola con taberna Heurigen de Rainer Christ en Wien–Jedlersdorf. Con mucha piedra, hormigón visto, vidrio y madera creó aquí una bodega nueva que satisface todas las exigencias de la producción vitivinícola de hoy en día. Además construyó una taberna Heurigen nueva, sencilla, pero acogedora – un contraste atractivo con la Heurigen existente de estilo tradicional. Hajszan Neumann apuesta totalmente por la transparencia en su explotación vitivinícola en el distrito vienés Heiligenstadt, donde el cocinero estrella Juan Amador planea abrir a partir de la primavera de 2016 su restaurante Amador’s Wirtshaus und Greißlerei. Desde las salas del restaurante se tiene una vista a las extensas bóvedas de ladrillo de la bodega y a la prensa de uvas, de manera que se puede estar mirando la producción del vino de cerca, mientras que se disfruta de él.

Una interpretación moderna de la taberna Heurigen es lo que ha conseguido Hans Peter Göbel en la calle Kellergasse de Stammersdorf y Johannes Wiltschko en el distrito Wien-Mauer. Siendo un arquitecto cualificado, Göbel ha diseñado personalmente el interior de su local y ha apostado por claridad y líneas sencillas y claras en vez de madera oscura y elementos barrocos. Wiltschko aún fue más allá: en la primera „Heurigen–Lounge“ de Viena con vista a los viñedos uno se puede sentar en los cómodos asientos, bancos rinconeros de cuero o, los que tienen prisa, en las sillas del bar en medio de la sala. Aquí uno se siente a gusto en un ambiente acogedor gracias al material escogido y los efectos luminosos ideados.


El calendario del vino – eventos relacionados con el vino vienés


Ya hace más de 2.000 años que el vino existe en Viena – pero ha sido en los últimos años cuando la metrópoli del Danubio se ha convertido realmente en la ciudad del vino. En el jugo de la noble vid se centran numerosos eventos en los lugares tradicionales de producción vitivinícola de Viena como Stammersdorf, Grinzing o Neustift, aunque también en medio de la ciudad. Cuando las tabernas vuelven a abrir sus puertas tras el descanso del invierno, la primavera del vino reanuda la actividad a mediados de marzo con catas de vino, excursiones cuando la vid está en flor y eventos musicales en las Heurigen: desde el „brunch“ con jazz hasta veladas con música popular y tradicional. En abril y en el marco del Tour vitícola de Viena, los viticultores vieneses abren sus puertas a todos los aficionados e interesados, lo que permite echar un vistazo tras los bastidores de la producción del vino vienés. Ese mismo fin de semana, los viticultores presentan atractivas ofertas en sus mismas bodegas.

El punto culminante del año del vino es el premio al vino vienés que tiene lugar a finales de junio y a continuación las Jornadas del Vino organizadas en el Ayuntamiento. En el marco de un evento solemne, el alcalde Michael Häupl entrega personalmente el premio a los ganadores. Durante dos días, los visitantes tienen la posibilidad de gozar de los mejores vinos de Viena. En el Summerstage, situado a orillas del Canal del Danubio, tiene lugar en el mes de julio el Festival de la viticultura en un pabellón, en el que se realizan catas de vinos escogidos, menús de degustación y lecturas. En noviembre vuelve a presentarse el vino vienés nuevamente en la ciudad: Cada año atrae el „Junge Wiener“ como precursor de la última cosecha a numerosos visitantes al centro de la ciudad. Información sobre los eventos relacionados con el vino vienés en: www.wienerwein.at. A finales de septiembre tiene lugar el “Weinwandertag” (Paseo vinícola) en varios distritos de Viena. A lo largo del recorrido, los viticultores vieneses sirven a los visitantes vinos de la ciudad y delicias gastronómicas.

Pero Viena no sólo ofrece un escenario al vino vienés, sino que es regularmente el lugar escogido para grandes eventos de vinos internacionales. Cada dos años se encuentra la escena del vino en la Feria del Vino internacional „VieVinum“ que se organiza en el marco elegante del Palacio Imperial (www.vievinum.at). Y con la „AWC Vienna International Wine Challenge” ha creado en Viena el comprometido viticultor, Michael Edlmoser, en pocos años el mayor evento del mundo concerniente la cata de vinos y concesión de premios. Cada año se presentan los vinos ganadores en una gran gala que tiene lugar en el salón de fiestas del Ayuntamiento de Viena (www.awc–vienna.at).

El vino vienés: una larga historia – resumida


El hallazgo de granos de uvas demuestra que ya los celtas y los habitantes de Iliria producían vino en la zona de Viena a partir de 500 a. C. Pero fueron los romanos los que introdujeron el cultivo de la vid en la ciudad, al injertar en las vides existentes púas nobles de Italia. El emperador Probus (232 – 282 d.C.) derogó la prohibición de cultivar vino al norte de los Alpes, existente en la época, y permitió a sus legionarios plantar vides y prensar vino. Sobre la viticultura en Viena después de la época romana casi no hay nada registrado, pero en el medievo tardío la mayor parte de lo que serían más tarde distritos vieneses estaba cubierta de vides. Los habitantes de Viena ya poseían en el siglo XII y XIII viñedos dentro y fuera de la ciudad, que se conservaron hasta el siglo XVI.

Por la cercanía de los viñedos a las zonas habitadas, se desarrolló en Viena muy pronto una forma especial de vender el vino: la taberna Heurigen, aunque no queda muy claro el momento exacto en el que el primer dueño de un Heurigen abrió su local. En aquella época se servía vino en sótanos y casas dentro y fuera de la ciudad. Al levantar construcciones después del primer cerco de los turcos en 1529 y debido a la gran reconstrucción después del segundo asedio de los turcos en 1683, se fue expulsando cada vez más la taberna Heurigen a los suburbios, donde sigue presente hoy en día, en medio de viñedos, un resto de la gran riqueza de entonces. En la Edad Media se bebía bastante – según una estimación, el consumo de vino en Viena durante el medievo tardío fue seis veces mayor que hoy. A finales del siglo XVI bebía la población vienesa un promedio de 120 litros por persona, sólo en las tabernas. Tras la gran borrachera siguió el paulatino desencanto. Cada vez había menos superficie cultivada y menos consumo de vino y en el año 1815 los vieneses ya „sólo“ bebían 87 litros por persona. En 1870, un poco antes de la catástrofe debida a la filoxera que le robó la existencia a muchos viticultores vieneses, el consumo bajó incluso a 40 litros, lo que, entre otras cosas, se debió a la política tributaría más intensa, la implantación de una medida concreta, así como la aparición del café y la cerveza como competencia.

Debido a las dos Guerras Mundiales, la viticultura en Viena tardó mucho en recobrarse económicamente después de la catástrofe con la filoxera. A través de medidas de protección consecuentes para los viñedos vieneses y un aumento cualitativo en general, el vino vienés hoy en día vuelve a estar en su apogeo.

Selección de tabernas en Viena (Heurigen)


Christ

Explotación vinícola moderna con un taberna regentada con dedicación, cuenta con 400 años de tradición. Los vinos se cuentan entre los mejores de la ciudad.

Amtsstrasse 10-14, 1210 Viena, tel.+43-1-292 51 52, www.weingut-christ.at

Edlmoser

El „joven salvaje” del barrio de Mauer, con sus vinos influenciados por el estilo „new world” es el ganador en serie en las catas. El magnífico buffet no desmerece los selectos vinos.

Maurer-Lange-Gasse 123, 1230 Viena, tel. +43-1-889 86 80, www.edlmoser.at

Fuhrgassl–Huber

Gran taberna de renombre que no desengaña. Sugerimos el Riesling del Nussberg.

Neustift am Walde 68, 1190 Viena, tel. +43-1-440 14 05, www.fuhrgassl–huber.at

Göbel

Ambiente moderno en la única calle de bodegas de Viena. Los vinos tintos son de calidad superior.

Stammersdorfer Kellergasse 131, 1210 Viena, tel. +43-1-294 84 20, www.weinbaugoebel.at

Hengl–Haselbrunner

Vinos blancos y tintos interesantes – cocina excelente.

Iglaseegasse 10, 1190 Viena, tel. +43-1-320 33 30, www.hengl-haselbrunner.at

Kierlinger

Taberna tradicional en ambiente histórico – la mejor pasta ”Liptauer“ para untar de Viena.

Kahlenberger Strasse 20, 1190 Viena, tel. +43-1-370 22 64; www.kierlinger.at

Mayer am Pfarrplatz

Aquí ya se tomó Beethoven alguna que otra copa de vino, de visita obligada para el visitante. Sugerencia: la fabulosa bodega de vinos añejos en el marco de una visita guiada o una degustación.

Pfarrplatz 2, 1190 Viena, tel. +43-1-370 33 61, a partir de las 16 h. tel. +43-1-370 12 87, www.pfarrplatz.at

Schilling

Pionero de la viticultura contemporánea de taberna. Sugerencia: pruebe las morcillas, salchichas y embutidos caseros.

Langenzersdorfer Strasse 54, 1210 Viena, tel. +43-1-292 41 89, www.weingut-schilling.at

Wieninger Heuriger

Cocina y vinos excelentes – el Wieninger es una taberna como siempre la hemos soñado.

Stammersdorfer Strasse 78, 1210 Viena, tel. +43-1-292 41 06; www.heuriger-wieninger.at

Weingut Wieninger

Ambiciosa combinación arquitectónica de lo antiguo y lo moderno, visitas guiadasde las bodegas, catas, venta directa.

Stammersdorfer Strasse 31, 1210 Viena, tel. +43-1-290 10 12, www.wieninger.at

Winzerhof Leopold

Ambiente acogedor con mucha madera clara y un buffet estupendo. Tienen continuamente vinos premiados en la bodega. Sugerimos sobre todo los vinos tintos.

Stammersdorfer Strasse 18, 1210 Viena, tel.+43-1-292 13 56, www.winzerhof-leopold.at

Wiltschko

Un salón del vino en los viñedos – una taberna de tipo moderno con cocina ligera y buenos vinos.

Wittgensteinstrasse 143, 1230 Viena, tel. +43-1-888 55 60, www.weinbau-wiltschko.at

Zahel

Una taberna con exquisita cocina de restaurante y magníficos vinos tintos del barrio de Mauer así como vinos blancos de ubicación privilegiada en la colina del Nussberg.

Maurer Hauptplatz 9, 1230 Viena, tel. +43-1-889 13 18, www.zahel.at

Encontrará a todos los miembros de la plataforma de calidad „Der Wiener Heurige“ (La taberna vienesa) en: www.wienerwein.at


Vino vienés en la ciudad


Quien desee disfrutar del vino vienés en medio de la ciudad, tiene numerosas posibilidades para hacerlo. A continuación figura aquí una selección de locales y enotecas que valoran especialmente el vino vienés.

Hotel Rathaus Wein & Design

El „Hotel Rathaus Wein & Design”, en medio del distrito VIII de Viena, está completamente bajo el lema del vino. Cada una de las aproximadamente 40 habitaciones está dedicada a uno de los mejores viticultores nacionales – entre ellos, por supuesto, representantes de Viena – cuyos finos vinos también se encuentran en el minibar, que es algo diferente. Además, este hotel urbano moderno y confortable comprende un salón de vino con un bar bien equipado y es continuamente escenario de eventos referentes al vino.

Lange Gasse 13, 1080 Viena, www.hotel-rathaus-wien.at

Meinl am Graben

El „Meinl am Graben“ es el templo para las compras de más renombre en Viena. Por supuesto cuenta con una sección destinada a vinos selectos y un bar en la misma casa.

Graben 19, 1010 Viena, www.meinlamgraben.at

Bodega en el Palais Coburg

Bajo las bóvedas históricas del Palacio Coburg, que también albergan el hotel de cinco estrellas „Palais Coburg Residenz”, se encuentran, debajo del restaurante de lujo, al menos seis diferentes bodegas distribuidas por temas. 50.000 botellas descansan aquí, la más vieja es del año 1727. Por lo tanto, la bodega Coburg es una de las bodegas con mayor selección del mundo y por esta razón ha sido premiada con el excepcional „Grand Award” del Wine Spectator americano. El Palacio Coburg ha sido galardonado en 2014 por la revista Fine Wine Magazine por poseer “la mejor carta de vinos del mundo”. Este espectacular mundo enológico en la bodega lo abren encantados al público: previo aviso puede hacer cualquier día una visita guiada y cata de vinos – desde excursiones con una copa de champán hasta cata de vinos poco usuales.

Coburgbastei 4, 1010 Wien, www.coburg.at

Locales con vino vienés


Augustinerkeller

Un clásico de la gastronomía vienesa en una antigua bodega de monasterio, con enoteca incluida.

Augustinerstrasse 1, 1010 Viena, tel. +43-1-533 10 26; www.bitzinger.at

Figls Bierwirtshaus

Excelente selección de vinos vieneses en la sucursal del conocido y céntrico restaurante del escalope a la vienesa.

Grinzinger Strasse 55, 1190 Viena, tel. +43-1-320 42 57; www.figls.at

Grünauer

Uno de los primeros bares elegantes de la ciudad con comida típica de lo más selecta y una selección de vinos que satisface cualquier deseo.

Hermanngasse 32, 1070 Viena, tel. +43-1-526 40 80; www.gasthaus-gruenauer.com

Kristians Monastiri

Restaurante romántico en un antiguo monasterio, cocina mediterránea y austríaca y excelentes vinos.

Neustiftgasse 16, 1070 Viena, tel. + 43- 1- 526 94 48; www.kristians.at

Meixner’s Gastwirtschaft

Excelente restaurante en el que Karl Meixner, el profesional del vino, se ocupa de aconsejarle y seleccionar el mejor vino.

Buchengasse 64 (esquina Herndlgasse), 1100 Viena, tel. +43-1-604 27 10; www.meixners-gastwirtschaft.at

Pfarrwirt

La antigua fonda Zur Schönen Aussicht ha sido renovada de manera ejemplar y ofrece una excelente cocina creativa y típica así como una amplia selección de vinos centrada en la producción vitivinícola del dueño de la casa Hans Schmid (Mayer am Pfarrplatz, Rotes Haus). Pfarrplatz 5, 1190 Viena, tel. +43-1-370 73 73; www.pfarrwirt.com



Plachutta

Cocina vienesa de lo más selecta, especializada en carne de vaca – todo acompañado, naturalmente, del vino de la ciudad.

Wollzeile 38, 1010 Viena, tel. +43-1-512 15 77; www.plachutta.at

Prilisauer

El Prilisauer es una institución entre las fondas de Viena (desde 1882 y cinco generaciones) con cocina típica y vinos selectos.

Linzer Strasse 423, 1140 Viena, tel. +43-1-979 32 28; www.prilisauer.at

Steirereck im Stadtpark

Una obra de arte gastronómica total en el Stadtpark. El legendario sommelier Adi Schmid siempre tiene los mejores vinos de Viena en su bodega.

Am Heumarkt 2A, 1030 Viena, tel. +43-1-713 31 68; www.steirereck.at

Weibel’s Wirtshaus

Cocina tradicional vienesa con vinos selctos en una ambiente acogedor.

Kumpfgasse 2, 1010 Viena, tel. +43-1-512 39 86; www.weibel.at

Wiener Rathauskeller

La tradición y el goce convergen bajo viejas bóvedas ldel Ayuntamiento de Viena: cocina vienesa clásica y vinos de la propia enoteca.

Rathausplatz 1, 1010 Viena, tel. +43-1-405 12 10; www.wiener-rathauskeller.at

Zum weissen Rauchfangkehrer

Céntrico restaurante de lujo con cocina para gourmets y una carta de vinos enciclopédica.

Weihburggasse 4, 1010 Viena, tel. +43-1-512 34 71; www.weisser-rauchfangkehrer.at

Enotecas & Bares


Meinl’s Weinbar

El bar del sótano del legendario templo vienés de delicatessen „Meinl am Graben” ofrece la posibilidad de comprar hasta muy tarde cualquier vino (entre ellos, varios vieneses) expuesto en las bien surtidas estanterías a precio de venta al público.

Graben 19/Naglergasse 1, 1010 Viena, tel. +43-1-532 33 34-6100; www.meinlamgraben.at

Unger und Klein

Bar con estilo y arquitectura emocionante con una selección de vinos escogida por expertos comprometidos.

Gölsdorfgasse 2, 1010 Viena, tel. +43-1-532 13 23; www.ungerundklein.at

Vis á Vis

Bar minúsculo, una empresa vienesa pionera.

Wollzeile 5 (pasaje a la Bäckerstrasse), 1010 Viena, tel. +43-1-512 93 50; www.weibel.at

Wein & Co Bar Naschmarkt

Pequeñas y deliciosas raciones de la sección de antipasti y el surtido completo de la bodega.

Linke Wienzeile 4/esquina Getreidemarkt (Naschmarkt), 1060 Viena, tel. +43 (0) 507 06-3101; www.weinco.at

Wein & Co Bar Stephansplatz

Wining, dining, shopping – este es el lema del Motto en la tienda insignia de Wein & Co, en la que no sólo se ofrece una delicada cocina y una amplia selección de vinos, sino también seminarios de vino de distintos temas varias veces a la semana.

Jasomirgottstrasse 3-5, 1010 Viena, tel. +43 (0) 507 06-3121; www.weinco.at

Zum Schwarzen Kameel

Bar de bebidas y canapés, una terraza premiada, una tienda delicatessen con jamón cocido y compañía, y una buena selección de vinos y licores con muchos vinos vieneses y repostería: todo esto lo encontrará en el ambiente histórico del Schwarzen Kameel.



Bognergasse.5, 1010 Viena, tel. +43-1-533 81 25; www.kameel.at





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje