Página principal

Atributos del Lenguaje


Descargar 53.8 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño53.8 Kb.
Atributos del Lenguaje
Es un sistema estructurado de signos producidos de manera consciente, y del que se sirve el hombre para comunicar sus ideas, emociones y deseos.

El lenguaje es un sistema que los miembros de una comunidad social utilizan de un modo bastante uniforme para poner de manifiesto su significado.

Hollander, dice que es el “atributo que distingue notablemente al hombre”. Se adquiere por contacto con otros seres humanos y consiste en significados que actúan como fuentes de estímulo y mediadores de respuestas.

Krech y otros autores opinan “sería realmente difícil destacar en exceso la importancia del lenguaje en los asuntos humanos” y le atribuyen 3 funciones principales:

1. Es el vehículo primario para la comunicación.

2. Refleja simultáneamente la personalidad del individuo y la cultura de la sociedad. Contribuye, a su vez, a plasmar tanto la sociedad como la cultura.

3. Hace posible el crecimiento y la transmisión de la cultura, la continuidad de las sociedades y el funcionamiento y control efectivo de los grupos sociales.


INTRODUCCION

¿QUÉ ES COMUNICACIÓN?

John Fiske

La comunicación es una de las actividades humanas que todo el mundo reconoce pero pocos pueden definir satisfactoriamente. Comunicación es hablar uno con otro, es televisión, es difundir información, es nuestro estilo de peinado, es crítica literaria: la lista es ilimitada. Por ello, los académicos enfrentan un problema particular: ¿Se puede con propiedad aplicar el término "objeto de estudio" a algo tan diverso y multifacético como la comunicación humana? ¿Hay por ejemplo, alguna esperanza de poder entrelazar el estudio de la expresión facial con la crítica literaria? ¿Vale la pena intentar hacerlo, a un como ejercicio?

Tras estas preguntas puede surgir la idea de que la comunicación no es un objeto, en el sentido académico normal de la palabra, sino un área de estudio miltidisciplinaria; esta noción propondría que aquello que los psicólogos y los sociólogos nos dicen sobre el comportamiento comunicativo humano tiene poco que ver con lo que nos puede decir el crítico literario.

Esta falta de acuerdo sobre la naturaleza de los estudios de comunicación necesariamente reflejada en este libro. Para tratar de dar alguna coherencia a la confusión, el libro parte de los siguientes presupuestos:

1. La comunicación es susceptible de ser estudiada, pero necesitamos varios enfoques disciplinarios para poder hacerlo en toda su amplitud.

2. Toda comunicación involucra signos y códigos. Los signos son actos o artefactos que se refieren a algo diferente de ellos mismos, es decir, son conceptos significativos. Los códigos son los de organización de los signos que determinan cómo éstos pueden estar inter-relacionados.

3. Estos signos o códigos son transmitidos, o puestos a disposición de otros; y transmitir o recibir signos, códigos o comunicación es la práctica de las relaciones sociales.

4. La comunicación es central a la vida de nuestra cultura: sin ella, la cultura muere. En consecuencia. El estudio de la comunicación implica el estudio de la cultura a la cual está integrada.

Como base de todos estos supuestos está una visión general de la comunicación como la "interacción social por medio de mensajes".

La estructura de este libro refleja dos maneras de enfrentar el estudio de la comunicación. La primera considera a la comunicación como transmisión de mensajes: le interesan la codificación y decodificación que hacen los emisores y receptores, y cómo los transmisores usan los canales y los medios de comunicación; se preocupa por la eficiencia y la exactitud de la comunicación, y cree que ésta en un proceso por el cual una persona influye en el comportamiento o estado mental de otra. Si el efecto es diferente o menor de lo esperado, se tiende a pensar en términos de fallas de la comunicación y a buscar en las etapas del proceso para saber dónde ocurrieron. Por conveniencia, me referiré a este enfoque como la escuela centrada en el proceso.

El segundo enfoque considera a la comunicación como producción e intercambio de sentido. Analiza la forma como los mensajes, o textos, interactúan con las personas para producir sentido; es decir, se preocupa por el papel de los textos en nuestra cultura. Utiliza términos, como significación, entre el emisor y el receptor, y no necesariamente evidencia de fallas en la comunicación. Para esta escuela, el estudio de la comunicaciones el estudio de los textos y la cultura. Su principal método de estudio es la semiótica (la ciencia de los signos y de los significados), nombre con el cual la identificará este libro.

La escuela centrada en el proceso acude a las ciencias sociales, particularmente a la sociología y a la psicología, y habla de actos de comunicación la escuela semiótica acude a la lingüística y a las artes, y habla de obras de comunicación.

Cada escuela interpreta a su manera nuestra definición de la comunicación como "interacción por medio de mensajes". La primera define la interacción como el proceso por el cual una persona se relaciona con otras, o afecta el comportamiento, el pensamiento o la respuesta emocional de otra, o viceversa; la semiótica, por el contrario, define la interacción social como aquello que convierte al individuo en miembro de su cultura o sociedad. Yo sé que soy miembro de la sociedad industrial occidental porque, para dar una de muchas fuentes de identificación reacciono ante Shakespeare o Cervantes más o menos de la misma manera que otros miembros de mi cultura. Me vuelvo consciente de estas variaciones culturales cuando, por ejemplo, escucho a un crítico soviético interpretar a El Rey Lear como un devastador ataque al ideal occidental de la familia como base de la sociedad. Es una interpretación posible, por su puesto, pero la importancia está en que no es la mía, como miembro típico de mi cultura. Al responder a El Rey Lear en la forma normal, expreso mi sentido de comunidad con otros miembros de mi cultura. De la misma manera, un adolescente que aprecia un estilo particular de música rock expresa su identidad como miembro de una subcultura y, aunque de manera indirecta, interactúa con otros miembros del grupo social.

Las dos escuelas también difieren en su comprensión de lo que constituye un mensaje. Para la escuela centrada en el proceso, un mensaje es aquello que se transmite por el proceso de comunicación, para muchos de sus seguidores, la intención es un factor crucial en la determinación de lo que constituye un mensaje. Así, halar mi oreja no sería un mensaje a menos que deliberadamente lo hiciera como una señal previamente arreglada en una subasta. La intención del emisor puede ser explícita o implícita, consciente, pero debe ser recuperable mediante el análisis. El mensaje es, pues, lo que el emisor coloca en él, por cualquier medio posible.



DEFINICION DE LA COMUNICACION HUMANA.

Juan José Coronado

 

LO PROPIO DE UNA COSA EQUIVALE A LA DEFINICION DESCRIPTIVA.

Se entiende por lo propio de la comunicación humana la definición o el conjunto de rasgos que la identifican y la distinguen de las no humanas y de las interpersonales.

Para definir en forma completa se toman en cuenta los rasgos externos e internos.

La descriptiva se fija en los rasgos externos, por ejemplo, del hombre: los faciales, la escritura, la figura, las huellas digitales. La completa añade los rasgos internos: las características del temperamento y del carácter, el ingenio, la amabilidad, la sociabilidad y todas las notas integran la identidad de un individuo. De esta forma se puede identificar también a un grupo étnico (la raza azteca), a las clases de vivientes (los carnívoros) o de cosas (lo que son las computadoras). Y se le llama definición descriptiva porque dice lo que es la cosa en base a las modalidades más exteriores roturando así el camino hacia la definición esencial.

Nos interesa mucho hallar los rasgos propios de la comunicación humana y describirlos como los describen los diccionarios y enciclopedias. Enumeran las características de las coníferas v.g. del pino y lo distinguen a las figuras geométricas: círculo, triángulo, línea. Aquí se trataría de hallar las características propias de la comunicación humana y distinguirla de la divina o de las no humanas. Cosa nada fácil y básica a nuestro estudio.

Bernard Lonergan confiesa que las definiciones son muy arduas de hacer y que sólo pocas gentes, las más inteligentes. Las definiciones suponen mucha observación de los fenómenos y mucha reflexión. La definición descriptiva consiste en encontrar cuáles son "los rasgos obvios y comunes" de las cosas. Para ello se dedican a recabar primero los rasgos más evidentes u obvios, los que se presentan de inmediatos a los cinco sentidos: la configuración, las dimensiones,, las actividades...; pero la labor siguiente es la más ardua porque entre todos los datos se escogen aquellos que son realmente comunes a todos los de un grupo. Se necesita, pues, gran paciencia de escoger los datos de experiencia y después discernir son los constantes y los pertinentes y de este modo se formula lo que es la comunicación humana.

La labor, pues, no es sólo de los ojos, sino del intelecto porque supone largas horas de observación y muchas más de reflexión. Pregúntesele a los químicos cuánto tiempo emplearon en hallar las propiedades del cloro, del oxígeno y otras substancias (color, solubilidad, combinabilidad). Intente el lector definir qué es el ranchero mexicano. Amado Nervo trató de dar el tipo de ranchero y dijo: "Faz trigueña, ojos de moro y unos músculos de toro y unos ímpetus de Cid" ¿Son rasgos realmente comunes a todos los rancheros?

Bien dice Lonergan, que el definir pide de los pensadores de persias mentales la de analizar y la de sintetizar características de los fenómenos y las hay ciertamente en las comunicaciones humanas.

Los Rasgos Características de lo Humano.

Las definiciones son tanto más difíciles cuanto más complicados son los fenómenos que se observan. La comunicación humana es enredosa. Es encuentro similar a los encuentros de animales; pero los humanos son más perfectos y complejos. Los encuentros indican actividad hacia otros y entre otros por la cual se deposita algo de si a los otros. Se sabe que esos rasgos aunque muy generales y comunes nos orientan en la búsqueda de los rasgos propios de los encuentros humanos.

Tenemos ya mucho camino andado. Aglomeramos una cantidad de observaciones y reflexiones en la parte segunda y tercera y gracias a ellas poseemos de hecho los parámetros para situar cuáles son los rasgos de los encuentros propiamente humanos. Se sitúan entre los comunes a todos; humanos y no humanos y los exclusivos extrictamente interpersonales. Hasta ellos hay que llegar. Pero, ¿Cómo? Definiendo primero lo idiosincrático de lo humano. El último paso es formulario con palabras propias y breves. El análisis y la síntesis hecho termina en una frase definitoria.

Círculo es la línea curva equidistante del centro. Parece una definición muy simple; pero cuánto discernimiento y qué transparencia en las palabras elegidas.



Con Palabras Propias

La definición de las propiedades pide palabras propias, es decir, que digan directamente lo que es y no lo que podría ser y eso se consigue usando palabras de significado directo, es decir, no metafóricas o indirectas. Las palabras propias enuncian sin rodeos lo que son las cosas,; en cambio las metafóricas no dicen lo que son si no lo que parecen ser: por que se asemejan a otras.

Ejemplos, "la comunicación humana es pleito de perros y gatos" se asemeja al modo de pelear de unos y otros; se suman. Bonita de definición; y hasta poética; pero no clara. Las metáforas ayudan a entender; pero son puras "comparaciones condensadas" y según dicen, todas las comparaciones cojean por algún lado.

Las definiciones, además, piden brevedad. Recuerde el lector que son síntesis y no largos discursos. Requieren, pues, que con pocos términos se digas todo lo necesario.

Son como chispazos de la mente y de la expresión. Platón (según se cree), con tres palabras describió al hombre: como un "animal bípedo e implume". Es bípedo no cuadrúpedo como los mamíferos y no tienen plumaje como las aves, ni pieles como los osos. Se apoya firme sobre sus dos pies y tiene la piel lisa y desnuda. Casi perfecta descripción del hombre, directa y breve.

Para definir la comunicación humana no hay otro remedio que castigar las palabras y reducirlas lo más posible, como lo aconsejan los lógicos.

Para esta labor estamos preparados a dar una definición propia y diferenciante de la comunicación humana.

Es comunicación que tiene los rasgos comunes a todas; pero "Es comunicación entre humanos". Evidentemente: 1. La comunicación es encuentro entre seres vivientes y 2. La humana es encuentro entre hombres. Y se puede depurar todavía más, la comunicación humana es una actividad entre hombres, parecida y distinta en lo que puede dar los hombres: transmiten a otros hombres contenidos humanos formados con expresiones verbales y no verbales materiales y significativas de algo que es humano. Lo más humano del hombre son sus viviendas.



LA COMUNICACIÓN HUMANA ES EL INTERCAMBIO DE VIVENCIAS ENTRE PERSONAS.

Las tres palabras para nosotros están preñadas de sentido y son la clave para describir lo humano de las comunicaciones.

1) El intercambio comprende, pues, todas las actividades enumeradas en la tercera parte y pueden aplicarse sin mucho esfuerzo ya a los hombres. El intercambio humano no está diciendo que los hombres depositan algo humano, comparten algo que es humano. Y no hay para que repetirlo todo lo dicho.

2) Ese ALGO muy humano nos señala cuáles son los contenidos humanos y ahora decimos que son vivencias. Las vivencias hay que explicarlas; pero ya nos sugieren algo vital del hombre, son algo lo más preciados contenidos y los mensajes que transmitimos y manifestamos. Este punto nos explica también que lo más preciado sólo lo confiamos a algunos.

3) El tercer rasgo de la comunicación humana es la interpersonalidad. Lo que quiere decir es que lo más humano no puede negociarse sino con humanos. Las vivencias por lo tanto, se reservan a personas y no a bestias .

4) El cuarto punto consistirá en averiguar a qué niveles comunicamos nuestras vivencias porque sabemos distinguir a quién se les pueden comunicar y a quienes no. He aquí el panorama de la cuarta parte del libro.

En pocas palabras podríamos describir lo propio de la comunicación humana diciendo que consiste en "abrir el corazón a nuestros semejantes"

Lo único que haremos en esta cuarta parte es "humanizar" la tercera, poniendo el epíteto "humano" al intercambio entre hombres, a las disposiciones humanas para abrirnos a otros, al dinamismo humano para llegar a los humanos, a la habilidad humana para entrar en los recintos de los humanos. El punto clave, pues, será entender el gran contenido humano: las vivencias y así comprenderemos cómo las comunicamos, por qué las reservamos a algunos y con qué profundidad.


TAXONOMIA DE CONCEPTOS DE LA COMUNICACION.
Reed H. Blake y Edwin O. Haroldsen.

COMUNICACION.
Con demasiada frecuencia, nuestra capacidad para comunicarnos y las formas de la comunicación se dan por supuestas, afirman Hartley y Hartley (1961: 18, 33): "El proceso de comunicación es la base de todo lo que llamamos social en el funcionamiento del organismo viviente. En el hombre, resulta decisivo para el desarrollo del individuo, para la formación y existencia ininterrumpida de grupos y para sus interrelaciones". Los Hartley califican la comunicación de proceso social básico.
¿Qué es pues la comunicación? Garbner (1958) la define como la interacción social por medio de mensajes, mensajes que pueden codificarse formalmente, mensajes simbólicos o sucesos que representan algún aspecto compartido de una cultura. Una de las definiciones más utilizadas es :

Transmisión de información, ideas, emociones, habilidades, etc., mediante símbolos; palabras, imágenes, cifras, gráficos, etcétera. El acto o proceso de transmisión es lo que, habitualmente, se llama comunicación (Berelson y Steiner, 1964: 527).


Como proceso, la comunicación es, a un tiempo, especÍfica y general y de alcance a la vez amplio y limitado:

La comunicación humana es un conjunto sutil e ingenioso de procesos. Siempre está preñada de mil ingredientes ---señales, códigos, significados--- por más simple que sea el mensaje o la transacción. La comunicación humana es, además, un conjunto variado de procesos. Puede escogerse entre cien medios diferentes: palabras, gestos o tarjetas perforadas; conversaciones íntimas o medios de comunicación de masas y auditorios mundiales... Siempre que la gente interactúa, se comunica... Cuando las personas se controlan recíprocamente, lo hacen en primer lugar mediante la comunicación (Smith.1966: V).


Si bien la comunicación es un concepto muy utilizado, debe destacarse que, entre los observadores, no existe total acuerdo en cuanto a las dimensiones del termino. Algunos sostienen que no hay comunicación a menos que el receptor del mensaje sea afectado por este. Otros, como Miller (1966), insisten en que el estudio de las comunicaciones propiamente dichas debe concentrarse solo en situaciones en que una fuente trasmite un mensaje a un receptor con la intención consciente de influir sobre su comportamiento. Al parecer, no considera que el campo de la comunicación incluya situaciones en las cuales el significado sea trasmitido en forma inconsciente de una persona a otra. Según el punto de vista de Miller, el candidato político que cruza distraído la calle sin prestar atención a las señales, técnicamente no esta comunicando, aunque tal vez haya trasmitido una impresión no intencional e influido sin advertirlo sobre quienes lo vieron.

La comunicación cumple tres funciones principales con respecto al individuo:

1.- Le proporciona un esquema del mundo.

2.- Define su posición con respecto a otras personas.

3.- Lo ayuda a adaptarse con éxito a su ambiente. (Hartley y Hartley, 1961: 19).
En el estudio de la comunicación, un tema central lo constituye la producción, organización, composición, estructura, distribución, evolución histórica y funciones de los sistemas de mensajes en la sociedad (Garbner, 1958). Según Smith (1966), tres enfoques principales del estudio de la comunicación han hecho las mayores contribuciones empíricas, a saber:

1.- Matemático,

2.- psicológico-social y

3.- linguístico-antropológico.

La tipografía siguiente lo aclara; se trata de una síntesis y adaptación del enfoque integrador adoptado por Smith en su libro Communication and Culture. Este autor sugiere que los investigadores sobre comunicación se ocupan de tres esferas básicas: la sintaxis, la semántica y la pragmática.

TAXONOMIA DE CONCEPTOS DE LA COMUNICACION.
Reed H. Blake y Edwin O. Haroldsen.
LENGUAJE.
El lenguaje es un sistema de símbolos ---orales y escritos--- que los miembros de una comunidad social utilizan de un modo bastante uniforme para poner de manifiesto su significado. Como observa Hollander (1967), el lenguaje es el "atributo que distingue notablemente al hombre". Se adquiere por contacto con otros seres humanos y consiste en significados simbólicos que actúan como fuentes de estimulo y mediadores de respuestas.
Todos los seres humanos estudiados por los antropólogos han hablado un lenguaje que posee siempre un léxico y una gramática. El léxico, lejos de ser una colección al azar de vocalizaciones, esta muy organizado, tiene siempre pronombres, modos de manejar el tiempo, el espacio y los números, palabras para representar lo verdadero y lo falso, conceptos básico necesarios para la lógica proposicional. La gramática ofrece niveles distinguibles de estructura, algunos fonológicos y otros sintácticos... La sintaxis siempre especifica reglas para agrupar los elementos ordenadamente en frases y oraciones, reglas que rigen la entonación normal, reglas para modificar el tipo de oraciones (Miller, 1964: 34).
Krech y otros autores (1962) opinan que seria realmente difícil destacar en exceso la importancia del lenguaje en los asuntos humanos y le atribuyen tres funciones principales:

1.- Es el vehículo primario para la comunicación.

2.- Refleja simultáneamente la personalidad del individuo y la cultura de su sociedad. Contribuye, a su vez, a plasmar tanto la sociedad como la cultura.

3.- Hace posible el crecimiento y la transmisión de la cultura, la continuidad de las sociedades y el funcionamiento y el control efectivo de los grupos sociales.



El Proceso de Comunicación Humana

Stewart L. Tubbs & Sylvia Moss

Introducción.

Durante muchos años se ha supuesto que la función del habla era única al Homo sapiens moderno. Sin embargo, sólo en los años recientes, se ha encontrado evidencia que indica que las primeras criaturas en utilizar la comunicación hablada fueron los Neanderthals o más antiguos Homo sapies cuya existencia data de hace 60,000 años. Investigaciones recientes han revelado que dichas criaturas poseían un cerebro más grande que el nuestro en cuyos fósiles se han podido encontrar señales de una área de lenguaje desarrollada. "Al parecer eran humanos articulados e inteligentes con los que podríamos entendernos e interactuar" (Deacon, 1989).

Ahora en nuestra época. Un mercadotecnista norteamericano moderno ha señalado que la década de los noventa es la del "retorno a las cavernas high-tech (de alta tecnología)". Evidencia de esto se podría encontrar en los incrementos en las ventas de las videocasseteras, de las películas en video, de las comidas rápidas para llevar, de las computadoras, el internet y las antenas de televisión por satelite. Da la impresión de que el ser humano ha regresado a la existencia del hombre de las cavernas. Estos cambios en los estilos de vida ha tenido y seguirán teniendo grandes implicaciones para los patrones de comunicación del siglo que está por iniciar.

¿Qué es la Comunicación Humana?

¿En qué piensas cuando escuchas la palabra comunicación? Las respuestas pueden variar desde el uso de circuitos eléctricos hasta la oración (comunicación con Dios). La comunicación es un tema discutido tan frecuentemente que el termino en sí ha adquirido demasiado significado- es decir, tiene muchos diferentes significados para las personas. Es por eso que un primer paso para lograr mejorar nuestra comprensión de este complejo fenómeno es encontrar una definición del mismo.

La comunicación ha sido generalmente definida como "el compartir de experiencias" y hasta cierto punto de todos los organismos vivos puede decirse que comparten experiencia. Lo que hace única a la comunicación humana es la habilidad superior de crear y utilizar símbolos, porque es esta habilidad la que permite a los humanos "compartir experiencias indirecta o vicariamente" (Goyer, 1970, pp.4-5). Un símbolo puede ser definido como algo utilizado para representar otra cosa. Por ahora, dejémoslo en que la comunicación humana es el proceso de crear significado entre dos o más personas.

BIBLIOGRAFÍA:


Coronado, Juan José. “La comunicación interpersonal”. Editorial Universidad ITESO. 1990







La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje