Página principal

Antonio Torres Jurado Traducción del libro Making Master Guitar por Carlos Cañavate


Descargar 32.27 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño32.27 Kb.
     Antonio Torres Jurado

Traducción del libro Making Master Guitar por Carlos Cañavate

  Antonio de Torres (1817-92)

Biografía

La figura legendaria de Antonio Torres ha creado mucha controversia en el mundo de la construcción de guitarras. Sus seguidores están convencidos que la contribución de Torres al diseño de la guitarra es primordial, y que su reputación está más que justificada. Sus detractores lo ven como un constructor más, y no todos los constructores contemporáneos lo reconocen como la principal influencia de sus trabajos. Esto se hace más patente con los nuevos investigadores de diseños de guitarras, que están intentando descartar casi todas las ideas preconcebidas, con la esperanza de construir radicalmente nuevos instrumentos. Ellos utilizan datos científicos como su principal fuente, antes que cualquier referencia histórica o intuitiva.



Cualquier figura histórica importante atrae una cierta mitología sobre su vida, sus trabajos y sus ideas. Esto se agrava con la ausencia de archivos bien documentados. Hasta hace poco la vida de Torres estaba rodeada de misterio. Muchas historias sobre él no podían comprobarse. El constructor José Romanillos ha acometido este problema con una minuciosa investigación sobre la vida y obra de Torres. Él ha recopilado una gran cantidad de documentación y ha catalogado y examinado unas 65 guitarras de Torres. El resultado es que ahora hay una visión mucho más clara, no sólo de la vida y época de Torres, sino también de la contribución que hace al diseño de la guitarra. Las 65 guitarras proporcionan lo que debe ser un sumario sustancial de su obra, y ahora es posible ver como desarrolló su trabajo - diferentes formas del cuerpo, barras, la decoración de incrustaciones - y también tenemos una idea sobre su método de construcción.

Torres realizó su primera guitarra sobre 1840. Por 1854 tenía un taller en Sevilla, que estaba ubicado en un barrio ocupado por un gran número de constructores. Él habría visto las guitarras hechas por José Pernas, que tenían el típico diseño que se usaban entonces. Éste consistía en una caja de silueta pequeña, un puente con hueso, grandes barras, y un diseño de pala muy elaborado en forma de voluta. Torres, de cualquier manera, ya estaba produciendo guitarras que eran radicalmente diferentes de estos primeros modelos. Sus instrumentos tenían los lóbulos inferiores más grandes, e incorporaba las siete barras radiales en abanico que llegó a ser el sello del diseño del sistema de barras moderno. Por aquel tiempo, la mayoría de los sistemas de barras consistían simplemente en tres grandes barras transversales. Torres debió tener una comprensión intuitiva de las propiedades acústicas de la madera: seleccionó sus materiales con destreza, mientras que sus contemporáneos producían instrumentos con más detalles decorativos en detrimento de la acústica. Aunque algunas guitarras de Torres presentan una elaborada marquetería y otros rasgos decorativos, muchas están adornadas con simplicidad, y su principal obsesión era claramente la funcionalidad de los instrumentos. Cuando hizo uso de técnicas decorativas, eran controladas cuidadosamente para que no llegaran a ser abrumadoras.

   (Herramientas de Torres)

Alrededor de 1860 Torres había presentado sus guitarras en las exhibiciones más importantes, y se asentó como constructor. Sin embargo, hacer guitarras no era un negocio lucrativo, y dejó de hacer instrumentos para abrir una tienda que vendía loza al por menor. Se piensa que la depresión general en España fue responsable del incremento de sus dificultades. Los constructores de guitarras generalmente producían dos tipos de instrumentos: modelos básicos de estudiantes para músicos amateurs, y versiones elaboradas para músicos profesionales. La gran cantidad de tiempo que empleó en producir las guitarras más buenas debió haberle hecho muy difícil cobrar un precio que reflejara el verdadero trabajo de su construcción. Hacia 1875 Torres había empezado otra vez a hacer guitarras, produciendo unos seis instrumentos al año. Esta modesta producción se dobló a doce guitarras por año desde 1883 a 1892. De cualquier forma, las primeras guitarras de su carrera tuvieron mayor éxito. Los instrumentos posteriores no produjeron la misma calidad de sonido. Torres murió el 19 de Noviembre de1892. La mayoría de los instrumentos los realizó entre 1852-69 y entre1875-92.

 

Tapa armónica y barras



Torres pensó de la tapa armónica como el simple componente más crítico de la guitarra: tuvo cuidado de seleccionar el abeto convenientemente, que regruesó en concordancia con sus características de rigidez y los anillos anuales de crecimiento. De hecho, su fascinación por la tapa fue tan grande que le motivó a realizar su ahora famosa guitarra de papel maché, donde el fondo y los aros estaban hechos de cartón, demostrando así la importancia predominante de la tapa armónica en la producción del tono. Como este instrumento no está en condiciones de uso, es imposible determinar si el experimento apoyó su idea sobre la relación entre la tapa y el fondo y los aros. En general, sus tapas armónicas son más gruesas en la zona central, alrededor del puente y por encima de la boca (2.5 mm.), disminuyendo en grosor en los bordes, a unos 1.4 mm. tan sólo. La guitarra de papel maché tiene un grosor de sólo 0.4 mm en los bordes de la tapa. Todas las medidas de grosor en los instrumentos antiguos deben tratarse con cautela, ya que las repetidas restauraciones y los re-barnizados, donde hay una tendencia a lijar todas las abolladuras y arañazos, dan por resultado una considerable disminución del grosor de la superficie. En la mayoría de las construcciones contemporáneas es improbable que reduzcan cualquier zona de la tapa por debajo de 2.0 mm.

El hecho que Torres quiso una tapa armónica más grande de las que se usaban entonces significa que necesitaba un método más resistente de mantener esta vulnerable envergadura de la madera. La idea de usar barras dispuestas como un abanico, no fue completamente nueva: un desarrollo gradual hacia estos modelos estaba ocurriendo durante el siglo XVIII, pero Torres es, ciertamente, responsable por establecer su uso, y por perfeccionar su diseño simétrico. Las investigaciones de Romanillos muestran que Torres dispone sus barras geométricamente, basándose en dos triángulos isósceles que se unen en sus bases. Esto crea una forma de cometa, donde la posición de las barras se disponen simétricamente. Torres fue el primer constructor en usar este sistema. Varió las dimensiones de la cometa en consonancia con la medida de conjunto de la guitarra, evitando así que las barras exteriores estuvieran demasiado cerca de los aros. Habiendo establecido este método de barras, Torres mantuvo su uso en todas sus guitarras, aunque el número de barras del abanico fue reducido a cinco en los instrumentos más pequeños. Las barras del abanico de las primeras guitarras no estaban acabadas, tenían la forma rectangular, pero las posteriores lo estaban suavemente. Las barras de refuerzo transversales no tienen los cantos redondeados a dos aguas, como más tarde llegó a ser popular, sino que las deja con la sección rectangular a lo largo de toda su longitud, para que la sección completa de la barra haga contacto con el aro.

En la mayoría de los instrumentos, Torres unió los aros al fondo con tiras continuas de madera, y no de peones individuales que se usaban en aquella época. Esto es todavía un aspecto del diseño de la guitarra que varía de un constructor a otro, ya que es probable que ambos métodos no tengan un beneficio acústico sobre el otro. Las tapas delgadas tenían una gran extensión fortalecidas por el uso de Torres de una “solera”. Es una pieza donde se ha cortado el contorno de la guitarra y donde ésta se asienta. Torres daba forma a la zona del lóbulo inferior de la solera, por debajo de la boca, para hacerla cóncava, apareciendo así la tapa como una bóveda en la superficie exterior del instrumento. Las barras del abanico podían pegarse sobre la tapa, que se colocaban curvadas sobre la solera. El resultado fue que las barras se unían a la tapa perfectamente sobre una forma abovedada, dando por resultado una estructura más rígida y reforzada.

Torres hizo muchas guitarras donde las barras de refuerzo inferiores (que corren transversalmente a través de la tapa, por debajo de la boca) estaban caladas para que las barras no estuvieran en contacto continuo con la tapa. Además la tapa es vulnerable a la reducción y expansión a lo largo de su anchura, ya que los niveles de temperatura y humedad la alteran, y esta es una buena forma de conseguir más campo para que la madera se mueva, que si las barras se colocasen rígidamente a lo largo de su anchura. Además extiende la zona de vibración de la tapa, sin cortar de repente la posición de la barra. Torres, entonces, prolongaba las barras del abanico exteriores por esas aberturas, yendo a parar bastante cerca de la boca. Este sistema de barras caladas que son atravesadas por las barras del abanico se suele creer que fue una innovación del constructor francés Robert Bouchet, cuando él mismo había afirmado que tomó este modelo de Torres, cuyos instrumentos había examinado; es difícil entender cómo surgió este mito.



Plantilla

Torres produjo guitarras que solían ser un quinto más grande en la zona de la tapa que los instrumentos usados comúnmente en aquél tiempo. Aunque las guitarras de cuerpo más grande habían sido hechas en varias ocasiones antes que él, parece que Torres fue el primer constructor en realizar, junto a este cambio, todos los otros aspectos del diseño: las barras, los espesores y el abovedado de la tapa; todo contribuye al nuevo diseño. Sus instrumentos fueron tan exitosos que su diseño inmediatamente suplantó a los antiguos modelos. Como un carpintero, Torres habría sobreentendido la geometría básica necesaria para exponer muchos asuntos comunes planteados en el taller. Se han hecho intentos de analizar sus plantillas (el contorno del instrumento) en términos geométricos, pero es más probable que llegara a las formas intuitivamente.

Solía pensarse que cada instrumento de Torres tenía diferente forma. Esto se debe a la falta de una exacta comparación de sus guitarras. Las investigaciones más recientes demuestran que Torres usó cinco formas en total. Como cualquier constructor, debió haber empleado algún tiempo experimentando con diferentes medidas y formas, en un intento de encontrar el contorno perfecto. Él pudo estar limitado por motivos económicos y por la falta de abastecedores de una madera ideal, lo que conducía al constructor a encuadrar la forma de la guitarra en el material disponible. Aún dentro de la variedad de diferentes medidas, las plantillas tienen una calidad estética uniforme, que las identifica con este constructor.

 

Mango


Comparado con los instrumentos modernos, los mangos de las guitarras de Torres son más bien estrechos, entre 47 y 49 mm de ancho en el hueso. El grosor del mango en el hueso es el típico, sobre 20 mm, aumentando hasta 22 mm en el traste noveno. El mango y los aros se unen por el método tradicional de hacer ranuras en el mango, en los cuales se colocan los extremos de los aros. El tacón se compone de muchas piezas de madera, algunas veces hasta seis. El extremo del tacón es casi un semicírculo, no como el diseño más angular adoptado por muchos constructores posteriores.

 

Pala



Torres mantuvo el mismo motivo de pala en la mayoría de sus instrumentos, aunque las proporciones varían en consonancia con el tamaño de la guitarra y la anchura del diapasón. Consta de tres arcos, siendo el central más grande. Utilizó mecánicas en algunas guitarras y clavijas en otras. La pala se une al mango con una unión machihembrado.

 

Roseta



Antes de Torres, el aspecto decorativo del diseño de la guitarra era bastante diferente - los instrumentos solían estar abundantemente adornados con madreperlas, también con maderas incrustadas, y ésta decoración no se limitaba a las zonas periféricas del instrumento, donde habría poca influencia sobre el funcionamiento acústico de la madera. Muchos instrumentos, que tienen sus tapas cubiertas con incrustaciones, deberían haber sido afectados adversamente en cuanto a la acústica. Torres es en gran parte el responsable de crear una nueva estética en el sentido decorativo del diseño de la guitarra - el estilo llegó a ser mucho más contenido, y con frecuencia bastante austero. El tipo de instrumento musical cuya función fuera más que de un objeto decorativo que realzaría los ambientes de los dueños, tan popular en el siglo XVIII, dando lugar a un deseo por mejorar el sonido y la resonancia. De todas formas, las rosetas que construye Torres solían ser bastantes complicadas y encontró la forma de hacer motivos extremadamente finos, incluyendo espinas de pez, cuerdas entrelazadas y dibujos variados, que debieron haber sido difíciles de construir, dando la falta de máquinas modernas para trabajar la madera. A diferencia de muchos constructores posteriores, que producen rosetas a granel, Torres debió haber hecho cada una individualmente, aunque solía usar motivos similares, puesto que las rosetas en conjunto son en su mayor parte diferentes. Los instrumentos más baratos podían tener simplemente un número de tiras de diferentes maderas coloreadas colocadas en un surco hecho en la tapa. Las guitarras importantes expresan sus técnicas de marquetería más finas. Él solía eludir las maderas teñidas, usando principalmente una serie de chapas coloreadas naturalmente, menos el verde, que tradicionalmente se ha obtenido tintando sicomoro o madera rasa con una solución de sulfato de hierro. Un diseño que solía usar consiste en un motivo variado rectangular para el dibujo central, rodeado por bordes de espina de pez. Algunas veces hay bordes adicionales de un motivo de cruz. (Este motivo de cruz fue usado por el constructor alemán Hermann Hauser, para la parte principal de su diseño de roseta). Esta variedad de modelo se distingue de uno a otro por muchas tiras largas finas de chapas que se han insertado alrededor de la circunferencia. Torres construyó las rosetas primero creando los distintos elementos, y después colocándolos en surcos hechos en la tapa. Cada componente de la circunferencia se inserta por separado. (Éste es el método descrito en los capítulos 13 y 14). La mayoría de los constructores posteriores a Torres trabajaron con muchos de los mismos tipos de diseños que él había utilizado, lo cual ayudó a establecer la impresión visual de la moderna guitarra de concierto.

 

Materiales



Torres empleó una gran variedad de materiales, a diferencia de la mayoría de los constructores modernos que tienden a usar sólo un reducido tipo de maderas establecidas. Ciprés, arce, palosanto, nogal, caoba o cerezo, las empleaba para los fondos y aros, aunque su preferencia parece haber sido el palosanto de Brasil. Las tapas eran invariablemente de abeto, pero parece que tuvo problemas para obtener juegos parejos. Siempre empleó para los mangos el cedro.

Tapa

Abeto europeo

Fondo y aros

Palosanto, arce o ciprés

Mango

Cedro

Diapasón

Ébano

Puente

Palosanto con Madre perla

Barras

Abeto europeo

 

 

Grosor de la tapa



2.5 mm en la zona central; 1.4 mm en los bordes.

 

Grosor del fondo



De 1.2 mm a 2.2 mm; más grueso en el centro

 

Tiro de cuerda



650 mm en los mejores instrumentos, otros tenían entre 645 mm y 602 mm.

 

Comparación de las dimensiones de dos guitarras Torres



(Torres hizo guitarras de diferentes medidas. El instrumento más grande de 1864 es el típico entre sus mejores guitarras).

                        (Torres 1888)



Año

1864

1888

Long. Caja

483

425

Ancho Sup.

272

220

Ancho Medio

235

178

Ancho Inf.

360

283

Altura Inf.

95

78

Altura Sup.

90

72

 

Los planos

Dos juegos distintos de planos disponemos para Torres. El primero se basa en uno de sus mejores instrumentos, y es el típico de la guitarra de cuerpo grande que desarrolló. El segundo es una guitarra mucho más pequeña, con un tiro de cuerda de 604 mm.

 

Notas



Un buen ejemplo de tendencia moderna en el diseño de guitarras puede verse en el método Kasha (ver Guitars de T. y M. Evans y American Lutherie).

Romanillos, José, Antonio de Torres -Guitar Maker- His Life and Work.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje