Página principal

Antecedente s


Descargar 15.93 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño15.93 Kb.
En la ciudad de La Plata a los dieciocho días del mes de agosto de dos mil cinco reunidos en Acuerdo Ordinario, los Señores Jueces de la Sala Segunda del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires doctores Fernando Luis María Mancini, y Jorge Hugo Celesia y Carlos Alberto Mahiques, bajo la presidencia del primero de los nombrados, para resolver en la causa Nº19841 seguida a J. P. P. la queja interpuesta, practicado el sorteo de ley resultó que en la votación debía observarse el orden siguiente: CELESIA — MAHIQUES- MANCINI.

A N T E C E D E N T E S

La Sala II de la Excma. Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal del Departamento Judicial San Isidro, resolvió en la causa Nº 61.062, denegar el recurso de casación interpuesto contra la resolución dictada con fecha 18 de noviembre de 2004, por la que se resolvió confirmar la denegatoria de salidas laborales.

El Sr. Curador Oficial Dr. Hector D. Fernandez, interpuso queja contra la resolución "ut supra mencionada" a fs. 27/29.

Efectuadas las vistas correspondientes, y hallándose la causa en estado de dictar sentencia, este Tribunal decidió plantear y votar las siguientes:

C U E S T I O N E S

Primera: ¿Es admisible la queja interpuesta?

Segunda: ¿Que‚ pronunciamiento corresponde dictar?

A la primera cuestión planteada, el señor Juez doctor Celesia dijo:

I- El Sr. Curador Oficial Dr. Hector Daniel Fernandez, interpuso recurso de queja contra la resolución dictada por la Sala II de la Excma Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal del Departamento Judicial San Isidro, por la que se rechaza el recurso de casación interpuesto contra la sentencia por la que se resuelve rechazar el pedido de salidas laborales en favor del encartado.

II- Adelanto que la queja presentada en esta instancia, no puede tener acogida favorable.

El art. 518 del C.P.P dispone que el Juez de Ejecución al disponer la ejecución de una medida de seguridad, impartirá las instrucciones necesarias, y contra las mismas, no habrá recurso alguno, por lo que el presente no sería viable; y asimismo la resolución recurrida no se encuentra comprendida dentro de las que el art. 450 del C.P.P, equipara por sus efectos a sentencia definitiva.

Como es doctrina de este Tribunal los requisitos de admisibilidad del recurso de casación constituyen una cuestión previa que obliga al Tribunal a considerar si, al momento de su interposición, se cumplen adecuadamente las condiciones de la ley.

Las reglas que regulan la admisibilidad de la vía casatoria tienen una importante función delimitadora del objeto del recurso que es la consagración legislativa de las razones que procuran conjugar en un adecuado equilibrio dos tendencias opuestas, que pugnan por su prevalencia dentro del proceso: por un lado los principios de legalidad y justicia, según los cuales los recursos son garantías para las partes e instrumentos de perfección procesal en el ejercicio de los derechos constitucionales del debido proceso previo y la defensa en juicio; y, por otra parte, las exigencias de certeza y seguridad jurídica, que se obtienen mediante la estabilidad de las resoluciones y tienden al logro de los propósitos de celeridad y economía propios del proceso penal moderno.

En el régimen general de los recursos previsto en el nuevo ordenamiento procesal, las resoluciones judiciales resultan impugnables sólo por los medios y en los casos expresamente establecidos en la ley.

En el caso del recurso extraordinario de casación se prevén resguardos formales de admisibilidad que, en el aspecto objetivo de la impugnabilidad, se refieren en primer lugar al tipo de resoluciones que pueden ser materia del recurso, debiendo tratarse de sentencias definitivas, es decir de aquellas que ponen fin al proceso o impiden su continuación o de alguna de las resoluciones que el art. 450 ha equiparado a sentencia definitiva por sus efectos.

El concepto de sentencia definitiva ha sido establecido por la ley dentro de las disposiciones generales para los recursos extraordinarios en el art. 482 como aquella que, aunque haya recaído sobre un artículo termina la causa o hace imposible su continuación.

Artículo es una expresión que en términos procesales se equipara a incidente, un litigio accesorio que resuelve por sentencia interlocutoria cuestiones relativas al proceso, distintas de la principal.

Los recursos no se conciben, dado su carácter excepcional, fuera del orden fijado en las leyes. Configuraría un ejercicio autoritario de las propias atribuciones la pretensión de resolver, bajo el argumento de reparar supuestas irregularidades en las resoluciones de los órganos del proceso, cuestiones que excedan las facultades legalmente otorgadas a este Tribunal.

La resolución recurrida por la que se resuelve no hacer lugar al pedido de salidas laborales carece de la definitividad requerida para habilitar la vía casatoria, sin que, por otra parte, se adviertan razones de excepcionalidad que autoricen a alterar las aludidas reglas generales sobre la procedencia del recurso.

Voto en consecuencia, por el rechazo del recurso interpuesto por no reunir los requisitos de admisibilidad previstos en la ley, arts. 450 y 456 del C.P.P.

Así lo votó.

A la misma cuestión planteada, el señor Juez doctor Mahiques dijo:

Adhiero al voto de mi colega preopinante en igual sentido y por los mismos fundamentos.

Así lo voto.

A la misma cuestión planteada, el señor Juez doctor Mancini dijo:

Adhiero al voto de mi colega preopinante en igual sentido y por los mismos fundamentos.

Así lo voto.

A la segunda cuestión planteada, el señor Juez Dr. Celesia, dijo:

Conforme el resultado arribado en el tratamiento de la primera cuestión planteada, propongo se rechace la queja traída por inadmisible, dado que en virtud de lo establecido por el art. 518 del C.P.P, no hay recurso alguno, y la resolución atacada no se encuentra comprendida dentro de las que el art. 450 equipara por sus efectos a sentencia definitiva.

Así lo votó

A la misma cuestión planteada, el señor Juez doctor Mahiques dijo:

Adhiero al voto de mi colega preopinante en igual sentido y por los mismos fundamentos.

Así lo voto.

A la misma cuestión planteada, el señor Juez doctor Mancini dijo:

Adhiero al voto de mi colega preopinante en igual sentido y por los mismos fundamentos.

Así lo voto.
Con lo que terminó el acuerdo, dictándose la siguiente

S E N T E N C I A

Por lo expuesto en el acuerdo que antecede, la Sala II del Tribunal

R E S U E L V E:

RECHAZAR POR INADMISIBLE la queja interpuesta a fs. 27/29, dado que en virtud de lo establecido por el art. 518 del C.P.P, no hay recurso alguno, y la resolución atacada no se encuentra comprendida dentro de las que el art. 450 equipara a ella por sus efectos, SIN COSTAS para el recurrente( arts. 530, 531 del C.P.P).

Regístrese, notifíquese y devuélvase el presente a la instancia de origen..


Jorge Hugo Celesia – Carlos Alberto Mahiques – Fernando Luis María Mancini
Ante mí: Rafael Sal-Lari


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje