Página principal

Anexo: documento tecnico para la elaboración de la estrategia (junio 2005) Primera parte


Descargar 0.68 Mb.
Página7/14
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño0.68 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   14

Bases y Justificación


“En la segunda mitad del siglo XX ha habido un desarrollo considerable de la Electrónica y de la Informática. El siglo XXI será testigo de la explosión de la Biotecnología”, Esta consideración frecuentemente mencionada en círculos económicos toma sus bases en los espectaculares desarrollos de los últimos años del siglo pasado, que culminaron con la publicación de la secuencia del genoma humano.

La biotecnología es un campo de actuación con los seres vivos y sus productos que tiene muchas facetas y de la que se han dado múltiples definiciones, desde algunas muy amplias hasta otras demasiado utilitaristas. El-Kassaby (2004) propone la siguiente: “el uso de organismos enteros o de porciones específicas de los mismos para proporcionar información cuantitativa y/o productos valiosos, que puede incluir el aislamiento y/o la manipulación de componentes genéticos específicos de dichos organismos”. Con esta definición el autor pretende hacer ver que la biotecnología no es sólo la manipulación de los genomas de los seres vivos, aspecto que causa preocupación en la opinión pública, sino que también tiene otras posibilidades de gran interés.

La percepción pública del impacto de la biotecnología es muy importante en la sociedad actual. La experiencia en el ámbito agrícola, que lleva años de adelanto, indica inquietud entre los consumidores con relación a los organismos genéticamente modificados (OGMs), fundamentalmente en Europa donde se han establecido mayores precauciones regulatorias. Estas inquietudes pueden ser incluso mayores cuando se trata del ámbito forestal, ya que los árboles se contemplan como constituyentes esenciales de los ecosistemas forestales que llevan a cabo muchas funciones y proporcionan simultáneamente muchos bienes tangibles e intangibles, a diferencia de la mayoría de las producciones agrícolas (El-Kassaby, 2004). A pesar de ello, y con las debidas cautelas, en la cumbre de las Naciones Unidas sobre el clima celebrada en Milán, se aprobaron las reglas sobre plantaciones forestales que incluyen la posible utilización de árboles genéticamente modificados (EL PAÍS, 11 de Diciembre de 2003). Algunos países ya han comenzado los ensayos, como China que estableció la primera plantación comercial de chopos transgénicos en 2002 (FAO, 2004) y Australia, que está financiando un programa para establecer en Vietnam una plantación de 8.000 ha de acacias y eucaliptos modificados.

Sin embargo hay que poner énfasis en que la Biotecnología es mucho más que la producción de OGMs. Sus herramientas permiten por una parte generar información para una mejor gestión de los recursos naturales (conservación y uso sostenible), y por otra parte producir plantas para utilizar con fines operativos en plantaciones con gestión genética y silvícola intensiva, las cuales serán la mejor defensa de los bosques naturales al satisfacer la presión de la demanda (Sutton, 1999).

Una estrategia española sobre los recursos genéticos forestales debe contemplar el papel de la Biotecnología para no perder el tren de otros países. Debido a la importancia de este ámbito, organismos internacionales como la FAO, que tienen grupos interdepartamentales sobre biotecnología y bioseguridad, en su programa regular sobre recursos genéticos forestales están tratando estos temas. Para ello se basan en las recomendaciones de un panel internacional de expertos que se lleva reuniendo cada 2-4 años desde 1968. En su última reunión celebrada a final de 2003, sobre la base de un documento de trabajo previo (El-Kassaby, 2004) resaltó el papel a desempeñar por la FAO en la concienciación del potencial y limitaciones de la Biotecnología en el sector forestal, recomendando que continúe proporcionando información amplia y actualizada a los países y otras organizaciones internacionales sobre aspectos relacionados con el uso de estas tecnologías. También recomendó que la FAO tratara la posibilidad de realizar una evaluación de la situación actual de aplicación de la Biotecnología Forestal (FAO, 2004).

Las líneas que siguen para la propuesta de la estrategia española van en la misma dirección.



Biotecnologías y Aplicaciones


Como se ha dicho, la Biotecnología Forestal sigue los pasos de la Biotecnología vegetal aplicada a la Agricultura. De los muchos Congresos habidos en los últimos años sobre esta materia, así como de diversas revisiones (Campbell et al, 2003; Zoglauer et al, 2003) se pueden establecer diferentes divisiones en categorías tecnológicas de la Biotecnología Forestal, que varían según los autores (El-Kassaby, 2004). Como se ha mencionado anteriormente, se pueden apreciar dos grandes líneas en función de su aplicación: las categorías destinadas a obtener información sobre la variabilidad de los seres vivos y sobre sus procesos de crecimiento y desarrollo, basadas fundamentalmente en las técnicas de biología molecular, y las destinadas a producir plantas, nativas o modificadas, basadas en las técnicas del cultivo in vitro. En la primera línea se situarían cuatro grandes categorías, en cada una de las cuales se podrían encontrar diferentes campos de aplicación: Marcadores, Genómica, Proteómica y Metabolómica. En la segunda línea tendríamos dos categorías básicas: Regeneración de Plantas y Modificación Genética. Entre todas estas categorías se establecen solapamientos, precisando en muchas ocasiones unas de otras. Asimismo, la gestión del gran volumen de datos que se generan precisa del desarrollo y el apoyo de disciplinas como la Bioinformática. También, la aplicación de técnicas de cultivo de tejidos ha propiciado el desarrollo de la Crioconservación, como categoría adicional de amplio uso en el sector agrícola. En el documento trabajo del panel internacional de expertos de la FAO antes mencionado, se incluye una tabla muy precisa sobre el desarrollo actual de estas categorías de la Biotecnología Forestal y sus tendencias de futuro (El-Kassaby, 2004).

Situación en España


El número de grupos de trabajo implicados en España en este campo tan amplio y diverso es muy escaso y con poca masa crítica [algunos autores relacionados con la biotecnología y la conservación de recursos genéticos forestales se recogieron en una revisión publicada hace unos años (Toribio y Celestino, 2000)], aunque se encuentran en claro aumento. En los últimos años se han constituido redes temáticas para coordinar la actividad de estos grupos de investigación, fomentando las interrelaciones entre los mismos. Los grupos de investigación españoles que trabajan en el desarrollo de herramientas biotecnológicas, o usan de las herramientas de la biotecnología para diversas aplicaciones en el ámbito del uso y la conservación de recursos genéticos forestales, se encuentran mayoritariamente reflejados en las páginas web de dos redes. La primera, de ámbito más general, es GENFORED [http://www.inia.es/gcont/redestem/centrosydep.jsp?idcentro=69&tema=relint]. La segunda, que recoge un mayor número de grupos dedicados a la Biotecnología Forestal y en la que se disponen encuadrados en las diferentes categorías antes mencionadas, es la red “Genómica Funcional en especies de interés Forestal” [http://foto.difo.uah.es/forestgenomics_es/index_esp.html]. Hasta el momento la mayor parte de las actividades desarrolladas por estos grupos se centra en el ámbito de la investigación, existiendo pocas aplicaciones que se encuentren en nivel operativo. Sin embargo, merecería la pena que algunas de las aplicaciones que ya se encuentran en condiciones de pasar al ámbito aplicado, como el uso de marcadores en la gestión sostenible o la regeneración de plantas para la conservación de genotipos de interés, pudiera comenzar ya a aplicarse.

Recientemente se han empezado a promover nuevas formas de intercomunicación, ligadas al VI programa marco de la UE. Así por ejemplo, se está en proceso de creación de una “Plataforma Española de Genómica Vegetal” con el fin de conectar la comunidad científica con el sector empresarial y la Administración en el campo de la Genómica y la Biotecnología Vegetal en general. Asimismo, organizaciones empresariales del sector forestal como CONFEMADERA y ASPAPEL han promovido la constitución del nodo español de la “Plataforma Forestal Europea” para potenciar el futuro de innovación y desarrollo tecnológico.



1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje