Página principal

Anexo: documento tecnico para la elaboración de la estrategia (junio 2005) Primera parte


Descargar 0.68 Mb.
Página3/14
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño0.68 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14


4. Amenazas para la conservación de los recursos genéticos forestales en España.

La identificación de las amenazas a las que pueden estar sometidas nuestras masas forestales y sus consecuencias nos ayudará a la identificación del estado de conservación, de las actuaciones necesarias y de la urgencia de su aplicación. De aquí la importancia de identificar, cuidadosamente, las posibles causas y efectos de los factores que inciden en la diversidad genética de las especies forestales.

Identificamos como amenaza aquella acción que va a afectar a aspectos ambientales, demográficos o genéticos de la especie o población, y que van a interferir de una forma contundente en su proceso reproductivo o en su capacidad de adaptación al medio. Estas amenazas pueden causar efectos diferentes sobre su variabilidad, sobre su estructura genética y sobre la dinámica de las poblaciones. Los efectos los podemos identificar en diferentes niveles en la especie: específicos, regionales y locales, tanto en sus aspectos neutrales como adaptativos.

Por otra parte el origen de las causas puede ser diverso: desde procesos naturales (cambios climáticos, fuegos naturales, u otras perturbaciones del medio), y que en algunos casos han estado ligados a la dinámica de los sistemas y de las especies, o de origen antrópico, como es la roturación de los terrenos agrícolas, repoblaciones, introducción de material foráneo, eliminación de poblaciones naturales, dudosa elección del material forestal de reproducción, fuegos de origen antrópico, etc. (Tabla 4).

Tabla 4.- Procesos que afectan negativamente a la conservación de los recursos genéticos forestales (MMA, 1999).



(Características de los montes españoles)

Muchos de los ecosistemas forestales españoles, además de por su riqueza, también son conocidos por su fragilidad. El propio clima mediterráneo contribuye a la inestabilidad de algunas formaciones, ya sea de manera directa debido a situaciones ambientales extremas -períodos particularmente secos, temperaturas extremadamente bajas, degradación del suelo por precipitaciones excepcionales, etc.-, ya por la desaparición temporal de la cubierta debido a incendios naturales, favoreciendo condiciones de plasticidad y aumento de variación para adaptarse al medio cambiante. Además, algunas de las especies forestales se encuentran de manera puntual o formando pequeñas poblaciones aisladas, muchas veces en el límite de distribución de la especie o en poblaciones claramente marginales, muy vulnerables a los cambios ambientales. (ejemplos, ver Canarias)

Sin embargo, la actividad humana es, sin ninguna duda, la fuerza destructora del medio natural más importante y España no escapa a esta realidad. No tenemos nada más que pensar en las milenarias culturas circunmediterráneas y en la capacidad transformadora del hombre, cuyo efecto sobre el medio ambiente se inició a finales del Neolítico y se generalizó en el segundo milenio a. C., con perturbaciones más o menos intensas a lo largo de la historia, por la explotación directa de los recursos o por la actividad agrícola-ganadera, pero que sin duda se ha agudizado durante el siglo XX debido a los efectos indirectos de la actividad industrial y al cambio de hábitos de una sociedad netamente urbana, dando una potencia y alcance a las transformaciones del territorio impensables hace un siglo.

Entre los factores de origen antrópico más relevantes que han afectado a la cubierta forestal podemos señalar: la eliminación de la cubierta por modificación del uso de la tierra, la explotación de los recursos por carboneo, extracción de madera y de leñas, el pastoreo, los incendios y el aumento de su frecuencia, la fragmentación de los ecosistemas, la destrucción edáfica y la consecuente aceleración irreversible de los procesos de erosión y el deterioro del mesoclima y el clima general.


(Fragmentación de los bosques)

La fragmentación de los bosques es quizás la mayor perturbación causada por el hombre sobre los recursos genéticos forestales, debido principalmente a la roturación de importantes superficies desde tiempos seculares para la producción agropecuaria; hecho que tiene lugar aún hoy con la transformación de áreas para su puesta en cultivo.

La disminución de la superficie forestal se traduce en una reducción del tamaño medio de las poblaciones, una pérdida de individuos y la separación geográfica de las poblaciones remanentes. Estos efectos pueden haber conducido a cambios en la estructura genética de las poblaciones, erosionando su diversidad o aumentando los niveles de endogamia, o reduciendo las probabilidades de migración de genes, por aislamiento reproductivo o por la imposibilidad física de colonizar nuevas áreas. A nivel de especie también pueden haberse producido modificaciones, tanto por disminución de la diversidad genética como por una modificación de la estructura interpoblacional, al aumentar la distancia geográfica entre poblaciones, con la posibilidad de un aumento de la divergencia genética entre ellas.

Otros efectos directos de la fragmentación pueden estar relacionados con cambios en el medio abiótico local, tales como temperatura y humedad del suelo, o aumento de luminosidad, que pueden conducir a modificaciones en los regímenes de selección o modificar la composición específica de los bosques.

No obstante, no es posible generalizar las consecuencias de la fragmentación para diferentes especies o poblaciones o predecir la dirección de los cambios, ya que éstos van a depender tanto de la intensidad y forma de la fragmentación como de numerosos factores propios de cada taxón, tales como su abundancia, su biología reproductiva y longevidad o su patrón espacial de variación genética, o el efecto de la fragmentación sobre la fauna asociada, entre otros.

(Aprovechamientos. )

La extracción de flores o frutos tiene implicaciones directas sobre la regeneración y podría llegar a afectar a la diversidad genética; un ejemplo en la Península Ibérica puede ser la recogida de frutos para la producción de piñón comestible en pino piñonero. Un caso extremo lo representan las dehesas, sistemas de producción y manejo que limitan la regeneración de las masas de alcornoque y encina en superficies extensas de nuestro territorio. En cuanto a limitaciones que afectan a la etapa de brinzales, cabe también señalar a la explotación ganadera secular como causa de escasez o ausencia de regeneración, comprometiendo la permanencia de poblaciones de muchas especies forestales.

Sin embargo, y como actividad económica ligada al bosque, la extracción de madera para diferentes fines ha sido y es la actividad más importante en términos económicos y de volumen. Ésta actividad puede modificar la estructura y calidad de los bosques, tanto de la especie extraída como de las especies asociadas, con posibles efectos en la diversidad genética, todo ello condicionado por características intrínsecas al taxón, ya mencionadas para el caso de la fragmentación, por el método de regeneración empleado en el manejo selvícola, la intensidad de selección para caracteres de interés –rectitud, volumen, etc- y la intensidad de la extracción.

Por otra parte, la declaración de zonas protegidas con poblaciones o ecosistemas en los que se elimina la intervención directa del hombre, aunque parezca paradójico, también puede ser causa de una pérdida de riqueza en términos de recursos genéticos. Se deber tener en cuenta que en muy pocos casos, por lo menos en la península, se puede hablar de áreas vírgenes. Desde el punto de vista de la dinámica de estas poblaciones, en muchos casos se trata de masas extra-maduras con ausencia de regeneración lo que pone en peligro su futuro.

También cabe destacar como factor negativo sobre la variabilidad y la calidad de las repoblaciones, el modo de obtención de frutos y semillas. Es sabido que en muchos casos la cosecha procede de unos pocos individuos de bajo porte para facilitar la recogida, que año tras año son utilizados como fuente de semillas. Debemos ser conscientes de que este manejo inadecuado de los materiales forestales de reproducción, que en el pasado afectó casi exclusivamente a los pinos, puede estar generalizándose en la actualidad a otras especies, ya que existe una tendencia a la inclusión de un gran número de taxones de árboles y arbustos en los proyectos de repoblación.

El movimiento incontrolado de materiales de reproducción empleado en las reforestaciones efectuadas en España durante el siglo XX es un aspecto que puede haber incidido en mayor o menor medida en una modificación de la estructuración geográfica de la variabilidad genética de las especies más utilizadas, particularmente las especies del género Pinus. Este manejo de los materiales, que considera a la especie como unidad y no a la procedencia, puede dar lugar a masas mal adaptadas a las condiciones de la zona reforestada, susceptibles de ataques de plagas o enfermedades o con problemas en los procesos reproductivos y de regeneración. Otro posible efecto negativo, en el caso de que existan poblaciones naturales en las proximidades de la zona bajo reforestación, es debido a las hibridaciones intraespecíficas, situación particularmente grave si se trataba de poblaciones de escasa extensión o con un número reducido de individuos. Este puede ser el caso de la procedencia de pino rodeno de La Safor, en la provincia de Valencia, en cuyas proximidades, en décadas pasadas, se han efectuado repoblaciones con orígenes desconocidos; o el de los Populus en el que las plantaciones monoclonales están produciendo grandes cantidades de semilla o polen, que pueden estar produciendo fenómenos de introgresion de P. deltoides en las poblaciones naturales de P. nigra. (ref europop)


(Hibridaciones)

La hibridación interespecífica también puede ser causa de modificación de la estructura genética de las poblaciones, con la posible formación de híbridos estériles o inviables, o la formación de nuevas especies o zonas híbridas de contacto entre especies. Es conocido que esta situación es relativamente frecuente en la naturaleza, pero también el hombre puede forzar de manera artificial este tipo de cruzamiento por alteración del hábitat o por la introducción de especies exóticas (ejemplos en Canarias: hibridación de madroño canario con peninsular, o de la palmera canaria con la palmera datilera). El caso más extremo de amenaza se puede dar en taxones raros o poblaciones de bajo tamaño de población efectiva, que puede conducir a su desaparición por asimilación genética.


Incendios.

Además de los incendios por causas naturales, el fuego ha constituido una herramienta de gestión territorial, además de un arma efectiva durante 6000 años de guerra. Este aumento en la frecuencia de los incendios que afectan a nuestros bosques también puede modificar la estructura genética de las especies y ser causa de pérdida de variabilidad. Entre las consecuencias directas podemos citar la pérdida de poblaciones o su fragmentación y la modificación de los regímenes de selección; y como efectos indirectos la modificación del medio, en particular de las características del suelo y de la estructura y composición específica, el debilitamiento de las masas lo que aumenta su susceptibilidad a plagas y enfermedades, y el efecto de la posible introducción de material forestal de reproducción inadecuado en la reforestación de la zona si se acude a la regeneración artificial.


Plagas y enfermedades.

Otra causa de modificación de la estructura genética de un taxon puede ser ocasionado por plagas y, particularmente, enfermedades, que puede tener un importante efecto a largo plazo si afecta a la reproducción y regeneración de la especie, comprometiendo su supervivencia en el caso extremo de llegar a producir la muerte de los individuos, como ocurre con los olmos y la grafiosis; esta situación resulta particularmente grave para las especies con áreas de distribución reducida. Asimismo, hay que tener en cuenta que el debilitamiento y eventual muerte de individuos de una especie no solo tiene consecuencias sobre dicha especie, sino también sobre la demografía y ecología del medio en el que se encuentran.

El hombre puede también influir de manera indirecta en esta relación huésped-hospendante al modificar el medio, ya que el ataque de plagas o la expresión de una enfermedad están estrechamente relacionados con las condiciones ambientales, ya sea porque se generan condiciones de estrés para el hospedante, ya porque los individuos afectados sobrellevan más difícilmente dichas condiciones adversas o porque se generan situaciones ambientales especialmente favorables para la proliferación de la plaga o enfermedad.

El efecto de la enfermedad o plaga puede ser muy variado y va a depender del rango y forma de distribución de la especie y de la particular interacción huésped-hospedante. Esta interacción puede variar en el espacio y tiempo y puede llevar a cambios en las estructuras demográfica y genética de las poblaciones. Los efectos genéticos que se puede producir están relacionados con cambios en la distribución y frecuencia de los genes relacionados con la resistencia, y la fragmentación y reducción del tamaño de las poblaciones que en casos extremos puede conducir a cuellos de botella. Las plagas y enfermedades deben preocupar especialmente en territorios insulares con poblaciones reducidas y a menudo con pocos mecanismos de defensa. Por lo tanto, es importante defender la prohibición de la importación de plantas.



5. Estado actual de los instrumentos para la mejora y la conservación.

Los programas de mejora genética y los planes de conservación son actividades que se vienen desarrollando en nuestro país desde hace años, por lo que existen ya una serie de instrumentos e infraestructuras, tanto nacionales como autonómicos. Estos instrumentos están desigualmente desarrollados, con comunidades más activas que otras en materia de manejo de recursos genéticos forestales y campos en los que se ha avanzado más, frente a otros que deben aún desarrollarse. Debe buscarse la manera de utilizar este conjunto de instrumentos de manera coordinada para aumentar la eficacia de los planes concretos a desarrollar.

Repasamos a continuación los instrumentos y actividades existentes en este momento, para conocer los recursos disponibles para la ejecución de planes y programas, así como identificar las carencias que deberían cubrirse en los próximos años.
Programa Europeo de Recursos Genéticos Forestales (EUFORGEN)

El Programa Europeo de Recursos Genéticos Forestales (EUFORGEN1), tiene como objetivo el de asegurar la conservación y el uso sostenible de los recursos genéticos forestales en Europa. Se implantó en la Segunda Conferencia Ministerial del proceso Paneuropeo de Protección de Bosques (Helsinki 1993), siguiendo la recomendación de la resolución S2 de la Primera Conferencia Ministerial (Estrasburgo, 1989). Esta resolución propugnaba la creación de un mecanismo de cooperación internacional para promover y coordinar actividades en materia de conservación de la diversidad genética forestal.

El programa EUFORGEN está operativo desde Octubre de 1994 y España se unió en Septiembre de 1995. En la actualidad participan 35 países. EUFORGEN se financia por los países participantes, y es coordinado por el IPGRI (International Plant Genetic Resources Institute) en colaboración con la FAO. El seguimiento del programa lo realiza un Comité Directivo compuesto por el conjunto de los coordinadores nacionales designados por cada país miembro. Éste Comité se reúne cada tres años para revisar los progresos hechos, discutir temas relevantes para la conservación genética en Europa y para hacer recomendaciones para el futuro del Programa.

EUFORGEN opera a través de redes en los que genetistas y especialistas forestales trabajan juntos para analizar necesidades, intercambiar experiencias y desarrollar estrategias y métodos de conservación para las especies seleccionadas y para los ecosistemas a las que estas pertenecen. Se establecen fases temporales de 5 años, en cada una de las cuales se revisa la estructura del programa y objetivos de trabajo. La Fase I (1994-1999) se inició con la creación de 4 redes de trabajo: “Red de Quercus suber”, “Red de Picea abies”, “Red de Frondosas nobles” y “Red de Populus nigra”, a las que se sumó en 1997 la “Red de Frondosas sociales”. En la Fase II (2000-2004) se modificó el ámbito de algunas de las redes, pasando a denominarse: “Red de Quercus mediterráneos”, “Red de Coníferas”, “Red de Frondosas nobles”, “Red de Robles Templados y del Haya” y “Red de Populus nigra”. En la Fase III (2005-2009), el programa tiene como principales objetivos el de reforzar los esfuerzos para promover la implementación práctica de la conservación genética y el uso apropiado de los recursos genéticos como parte integral de la gestión forestal sostenible. Las redes se han reestructurado, estableciendo tres dedicadas a especies: “Red de Coníferas”, “Red de Frondosas de distribución dispersa” y “Red de frondosas de distribución continua”, más una nueva red temática: “Red de gestión forestal” y un “Grupo de Trabajo de información”.

Cada red está constituida por representantes nacionales nombrados por los coordinadores de cada país. Entre las actividades que se realizan figura el intercambio regular de datos, el intercambio de información y de material genético, el desarrollo de guías, descriptores y bases de datos comunes, la preparación de propuestas de proyectos, revisiones bibliográficas, y la difusión de las actividades del programa.



En España el Coordinador del Programa es el INIA, y existe un grupo consultivo formado por los representantes en cada una de las redes, el Coordinador Nacional, el Secretariado Nacional, y algunos representantes del Sector2.

EUFORGEN mantiene colaboraciones con otros programas regionales, como el programa FAO “Silva Mediterranea”, las redes de regiones adyacentes (Norte de África, Asia Central y Occidental) o los grupos de trabajo de IUFRO (International Union of Forestry Research Organizations) dedicados a la conservación de recursos genéticos y a la mejora forestal.


Infraestructuras.

Los años ochenta marcaron el comienzo de un Plan Nacional de Mejora Genética Forestal, para cuya ejecución fue necesaria la creación de una Red de Centros de Mejora Genética Forestal, representativa de las diferentes estaciones ecológicas españolas, que permitiera el establecimiento y desarrollo de plantaciones de mejora y conservación de recursos genéticos forestales. Actualmente, la Red depende de la Dirección General para la Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente y está integrada por los Centros: El Serranillo (Guadalajara), Valsaín (Segovia), Puerta de Hierro (Madrid), y Alacuás (Valencia). Cada uno de ellos es representativo de un grupo de especies. En estos centros se desarrollan los trabajos de mejora genética, producción de semilla comercial para el abastecimiento de las repoblaciones (huertos semilleros), actividades de conservación ex situ, así como apoyo a trabajos de investigación en colaboración con otros organismos.

El CMGF de Valsaín (Segovia) está dedicado a especies de montaña. Combina programas de mejora (huertos semilleros de genotipos seleccionados: Pinus sylvestris (dos), P. nigra nigra, P. uncinata, P. pinaster; ensayos de procedencias o progenies; ensayos comparativos) y de conservación (colección de Populus tremula, arboretum de Populus nigra, las mismas plantaciones de mejora que funcionan también como parcelas de conservación ex situ). Mantiene también una línea de investigación centrada en la fenología del crecimiento y floración.
El CMGF El Serranillo (Guadalajara) se creó en 1.985 como centro soporte nacional para la producción de semillas forestales, pero posteriormente se convirtió en un centro de desarrollo de programas de I+D. Actualmente es el principal centro de procesamiento y abastecimiento de semilla forestal de España, además de mantener una importante línea de trabajo sobre la mejora de la producción y la calidad de planta. En el campo de la mejora y conservación, mantiene huertos semilleros de P. halepensis y P. nigra salzmannii con sus correspondientes ensayos de progenies; colecciones de Populus alba y P. nigra, parcelas de conservación de olmo. Colabora con centros de investigación y universidades en diversos programas.

En Madrid, el CMGF Puerta de Hierro orienta gran parte de su actividad al programa de conservación del olmo, con el mantenimiento de varios bancos clonales (uno de ellos del programa europeo para esta especie), plantaciones de inoculación y plantaciones con los olmos resistentes a la enfermedad obtenidos en el programa de mejora. Se produce planta para los programas de mejora e investigación que promueve la DGB, y cuenta en sus instalaciones con otros ensayos y bancos clonales (bancos clonales de varias procedencias de Pinus pinea, Populus tremula, banco de conservación de Taxus baccata, parcelas de ensayo de Quercus suber, etc.). Cumple también una función divulgativa, ya que es vivero-escuela del Programa de Árboles Singulares.

En el centro de Alaquàs (Valencia) se instaló el que fue el primer huerto semillero implantado en nuestro país, de Pinus halepensis. Las líneas de trabajo del Centro han ido cambiando, estableciendo colaboraciones con el resto de Centros de la Red y participando en Convenios de Colaboración entre la DGB otras instituciones. En la actualidad, se trabaja fundamentalmente en tres líneas: producción de material forestal de reproducción; parcelas de mejora (huertos semilleros de P. halepensis y P. nigra, bancos clonales de P. nigra, ensayos clonales de P. sylvestris y plantaciones semilleras); realización de estudios de investigación.

Por otro lado, el INIA (Intituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria) posee el Centro de Recursos Fitogenéticos (CRF), que mantiene un Banco de germoplasma, y desarrolla el Inventario Nacional de Recursos Fitogenéticos. Realiza actividades de prospección, recolección, conservación en campo, caracterización, evaluación y documentación de recursos. Aunque su objetivo principal son los recursos de interés agrario y alimentario, posee en sus instalaciones una colección de Populus alba y P. nigra.


Entre los organismos dependientes de Administraciones Autonómicas cabe destacar el Banco de Semillas forestales de la Generalitat Valenciana (Banc de Llavors), integrado en el Centro de Investigaciones y Experiencias Forestales de la Conselleria de Territorio y Vivienda. Fue creado en 1994 para producir y conservar material forestal de reproducción, básicamente semillas, de los taxones de árboles y arbustos más utilizados en las reforestaciones realizadas por los servicios forestales de la Comunidad Valenciana. Las actividades del Banco se orientan a:

1.- Asegurar la provisión de material de reproducción para reforestaciones y recuperación de áreas degradadas. También efectúa recomendaciones de uso, en particular acerca de la selección de especies y orígenes.

2.- Realización de trabajos específicos para la conservación de recursos genéticos: actuaciones ex situ (banco de semillas; plantaciones: bancos clonales de taxones de ribera; ensayos de procedencias y progenies; bancos clonales y huertos semilleros de especies de Pinus), e in situ (caracterización de poblaciones singulares, recomendaciones de gestión, producción de plantas para refuerzo de poblaciones).

3.- Sistemas de certificación y control de la producción de los materiales forestales de reproducción en el marco de la Comunidad Valenciana.


Infraestructuras existentes en las CCAA:


  • Centros de investigación forestal , Universidades

  • Actividades de investigación y Conservación; especies sobre las que se ha trabajado o se está trabajando

  • Existencia de bancos de semillas, de clones....

  • Competencia de la gestión forestal en la CA (que organismo)

  • Convenios entre instituciones, centros y universidades a nivel autonómico

  • Producción de material para reforestaciones



Comunidad Autónoma

Centros Investigación

Géneros/Especies

Actividades: investigación/Conservación

Existencia de bancos de conservación

Competencia en gestión forestal

Convenios existentes

Producción de material de reforestación

Aragón

Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA)

Viveros Forestales


Populus spp. (1)

Pinus spp.(2)

Juglans (3)


Conservación ex situ (1) (2)

Caracterización genética de poblaciones (1) (2) (3).

Ensayos de procedencias y progenies (2,3).

Huertos semilleros (2)

Material de Base de MFR (1) (2)



Banco de clones, Populetum (1)


Huertos Semilleros (2)

Consejería de Medioambiente (Gobierno de Aragón)


Consejería de Medioambiente

DGB

Campos de cepas madre Populus ssp.


Asturias


SERIDA


Servicio Regional Investigación y Desarrollo Agroalimentario

Eucalyptus globulus

Castanea sativa

Juglans & Prunus


Pinus pinaster


Pinus radiata

Pinus sylvestris

Adaptabilidad, marcadores fisiológicos y moleculares en selección precoz


Conservación y Mejora,

Adaptabilidad de poblaciones naturales y domesticadas de Castanea


Ensayos procedencias

Ensayo familias y población de mejora con CIFOR


Ensayo familias

Ensayos procedencias

Ensayo familias y población de mejora con CIFOR







Convenio Colaboración con Universidad de Oviedo







Asturias



Escuela Universitaria de Ingenierías Técnicas de Mieres (Dpto. BOS Área I. Agroforestal)



Pinus radiata

Crecimiento, producción y biomasa de p.radiata.








Proyecto subvencionado por el Gobierno regional, y cofinanciado por la Consejería del Medio Rural y Asociaciones de empresarios (AESA), maderistas (ASMADERA) y propietarios (EL BOSQUE)



Asturias


Instituto Desarrollo Rural, Servicio de Montes

Coníferas y frondosas

Producción de planta en el vivero público “La Mata”, de la CCAA, Finca Experimental “La Mata”







Acuerdo Colaboración con SERIDA para desarrollo del Programa de Investigación Forestal del Principado



Castilla y León



Centro de Investigación y Experiencias Forestales (CIEF)

Valonsadero

Prunus avium L.(1)

Fraxinus excelsior L.(2)

Acer pseudoplatanus L (3).

Ilex aquifolium L.(4)

Pinus sylvestris (5)




Ensayos de progenies (1)

Ensayo de procedencias (3)

Banco de clones (1) (2) (4)

Huerto semillero (5)







ETSI Montes (UPM)-ICONA



Castilla y León

Vivero Forestal Central (Valladolid)

Diversas especies arbóreas y arbustivas

Conservación

Producción de MFR



Banco Regional de MFR









Cataluña


IRTA (Institut de Recerca i Tecnología Agroalimentàries

Centre de Mas Bové. Reus (Tarragona)



(1) Juglans spp

(2) Prunus avium


(3) Pyrus communis

(4) Pistacia spp

(5) Ceratonia siliqua

Prospección (1,2,3 y 5), conservación (1,3,4 y 5) y selección de material genético (1 y 4)


Banco clonal de Juglans regia


Arboretum de Pistacia spp

Banco clonal de Ceratonia siliqua

Departament de Medi ambient i Habitatge


La UdL.


Forestal Catalana.

Centre de la Propietat Forestal

Centre Tecnològic Forestal de Solsona

Existen HS clonales de Juglans regia todavía no productivos

Producción de semillas y plantas para ensayos de las distintas especies.





IRTA (Institut de Recerca i Tecnología Agroalimentàries

Centre de Mas Badia. La Tallada d’empordà (Girona)



(6).Platanus spp.

Conservación y selección de material genético (6)

Banco clonal de Platanus spp

Departament de Medi ambient i Habitatge

La UdL.

Forestal Catalana









Universidad de Lleida. Escuela Superior de Ingeniería Agraria

(2) Prunus avium

(3) Pyrus communis



Prospección (2,3)

Departament de Medi ambient i Habitatge

IRTA




Valencia




Centro de Investigaciones y Experiencias Forestales (CIEF)


9 Viveros Forestales


Centro de Estudios Ambientales del mediterráneo(CEAM)

Centro de Investigaciones sobre Desertificación (CIDE)


Universidad de Valencia: Institut Cavanilles de Biodiversidad i Biología Evolutiva.
Universidad de Alicante: Centro Iberoamericano de la Biodiversidad (CIBIO)




(1) Pinus ssp.

(2)Tamarix ssp.

(3) Salíx spp.

(4)Populus ssp.

(5) Ulmus ssp.

Producción, Conservación y certificación de MFR

Ensayos de procedencias y progenies (1)

Huertos semilleros (1)

Bancos clonales (1,2,3,4,5)

Desarrollo de nuevas técnicas de gestión forestal, en condiciones mediterráneas y mejora de técnicas viverísticas .


Biología reproductiva de especies mediterráneas

Biología de la conservación, la biodiversidad y la evolución


Conservación y gestión de recursos vegetales


Banco De Semillas


Bancos de clones

Consellería de Teritorio y Vivienda


Generalitat Valenciana

Generalitat Valenciana

Generalitat Valenciana


Generalitat Valenciana


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje