Página principal

Anécdota de referencia nº 17 Fundación de Lions Clubs International Leyenda de la foto


Descargar 10.95 Kb.
Fecha de conversión09.07.2016
Tamaño10.95 Kb.



Anécdota de referencia nº 17

Fundación de Lions Clubs International

Leyenda de la foto: LCIF ayudó a traer agua fresca a los residentes de Kota Kinabalu, Malasia.

Después de medio siglo de expansión mundial, Lions estableció la Fundación Internacional de Clubes de Leones en 1968 como modo de ampliar su poder de donación.

Desde 1917, los clubes de Leones individuales y los distritos han logrado un éxito extraordinario al proporcionar servicios a los necesitados. Pero a medida que los Leones se expandían por todo el mundo, se necesitó una nueva forma de financiar los servicios de los Leones.

La solución: LCIF, que es la rama caritativa de Lions Clubs International. La fundación apoya la labor compasiva de los Leones en todo el mundo por medio de subvenciones para proyectos locales y globales que ayudan a la gente a ver y a oir mejor, a combatir el sarampión, a ayudar en casos de desastres, apoyar a la juventud y mejorar las comunidades.

En consonancia con la frase: “Leones ayudando a Leones a servir al mundo”, la fundación le permite a los Leones responder colectivamente al canalizar fondos para proyectos humanitarios en todo el mundo. La estructura ayuda a los Leones a ayudar a los demás a una escala todavía mayor que lo que podrían hacer los clubes por sí solos, según el Expresidente Internacional Joe Preston, que sirvió de 2014 a 2015.

Es una “lógica extensión del modelo de los Leones”, dijo Preston . Al igual que las personas se hacen socias de un club de Leones “porque nuestro servicio es más valioso cuando nos unimos con otras personas que piensan igual, apoyamos a LCIF porque nuestros fondos llegan más lejos cuando los reunimos para bien común,” dijo.

Puesto que está centralizada y es lo suficientemente grande como para colaborar con otros grupos sin fines de lucro así como con colaboradores corporativos, la fundación puede moverse rápida y eficientemente. Las grandes corporaciones mencionaron esa eficiencia cuando clasificaron a LCIF como la “mejor organización no gubernamental con la cual trabajar” en una encuesta de Financial Times de 2007.

Entre los éxitos más prominentes de la fundación está el programa SightFirst, que financia esfuerzos para luchar contra las causas principales de la ceguera preventiva y reversible, y ofrece servicios a las personas ciegas o con discapacidades visuales.

Como parte de ese programa global, LCIF apoya las evaluaciones de la vista y las operaciones que restauran la vista, así como la distribución de los medicamentos para ayudar a prevenir las enfermedades de la vista que acosan a las naciones en desarrollo. Desde1999, a través de una asociación de gran notoriedad con la organización sin fines de lucro The Carter Center, del antiguo presidente de los Estados Unidos Jimmy Carter, LCIF ha ofrecido más de 271 millones de tratamientos para detener la infección parasítica conocida como ceguera de río, salvándole la vista a millones de personas.

Sus esfuerzos humanitarios también incluyen el financiamiento a largo plazo para luchar contra el sarampión, una enfermedad que se lleva a millones de vida anualmente en las naciones en desarrollo. LCIF recaudó 10 millones de dólares para vacunación en 2012 a través de la iniciativa contra el sarampión Una vacuna, Una vida, y el año siguiente se comprometió a recaudar 30 millones adicionales para programas de inmunización para el 2017.

La capacidad de la fundación de dar ayudar financiera ha aumentado radicalmente con los años, como lo demuestra el muy admirado programa para ayuda ante desastres naturales de LCIF. Su primera subvención llegó en 1973, cuando donó la modesta suma de 5000 dólares para ayudar a víctimas de una inundación en Dakota del Sur. En 2010, cuando un terremoto arrasó partes de Haití, LCIF mobilizó 6 millones de dólares inmediatamente y para ofrecer ayuda a largo plazo. Y cuando un terremoto y un tsunami arrasaron Japón en 2011, la fundación donó 21 millones de dólares de ayuda.

LCIF también tiene programas diseñados para ayudar a los jóvenes a construir escuelas y centros de día, y ayuda a los jóvenes a adquirir habilidades fundamentales para la vida a través del programa Lions Quest.

Aunque es mejor conocida por financiar esfuerzos humanitarios a gran escala, LCIF pone la mayoría de sus dólares a trabajar cada año en forma de subvenciones para ayudar a los clubes de Leones locales a mejorar a sus comunidades.

En Minnesota, por ejemplo, la fundación ayudó a los Leones locales a renovar el dormitorio en un campamento para personas con discapacidades mentales y físicas. Y en la nación africana de Burkina Faso, los Leones del distrito 403A1 usaron una subvención de LCIF para construir una nueva escuela para niños en el remoto pueblo de Kyon.



El Presidente Internacional Wing-Kun Tam, que sirvió del 2010 al 2011, declaró a la revista LION que con su eficiencia y amplio enfoque, “LCIF es un vehículo increíble para los Leones que sirven más allá de sus fronteras y en sus propias comunidades”.




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje