Página principal

Alperovich lograba su reeleccion como gobernador con un contundente triunfo en las elecciones


Descargar 156.11 Kb.
Página2/3
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño156.11 Kb.
1   2   3

UNA CAMPAÑA CON POCOS CANDIDATOS PRESIDENCIALES
Por Tucumán. Enviado Especial
Aunque quedan dos meses para las elecciones nacionales, en la campaña electoral de Tucumán hubo solo dos candidatos a Presidente que le pusieron el cuerpo a sus candidatos locales: el radical Raúl Alfonsín y Jorge Altamira, del Partido Obrero.
Aunque todo el mundo sabe que Cristina Kirchner está del lado del gobernador Alperovich, la Presidenta y candidata del Frente para la Victoria no se hizo ver en la provincia. Tampoco envió a ningún ministro, pese a que se había especulado con una visita de Amado Boudou, que no ocurrió. La diputada Stella Maris Córdoba también se referencia en el kirchnerismo.
Alfonsín estuvo junto a Ernesto Sanz para el cierre de campaña de la principal lista opositora, el Acuerdo Cívico y Social, que postuló a José Cano. Dio una conferencia de prensa y hasta se subió a un sulky para llegar a un acto en el partido. Otros referentes nacionales a favor del mismo sector estuvieron el miércoles: fueron Gabriela Michetti y Miguel Del Sel, del PRO, que fueron en un “acople” de Cano. Un día antes estuvo Víctor De Gennaro para apoyar a la gente del Frente Amplio Progresista (FAP) pero Hermes Binner -quien estuvo para las Primarias- esta vez no viajó.
Altamira estuvo un par de días, con recorridas y charlas. Viene de lograr el “milagro” de superar el 1,5% en las primarias y busca sumar para las generales de octubre con su candidato a gobernador en Tucumán, Daniel Blanco.

ELECCIONES DESDOBLADAS EN DOS MUNICIPIOS



SIN ALINEARSE A LA UCR, FAYAD RETUVO MENDOZA
Como se esperaba, no hubo sorpresas en la capital mendocina. El intendente radical Víctor Fayad validó ayer por amplio margen su tercer mandato al frente del municipio, el segundo consecutivo. Con el 57,1% de los votos, el jefe comunal resultaba reelecto en las elecciones desdobladas de esa provincia. Detrás, con el 14,7%.%, quedó el kirchnerista Eduardo Hernández, en la localidad que hace 28 años gobierna la UCR.
Si bien, en lo formal, se trata de una “victoria radical”, lo cierto es que Fayad no responde linealmente a su partido. Ello no impidió que el candidato a gobernador de la UCR, Roberto Iglesias, se acercara al búnker del ganador, en el hotel Aconcagua. Pero el propio postulante admitió que no se “trasladará directamente este resultado al 23 de octubre”.
A principios de año, Fayad fue de los primeros intendentes mendocinos en hablar –y lograr más tarde– un desdoblamiento de los comicios municipales. Después de las recientes elecciones primarias, varios radicales se sumaron a esa idea para despegarse del 12% que cosechó Ricardo Alfonsín. Incluso Iglesias buscó sus alternativas y pensó sumar a otros presidenciables en su boleta. La semana pasada, su alianza con Eduardo Duhalde no logró durar ni 24 horas, por un escándalo del espacio del ex presidente provincial. Ahora busca “provincializar” la elección.
Por su parte, en San Carlos, el otro distrito mendocino donde ayer se eligieron autoridades, el intendente Jorge Difonso, del Partido Demócrata, superaba por el 47%, con un cuarto de mesas escrutadas, a sus contrincantes del peronismo y del radicalismo, que quedaba lejos en tercer lugar.

DEBATIERON LOS CANDIDATOS A LA INTEDENCIA DE CÓRDOBA CAPITAL
De cara a las elecciones del 18 de septiembre, los principales candidatos a intendente de

Córdoba debatieron por radio y TV. Participaron Héctor “Pichi” Campana (Unión por Córdoba), Esteban Dómina (Frente Cívico), el radical Ramón Mestre (foto) y Olga Riutort (Fuerza de la Gente).

BOUDOU, RANDAZZO Y BOSSIO VIAJARON A FESTEJAR EN TUCUMÁN

EN UN LENTO ESCRUTINIO, ALPEROVICH SE ASEGURABA SU TERCER MANDATO
La cantidad de candidatos y de listas acople dificultaba el recuento de votos. El gobernador ganaba cómodamente sobre el radical Cano y Bussi, de Fuerza Republicana
El gobernador de Tucumán y candidato del Frente para la Victoria, José Alperovich ganó anoche la elección provincial y así logró su re-reelección.
Al cierre de esta edición, el escrutinio se desarrollaba con lentitud. Con el 14,05% de las mesas escrutadas el mandatario lograba el 72,32% de los votos sobre su rival directo, el postulante del Acuerdo Cívico y Social, José Cano, quien se quedaba con el 12,07%. En tercer lugar se ubicaba el candidato de Fuerza Republicana (hijo del ex dictador y ex gobernador Domingo), Ricardo Bussi con el 3,68% de los votos, y detrás quedaba el también kirchnerista Partido Proyecto Popular, cuya nómina la encabezó la diputada Stella Maris Córdoba, con el 2,96%.
El lento conteo de los votos no fue impedimento para que Alperovich se proclame ganador, apenas pisaron la provincia los emisarios de la presidenta Cristina Kirchner. En un avión de la flota presidencial viajaron hasta

Tucumán el candidato a vicepresidente Amado Boudou, el ministro del Interior, Florencio Randazzo y el titular de la Anses, Diego Bossio. La cara que sorprendió a los tucumanos fue la del Manu Quieto, de la Mancha de Rolando, quien acompañó al ministro de Economía hasta la capital tucumana.


Cerca de las 22:30 y cuando recién se habían escrutado el 3% de las mesas, Alperovich salió a festejar junto a los funcionarios nacionales y a su vice en uso de licencia y candidato a vice ayer, el ministro de Salud Jorge Manzur. Y contó que Cristina Kirchner ya lo había llamado para felicitarlo.
Tras agradecer a los tucumanos que le brindaron un amplio respaldo, el mandatario sostuvo que “el cambio que se produjo en Tucumán se lo debemos a un amigo que hoy no está, a Néstor Kirchner”. Luego recordó: “De él me acuerdo cuando íbamos a los barrios y veíamos la pobreza y me decía te voy a ayudar”.
El ministro de Interior, Florencio Randazzo, destacó en diálogo con El Cronista TV el triunfo de Alperovich de quien señaló que “es un gobernador comprometido con el proyecto nacional”.
De remera negra y jeans, Boudou no se apartó del mensaje de agradecimiento y también destacó que el triunfo de Alperovich también es un “respaldo al proceso político de la Presidenta, que es un proceso para todos lo argentinos”.
De este modo, el mandatario logró la re-reelección para continuar en la gobernación hasta el 2015. La candidatura del mandatario estuvo envuelta en una polémica, ya que la Constitución que él mismo reformó en 2006 habilita al gobernador a ir sólo a una reelección. Tras una presentación de la oposición para impedir que vaya en busca de un tercer período, Alperovich argumentó que después del cambio constitucional estuvo un solo mandato, y por lo tanto no le impedía ser el candidato K. La Corte Suprema provincial, a la que él sumó tres nuevos jueces, avaló esta postura.
Según calcularon las autoridades provinciales, ayer votó más del 80% del padrón habilitado que fue de 1.014.067 ciudadanos.
A pesar de que Tucumán es la sexta provincia en importancia a nivel nacional, esta elección no se nacionalizó como ocurrió en el 2007. No obstante, la re-reelección de Alperovich se lee como otro previsible triunfo del kirchnerismo en el extenso calendario de elecciones. Eso quedó claro con la presencia en los festejos de los funcionarios nacionales, pero en especial de Boudou, quien viajó como candidato a vicepresidente y exhibiendo su flamante perfil político.
En Tucumán hubo una gran proliferación de candidatos, debido a las listas acople, tal la denominación provincial de las colectoras. Más de 18.000 tucumanos, por distintas listas, se postularon para competir por 347 cargos electivos.


EL RADICALISMO LOGRÓ UN CONTUNDENTE TRIUNFO EN LA CAPITAL MENDOCINA
Víctor Fayad lograba anoche su reelección como intendente de Mendoza, con cerca del 60% de los votos, y más de 40 puntos de ventaja sobre el candidato kirchnerista. En San Carlos, el triunfo fue para el demócrata Jorge Di Fonso también lograba la reelección, en medio de denuncias por irregularidades en los comicios
Crédito foto: Gentileza MdzolFayad, quien ocupa el cargo desde 2005, obtenía anoche más del 58 por ciento de los votos, frente al 13,48 que conseguía el candidato por el Frente para la Victoria(FpV), Eduardo Hernández, con el 66,12 por ciento de mesas escrutadas, según datos de la Junta Electoral provincial.
Mientras tanto, en San Carlos, Difonso también consiguió su reelección, al imponerse con el 47,8 por ciento de los sufragios frente al peronista Mario Guiñazú, que lograba esta noche el 36%, según los primeros cómputos oficiales.
Por detrás de Fayad y Hernández se ubicaron el socialista Alberto Montbrun, el demócrata Francisco García Gabrielli, con poco menos del 10 por ciento de los sufragios, y más lejos, el duhaldista Claudio Caballero (Unión Popular) en las elecciones de este domingo con la capital mendocina.
"Estamos renovando el compromiso en pos de mejorar la vida de la gente", celebró Fayad en su búnker de campaña, que agregó: "El pueblo nos acompañó".
El "Viti", que se aseguró su tercera intendencia en la capital mendocina, celebró el regreso de "los jóvenes a la política" y añadió: "Soñamos con una ciudad mejor".
La amplia victoria de Fayad de ayer domingo le permitió al radicalismo colocar cinco concejales en la Legislatura comunal, contra un edil del FpV.
Anoche, el diputado y candidato presidencial por Unión para el Desarrollo Social (UDESO), Ricardo Alfonsín, envió un saludo de felicitación al intendente, por intermedio de la red social Twitter.
"Un abrazo a Víctor Fayad y los radicales de la ciudad de Mendoza, que seguirán gobernando la ciudad con enorme respaldo de los vecinos", expresó el postulante nacional.
Las elecciones comenzaron con demoras y quejas porque algunas urnas no tenían fajas oficiales.
En la escuela Daniel Videla Correas, las urnas de las mesas 283 y 284 llegaron desdela Junta Electoralsin la faja oficial, situación que generó malestar y demoras en el inicio del escrutinio en ese establecimiento.
Uno de los presidentes de mesa decidió no iniciar los comicios hasta que fue solucionado el tema, mientras que otro titular de mesa optó sellar la urna con una hoja de papel, la que hizo firmar por todas las autoridades, medida que fue considerada como legal porla Junta Electoral.
En San Carlos, el otro municipio en el que se desdoblaron las elecciones para intendente en Mendoza, opositores del intendente Difonso, del Partido Demócrata, denunciaron que en la comuna se entregaban a los extranjeros un certificado que los autorizaba a votar y que les daban una boleta del oficialismo.
En ese departamento, Difonso lograba renovar su mandato con el 47,8 por ciento de los votos, al vencer por más de 10 puntos a su principal rival, Guiñazú. Muy lejos quedaron los radicales.

TUCUMÁN: CON AMPLIA VENTAJA, ALPEROVICH LOGRÓ SU SEGUNDA REELECCIÓN
El candidato del kirchnerismo y actual gobernador, se impone con abultado margen y mantiene así la administración provincial por cuatro años más, en un muy lento escrutinio. Juan Manzur, compañero de fórmula, reveló que votó el 80% del padrón
Con el 76 por ciento de las mesas escrutadas (2124 sobresobre un total de 3040) el actual mandatario obtenía su tercer período consecutivo al frente de la administración provincial al conseguir el 70.55 por ciento de los votos, seguido por el radical José Cano con el 14.30 por ciento.
Alperovich celebró anoche en la Casa de Gobierno provincial, junto a su compañero de fórmula, el ministro de Salud dela Nación, Juan Manzur, y su esposa, la senadora nacional justicialista por Tucumán, Beatriz Rojkes.
A su lado también estuvieron los ministros del Interior, Florencio Randazzo; y de Economía, Amado Boudou, que arribaron anoche a Tucumán para acompañar al gobernador kirchnerista.
El oficialismo local esperaba repetir el porcentaje de votos obtenido en el 2007, cuando sacó el 78 por ciento.
En la otra vereda, Cano reconoció la derrota, pero cuestionó al oficialismo provincial y dijo que la "calidad institucional es nula" en Tucumán.
En sus primeras declaraciones tras los comicios, el radical subrayó que en la provincia existe una "deuda" institucional en cuanto al sistema de votación y reclamó la implementación del voto electrónico o la boleta única.
Cano, quien compitió por la gobernación junto al agrodiputado Juan Casañas, denunció un marcado sistema "clientelar" antes de las elecciones y remarcó: "Quizás no sea un delito, pero hay una cuestión moral y ética que dice que no se puede seguir con esta clase de prácticas".
El escrutinio provincial fue lento y tuvo que ver con la gran cantidad de listas y de candidatos a cargos legislativos como consecuencia del sistema electoral conocido como acople.
Por ejemplo, el actual mandatario recibió los votos de 87 partidos acoplados, situación que determinó el retraso del conteo.
Según los números del escrutinio, en tercer lugar se ubicaba el postulante de Fuerza Republicana, Ricardo Bussi, con el 3,29 por ciento, seguido por la kirchnerista del Partido Proyecto Popular, Stella Maris Córdoba, con el 3,01 por ciento.
El actual mandatario pudo ser re-reelegido ayer domingo gracias a una polémica cláusula incorporada en la Constitución durante la reforma de febrero de 2006, que fija un tope de hasta dos períodos de gobierno consecutivos, pero a contar a partir de 2007, cuando el mandatario obtuvo su segundo período de gobierno.
"La impresión es que el pueblo tucumano no quiere volver atrás, no quiere mirar al pasado, quiere un Tucumán mejor y se logra con este proyecto del gobierno nacional", dijo Manzur en declaraciones a la prensa.
En el radicalismo, en tanto, esperaban poder descontar el número de escaños que el sector que responde a Alperovich posee enla Legislatura local.
Según estimaciones del radicalismo ,la UCR espera quedarse con 6 o 7 bancas en la Legislatura provincial, es decir, que sumaría 4 o 5 escaños a las 2 que posee actualmente.
La fórmula que encabeza Cano, que fue por el Acuerdo Cívico y Social, y en la última semana contó con el apoyo del candidato presidencial de UDESO, Ricardo Alfonsín.
El bussismo, en tanto, se presentó dividido, ya que el legislador Ricardo Bussi volvió a pelear porla Gobernaciónpor el partido Fuerza Republicana, mientras que su hermano –también diputado provincial- Luis José Bussi se postuló a gobernador por el Partido Republicano Fundacional.
En toda la provincia se habilitaron 3040 mesas, en una contienda en la que se renovaron los mandatos de 370 cargos públicos electivos: gobernador y vicegobernador, 49 legisladores (19 por la Capital, 12 por el Este y 18 por el Oeste), 19 intendentes, 184 concejales y 93 comisionados rurales, mientras que alrededor de 18.100 ciudadanos se presentan como candidatos.
El presidente de la Junta Electoral Provincial de Tucumán, Antonio Estofán, destacó que no hubo irregularidades ni denuncias graves en los comicios locales.
En tanto, Manzur reveló que la participación rondó el 80 por ciento del padrón.

ALFONSÍN DIJO QUE EL NUEVO SALARIO MÍNIMO INDICA 'QUE LA INFLACIÓN NO ES DEL 7%'
El candidato presidencial de la Unión para el Desarrollo Social aseguró que el incremento del 25% fue realizado "en función de la inflación real, la que sienten y sufren los trabajadores". Expresó además su preocupación por quienes trabajan en negro y "no se ven alcanzados por estos aumentos"

Crédito foto: NATras el acuerdo entre el Gobierno y los representantes patronales y sindicales para establecer el salario mínimo vital y móvil en $2.300, Ricardo Alfonsín señaló: “Lo que queda claro es que la inflación no es del 7%. Se aumentó en función de la inflación real, la que sienten y sufren los trabajadores".


En esa línea, el radical consideró: “Al mismo tiempo me preocupa también la situación de quienes se encuentran trabajando en negro, porque no se ven alcanzados por este tipo de aumentos. Son muchos los argentinos, más del 30 %, que todavía trabajan en negro. A pesar de tantos años de crecimiento no hemos logrado mejorar el nivel de los trabajadores en negro enla Argentina”.
“Me preocupa mucho que el gobierno no quiera controlar la inflación, y más aún el hecho de que si quisiera atacar este problema no saben cómo hacerlo”, indicó el actual diputado nacional en declaraciones radiales.
En el mismo sentido, el postulante presidencial dela Uniónpara el Desarrollo Social consideró: "Aún estamos a tiempo de detener la inflación, generar más confianza y defender el trabajo de todos los trabajadores. Para ello, primero hay que reconocer la inflación, luego, además de reconocerla hay que comprenderla como un problema, y después hay que fijar pautas graduales para terminar con la inflación”.
Para concluir, Alfonsín remarcó que “la inflación afecta de manera directa la calidad del poder adquisitivo, y también afecta de manera indirecta, al introducir un ingrediente de incertidumbre que conspira contra las inversiones y el trabajo".


FAYAD GANÓ CON EL 57% EN MENDOZA

El intendente radical retuvo el gobierno de la capital provincial; le sacó 40 puntos al kirchnerismo


Por Pedro Cifuentes
MENDOZA.- En un día soleado y sin incidente alguno, la ciudad de Mendoza reeligió ayer por abrumadora mayoría al radical Víctor Fayad como intendente para los próximos cuatro años.
Para Fayad, que con el 95% de las mesas escrutadas sumó un 57,10% de los votos emitidos, será su tercer mandato como jefe de gobierno municipal, tras haber gobernado la ciudad entre 1987 y 1991 y desde 2007 hasta hoy.
El segundo candidato con mayor apoyo popular, el justicialista Eduardo Hernández, cosechó el 14,75% de los sufragios, una cifra muy alejada del importante triunfo alcanzado por el Frente para la Victoria en la provincia en las recientes elecciones primarias.
En tercer lugar, con un 10%, se situaba la lista encabezada por Alberto Montbrun, cuya austera pero eficaz campaña recibió un fuerte apoyo del socialismo nacional, que incluyó la presencia del gobernador santafecino y candidato presidencial del Frente Amplio Progresista, Hermes Binner, en el acto de cierre de campaña.
La amplia victoria de Fayad le permitió a la UCR conseguir cinco concejales de los seis que se renovaban ayer, mientras que el peronismo alcanzó el sillón restante. Aproximadamente 100.000 personas componían el padrón electoral para la jornada de ayer.
Fayad, representante del radicalismo tradicional mendocino, que ha gobernado la ciudad durante los últimos 28 años, decidió en mayo pasado desligarse de la lucha electoral nacional y separar los comicios municipales de los generales. Ese camino es el que quieren imitar otros jefes comunales mendocinos, tras el magro resultado cosechado por el candidato presidencial de Udeso, Ricardo Alfonsín, en las primarias de dos semanas atrás.
El intendente de Mendoza, que en los últimos años lideró el índice de municipios más prósperos del país, presentó como atributos principales la trabajada reputación de la capital del vino como ciudad limpia, la construcción de obras urbanas destacadas y sus excelentes relaciones con la Casa Rosada (traducidas en cuantiosas subvenciones federales a proyectos locales), a pesar de su férrea militancia radical.
Imagen pública
El elevado porcentaje de votos cosechados avala una imagen pública relativamente sana, que no ha dañado demasiado su fama de hombre autoritario, protagonista de choques sonados con diversos sectores socioeconómicos (limpiavidrios, motoqueros o vecinos de la sexta sección, por ejemplo).
Las quejas de la oposición sobre el "olvido" de algunos barrios desfavorecidos del oeste de la ciudad y la necesidad de "renovar" la municipalidad encontraron escaso eco en el electorado local, que mostró un comportamiento marcadamente diferente en las dos consultas electorales celebradas en apenas quince días.
En las primarias del 14 de agosto, Cristina Kirchner obtuvo el 46,92% de los votos de la provincia, pero en la ciudad de Mendoza su caudal se redujo al 29,85%.
Ayer se celebraron, asimismo, elecciones municipales en la localidad de San Carlos, valle de Uco, el corazón de la resistencia a los diversos proyectos mineros planificados (y posteriormente rechazados por presión popular) en los últimos años dentro de la provincia. El actual intendente, el demócrata Jorge Difonso (apoyado entre otras fuerzas por el Pro y la Coalición Cívica), presentaba ayer una ventaja holgada (50%) frente al ex jefe comunal justicialista Mario Guiñazú (36%) con un tercio de los votos escrutados. Muy por detrás, en tercera posición, se encontraba la lista del radicalismo encabezada por Luis Della Gáspera. Difonso se ha convertido en los últimos años en un referente de la lucha antiminera que polariza el debate politico en la region.

LA OPOSICIÓN SE CONSUELA CON CONTROLAR AL GOBERNADOR
SAN MIGUEL DE TUCUMAN (De un enviado especial).- Ni las visitas ilustres, ni la unidad con fuerzas afines, ni el último esfuerzo en logística y recursos alcanzaron para evitar la dura y previsible derrota. El senador radical José Cano llegó a esta elección con el apoyo del presidente del partido Ernesto Sanz y el del candidato a presidente, Ricardo Alfonsín, que estuvieron en el cierre de campaña y lo alentaron a dar batalla contra el gobernador José Alperovich. También los macristas Miguel Del Sel y Gabriela Michetti pasaron por aquí para sumar votos para su candidatura, que obtenía el segundo lugar, pero muy lejos del gobernador reelecto.
Al cierre de esta edición, y al margen de sus duras críticas a la transparencia del comicio, el dirigente radical se esperanzaba con alcanzar el 20 por ciento de los votos, "un piso desde el cual se consolida el crecimiento de la UCR en la provincia", dijo. También había conformidad por aumentar a siete la representación de la UCR en la Legislatura provincial, que hasta ayer era de sólo dos diputados sobre 49.
Cano y sus dirigentes de confianza repetían que el Acuerdo Cívico y Social, que aquí sigue unido y que incluyó también al macrismo, "se mantendrá para darles una alternativa a los tucumanos".
Por la mañana, Cano fue a votar con sus reclamos a cuestas. "Tenemos cero calidad institucional en la provincia, y los comicios distan mucho de ser transparentes", disparó el senador radical. Recordó que la noche anterior partidarios del gobernador Alperovich habían repartido 60.000 bolsas con comida en el municipio de Las Talitas.
De inmediato, y en consonancia con los reclamos de la oposición a nivel nacional, Cano pidió la implementación del voto electrónico y la boleta única en Tucumán para los próximos comicios. "El gobierno tucumano se acostumbró a manejar el Poder Legislativo y el Judicial, a no tener controles. Eso tiene que cambiar", destacó.
Conocidos los primeros resultados, los radicales intentaban mostrarse satisfechos. "Somos la oposición al gobierno", repetían dirigentes cercanos a Cano. Recordaban que en 2007 el radicalismo apenas superó el 3% de los votos y que el senador ganó su banca con el 17% hace dos años. "Estamos consolidando un espacio, la elección se polarizó", afirmó el diputado y candidato a vicegobernador, Juan Casañas. "Fue la elección de la dignidad frente a los votos comprados", agregó José Ascárate, candidato a intendente por esta capital.
"Los resultados no cambian las convicciones", reafirmó Cano, al llegar a la sede de la calle Catamarca para reunirse con sus partidarios. Desde la Coalición Cívica, el socialismo y Pro, aliados en estos comicios, coincidían en las críticas al sistema, y reafirmaban la vocación por mantenerse unidos.
"El sistema electoral es un mamarracho total. La idea de Pro es seguir unidos con el radicalismo para ponerle límites al gobierno", afirmó Pablo Walter, ex senador por Tucumán.
"Voy a ser gobernador de esta provincia porque Alperovich no va a gobernar para siempre. Será en la próxima", afirmó Cano a LA NACION.




EL GOBERNADOR KIRCHNERISTA DE TUCUMAN CONSIGUIO SU TERCER MANDATO CON EL 73 POR CIENTO DE LOS VOTOS
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje