Página principal

Algunas propuestas para organizar de forma cooperativa el aprendizaje en el aula


Descargar 202.95 Kb.
Página1/9
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño202.95 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9


EL APRENDIZAJE COOPERATIVO

Algunas propuestas para organizar de forma cooperativa el aprendizaje en el aula


Documento de Trabajo
Pere Pujolàs Maset.

LABORATORIO DE PSICOPEDAGOGÍA. Universidad de Vic

Zaragoza. Noviembre de 2002

Índice


Algunas propuestas para organizar de forma cooperativa el aprendizaje en el aula 1

Índice 2


Presentación 3

1.- La estructuración cooperativa del aprendizaje y los equipos de aprendizaje cooperativo 5

2.- Algunas técnicas de aprendizaje cooperativo 8

3.- Los Equipos de Aprendizaje Cooperativo: Algunas propuestas para organizar de forma cooperativa el aprendizaje en el aula 15

3.1 El agrupamiento de los alumnos en distintas formas de equipos, fundamentalmente heterogéneos 15

3.2 La interdependencia positiva entre los miembros de un equipo 17

3.2.1 Tipos de interdependencia 17

3.2.2 Cómo incrementar la interdependencia positiva de finalidades: adaptación de la técnica de trabajo cooperativo conocida con las siglas TAI 19

3.2.3 Cómo fomentar la interdependencia positiva de tareas: adaptación de la técnica de trabajo cooperativo conocida con las siglas GI 23

PROYECTO DE EQUIPO 24

3.2.4 Cómo fomentar la interdependencia positiva de recursos: adaptación de la técnica de trabajo cooperativo conocida con el nombre de “Rompecabezas” 26

3.3 Interacción estimulante cara a cara 27

3.4 La responsabilidad individual y el compromiso personal 27

3.5 Las habilidades sociales y de pequeño grupo 29

3.5.1 Cómo incrementar la interdependencia positiva de roles en los equipos de base 29

3.6 Igualdad de oportunidades para el éxito 32

3.7 La revisión periódica del equipo y el establecimiento de objetivos de mejora 33

Para terminar... 35

Referencias Bibliográficas 36




Presentación

Últimamente se habla mucho de aprendizaje cooperativo en la escuela, como un recurso o estrategia para atender la diversidad. De todas formas, el aprendizaje cooperativo, en la escuela, no es algo nuevo. En muchas escuelas unitarias se practicaba y se sigue practicando desde hace mucho tiempo: unos alumnos -generalmente los mayores o más avanzados- enseñan a los demás -generalmente los más pequeños o menos avanzados-. Ovejero (1990) recuerda que Commenius, pedagogo del siglo XVII (1592-1670), creía firmemente que los estudiantes se beneficiarían tanto de enseñar a otros estudiantes como de ser enseñados por ellos. Y en el siglo XVIII, Joseph Lancaster y Andrew Bell utilizaron en Inglaterra los grupos de aprendizaje cooperativo que más tarde exportaron a Estados Unidos. Esta tradición, en este último país, fue continuada por Francis Parker -que popularizó el aprendizaje cooperativo hasta el extremo que se unieron a este movimiento cooperativo más de 30.000 profesores (según Campbell, 1965, citado por Ovejero, 1990)- y por John Dewey, quien introdujo el aprendizaje cooperativo como un elemento esencial de su modelo de instrucción democrática.

Sin embargo, continúa explicando Ovejero (1990), a finales de los años 30, en Estados Unidos, fue la competición individual -y, con ella, la que más adelante describiré como una estructura de aprendizaje competitiva- la que comenzó a destacar y a predominar en las escuelas de aquel país, "de forma que durante los últimos 50 años en los EE.UU. y en general en todo el mundo occidental la escuela no ha reflejado sino un exagerado énfasis en el aprendizaje competitivo e individualista, olvidando casi totalmente el cooperativo, que no ocupa, en cifras de Johnson, sino un 7 % del tiempo escolar total." (Ovejero, 1990, p. 156).

Finalmente, hacia medianos de los años 70, también en EE.UU., resurge de nuevo el interés por el aprendizaje cooperativo, de la mano de investigadores como los hermanos David y Roger Johnson y sus colaboradores en el Cooperative Learning Center de la Universidad de Minnesota, en Minneapolis; Elliott Aronson -creador de la famosa técnica de aprendizaje cooperativo conocida como "Jigsaw" (rompecabezas)- en la Universidad de Santa Cruz (California); y Robert Slavin, de la Johns Hopkins University, por citar sólo los más conocidos en nuestro país.

Para hacernos una primera idea de lo que significa el aprendizaje cooperativo en la escuela puede servirnos el siguiente texto:

En las situaciones escolares, las relaciones con los compañeros pueden ser estructuradas para crear una interdependencia importante a través del aprendizaje cooperativo. En las situaciones de aprendizaje cooperativo, los estudiantes experimentan sentimientos de pertenencia, de aceptación y de apoyo; y las habilidades y los roles sociales requeridos para mantener unas relaciones interdependientes pueden ser enseñadas y practicadas. A través de repetidas experiencias cooperativas, los estudiantes pueden hacerse sensibles a qué conductas esperan los otros de ellos y aprender las habilidades necesarias para responder a tales expectativas. Haciéndose mutuamente responsables de la conducta social apropiada, los estudiantes pueden influir fuertemente en los valores que internalizan y el autocontrol que desarrollan. Es a través de la pertenencia a una serie de relaciones cooperativas que los valores son aprendidos e internalizados y la sensibilidad social y la autonomía son desarrolladas. Es a través de una interacción cooperativa prolongada con otras personas que tienen lugar un sano desarrollo social, con un balance general de confianza más bien que de desconfianza en las otras personas, la capacidad de ver las situaciones y los problemas desde una variedad de perspectivas, un significativo sentido de dirección y propósito en la vida, un conocimiento de la interdependencia mutua con otras personas, y un sentido integrado y coherente de la identidad personal (Johnson y Johnson, 1987, citado por Ovejero, 1990, pp. 154-155).

En este documento, en el primer apartado describiré las tres formas fundamentales en que puede organizarse la estructura de aprendizaje (una organización individualista, competitiva y cooperativa), así como una breve definición o descripción de lo que es el aprendizaje cooperativo. En el segundo apartado presentaré algunas técnicas de aprendizaje cooperativo y, finalmente, en el tercer apartado, presentaré algunas propuestas prácticas para organizar de forma cooperativa el aprendizaje en el aula, de modo que puedan aprender juntos alumnos diferentes.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje