Página principal

Advanced Placement Spanish


Descargar 270.62 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño270.62 Kb.
1   2   3

RIMA IV "No digáis que agotado su tesoro"

No digáis que, agotado su tesoro,

de asuntos falta, enmudeció la lira;

podrá no haber poetas; pero siempre



habrá poesía.
Mientras las ondas de la luz al beso

palpiten encendidas,



mientras el sol las desgarradas nubes

de fuego y oro vista,


mientras el aire en su regazo lleve

perfumes y armonías,



mientras haya en el mundo primavera,

¡habrá poesía!
Mientras la ciencia a descubrir no alcance

las fuentes de la vida,

y en el mar o en el cielo haya un abismo

que al cálculo resista,


mientras la Humanidad siempre avanzando

no sepa a dó camina,



mientras haya un misterio para el hombre,

¡habrá poesía!
Mientras se sienta que se ríe el alma,

sin que los labios rían;



mientras se llore, sin que el llanto acuda

a nublar la pupila;



mientras el corazón y la cabeza

batallando prosigan,



mientras haya esperanzas y recuerdos,

¡habrá poesía!


Mientras haya unos ojos que reflejen

los ojos que los miran,



mientras responda el labio suspirando

al labio que suspira,


mientras sentirse puedan en un beso

dos almas confundidas,



mientras exista una mujer hermosa,

¡habrá poesía!

RIMA XXXVIII ¡Los suspiros son aire y van al aire!




¡Los suspiros son aire y van al aire!
¡Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer: cuando el amor se olvida
¿sabes tú a dónde va?

RIMA XXI ¿Qué es poesía?, dices mientras

¿Qué es poesía?, dices mientras
clavas en mi pupila tu pupila azul.
¡Qué es poesía! ¿Y tú me lo preguntas? Poesía... eres tú.

RIMA XI "Yo soy ardiente, yo soy morena"


—Yo soy ardiente, yo soy morena,
yo soy el símbolo de la pasión,
de ansia de goces mi alma está llena.
¿A mí me buscas? — No es a ti, no.

—Mi frente es pálida, mis trenzas, de oro:


puedo brindarte dichas sin fin,
yo de ternuras guardo un tesoro.
¿A mí me llamas? — No, no es a ti.

—Yo soy un sueño, un imposible,


vano fantasma de niebla y luz;
soy incorpórea, soy intangible:
no puedo amarte. — ¡Oh ven; ven tú!

RIMA XXX Asomaba a sus ojos una lágrima

Asomaba a sus ojos una lágrima


y a mi labio una frase de perdón.
Habló el orgullo y se enjugó su llanto,
y la frase en mis labios expiró.

Yo voy por un camino; ella, por otro;


pero al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: ¿por qué callé aquel día?,
y ella dirá: ¿por qué no lloré yo?

RIMA LXXVII Dices que tienes corazón, y sólo

Dices que tienes corazón, y sólo


lo dices porque sientes sus latidos;
eso no es corazón... es una máquina
que al compás que se mueve hace ruido.

RIMA LIII "Volverán las oscuras golondrinas"



Volverán las oscuras golondrinas

en tu balcón sus nidos a colgar,

y, otra vez, con el ala a sus cristales

jugando llamarán;


pero aquéllas que el vuelo refrenaban

tu hermosura y mi dicha al contemplar,

aquéllas que aprendieron nuestros nombres...

ésas... ¡no volverán!


Volverán las tupidas madreselvas

de tu jardín las tapias a escalar,

y otra vez a la tarde, aun más hermosas,

sus flores se abrirán;


pero aquéllas, cuajadas de rocío,

cuyas gotas mirábamos temblar

y caer, como lágrimas del día...

ésas... ¡no volverán!


Volverán del amor en tus oídos

las palabras ardientes a sonar;

tu corazón, de su profundo sueño

tal vez despertará;

pero mudo y absorto y de rodillas,

como se adora a Dios ante su altar,

como yo te he querido..., desengáñate:

¡así no te querrán!



RIMA X Los invisibles átomos del aire





Los invisibles átomos del aire
en derredor palpitan y se inflaman,
el cielo se deshace en rayos de oro,
la tierra se estremece alborozada.

Oigo flotando en olas de armonías


rumor de besos y batir de alas,
mis párpados se cierran... ¿Qué sucede?
— ¡Es el amor que pasa!

The viewless atoms of the air

around me palpitate and burn,

all heaven dissolves in gold, and earth

quivers with new-found joy.


Floating on waves of harmony I hear

a stir of kisses, and a sweep of wings;

mine eyelids close—"What pageant nears?"

“‘It’s Love that passes by!"


RIMA LXV Llegó la noche y no encontré un asilo,

Llegó la noche y no encontré un asilo,


¡y tuve sed!... Mis lágrimas bebí
¡y tuve hambre! ¡Los hinchados ojos
cerré para morir!

¿Estaba en un desierto? Aunque a mi oído

de las turbas llegaba el ronco hervir,
yo era huérfano y pobre... ¡El mundo estaba

desierto... para mí!!


RIMA XXIII Por una mirada, un mundo


Por una mirada, un mundo;

Por una sonrisa, un cielo;

Por un beso... ¡yo no sé

Qué te diera por un beso!

José Martí Cuba


“Yo soy un hombre sincero” A Sincere Man Am I


Versos sencillos


Yo soy un hombre sincero

de donde crece la palma,

y antes de morirme quiero

echar mis versos del alma.


Yo vengo de todas partes,

y hacia todas partes voy:

arte soy entre las artes,

en los montes, monte soy.


Yo sé los nombres extraños

de las yerbas y las flores,

y de mortales engaños,

y de sublimes dolores.


Yo he visto en la noche oscura

llover sobre mi cabeza

los rayos de lumbre pura

de la divina belleza.


Alas nacer vi en los hombros

de las mujeres hermosas:

y salir de los escombros,

volando las mariposas.


He visto vivir a un hombre

con el puñal al costado,

sin decir jamás el nombre

de aquella que lo ha matado.


Rápida, como un reflejo,

dos veces vi el alma, dos:

cuando murió el pobre viejo,

cuando ella me dijo adiós.


Temblé una vez – en la reja,

a la entrada de la viña,–

cuando la bárbara abeja

picó en la frente a mi niña.


Gocé una vez, de tal suerte

que gocé cual nunca: – cuando

la sentencia de mi muerte

leyó el alcalde llorando.


Oigo un suspiro, a través

de las tierras y la mar,

y no es un suspiro,– es

que mi hijo va a despertar.


Si dicen que del joyero

tomé la joya mejor,

tomo a un amigo sincero

y pongo a un lado el amor.


Yo he visto al águila herida

volar al azul sereno,

y morir en su guarida

la víbora del veneno.


Yo sé bien que cuando el mundo

cede, lívido, al descanso,

sobre el silencio profundo

murmura el arroyo manso.


Yo he puesto la mano osada,

de horror y júbilo yerta,

sobre la estrella apagada

que cayó frente a mi puerta.


Oculto en mi pecho bravo

la pena que me lo hiere:

el hijo de un pueblo esclavo

vive por él, calla y muere.

Todo es hermoso y constante,

todo es música y razón,

y todo, como el diamante,

antes que luz es carbón.


Yo sé que el necio se entierra

con gran lujo y con gran llanto.

y que no hay fruta en la tierra

como la del camposanto.


Callo, y entiendo, y me quito

la pompa del rimador:

cuelgo de un árbol marchito

mi muceta de doctor.




A sincere man am I

From the land where palm trees grow,

And I want before I die

My soul's verses to bestow.


I'm a traveler to all parts,

And a newcomer to none:

I am art among the arts,

With the mountains I am one.


I know how to name and class

All the strange flowers that grow;

I know every blade of grass,

Fatal lie and sublime woe.


I have seen through dead of night

Upon my head softly fall,

Rays formed of the purest light

From beauty celestial.


I have seen wings that were surging

From beautiful women's shoulders,

And seen butterflies emerging

From the refuse heap that moulders.


I have known a man to live

With a dagger at his side,

And never once the name give

Of she by whose hand he died.


Twice, for an instant, did I

My soul's reflection espy:

Twice: when my poor father died

And when she bade me good-bye.


I trembled once, when I flung

The vineyard gate, and to my dread,

The wicked hornet had stung

My little girl on the forehead.


I rejoiced once and felt lucky

The day that my jailer came

To read the death warrant to me

That bore his tears and my name.


I hear a sigh across the earth,

I hear a sigh over the deep:

It is no sign reaching my hearth,

But my son waking from sleep.


If they say I have obtained

The pick of the jeweler’s trove,

A good friend is what I've gained

And I have put aside love.


I have seen across the skies

A wounded eagle still flying;

I know the cubby where lies

The snake of its venom dying.


I know that the world is weak

And must soon fall to the ground,

Then the gentle brook will speak

Above the quiet profound.


While trembling with joy and dread,

I have touched with hand so bold

A once-bright star that fell dead

From heaven at my threshold.


On my brave heart is engraved

The sorrow hidden from all eyes:

The son of a land enslaved,

Lives for it, suffers and dies.

All is beautiful and right,

All is as music and reason;

And all, like diamonds, is light

That was coal before its season.


I know when fools are laid to rest

Honor and tears will abound,

And that of all fruits, the best

Is left to rot in holy ground.


Without a word, the pompous muse

I've set aside, and understood:

From a withered branch, I choose

To hang my doctoral hood.


Dos Patrias”




Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche.

¿O son una las dos? No bien retira

su majestad el sol, con largos velos

y un clavel en la mano, silenciosa

Cuba cual viuda triste me aparece.

¡Yo sé cuál es ese clavel sangriento

Que en la mano le tiembla! Está vacío

mi pecho, destrozado está y vacío


En donde estaba el corazón. Ya es hora

de empezar a morir. La noche es buena

para decir adiós. La luz estorba

y la palabra humana. El universo

habla mejor que el hombre.

cual bandera

que invita a batallar, la llama roja

de la vela flamea. Las ventanas

abro, ya estrecho en mí. Muda, rompiendo

las hojas del clavel, como una nube

que enturbia el cielo, Cuba, viuda, pasa...


I have two countries: Cuba and the night.

Or are both one? No sooner does the sun

Withdraw its majesty than Cuba,

With long veils and holding a carnation,

Appears as a sad and silent widow.

I know about that bloodstained carnation

That trembles in her hand! My breast

Is empty, destroyed and empty


Where the heart lay. Now is the time

To commence dying. Night is a good time

To say farewell. Light is a hindrance

As is the human word. The universe

Talks better than man.

Like a flag

That calls to battle, the candle’s

Red flame flutters. I feel a closeness

And open windows. Crushing the

carnation’s petals silently, widowed Cuba passes by like a cloud that dims the heavens…



Antonio Machado España



Soledades (1903)


He andado muchos caminos”



II

He andado muchos caminos,

he abierto muchas veredas;

he navegado en cien mares,

y atracado en cien riberas.

En todas partes he visto

caravanas de tristeza,

soberbios y melancólicos

borrachos de sombra negra,

y pedantones al paño

que miran, callan, y piensan

que saben, porque no beben

el vino de las tabernas.

Mala gente que camina

y va apestando la tierra...

Y en todas partes he visto

gentes que danzan o juegan,

cuando pueden, y laboran

sus cuatro palmos de tierra.

Nunca, si llegan a un sitio,

preguntan a dónde llegan.

Cuando caminan, cabalgan

a lomos de mula vieja,

y no conocen la prisa

ni aun en los días de fiesta.

Donde hay vino, beben vino;

donde no hay vino, agua fresca.

Son buenas gentes que viven,

laboran, pasan y sueñan,

y en un día como tantos,

descansan bajo la tierra.



I Have Walked Down Many Roads

II

I have walked down many roads

and cleared many paths;

I have navigated a hundred oceans

and anchored off a hundred shores.

All over, I have seen

caravans of sadness,

pompous and melancholy men

drunk with black shadows,

and defrocked pedants

who stare, keep quiet, and think

they know, because they don’t

drink wine in the neighborhood bars.

Bad people who go around

polluting the earth...

And all over, I have seen

people who dance or play,

when they can, and work

their four handfuls of land.

If they turn up someplace,

they never ask where they are.

When they travel, they ride

on the backs of old mules,

and don’t know how to hurry,

not even on holidays.

When there’s wine, they drink wine;

when there’s no wine, they drink cool water.

These are good people, who live,

work, get by, and dream;

and on a day like all the others

they lie down under the earth.



Galerías XXV “La primavera besaba”

II

La primavera besaba


suavemente la arboleda,
y el verde nuevo brotaba
como una verde humareda.
      Las nubes iban pasando
sobre el campo juvenil...
Yo vi en las hojas temblando
las frescas lluvias de abril.
      Bajo ese almendro florido,
todo cargado de flor
—recordé—, yo he maldecido
mi juventud sin amor.
      Hoy, en mitad de la vida,
me he parado a meditar...
¡Juventud nunca vivida,
quién te volviera a soñar!

PROVERBIOS Y CANTARES – XXIX

Caminante, son tus huellas el camino, y nada más; caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante, no hay camino, sino estelas en la mar.

Walker, your footsteps are the road, and nothing more. Walker, there is no road; the road is made by walking. Walking you make the road, and turning to look behind you see the path you never again will step upon. Walker, there is no road; only foam trails on the sea.

Ruben Dario Nicaragua



Canción de otoño en primavera

¡Juventud, divino tesoro,

ya te vas para no volver!

Cuando quiero llorar, no lloro,

y a veces lloro sin querer...
Plural ha sido la celeste

historia de mi corazón.

Era una dulce niña en este

mundo de duelo y aflicción.


Miraba como el alba pura,

sonreía como una flor.

Era su cabellera oscura,

hecha de noche y de dolor.


Yo era tímido como un niño;

ella, naturalmente, fue

para mi amor hecho de armiño,

Herodías y Salomé...


¡Juventud, divino tesoro,

ya te vas para no volver!

Cuando quiero llorar, no lloro,

y a veces lloro sin querer...


La otra fue más sensitiva,

y más consoladora y más

halagadora y expresiva,

cual no pensé encontrar jamás.


Pues a su continua ternura

una pasión violenta unía.

En un peplo de gasa pura

una bacante se envolvía...


En sus brazos tomó mi ensueño

y lo arrulló como a un bebé...

Y le mató, triste y pequeño,

falto de luz, falto de fe...


¡Juventud divino tesoro,

te fuiste para no volver!

Cuando quiero llorar, no lloro,

y a veces lloro sin querer...


Otra juzgó que era mi boca

el estuche de su pasión;

y que me roería, loca,

con sus dientes el corazón,


poniendo en un amor de exceso

la mira de su voluntad,

mientras eran abrazo y beso

síntesis de la eternidad;


y de nuestra carne ligera

imaginar siempre un Edén,

sin pensar que la Primavera

y la carne acaban también...


¡Juventud, divino tesoro,

ya te vas para no volver!

Cuando quiero llorar, no lloro,

y a veces lloro sin querer...


¡Y las demás! En tantos climas,

en tantas tierras, siempre son,

si no pretextos de mis rimas,

fantasmas de mi corazón.

En vano busqué a la princesa

que estaba triste de esperar.

La vida es dura. Amarga y pesa.

¡Ya no hay princesa que cantar!


Mas, a pesar del tiempo terco,

mi sed de amor no tiene fin;

con el cabello gris me acerco

a los rosales del jardín...


¡Juventud, divino tesoro,

ya te vas para no volver!

Cuando quiero llorar, no lloro,

y a veces lloro sin querer...


¡Mas es mía el Alba de oro!



Song of Autumn in the Springtime
Youth, treasure only gods may keep,

Fleeting from me forever now!

I cannot, when I wish to, weep,

And often cry I know not how….


My heart's celestial histories,

So countless were, could not be told.-

She was a tender child, in this

World of affliction manifold.


She seemed a dawn of pure delight;

She smiled as the flowers after rain;

Her stresses were like to the night

Fashioned of darkness and pain.


I was timid and childlike shy.

I could not but have been this way:

She, to my love chaste as the sky,

Was Herodias and Salomé….


Youth, treasure only gods may keep,

Fleeting from me forever now!

I cannot, when I wish to, weep,

And often cry I know not how….


The other was more sensitive,

More quieting and loving-kind,

With greater will to love and live

Than I ever had hoped to find.


For with her grace of tenderness

A violence of love she had:

In a peplo of loveliness

Was hid a Maenad passion mad….


In her arms she took my dream

and it sang to sleep like a baby...

And she killed it, sad and small,

lack of light, lack of faith...


Youth, treasure only gods may keep,

Fleeting from me forever now!

I cannot, when I wish to, weep,

And often cry I know not how….


Another fancied my lips were

A casket wrought to hold her love;

And wildly with the teeth of her

To gnaw my very heart she strove.


She willed all passionate excess;

She was a flame of love for me;

She made each arduous caress

Synthesis of eternity.


She deemed our flesh a deathless thing,

And on desire an Eden reared,

Forgetting that the flowers of Spring

And of the flesh so soon are seared….


Youth, treasure only gods may keep,

Fleeting from me forever now!

I cannot, when I wish to, weep,

And often cry I know not how….


And the others! In many climes,

In so many lands, ever were

Merely the pretext for my rhymes,

Or heart-born fantasies of her.


I sought for the princess in vain,

She that awaited sorrowing.

But life is hard. Bitter with pain.

There is no princess now to sing!


And yet despite the season drear,

My thirst of love no slaking knows;

Gray-haired am I, yet still draw near

The roses of the garden-close….


Youth, treasure only gods may keep,

Fleeting from me forever now!

I cannot, when I wish to, weep,

And often cry I know not how…


Ah, but the golden Dawn is mine!






1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje