Página principal

Actualización del protocolo de amenaza de parto prematuro


Descargar 52.23 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño52.23 Kb.
ACTUALIZACIÓN DEL

PROTOCOLO DE AMENAZA DE PARTO PREMATURO
Servicio de Ginecología (Dra. L. González) y Servicio de Farmacia (Dr. F. Puigventós).

Hospital Universitari Son Dureta. Palma de Mallorca

(15 de Mayo 2008)

Internet: http://www.elcomprimido.com/FARHSD/PROTPARTOPREMATURO_ACTUALIZACION_Mayo2008.doc
IMPORTANTE! Actualización 2012:

http://www.elcomprimido.com/FARHSD/PROT_PARTOPREMATURO_HUSE_ACTUALIZACION_2012.doc

Se presenta una actualización del protocolo de amenaza de parto prematuro basada en una revisión de las publicaciones más recientes sobre agentes tocolíticos y corticoides en dicha indicación. Esta actualización sustituye la versión anterior de Enero 2006. Fue presentada y aprobada por la Comisión de Farmacia y Terapéutica del hospital, el día 30-04-2008.


INTRODUCCIÓN
Los partos prematuros no han disminuido, pero la supervivencia ha aumentado debido al mejor cuidado neonatal. Más del 50% se presentan en embarazos sin factores de riesgo.
Las intervenciones obstétricas que más han contribuido a disminuir la mortalidad perinatal son: el screening de bacteriuria asintomática, la administración de corticoides antenatales y la profilaxis frente al estreptococo B.
Ningún estudio ha demostrado que algún tocolítico pueda reducir la tasa de parto pretérmino. El objetivo es prolongar el embarazo para que de tiempo suficiente a administrar corticoides o trasladar a la gestante a un centro con Cuidados Intensivos Neonatales.
El uso de agentes Progestacionales en mujeres de alto riesgo es prometedor para prevenir el parto prematuro, pero quedan sin contestar preguntas acerca del agente de elección, ruta de administración, dosis, regimen e indicación clínica (17-19).
Agentes tocolíticos.
En nuestro hospital, el tocolítico de primera elección es el Nifedipino. Su incorporación en el protocolo de tratamiento de APP aprobado por la Comisión de Farmacia y Terapéutica del centro, se realizó en el año 2003(2) y se actualizó en 2006(3), después de evaluar los diferentes fármacos disponibles y aplicar los criterios básicos para posicionar un fármaco en una guía o protocolo terapéutico: eficacia, seguridad, conveniencia y coste. En los cuatro criterios mencionados, la valoración del nifedipino es positiva con respecto a otros tocolíticos. Desde el punto de vista de la eficacia, el nifedipino es el único tocolítico que ha demostrado efectos beneficiosos neonatales, presenta un buen perfil de seguridad, tiene la facilidad de su administración por vía oral y su coste es inferior a otras alternativas (4-12).

Se han publicado dos metanálisis de la Biblioteca Cochrane de gran interés. En el primero (13) se valoran casi 1.700 gestaciones obtenidas de seis ensayos clínicos: dos que comparan el atosibán con placebo y cuatro que comparan el atosibán con otros tocolíticos. En esta revisión se concluye que atosibán causó menos efectos adversos que los betamiméticos, pero no logró demostrar la superioridad sobre los mismos o sobre el placebo en cuanto a la eficacia tocolítica y tampoco en los resultados neonatales. El segundo metanálisis (12 estudios controlados y randomizados, incluyendo 1029 mujeres) (4) concluye que se prefieren los bloqueantes de los canales de calcio a otros agentes, debido a que se asocian a menos efectos secundarios maternos que los betamiméticos y presentan un mejor resultado neonatal (disminuye la frecuencia del síndrome de distress respiratorio; enterocolitis necrotizante; hemorragia intraventricular; ictericia neonatal y muerte neonatal). Aunque las evidencias aportadas por estos estudios se han discutido (14-15), otros expertos han puesto de manifiesto su alta calidad metodológica (16). Las revisiones más recientes (11, 17, 18) como por ejemplo la de UpToDate (11) recomienda el nifedipino como primera línea de tratamiento en cualquier edad gestacional y atosiban sólo en segunda línea en embarazos de 32 a 34 semanas. Otras revisiones recomiendan el uso de nifedipino o atosiban sin decantarse por ninguno de los dos (19-21), dada la ausencia de ensayos clínicos comparativos directos de calidad adecuada.

Hemos revisado las publicaciones sobre reacciones adversas al nifedipino empleado en APP, y se han descrito casos de edema agudo de pulmón(22-25), infarto agudo de miocardio(26-27), hipoxia(28), hipotensión(29), fibrilación atrial(30) y disnea(17, 25). Estudiadas las características de las pacientes y el tratamiento recibido, en todos los casos se habían obviado alguna de las precauciones de uso de nifedipino que se describen en las publicaciones y que recoge nuestro protocolo de APP (2, 3) : Criterios estrictos de indicación de la tocolisis, administración vía oral no sublingual, respetar la dosis y la posología recomendadas, vigilancia de la tensión arterial y de la frecuencia cardiaca, registro cardiotocográfico una hora después de la primera dosis de nifedipino y mantener o repetir según evolución de la dinámica uterina y siempre a las 24 horas. No asociar otros fármacos vasoactivos, especialmente ritodrine o sulfato de magnesio, ni tampoco atosibán. No debe prescribirse en caso de: cardiopatía (incluso estable), situaciones de alto gasto (hipertiroidismo), hipertensión arterial, tensión arterial sistólica menor de 100 mm Hg y en infección intrauterina. Debe usarse con precaución en Embarazos Múltiples (la mayoría de complicaciones severas asociadas al uso de nifedipino se han producido en gestaciones múltiples), valorando la relación entre el beneficio fetal y el riesgo materno.

En caso de falta de respuesta a un agente tocolítico no se administrará un segundo tocolítico ni se asociarán entre ellos.



Siguiendo las precauciones mencionadas, el uso de nifedipino puede considerase seguro. En este sentido, nuestra experiencia(31) nos muestra que en una serie de 56 gestantes tratadas con nifedipino por APP, se observaron tres casos de efectos adversos maternos (hipotensión leve) que no necesitaron ningún tratamiento. No se observó ninguna muerte materna ni fetal. Fallecieron nueve nacidos vivos, pero en ninguno de los casos se consideró al nifedipino relacionado con el desenlace.
El laboratorio fabricante del nifedipino no tiene intención de gestionar su autorización en APP debido a la falta de interés comercial(1). En nuestro país la regulación de los usos de medicamentos en indicaciones no incluidas en ficha técnica viene contemplada en la LEY 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios(32), siguiendo los criterios de la Agencia Europea de Medicamentos(33). De acuerdo con estas orientaciones, algunos servicios de salud autonómicos han publicado normativas(34) y protocolos(35) para el uso de medicamentos en indicaciones no formalmente aprobadas, cuando hay evidencias científicas suficientes para avalar su uso. La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) elaboró unas recomendaciones para su regulación(36) y está prevista la publicación de un Real Decreto al respecto, que sin duda, ayudará a un uso más apropiado de una realidad reconocida en diferentes países(37). Esta regulación pasa por la redacción de Guías y Protocolos Clínicos(38), elaboradas según los criterios de evidencia científica y de eficiencia, y con el soporte de las Comisiones de Farmacia y Terapéutica de los hospitales.
Corticoides antenatales
Estudios randomizados, controlados con placebo y metaanálisis (19, 39) han confirmado los efectos beneficiosos de los corticoides antenatales ya que reducen la morbimortalidad neonatal por SDR; hemorragia intraventricular; enterocolitis necrotizante; ductus arterioso patente; displasia broncopulmonar y muerte neonatal.
Un único curso de 2 dosis de 12 mg im. de Betametasona separados 24 h ó 4 dosis de 6 mg de Dexametasona im. /12 h, no parece estar asociado con efectos adversos maternos o fetales(40). La evidencia de una revisión sistemática de Cochrane 2006(39) (21 estudios, 3885 gestantes) apoya continuar administrando un único curso de corticoides para acelerar la maduración pulmonar fetal en mujeres con riesgo de parto prematuro, pero se requiere más información respecto a: Dosis óptima hasta intervalo parto; óptimo corticosteroide; efecto en E. múltiples y confirmar efectos a largo plazo en edad adulta.
La duración del beneficio fetal es incierta(19). El intervalo óptimo entre el tratamiento y el parto es más de 24 h y menos de 7 días desde el comienzo(40) . El beneficio inicial de la terapia corticoidea ocurre a las 18 h de la 1ª dosis y el máximo beneficio 48 h después de la 1ª dosis(17).
Las publicaciones más recientes sobre el tratamiento con corticoides antenatales recomiendan Betametasona (1, 19, 39, 40, 41, 42).
Solo se ha realizado un estudio doble ciego, controlado con placebo y randomizado(43) comparando Betametasona y Dexametasona (300 mujeres de alto riesgo de parto prematuro) y no encuentran diferencias significativas entre los 2 en cuanto a la tasa de SDR, enterocolitis necrotizante, retinopatía de premadurez, ductus arteriosos patente y sepsis neonatal. Sin embargo los recién nacido expuestos a Betametasona tuvieron una tasa más alta de hemorragia intraventricular. Apoyan continuar usando ambos (beta o dexametasona) en el tratamiento de mujeres con riesgo de parto prematuro(43) y ACOG 2007.
UpToDate (2008)(41) no se decanta por ninguno de los 2 como mejor, actualmente hay evidencia insuficiente de alta calidad de posibles efectos adversos sobre los cuales hacer una fuerte recomendación para el uso de uno sobre otro, pero recomienda Betametasona Soluspan ®, que tiene la misma composición que Celestone Cronodose ® (Vial de 2 ml que contiene 6 mg de Betametasona acetato + 6 mg de Betametasona fosfato disódico, es decir un total 12 mg de Betametasona por vial).

La dexametasona tiene bajo coste y amplia disponibilidad pero quedan dudas sobre neurotoxicidad.


En otros estudios(42, 44) la Betametasona fue asociada con disminución del riesgo de síndrome de distress respiratorio neonatal y de otros resultados adversos por lo que se concluye que lo mejor para los neonatos es recibir betametasona más que dexametasona.

Finalmente De La Fuente P(1) dice que en la actualidad hay argumentos a favor de la utilización de Betametasona basados en los trabajos de Cochrane porque solo la betametasona previene las complicaciones neonatales y la exposición intrauterina a Betametasona se asocia a una disminución de leucomalacia. Además, aunque los beneficios sean similares, la betametasona tiene la ventaja de su administración (solo 2 inyecciones)


REFERENCIAS

1 De la Fuente P, de la Fuente L. Encuesta SEGO. Tratamiento de la amenaza de parto pretérmino en los hospitales españoles. Prog Obstets Ginecol 2008: 51 (1): 28-37

2 Gonzalez L, Gopegui R, Usandizaga M. Puigventós F: Protocolo de tratamiento de amenaza de Parto Prematuro. 2003. Portal Farmacoterapia Hospital Universitario Son Dureta. Dirección URL: http://www.elcomprimido.com/FARHSD/PROTPARTOPREMATURO.doc [consultada:10/04/2008]

3 Gonzalez L, Gopegui R, Usandizaga M, Puigventós F: Protocolo de tratamiento de amenaza de Parto Prematuro. Actualización 2006. Portal Farmacoterapia Hospital Universitario Son Dureta. Dirección URL:. http://www.elcomprimido.com/FARHSD/PROTNifedipinoAnexoEne2006.doc [consultada:10/04/2008]

4 King JF, Flenady VJ, Papatsonis DNM, Dekker GA, Carbonne B. Bloqueadores de los canales de calcio para la inhibición del trabajo de parto prematuro (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 1. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.). Fecha de la modificación más reciente: 20 de setiembre de 2002

5 Tsatasaris V, Papatsoniss D, Goffinet F, Dehkker G, Carbonne B: Tocolysisis with nifedipine or beta-adrenergic agonits; a meta-analysis 2001 Obstetrics and Gynecology 2001; 97,5: 840-7

6 Coomarasamy A, Knox EM, Gee H, Song F, Khan KS. Effectiveness of nifedipine versus atosiban for tocolysis in preterm labour: a meta-analysis with an indirect comparison of randomised trials. BJOG 2003;110:1045-49.

7 Pryde PG, Janeczek S, Mittendorf R. Risk-benefit effects of tocolytic therapy. Expert Opin Drug Saf. 2004, 3(6):639-54.

8 King JF. Tocolysis and preterm labour. Curr Opin Obstet Gynecol 2004;16:459-463.

9 Caritis S. Adverse effects of tocolytic therapy. BJOG. 2005; 112 Suppl 1:74-8.

10 Hayes E et al Nifedipine es the most cost effective tocolytic. SMFM Abstracts. Am J Obste Gynecol, (www.ajog.org) 2006

11 Simhan HN, Caritis SN: Inhibition of acute Preterm Labour. In UpToDate. Barss VA (ed) Last literature review version 16.1: enero 2008 http://www.uptodateonline.com/ [consultada:10/04/2008]

12 Houtzager BA, Hogendoorn SM, Papatsonis DN, Samson JF, van Geijn HP, Bleker OP, van Wassenaer AG: Long term follow of children exposed in utero to nifedipine or ritodrine for the management of preterm labour. BJOG 2006, 113(3):324-31.

13 Papatsonis D, Flenady V, Cole S, Liley H. Antagonistas de receptores de oxitocina para la inhibición del trabajo de parto prematuro (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 1. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.). Fecha de la modificación más reciente: 25 de mayo de 2005

14 Lamont RF. A quality assesment tool to evaluate tocolytic studies. BJOG 2006: 113 (Suppl.3): 96-99

15 van Geijn HP, Joris E. Lenglet JE , Annemieke C. Bolte AC :Nifedipine trials: effectiveness and safety aspects BJOG: An International Journal of Obstetrics and Gynaecology 2005; 112 (s1) , 79–83

16 Neilson JP. Oxytocin Receptor Antagonists for Inhibiting Preterm Labour. Obstet Gynecol. 2007;110:180-1.

17 Simhan HN, Caritis SN: Prevention of preterm delivery. N Eng J Med 2007; 357:477-87

18 Giles W, Bisits A: The present and future of tocolysis. Best Pract Res Clin Obstet Gynaecol. 2007, 21(5):857-68.

19 Iams JD, Romero R, Culhane JF, Goldenberg RI: Primary, secondary, and terciary interventions to reduce the morbility and mortality of preterm birth. Lancet 2008: 371: 164-75

20 Groom KM. Preterm labour. Pharmacological prevention of prematurity. Best Pract Res Clin Obstet Gynaecol. 2007 21, 5: 843-56.

21 Tan TC, Devendra K, Tan LK, Tan HK Tocolytic treatment for the management of preterm labour: a systematic review. Singapore Med J 2006; 47(5) 361-6.

22 Nassar AH, Ghazeeri G, Usta IM. Nifedipine-associated pulmonary complications in pregnancy. Int J Gynaecol Obstet. 2007, 97(2):148-9.

23 Abbas OM, Nassar AH, Kanj NA, Usta IM. Acute pulmonary edema during tocolytic therapy with nifedipine . Am J Obstet Gynecol. 2006, 195(4):e3-4..

24 Haram K, Mortensen JH, Wollen AL. Preterm delivery: an overview. Acta Obstet Gynecol Scand 2003, 82(8):687-704..

25 Oei SG. Calcium channel blockers for tocolysis: A review of their role and safety following reports of serious adverse events. European journal of Obstetrics & Gynecology and Reproductive Biology. 2006, 126: 137-145,

26 Verhaert D, Van Acker R. Acute myocardial infarction during pregnancy. Acta Cardiol. 2004, 59(3):331-9.

27 Oei SG, Oei SK, Brolmann HA. Myocardial infarction during nifedipine therapy for preterm labour. N Engl J Med 1999;340:154.

28 Hodges R, Barkehall-Thomas A, Tippett C. Maternal hypoxia associated with nifedipine for threatened preterm labour. BJOG. 2004, 111(4):380-1.

29 van Veen AJ, Pelinck MJ, Pampus MG, Erwich JJ. Severe hypotension and fetal death due to tocolysis with nifedipine. Br J Obstet Gynaecol 2005;112:509–10.

30 Parasuraman R; Ghandi MM; Liversedge NH. Nifedipine tocolysis associated atrial fibrillation responds to DC cardioversion. BJOG; 113: 844-5, 2006.

31 M. Ramis, M. Febles, C. Le-Senne, A. Tejedor, M. Usandizaga: Resultados de la experiencia de uso de nifedipino en el Hospital Son Dureta Comunicación a Congreso SEGO Junio 2005. En Informe: Nifedipino para el tratamiento tocolítico en amenaza de parto prematuro como indicacion no recogida en ficha técnica. 2005. 32-41.

http://www.elcomprimido.com/FARHSD/EVALNIFEDIPINODossierCompletoMayo2005.doc [consultada:10/04/2008]

32 LEY 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos

sanitarios. Boletín Oficial del Estado de 27-07-2006 núm. 178.



33 Reglamento(CE) No 726/2004 del Parlamento Europeo y del Consejode 31 de marzo de 2004, DOCE

del 30 de abril, por el que se establecen procedimientos comunitarios para la autorización y el control de los medicamentos de uso humano y veterinario y por el que se crea la Agencia Europea de Medicamentos. Artículo 83.2 Consultada 10-04-2008 http://www.ub.es/legmh/disposici/reg726.htm



34 Servicio Andaluz de Salud: Armonización de criterios de utilización de medicamentos en los centros del Servicio Andaluz de Salud. Resolución sc 0089/08 de 21 de Febrero de 2008. Rsc 0089/08 (21-02).

35 Martínez C, Aguaron A, Giménez A, Ortiz L: Protocolos de medicamentos fuera de indicación. Misoprostol en obstetricia y ginecología. Dirección General de Farmcia y Productos Sanitarios. Comunidad de Madrid. 2007. Nº 1: 1-7.

http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1181264580324&ssbinary=true [consultada:10/04/2008]

36 Ferrandiz J, Duran E, Gomis R, Pla R: Propuesta de la SEFH a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios sobre el uso compasivo de medicamentos y en indicaciones no contempladas en ficha técnica. Enero 2006. http://www.sefh.es/boletin/01noticiaversefh.php?Num=2049 [consultada: 12/04/2008]

37 Stafford RS: Regulating Off-Label Drug Use — Rethinking the Role of the FDA. N Engl J Med. 2008 358; 1426-9

38 Ansani N, Sirio C, Smitherman T, Fedutes-Henderson B, Skledar S, Weber RJ et al. Designing a strategy to promote safe, innovative off-label use of medications. Am J Med Qual. 2006 Jul, 21(4):255-61.
REFERENCIAS CORTICOIDES ANTENATALES:

39 Roberts D and Dalziel S. Antenatal corticosteroids for accelerating fetal lung maturation for women at risk of preterm birth (Review) The Cochrane Library, 2006

40 Royal College of Obstetricians and Gynaecologists. Antenatal Corticosteroids to prevent respiratory distress syndrome. RCOG; 2004 (Guideline nº7)

41 Lee MJ and Guinn D. Antenatal use of glucocoticoids in women at risk for preterm delivery. UpToDate, 2008.

42 Lee BH et al. Adverse neonatal outcomes associated with antenatal dexamethasone vs antenatal betamethasone. Pediatrics 2006; 117(5): 1503-10.

43 Eliminian A et al. Antenatal Betamethasone compared with Dexamethasone

(Betacode Trial) 2007; 110: 26-30



44 Sweet D et al. European consensus guidelines on the management of neonatal respiratory distress syndrome. J. Perinat Med. 2007; 35:175-186

45 Ring AM et al. The effect of a prolonged time interval between antenatal corticosteroid administration and delivery on outcomes in preterm neonates: a cohort study. Am j Obstet Gynecol, 2007; 196: 457.

46 Crowther Ca et al. Neonatal Respiratory distress syndrome after repeat exposure to antenatales corticosteroids: a randomized cotrolled trial. The lancet 2006; 367: 1878-9.

47 Feldman DM et al. Betamethasone vs Dexamethasone for the prevention of morbidity in very-low birth weight neonatos. Am j Obstet Gynecol 2007; 197: 284

48 Sotiriadis A et al. Corticosteroids for preventing neonatal respiratory morbidity alter elective caesarean section at term (Protocol). 2007.

49 Baud O, Sola A: corticosteroids in perinatal medicine: How to improved outcomes without affecting the developing brain? Seminars in fetal and neonatal medicine, 2007; 12: 273-9

ACTUALIZACIÓN DEL

PROTOCOLO DE AMENAZA DE PARTO PREMATURO

Hospital Universitari Son Dureta. Palma de Mallorca (15 de Mayo 2008)


ACTITUD PRÁCTICA


  1. Diagnóstico correcto de APP:

Contracciones uterinas regulares (4/20 min.)

Modificación apreciable del cérvix uterino


    • Borramiento > 80%

    • Dilatación cervical 1-2 cm.

    • Longitud cérvix < 25 mm

El diagnóstico de parto prematuro puede ser mejorado por el uso de ecografía transvaginal para medición de longitud del cérvix uterino o mediante el test para buscar presencia de fibronectina fetal en las secreciones cervicovaginales. Ambos mejoran la seguridad diagnóstica ya que reducen los diagnósticos falsos positivos.




  1. Iniciar tratamiento con corticoides (entre 24 y 33 semanas cumplidas)

Administrar 1 vial de Celestone Cronodose ® por vía intramuscular. Repetir a las 24 horas a no ser que el parto haya tenido lugar.


Nota: el vial de Celestone Cronodose ® tiene 2 ml y debe administrarse completo vía im, y repetir una sola vez a las 24 horas (no adelantar dosis, para evitar efectos secundarios maternos).


  1. Valorar tocolísis:


Indicación estricta de tocolisis:


    1. Primera elección Nifedipino. Vía oral (no sublingual). Dosis inicial 30 mg y seguir con 20 mg cada 4h a 6h durante 24 horas. Suspender inmediatamente después de la administración de la segunda dosis de corticoides. (Usar las cápsulas de 10 mg de Adalat).

No usar los comprimidos de liberación lenta (Adalat retard o Adalat oros).

No indicar hidratación abundante.



Registro cardiotocográfico 1 h después de 1ª dosis. Mantener y repetir según evolución dinámica uterina.



    1. Sólo en caso de existir contraindicaciones para el uso de Nifedipino deberá emplearse Atosibán** Dosis inicial: Bolo 6.75 mg (1 min.) seguido de infusión de carga de dosis alta: 300 mcg/min. (3h) y después 100 mcg/min, hasta administrar la segunda dosis de corticoides y después suspender.

** Preparación de la infusión iv: Diluyendo Tractocile 7.5 mg/ml, concentrado para solución para perfusión, en una solución salina al 0.9%, en una solución Ringer lactato o en una solución de glucosa al 5%. Esto se hace retirando 10 ml de una bolsa de infusión de 100 ml y reemplazandolos con 10 ml de Tractocile 7.5 mg/ml, utilizando 2 viales, para conseguir una concentración de Atosiban de 75 mg en 100 ml


    1. Nunca asociar tocolíticos. Por ello:

-Si fracasa la tocolisis con Nifedipino, no se debe administrar un segundo agente tocolítico


-Cuando la paciente llega al Hospital con venoclisis de Prepar o Atosiban:
- Si no ha finalizado el tratamiento con Corticoides y tiene signos objetivables de amenaza de parto prematuro, se debe continuar con el mismo tocolítico y no cambiar a Nifedipino para evitar aumentar los efectos secundarios.
- Si ya ha finalizado el tratamiento con Corticoides o si no reúne los criterios diagnósticos de amenaza de parto prematuro, suspender el tocolítico.


  1. Durante el tratamiento con Nifedipino:

La tensión arterial y la frecuencia cardiaca deberán vigilarse durante el periodo de tratamiento. No administrar Nifedipino oral si la TA es menor de 100/60.


Nunca se debe adelantar una dosis antes de las 4 h
Si cede la dinámica uterina, se deben espaciar los intervalos entre dosis (Usar 20 mg cada 6, 8 ó 12 h)

Máximo periodo de tratamiento: hasta administrar la segunda dosis de corticoides.



Después de tratar el episodio agudo se debe suspender, porque la terapia de mantenimiento con Nifedipino no disminuye la recurrencia de episodios de parto prematuro, ni mejora el resultado perinatal

Hay evidencia insuficiente para apoyar la Terapia de Mantenimiento con Betamiméticos, Atosiban y Nifedipino después de tratar un episodio agudo (Groom KM, Clinicas Obstétricas y Ginecológicas 2007; Gaunekar NN, Cochrane, 2007; Simham HN, UpToDate, 2008)


  • Contraindicaciones para el uso de Nifedipino:

- Cardiopatía (incluso estable)

- Situaciones de alto gasto (Hipertiroidismo)

- Hipertensión arterial

- TA menor de 100/60 mm Hg

- Sospecha de Corioamnionitis

- Hemorragia materna severa

- Retraso del crecimiento fetal



- Registro cardiotocográfico no reactivo


Precauciones en el uso de Nifedipino:
El uso de nifedipino en embarazadas debe atenerse a las siguientes precauciones:


  • La tensión arterial y la frecuencia cardíaca deberán determinarse basalmente y vigilarse durante la fase de tratamiento.




  • Registro cardiotocográfico externo una hora después de la primera dosis de nifedipino. Mantener o repetir según evolución de la dinámica uterina y en todo caso a las 24 horas.




  • No asociar con otros fármacos vasoactivos, especialmente ritodrine o sulfato de magnesio, ni con atosiban.




  • Precaución en EMBARAZOS MÚLTIPLES:

La mayoría de las complicaciones maternas severas asociadas al uso tocolítico del nifedipino se han producido en embarazos múltiples. Estos son, a su vez, una de las situaciones donde puede ser de mayor interés retrasar el parto hasta que pueda haberse administrado corticoterapia durante 48 horas. Deberá extremarse la precaución, evaluando con especial atención la relación entre beneficio fetal y riesgo materno.


  • Todos los tocolíticos tienen riesgo en los embarazos múltiples, por ello hay que solicitar el consentimiento de la paciente e intensificar la vigilancia en caso de administrarlos.




  • Si la paciente ingresa procedente de otro centro con Ritodrine o Atosiban como tocolítico, se recomienda seguir con el mismo tratamiento y no asociar o cambiar a nifedipino, para no aumentar el riesgo de efectos secundarios.


No olvidar:
Cumplimentar el Documento de Uso Compasivo junto con Hoja de Consentimiento Informado de la paciente y enviarlo a Farmacia, dejando en la historia clínica solamente copia del consentimiento de la paciente. No entregar a la paciente ninguna copia del consentimiento.
Iniciar Hoja de Seguimiento del Tratamiento, dejándola en la historia clínica hasta el momento del alta (se sacará de la historia y se guardará en la carpeta que hay en Urgencias)
Informar a la Dra González de cualquier efecto adverso de tratamiento con Nifedipino




21/09/2016 8:03 O9/p9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje