Página principal

Actora: isabel nieves cruz autoridad responsable


Descargar 63.44 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño63.44 Kb.



JUICIO ELECTORAL
EXPEDIENTE: TEDF-JEL-345/2013
ACTORA: ISABEL NIEVES CRUZ
AUTORIDAD RESPONSABLE: DIRECCIÓN DISTRITAL II DEL INSTITUTO ELECTORAL DEL DISTRITO FEDERAL
MAGISTRADA PONENTE: AIDÉ MACEDO BARCEINAS
SECRETARIO: VÍCTOR RUIZ VILLEGAS
México, Distrito Federal, a veintitrés de septiembre de dos mil trece.
Este Tribunal resuelve el juicio electoral TEDF-JEL-345/2013, promovido por Isabel Nieves Cruz, como representante de la fórmula cuatro de candidatos a integrantes del comité ciudadano correspondiente a la colonia Jorge Negrete, Delegación Gustavo A. Madero, en contra de los resultados del cómputo total de la elección de dicho órgano, en el sentido de confirmarlos.
A N T E C E D E N T E S
De la narración de hechos y de las constancias, se advierte lo siguiente:
I. Convocatoria. El treinta y uno de mayo del año en curso, el Consejo General del Instituto Electoral del Distrito Federal1 aprobó la convocatoria para la elección de los comités ciudadanos y los consejos de los pueblos, la cual se publicó en la Gaceta Oficial del Gobierno del Distrito Federal, el cuatro de junio posterior.
II. Jornada electiva. El primero de septiembre de este año, se llevó a cabo la jornada electoral presencial para los mencionados comicios en la colonia Jorge Negrete, Delegación Gustavo A. Madero, entre otras.
III. Cómputo total y resultados. El dos de septiembre siguiente, la Dirección Distrital responsable concluyó el cómputo total de la elección en comento.



Fórmula

Votos presenciales

Voto electrónico

Total



139

13

152



16

1

17



19

3

22



56

2

58



18

1

19



85

1

86



7

10

17



7

1

8



240

9

249

Votos nulos

14

2

16

Total

601

43

644


IV. Juicio electoral.
1. Demanda. El seis de septiembre pasado, la actora, en representación de la fórmula cuatro de candidatos a integrantes del comité ciudadano de la citada colonia, promovió el juicio en que se actúa, ante la Dirección Distrital responsable.
2. Remisión de la demanda. El once de septiembre de dos mil trece, se recibió en este Tribunal Electoral la demanda, documentación relativa a la elección reclamada y al trámite del medio de impugnación.
3. Turno. Mediante acuerdo del mismo día, el Magistrado Presidente de este Tribunal ordenó integrar el expediente TEDF-JEL-345/2013, y turnarlo a la ponencia de la Magistrada Aidé Macedo Barceinas.
4. Radicación. En su oportunidad, la Magistrada Instructora radicó el expediente en la ponencia a su cargo y admitió la demanda.

RAZONES Y FUNDAMENTOS JURÍDICOS
PRIMERO. Competencia. El Tribunal Electoral del Distrito Federal es competente para conocer el medio de impugnación al rubro indicado, con fundamento en:
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Artículo 122, Apartado C, BASE PRIMERA, fracción V, inciso f), en relación con el 116, fracción IV, incisos c) y l).
Estatuto de Gobierno del Distrito Federal. Artículos 128; 129, fracción VII, 130 y 134.
Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Distrito Federal.2 Artículos 1, 18, 143; 157, fracción II y 163, fracciones III y IV.
Ley Procesal Electoral del Distrito Federal.3 Artículos 2; 5; 10; 11, fracción I, 59, 76 y 77, fracción III.
Ley de Participación Ciudadana del Distrito Federal.4 125.
Lo anterior, porque a este Tribunal le corresponde resolver en forma definitiva e inatacable, las impugnaciones dirigidas a controvertir actos y resoluciones de la autoridad administrativa electoral del Distrito Federal en materia de participación ciudadana, específicamente, las relacionadas a los comicios para la renovación de comités ciudadanos o consejos de los pueblos.
En el caso, se está ante el reclamo de los resultados de una elección de integrantes de comité ciudadano; de ahí que sea evidente que tal cuestión atañe a un proceso de participación ciudadana cuyo conocimiento compete a este órgano jurisdiccional a través de un juicio electoral.
SEGUNDO. Elementos de procedencia. El escrito inicial de la actora reúne los presupuestos procesales previstos en la Ley Procesal para la instauración de un juicio electoral, como se expone enseguida:
a) Requisitos generales. La demanda reúne los requisitos generales de procedencia establecidos en el artículo 21 de la Ley Procesal Electoral para el Distrito Federal, al haberse presentado por escrito, con firma autógrafa del promovente, ante la autoridad a la que se atribuye el acto reclamado, y se exponen los hechos y argumentos base de su impugnación.
b) Oportunidad. El escrito de demanda fue presentado dentro de los cuatro días que establece el artículo 16, párrafo primero, de la Ley Procesal (al tratarse de un asunto que guarda relación con el proceso de participación ciudadana para la elección de Comités Ciudadanos y Consejos de los Pueblos 2013), tomando en consideración que el cómputo total se concluyó el dos de septiembre del presente año y la actora promovió el medio de impugnación el día seis posterior, es decir, dentro de los cuatro días siguientes, aun de considerar que hubiera sido notificado el acto el mismo día de su emisión.
c) Legitimación. El juicio es promovido por Isabel Nieves Cruz, representante de la fórmula cuatro, registrada en la colonia Jorge Negrete, Delegación Gustavo A. Madero
En ese sentido, cabe señalar que la actora, cumple con el requisito de legitimación previsto en los artículos 20, fracción IV, y 77, fracción III, de la Ley Procesal, en razón de que se trata del representante registrado formalmente ante la dirección distrital responsable y que tiene la representación de la fórmula en la cual contiende, de conformidad al artículo 115, de la Ley de Participación.
d) Interés jurídico.  La actora, en representación de la citada fórmula, cuenta con interés jurídico para promover el presente juicio electoral, pues controvierte los resultados de la elección de comités ciudadanos en la que participó como contendiente, a través del medio de impugnación apto para restituirlo, en caso de asistirle razón, en los derechos que le hayan sido conculcados.
En consecuencia se satisface el requisito de procedibilidad previsto en los artículos 23, fracción I, contrario sensu, de la Ley Procesal.
e) Definitividad. Se cumple, porque en la legislación local, electoral o de participación ciudadana, no existe otro medio de defensa que deba agotarse antes de acudir al presente juicio.
f) Reparabilidad. Aun es factible ordenar, en su caso, la reparación de la violación alegada, antes de la fecha prevista en el artículo 107, tercer párrafo, de la Ley de Participación para la toma de posesión de los comités ciudadanos electos, a saber, el primero de octubre de este año.
TERCERO. Estudio de fondo. En ejercicio de las facultades previstas en los artículos 63 y 64 de la Ley Procesal, este Tribunal procede a identificar los agravios que hace valer la actora, supliendo, en su caso, la deficiencia en la expresión de éstos, para lo cual se analiza integralmente el escrito de demanda, a fin de desprender el perjuicio que, en su concepto, le ocasiona el acto reclamado, con independencia de que los motivos de inconformidad puedan encontrarse en un apartado o capítulo distinto al que dispuso para tal efecto.
Lo anterior, encuentra sustento en la tesis de jurisprudencia aprobada por este órgano jurisdiccional, y publicada con la clave J.015/2002, cuyo rubro es: SUPLENCIA DE LA DEFICIENCIA DE LA ARGUMENTACIÓN DE LOS AGRAVIOS. PROCEDE EN LOS MEDIOS DE IMPUGNACIÓN CUYA RESOLUCIÓN CORRESPONDA AL TRIBUNAL ELECTORAL DEL DISTRITO FEDERAL.5
La actora pretende la nulidad de los resultados obtenidos en la elección de comité ciudadano en la que contendió, producto de la votación emitida en las mesas de recepción instaladas, así como la nulidad del proceso.
Su causa de pedir radica en la actualización de irregularidades consistes, en:


  • Los integrantes de la fórmula nueve, representada por Marina Estrada Romero, se mantuvieron afuera de la escuela donde fue ubicada una de las dos mesas receptoras del voto, realizando proselitismo e induciendo al voto a cambio de dinero que se entregaba en un salón de eventos cercano. En razón de tales hechos, un hombre se presentó a la mesa con una cartulina en la que se leía “LA PLANILLA 9 COMPRA A $50.00 TU DIGNIDAD”.

Las conductas anteriores se intentan probar con el escrito de incidentes firmado por el actor y dos representantes de otras fórmulas de candidatos (la seis y la uno) exhibido ante los funcionarios de la mesa receptora número 2 del la colonia en cuestión; también se aporta la impresión en blanco y negro de las siguientes imágenes:









Los motivos de inconformidad aducidos por el actor para sustentar su pretensión de nulidad de los resultados de la elección, son infundados.


La actora señala la aparente actualización de las causas de nulidad de la votación, previstas en el artículo 126, fracciones III y VI, de la Ley de Participación, concernientes a la realización de proselitismo durante la jornada electoral y a la presión sobre los electores.
En cuanto al proselitismo, está prohibido durante la jornada electoral, pues es una actividad para la cual se prevé una etapa específica del proceso electivo, como lo es la de campaña; periodo bien delimitado, durante el que los candidatos están autorizados para difundir sus propuestas y convencer a los electores, a fin de que al momento de emitir su voto, lo hagan conforme a la opinión que se formaron durante la campaña, pero no influenciados al momento en que manifestarán su voluntad mediante el sufragio, pues no lo harían con libertad.
Por su parte, como presión se entiende la coacción moral sobre los ciudadanos, de manera que se afecte la libertad o el secreto de su voto.
Los hechos que se pueden traducir en presión deben tener, además de la finalidad propia de influir en el ánimo de los electores o funcionarios de mesa receptora, un resultado concreto de alteración de la voluntad.
Por ejemplo, las amenazas, intimidaciones, la coacción o cualquier otra conducta orientada a producir una preferencia hacia determinada fórmula o para inhibir el voto hacia ella.
Tales conceptos se derivan de lo sostenido por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en las tesis relevantes, cuyos rubros son: "VIOLENCIA FÍSICA O PRESIÓN SOBRE LOS MIEMBROS DE LA MESA DIRECTIVA DE CASILLA O LOS ELECTORES COMO CAUSAL DE NULIDAD. CONCEPTO DE. (Legislación del Estado de Guerrero y similares)"6 y "VIOLENCIA FÍSICA O PRESIÓN SOBRE LOS FUNCIONARIOS DE LA MESA DIRECTIVA O DE LOS ELECTORES, COMO CAUSAL DE NULIDAD DE VOTACIÓN RECIBIDA EN CASILLA (Legislación del Estado de Jalisco y similares)"7.
El valor jurídico que protegen las causas de nulidad invocadas, es la libertad del sufragio, según el cual la expresión de la voluntad de los electores debe estar libre de cualquier vicio o presión física o moral, del manera que cuando se acrediten vicios en esa voluntad, afectando de manera determinante el resultado, debe anularse la votación recibida en esa mesa receptora.
Sin embargo, los elementos aportados por la actora no son suficientes para acreditar las conductas irregulares que aduce se cometieron.
Así es, el escrito de incidentes firmado por la actora y por otros dos representantes de fórmula y presentado durante la jornada electoral ante los funcionarios de la mesa receptora, del cual obra copia certificada en autos, no resulta apto para demostrar los extremos afirmados por aquélla; cuando mucho, prueban que la inconforme lo suscribió y exhibió el día de la elección, pero no preconstituye, de suyo, prueba fehaciente acerca de los hechos que contienen.
En tal escrito, en lo que interesa a los hechos irregulares señalados en su demanda, la actora se limita a señalar que los integrantes de la planilla nueve estuvieron “ comprando votos, acarreando gente vista por uno de los presidentes. Tenemos fotografías para atestiguar la anomalía que se está dando fuera de la casilla, pero perjudicando todas las planillas. Ubicado en la casilla Jorge Negrete Av. Virginia Fábregas. Los hechos fueron calle Prolongación Arturo Castro no. 20 salón Bety”.
Empero, la circunstancia de que se presentara un escrito en el que se refiere lo anterior, a pesar de haber sido exhibido ante la mesa receptora, no demuestra necesariamente que lo asentado haya ocurrido tal como lo asegura la actora, sino que sólo representa apenas un indicio acerca de que tales hechos acontecieron. Ello es así porque en las actas de incidentes provenientes de las dos mesas receptoras instaladas en la colonia Jorge Negrete, cuya copia certificada obra en autos, no es posible apreciar referencia alguna a los eventos aludidos por la actora, que permita corroborar su dicho y robustecer el valor de indicio del escrito de incidentes.
Incluso, a partir del examen de las impresiones de tres imágenes en blanco y negro, aportadas por la actora, aun adminiculándolas con el referido escrito incidental, tampoco permite reforzar su contenido para darle valor probatorio suficiente.
En efecto, a partir de las imágenes fotográficas insertadas, no es posible identificar ni constatar objetivamente, con datos verificables, cuál o cuáles son los lugares que en ellas aparecen (circunstancia de lugar), ni tampoco cuándo o en qué momento fueron tomadas o captadas (circunstancias de tiempo), mucho menos si las personas que aparecen en ellas son quienes la actora identifica como integrantes de la planilla nueve, en términos del aludido numeral 31, párrafo primero de la Ley Procesal.
Habida cuenta que, en las imágenes se observa que aparecen diversas personas, pero sin poder ser identificadas con certeza, dada la calidad de las imágenes.
Si bien es cierto que en una de tales impresiones se advierte a un hombre alzando una cartulina con la leyenda citada por la actora, ello no basta para tener por acreditada la comisión de proselitismo o presión sobre los electores precisamente el día de la jornada electoral y en alguna de las dos mesas receptoras de la colonia Jorge Negrete. De igual forma, tales imágenes no son aptas pare evidenciar, sin lugar a dudas, que quienes aparecen en ellas, en el instante en que se captaron, estuvieran realizando actos como los alegados por la actora.
De modo que las citadas impresiones para nada contribuyen a robustecer la fuerza probatoria del escrito de incidentes firmado por la actora ni, por ende, a generar plena convicción respecto a los hechos por ella afirmados respecto a la supuesta presión y proselitismo durante la jornada electoral.
Por tanto, los elementos de prueba aportados al juicio, aun concatenados con la documentación oficial de las mesas receptoras, no alcanzan eficacia probatoria para acreditar la actualización de las causales de nulidad en análisis.
En consecuencia, toda vez que desde la postura de la actora, las conductas por ella señaladas como irregularidades, constituyen anomalías capaces de afectar la equidad y legalidad en la elección de comité ciudadano y, por ende, de viciar sus resultados, es claro que debieron estar sustentadas en elementos de convicción eficaces y suficientes; sin embargo, el inconforme no cumplió con esa carga probatoria.
Lo dicho, porque en función del principio de conservación de los actos válidamente celebrados, contenido en el aforismo “lo útil no puede ser viciado por lo inútil”, con base en el cual, si la finalidad última de un proceso comicial fue alcanzada, esto es, la consecución de elecciones auténticas a través del voto universal, libre, secreto y directo de los ciudadanos, cuando se aduzcan situaciones anómalas que, en apariencia, impidieran alcanzar dicha finalidad, así como la gravedad de las mismas, tales situaciones habrán de ser plenamente acreditadas, para sustentar y justificar una declaración de la nulidad; lo cual no sucede en la especie.
Por lo expuesto y fundado, se
R E S U E L V E
ÚNICO. Se confirman el cómputo y los resultados de la elección, de integrantes del Comité Ciudadano correspondiente a la Colonia Jorge Negrete, Delegación Gustavo A. Madero en lo que fue materia de inconformidad en este juicio.
NOTIFÍQUESE personalmente a la actora, en el domicilio señalado en su demanda; por oficio a la Dirección Distrital responsable, con copia certificada de esta sentencia; por estrados a los demás interesados, y publíquese en la página de Internet de este Tribunal. Lo anterior con fundamento en los artículos 36, 38, 40, 43, 47 y 48 de la Ley Procesal Electoral para el Distrito Federal.
Así, por unanimidad, lo resolvieron y firman la Magistrada y los Magistrados integrantes del Pleno del Tribunal Electoral del Distrito Federal; ante el Secretario General, quien autoriza y da fe.

ALEJANDRO DELINT GARCÍA



MAGISTRADO PRESIDENTE

AIDÉ MACEDO BARCEINAS

MAGISTRADA

ADOLFO RIVA PALACIO NERI

MAGISTRADO

DARÍO VELASCO GUTIÉRREZ



MAGISTRADO

RUBÉN GERALDO VENEGAS



SECRETARIO GENERAL


1 En adelante el Instituto

2 En adelante Código Electoral

3 En adelante Ley Procesal

4 En adelante Ley de Participación

5Compilación de Jurisprudencia y Tesis Relevantes, 1999-2012, Tribunal Electoral del Distrito Federal, p. 44.

6 Compilación Oficial de Jurisprudencia y Tesis Relevantes 1997-2005, Tesis S3ELJD 01/2000. páginas 312-313.

7 Compilación Oficial de Jurisprudencia y Tesis Relevantes 1997-2005, Tesis S3ELJ 53/2002. página 312.




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje