Página principal

¿A quienes sirve el tlc entre Estados Unidos y Centroamérica?1 William Vargas Mora Periodista


Descargar 146.38 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño146.38 Kb.
¿A quienes sirve el TLC entre Estados Unidos y Centroamérica?1

William Vargas Mora

Periodista

La orquestada campaña entre el sector empresarial, los políticos tradicionales y los medios de comunicación comerciales del país han hecho creer que la firma de un Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Centroamérica favorecerá la economía nacional, superará la pobreza, creará nuevos empleos y permitirá ubicar mejor los productos costarricenses en el mercado estadounidense, la realidad pareciera ser otra.

Según la Organización Mundial de Comercio (OMC-2001), en el año 2000, EstadosUnidos fue el primer exportador del mundo, al colocar fuera de sus fornteras mercancías por un valor de $782 mil millones (12% de las exportaciones totales mundiales) y comprar $1,258 mil de millones (19% de las importaciones mundiales).

Mientras tanto, Centroamérica exportó mercancías por un valor de $11 mil millones e importó $18 mil millones lo representa el 0.2% y 0.3% del volumen de las exportaciones e importaciones mundiales totales, respectivamente.

El intercambio comercial de Estados Unidos con el mundo es 70 veces superior al de Centroamérica2, pero las desigualdades no terminan ahí. En el año 2001, el Producto Interno Bruto (PIB) de los países de Centroamérica fue de $60 mil millones, mientras que el de Estados Unidos fue de $10 billones de dólares. El PIB per capita promedio para Centroamérica fue de $1,885 anuales, mientras que el de los Estados Unidos fue de $35,668 anuales.

En relación con el comercio de servicios no podemos olvidar que Estados Unidos es el primer proveedor e importador del mundo con una participación del 19% en las exportaciones y 14% de las importaciones totales en el comercio mundial.

Como socio comercial, Centroamérica representa, para los Estados Unidos, únicamente el 1.4% de sus exportaciones y el 1% de sus importaciones. Mientras tanto para los centroamericanos, el imperio del norte es el principal socio comercial, representando casi la mitad de su comercio total, seguido por los propios países centroamericanos (comercio intra-regional) y después por los países que conforman la Unión Europea, México, Japón, Canadá y los países del Pacto Andino.

PRINCIPALES SOCIOS COMERCIALES DE CENTROAMÉRICA, 2000

(en millones de US$)

País o Región

Exportaciones

%

Importaciones

%

Estados Unidos

4,820

42.9

8,070

41.7

Centroamérica

2,550

22.7

2,810

14.5

Unión Europea

1,900

16.9

1,650

8.5

México

260

2.3

1,440

7.5

Japón

180

1.6

1,430

7.4

Canadá

130

1.2

710

3.7

Pacto Andino

100

0.9

250

1.3

Otros Países

1,300

15.4

2,980

11.5

Total Mundo

11,240

100.0

19,340

100.0

Fuente: SIECA, 2002

Durante 2001, las exportaciones totales de Centroamérica hacia Estados Unidos alcanzaron los US$11,090 millones y las importaciones desde ese país US$9,024 millones, lo que implica un incremento del 485% con respecto a 1992 en el caso de las exportaciones y de 255% las importaciones.

Desde el punto de vista estadounidense, Centroamérica representa una importancia comercial bastante reducida. En 2001, del total de sus importaciones provenientes de todo el mundo (US$1,142 miles de millones) únicamente el 0.97% provenían de Centroamérica, mientras que de sus exportaciones totales (US$731 mil millones) únicamente el 1.2% fue con destino a Centroamérica.

En la lista de principales socios comerciales de los Estados Unidos en el 2001

Centroamérica ocupaba el puesto 18, Honduras el 39, Costa Rica el 40, Guatemala el 44, El Salvador el 48 y Nicaragua apenas el 71.

De las exportaciones de Estados Unidos al mundo, el 8% va hacia América Latina mientras que el 6% de sus importaciones proviene de esta región. De las exportaciones que van hacia el continente Americano y El Caribe, únicamente el 3.5% de las mismas se dirigen a Centroamérica y de las importaciones un 2.8% de las mismas proviene de los países de la región.

En el 2001, las importaciones Centroamericanas desde los EEUU, con un 16%, ocuparon el segundo lugar en las importaciones norteamericanas después de Brasil (27%), superando a países como Venezuela, República Dominicana, la región del Caribe, Argentina, Colombia y Chile.

Desde la década de los ochenta, las relaciones comerciales de Centroamérica con los EEUU han estado guiadas por las preferencias otorgadas a través de la Iniciativa de la Cuenca del Caribe. A pesar del carácter temporal y unilateral de la misma, durante la última década (1990-2001), el intercambio comercial pasó de US5,670 millones en 1990 a poco más de US$19,800 millones en 2001, lo que representa una expansión de casi 3 veces en once años.

INVERSIÓN DIRECTA DE LOS ESTADOS UNIDOS

(en millones de dólares)



País

1995

1999

2000

2001

Brasil

23,000

37,383

39,033

36,317

México

14,000

32,888

37,332

52,168

Centro América

1,731

4,114

4,743

3,958

Latinoamérica y Caribe




237,748

251,863

269,550

Mundial




1,173,122

1,293,431

1,381,674

Fuente: 1995: Robles, Edgar A., SIECA, 1998; 1999-2001: Bureau of Economic Analysis, 2002._

En el 2001, la Inversión Directa de los EEUU en Centroamérica representó únicamente el 1.5% del total invertido en Latinoamérica y el Caribe, un 7.6% de lo que invirtió en México y un 11% de lo que invirtió en Brasil. A nivel mundial, ésta constituyó únicamente un 0.4% de la misma.

Según un estudio publicado por SIECA, algunas de las causas de los bajos niveles en los flujos de inversión hacia Centroamérica se encuentran en que la región es un mercado con poco potencial (30 millones de habitantes con poco poder adquisitivo) y con un desarrollo industrial débil comparado con otros países.

Exportaciones globales de Centroamérica:

Durante la última década, las exportaciones de Centroamérica se han diversificado. Para finales de la década de los ochenta los principales productos de exportación eran agrícolas, especialmente café y banano, que acaparaban cerca del 45% del total de exportaciones hacía los EEUU.

Sin embargo, a partir de 1989 éstos empezaron a declinar, representando en 2001 el 12% del total de las exportaciones, siendo desplazados en parte por los productos no tradicionales.

En los últimos dos años (2000 y 2001), en los que cerca del 80% de los productos exportados por Centroamérica hacia los Estados Unidos se concentró en cinco categorías que son:

Prendas y accesorios de vestir (maquila especialmente);

frutas comestibles (bananos, cítricos, melones, sandías);

café y otras especies (cardamomo, té, otros);

máquinas, aparatos y materiales eléctricos y sus partes; e) pescados, crustáceos, moluscos (camarones y langostas).

En el año 2001, el rubro más importante de las exportaciones hacia los EEUU lo constituyeron las prendas de vestir y sus accesorios con un valor de US$6,835 millones, representando cerca del 62% del total de exportaciones hacia ese país, seguido por las frutas comestibles con un 8.7% del total y con un valor de US$ 966 millones; en tercer lugar por las máquinas, aparatos y material eléctrico y sus partes con un 5.3% del total. El café y otras especies ocupó el cuarto lugar y representó únicamente el 3.5% del total de las exportaciones.

El rubro de prendas de vestir fue el más importante para todos y cada uno de los países centroamericanos, representando entre el 62% y el 87% de las exportaciones a Estados Unidos, excepto para Costa Rica, para el que constituyó el 27% de las mismas. Para el Salvador representó más del 86% de sus exportaciones totales hacia Estados Unidos.

Actualmente, cerca del 80% de los productos centroamericanos entran a los Estados Unidos con aranceles menores al 5% , pero otras partidas como la carne de bovino, lácteos, maní, azúcar, tabaco y textiles pagan impuestos hasta un 35%.

Favorecer a las transnacionales

Como bien lo cita el economista Henry Mora3, las intenciones con los TLC son muy claras para Estados Unidos, pues como menciona Colin Powel, “Nuestro objetivo con el ALCA es garantizar a las empresas norteamericanas el control de un territorio que va del polo ártico hasta la Antártica, libre acceso, sin ningún obstáculo o dificultad, para nuestros productos, servicios, tecnología y capital en todo el hemisferio”.

Por eso no es extrañar que al comenzar el siglo XXI, de las 100 entidades económicas más grandes del planeta, 51 son empresas transnacionales y 49 son países. Es decir, que hay empresas trasnacionales cuyo poderío económico es mucho mayor que el de las economías enteras de muchos naciones.

Unas 300 transnacionales controlan la cuarta parte del producto bruto mundial y 200 de estas corporaciones tienen ventas que superan las economías sumadas de 182 países o ingresos superiores a los de las 4/5 partes de la humanidad4.

Las ventas de las 500 mayores empresas transnacionales equivalen al 47 por ciento del valor bruto producido en el nivel planetario.

En el año 2000, cinco transnacionales controlaban más del 75 por ciento del comercio mundial de granos. Ahora prácticamente son tres: Cargill, Bungi y Dreyfus.

Sumando sólo unas más, pocas transnacionales controlan el 90% del comercio global de maíz, trigo, café, cacao y piña, cerca del 80% del té; 70% del arroz y plátano y poco más del 60% del azúcar de caña.

Hoy, 500 Corporaciones transnacionales producen aproximadamente el 47% del PIB mundial, ocupando al 1,59% de los trabajadores de todo el mundo.

Las 10 mayores empresas de cada rama controlan el 84% del mercado mundial de agroquímicos, el 60% del mercado mundial veterinario, el 48% del mercado mundial farmacéutico y el 30% del mercado mundial de semillas.

Cinco de esas grandes corporaciones están presentes simultáneamente en las cuatro ramas productivas señaladas (Pharmacia -antes Monsanto; Syngenta – fusión de Novartis y Astra-Zeneca; Dupont; Dow Chemicals y Aventis). Entre las cinco controlan el 100% de las semillas transgénicas del mundo y una de ellas, Monsanto, vendió el 94% de las semillas transgénicas plantadas hasta el 2001.

En el 2002, 10 empresas transnacionales de agroquímicos controlaban el 90% del mercado mundial: Bayer, Syngenta, Monsanto, Basf, Dow, Dupont, etc., 34% del mercado de alimentos y bebidas. 30% del mercado mundial de semillas. Estas empresas tienen una integración sorprendente tanto vertical como horizontalmente.


TRANSNACIONALES ORGANICAS

La voracidad de estas empresas incluso llegan a la producción de agricultura orgánica como lo denuncian Paul Glover y Carole Resnick, de la Cooperativa de Alimentos Orgánicos Greenstar en Ithaca, Estados Unidos, quienes han investigado cómo las transnacionales se han ido apropiando de la agricultura orgánica.

La corporación Hain es dueña de muchas marcas que aparentan ser empresas independientes, como Bearitos (chips de maíz), Bread Shop (granola), Celestial Seasonings (té), Health Valley, y otras más, pero sus inversionistas principales son fondos mutuos, compañías matrices y corporaciones como el conglomerado tabaquero Philip Morris; Monsanto, empresa productora de cultivos genéticamente alterados; Citigroup, compañía matriz de Citibank; la petrolera Exxon-Mobil; el gigante del menudeo Wal-Mart; y la firma armamentista Lockheed Martin. Y en septiembre de 1999 la empresa procesadora de alimentos H.J. Heinz compró casi 20% de las acciones de Hain.

Las hamburguesas vegetarianas orgánicas Boca Burger las hace Kraft, que es parte de Philip Morris.

Arrowhead Water y Poland Spring Water, marcas de agua embotellada que se venden en las tiendas de productos naturales, son subsidiarias de Nestlé.

Otra marca orgánica preferida por los consumidores es Cascadian Farms, subsidiaria de Small Planet Foods, la cual es una división del conglomerado de agronegocios y alimentos General Mills. Corporaciones como General Mills son responsables del uso masivo de pesticidas, la ruina de comunidades rurales y pequeños agricultores, y alimentos procesados de baja calidad, precisamente las cosas que la agricultura orgánica busca cambiar. Además, los principales inversionistas de General Mills incluyen a Philip Morris, Exxon-Mobil, General Electric, Chevron, Nike, McDonald’s, Monsanto, Dupont (pesticidas), Dow Chemical (agente naranja y napalm) y PepsiCo.

Mientras tanto:



  • más de 800 millones de personas sufren hambre

  • más de 1,600 millones sufren malnutrición.

  • 1.300 millones de seres luchan por sobrevivir con menos de un dólar por día.

  • 100 mil personas mueren de hambre en el mundo.

  • Si a ese número se suma a quienes mueren por epidemias y guerras en los países subdesarrollados, la cifra de muertos por causas atribuibles al modelo económico y social de crecimiento la cifra suma 58 millones anuales, casi los muertos provocados en seis años en la II Guerra Mundial durante seis años.

  • Más de 80 países tienen una renta per capita inferior a la de hace una década. Según el PNUD el 20% más rico de la población mundial controla el 86% del PIB mundial y el 82% de las exportaciones de bienes y servicios.

  • El 70% de las personas pobres en el mundo viven en zonas rurales y dependen casi totalmente de la agricultura y el desarrollo rural para su subsistencia. Con las políticas neoliberales, el hambre y la malnutrición crecen, no por ausencia de alimentos, sino por ausencia de derechos.


Transnacionales farmacéuticas

No hay duda que con las negociaciones sobre patentes y utilización de genéricos que se discuten a puerta cerrada en las rondas de negociación, las empresas farmacéuticas transnacionales llevarán las de ganar.

Por eso no es de extrañar que en nuestro país, desde agosto del 2002, empresas como Calox, Alcames, Infarma, Ancla y Gutis, desarrollan millonarias inversiones. Gutis, por ejemplo construye nuevas instalaciones en Pavas por un valor de US$20 millones, de los cuales US$7 millones fueron prestados por el Banco Mundial. También Infarma levanta su nueva planta en Cartago.

La Merck Sharp & Dhome Costa Rica estrenará el próximo año un almacén con un costo d $5 millones y adquirirá equipos de tecnología de punta para las líneas de empaque con un costo de US$5 millones. Esta empresa suple el mercado local de medicamentos y se extiende a 20 naciones màs de Centroamérica, el Caribe y América del Sur, según informó Jorge Hasbun, director de planta de Merck Costa Rica.

Hasbun espera que tales esfuerzos financieros privados se vean acompañados “de condiciones que fomenten un ambiente laboral flexible y que compañías como Merck, puedan aprovechar las oportunidades de apertura comercial que se abren en el país5”.

A nivel local, una de las beneficiadas con la venta de medicamentos patentas y no genéricos será el Consorcio Fishel creado en mayo de 1997 tras la fusión de las empresas Jiménez y Fischel. Esta última tiene sus orígenes en el año 1892 y tras la fusión es el consorcio farmacéutico más grande de Costa Rica, integrando Farmacias EOS,S.A., Botica Mariano Jiménez Sucs. S.A., Farmacia Fischel S.A., Costa Rica Dental and Medical Supply Co. Dr. M. Fischel S.A. y O.Fischel R.& Cía. S.A.


Telecomunicaciones

El candente tema de la apertura o no de las telecomunicaciones en Costa Rica es el centro de las discusiones en el país y es que para las empresas transnacionales, abrir el mercado significaría la posibilidad de llegar al país a usufructuar de la capacidad instalada de la empresa más grande de América Central y una de las más eficientes de América Latina.

Una empresa estatal como el ICE, construida con el aporte de todos y todas las costarricenses con una cobertura superior al 86% en telecomunicaciones y más del 90% en el electricidad, le significaría a las transnacionales poca inversión y alta rentabilidad en los servicios.

Recordemos que el tema de las telecomunicaciones es parte del llamado Plan Puebla-Panamá que se desarrolla en la región con un costo cercado a los $25 mil millones como un elemento adicional para facilitar el traslado de mercancías de Centroamérica a Estados Unidos.

La construcción de la “autopista mesoamericana de la información”, parte del Plan Puebla-Panamá sería una realidad con la participación de compañías transnacionales de telecomunicaciones. Decenas de compañías están deseosas de invertir en la telefonía fija y móvil, cuyo proyecto valdría unos $200 millones que permitirá interconectar a los estados del sur de México hasta Panamá y el intercambio de información a través del internet.

Ericsson, France Telecom, Telefónica de España, Satélites de México, Newcon y Nokia, entre otras empresas, poseen un interés manifiesto en participar en esta iniciativa, ya que existen redes de telefonía en el Pacífico como en el Atlántico así como la cobertura de satélites.

EMPRESAS EXPORTADORAS

El sector exportador que cada vez se reduce a menos empresas pero con ganancias cada vez mayores serán ganadores con el TLC. Intel, Textiles Lourdes y Texlee El Salvador encabezan la lista de los exportadores centroamericanos más grandes6

Entre las 100 empresas más importantes podemos encontrar desde compañías de alta tecnología y maquiladoras, hasta fabricantes de medicamentos, así como exportadores de mariscos.



Lugar en Centroamérica

Empresa

Exportaciones en millones de dólares

Lugar en Costa Rica

1

COMPONENTES INTEL COSTA RICA

929

1

6

ABBOTT LABORATORIES

260

2

18

CORP. DE DESARROLLO AGRICOLA DEL MONTE

138

3

21

BAXTER

107

4

23

IND. TEXTILERA DEL ESTE S.A.

91

5

25

MANUFACTURERA CARTAGO S.A.

90

6

26

FTZ COCA COLA INDUSTRIAS, S.A.

86

7

27

SAWTEK S.A.

83

8

29

MERCK SHARP & DOHME (I.A.) CORP.

70

9

32

ROCHE SERVICIOS, S.A.

54

10

33

CARTEX MANUFACTURERA S.A.

54

11

34

VIDRIERA CENTROAMERICANA, S.A.

49

12

35

TERRAMIX

49

13

36

BABYLISS C.R., S.A.

48

14

38

RECOPE, S.A.

42

15

Entre laS 100 empresas que más exportan desde Costa Rica se encuentran el 3% del total de compañías exportadoras del país, que venden las tres cuartas partes del total de exportaciones. Esto implica una gran concentración de las exportaciones en pocas empresas.

Solo el 33% de las empresas comprendidas en el ranking están amparadas al Régimen de Zonas Francas, pero estas exportan el 67,3% del valor exportado por las empresas del ranking y el 50,1% de las exportaciones totales de las mercancías.

Hilando más fino, Intel es responsable de dos terceras partes de las exportaciones desde zonas francas. El resto del régimen exporta el 16,6% de las exportaciones totales.

De las 100 empresas, 77 pertenecen al sector industrial, 18 al agrícola y solo cinco al pecuario-pesquero. El sector industrial ha crecido en los últimos años, en gran parte debido a la llegada de empresas extranjeras a los regímenes de Zona Franca y Perfeccionamiento Activo. El sector agrícola también creció, pero en mucho menor grado que el industrial, por lo que su participación porcentual se redujo. El sector pecuario-pesquero no ha disminuido efectivamente, pero anteriormente las cifras de las exportaciones pesqueras estaban sobrevaluadas, debido a que muchas empresas declaraban exportaciones inexistentes para disfrutar del beneficio de los Certificados de Abono Tributario (CATs).

La empresa Abbott Laboratorios de Costa Rica, que se dedica al ensamblaje de dispositivos médicos, inició operaciones en el país hace poco más de un año y, desde ya se perfila como un exportador poderoso. La firma ocupó el noveno lugar en el ranking con un valor de sus exportaciones, de casi 64 millones de dólares durante el periodo fiscal de octubre de 1999 a setiembre del 2000.

  

SISTEMA FINANCIERO PRIVADO

Por supuesto que la banca privada se verá beneficiada con la firma del TLC. Así incluso lo reconocieron sin empacho el pasado 1 de setiembre en el periódico El FINANCIERO7.

Con un capital social de ø12.587.276.949, reporta ingresos de $14,270 millones del 1 de enero al 31 de Mayo de este año, el Banco de San José, posee activos totales al 31 de mayo por $2,275 millones. Este banco ocupa el primer lugar en el ranking de la banca privada en el país.

Le sigue Interfin con activos por $230,448 millones y con ingresos en los primeros cinco meses de este año cercanos a los $16,925 millones.

Banex, ocupa el tercer lugar con activos por $209,683 millones y con ingresos de $14,756 a mayor de este año. Scotiabank, Improsa, BCT y Citibank le siguen en la lista.

Los 16 bancos privados que operan en el país reportaron activos a mayo del 2003 por un monto de $1,132,343 e ingresos por $84,027

En tan solo 20 años, los bancos privados han crecido al calor de decisiones políticas y directrices emitidas desde el Banco Central que debilitan cada vez más la banca estatal e impiden el impulso a una verdadera banca de desarrollo que potencie y acompañe los esfuerzos que pequeños y medianos empresarios y el sector agropecuario piden a gritos.

Por ejemplo, la banca privada crece un 25% a diciembre del 2001, mientras que laestatal solo lo hizo en 6,3% y se aprecia un aumento en los porcentajes de los depósitos bancarios que crecieron apenas 2% en los bancos del Estado y diez veces más en la banca estatal.

Según datos de la SUGEF, el 39% de los préstamos que los costarricenses solicitan provienen de los bancos estatales, el 36% en la banca privada y el 11% corresponde al Banco Popular. Los préstamos para el consumo representan el 27,5% de los préstamos que otorgan los bancos estatales y el 22% de los colocados por los bancos privados mientras que los destinados a vivienda representan el 29% de los ofrecidos por la banca estatal y el 14,7% de la banca privada.

Crece cada vez màs el cambio en los créditos concedidos en moneda extranjera con ¢211.82,0 millones (30,7%),   en contraste con ¢149.722,0 millones (18,1%) de la cartera en colones. A diciembre de 1998,   el 74,4% del total de la cartera del Sistema Financiero Nacional correspondía a créditos en moneda nacional.  Cuatro años después, la cartera en esta moneda ha disminuido en 22,0.

El proceso de dolarización del crédito se ha intensificado por el menor costo financiero para los deudores en relación con el que tendrían que pagar si su préstamo fuera en moneda nacional, y por la mayor facilidad para las entidades de colocar créditos en moneda extranjera, dado el exceso de demanda de deuda en esa moneda.  

Paralelamente, en los últimos dos años, el sector de bancos estatales ha disminuido su participación en el total de captaciones y, específicamente   entre diciembre del 2001 y   diciembre del 2002, la reducción fue de 6,3 puntos porcentuales. Mientras tanto, los sectores de bancos privados y bancos creados por leyes especiales incrementaron este rubro en 1,5 y 4,7 puntos porcentuales, respectivamente.
Estas condiciones han sido utilizadas por el sector exportador y desde el poder político se siguen planteando reformas que fortalecen cada vez más al sector privado en detrimento de un estado social de derecho.

Identificar el Estado Paralelo8

Fue el consultor John Bihel a finales de la década de los 80 quien denunció la existencia de un Estado Paralelo en el país que, con recursos financieros de agencias para el desarrollo estadounidense potenció los cambios en el país impuestos por los organismos financieros internacionales.

Desde entonces, la participación de políticos, académicos y tecnócratas ha facilitado el impulso de los programas de ajuste estructural, reforma del Estado, apertura de mercados, formulación de leyes y capacitación de funcionarios públicos dentro de una óptica neoliberal, que ha obstaculizado el desarrollo humano sostenible y la equidad social en Costa Rica.

Economistas neoliberales que dirigen las finanzas y la economía nacional impulsan la apertura de mercados, la privatización y modelos de desarrollo excluyentes se han pasado del sector privado al gobierno y viceversa e impulsan desde sus trabajos el pensamiento neoliberal que orienta las políticas económicas del gobierno

El intercambio de puestos en la función pública y privada de estos economistas podría explicar los discursos afines que sostienen el Ministerio de Comercio Exterior, los economistas neoliberales y la Corporación de Iniciativas para el Desarrollo (CINDE).

El Ministerio de Comercio Exterior (COMEX) dicta las políticas sobre comercio exterior e inversión extranjera que impulsan los gobiernos costarricenses.

La Corporación de Iniciativa para el Desarrollo (CINDE) promueve la atracción de inversiones extranjeras al suelo nacional y canaliza esos recursos, en especial hacia las zonas francas de la Promotora de Comercio Exterior (PROCOMER) y al Instituto Costarricense de Turismo. No olvidemos que la principal fuente de financiamiento es el gobierno de los Estados Unidos.

PROCOMER por su parte es una entidad semiautónoma presidida por el titular de Comercio Exterior que administra los regímenes de zonas francas y anteriormente jugaba un papel significativo en el otorgamiento de los certificados de abono tributario (CAT).

Los intereses de empresas estadounidenses en el país son representados en el país por la Cámara de Comercio Costarricense Norteamericana (AMCHAM).

INCAE

El Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE) fue fundado en 1964 con aportes especiales hechos por algunos gobiernos de la región, con un préstamo del gobierno de los Estados Unidos, con aportes de algunas fundaciones y donantes privados y con apoyo minoritario del sector privado de la región. Desde entonces y hasta la fecha, cuenta con la asesoría de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard.

Entre sus profesores apermisados se encuentran Alberto Trejos actual Ministro de Comercio Exterior, Jorge Walter Bolaños Ex ministro de Hacienda y Francisco de Paula Gutiérrez actual Presidente del Banco Central de Costa Rica.

Entre sus profesores invitados del INCAE se encuentran Andrés Rodríguez Clarke, quien en los años 1993 y 1997 fue consultor para la Academia de Centroamérica y en 1997 se desempeño como consultor para el BID.

El expresidente de la Republica Oscar Arias y confeso aspirante a una reelección presidencial con clara tendencia a la apertura de mercados y a la privatización es también profesor invitado del INCAE.

Jorge Walter Bolaños, ex ministro de Hacienda ha sido profesor en el INCAE. Ha sido Director Nacional de Impuestos en Costa Rica durante un período de dos años, al cabo de los cuales fue nombrado como Gerente General de la Caja Costarricense de Seguro Social de Costa Rica y sirvió en esa Institución por otro período de dos años.

El economista y actual Ministro de Comercio Exterior, Alberto Trejos ha sido profesor del INCAE. Ha sido consultor independiente, del INCAE y de Consejeros Económicos y Financieros S.A. (CEFSA), Banco Interamericano de Desarrollo, CEPAL y la Comisión Sanford. Participó en la creación de la Ley de Protección al Trabajador, y sirvió en la Comisión Evaluadora del proceso de gestión interesada del principal aeropuerto de Costa Rica.

El actual Presidente del Banco Central de Costa Rica, Francisco de Paula Gutiérrez, de larga trayectoria política en el Partido Liberación Nacional ha sido profesor del INCAE desde 1986. fue asesor presidencial entre 1973 y 1974, asesor de la Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica entre 1974 y 1976, miembro de la firma Consejeros Económicos y Financieros S.A. (CEFSA) en 1984, Ministro de Hacienda entre 1986 y 1988. De Paula fue Presidente de la Junta Directiva de las empresas del Grupo Financiero SAMA (1998-2002), miembro de la Junta Directiva de la Corporación INCSA (cemento) y del periódico El Financiero, ha sido Gobernador ante el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, Gobernador Alterno ante el Fondo Monetario Internacional y Director en el Banco Central.

ACADEMIA DE CENTROAMERICA

Creada en 1969, es la formadora de pensamiento económico neoliberal que dirige instancias privadas y gubernamentales que defienden la privatización de los mercados, la apertura comercial a toda costa y la inversión extranjera como únicos mecanismos para solventar los problemas fiscales y económicos del país. La adopción de sus propuestas ha acentuado la inequidad y concentran la riqueza cada vez en menos manos.

Para llevar adelante sus actividades de investigación y de difusión, la Academia de Centroamérica ha suscrito convenios con organizaciones públicas y privadas, nacionales y extranjeras, tales como la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial, CINDE y Philip Morris International, entre otras.

Para llevar adelante sus actividades de investigación y de difusión, la Academia de Centroamérica ha suscrito convenios con organizaciones públicas y privadas, nacionales y extranjeras, tales como: Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial, Caribbean Basin Partners for Progress, Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (CINDE), Comisión Económica para América Latina (CEPAL), FINCA - Costa Rica, Friedrich Ebert Stiftung, Fundación Interamericana, Centro Internacional para el Desarrollo Económico, Konrad Adenauer Stiftung A.C., Organización de Estados Americanos, Philip Morris International, cretaría del Programa de Integración Económica de Centroamérica (SIECA) y la United Nations Conference on Trade and Development.

La Academia de Centroamérica cuenta con 36 asociados. Muchos de ellos realizan labores de investigación para la Academia, pero también es frecuente que ésta recurra a consultores externos. El nombre de los asociados y su cargo se indican en el anexo I junto con las publicaciones que han realizado.

Entre los asociados se encuentran: Ronulfo Jiménez (actual coordinador del equipo económico del gobierno), Edna Camacho (Viceministra de Hacienda) Oswald Céspedes (consultor de CINDE) y Francisco Chacón (Abogado, ex Viceministro de Comercio Exterior).

Anabel González, Luis Liberman y Eduardo Lizano (expresidente Banco Central de Costa Rica), Thelmo Vargas, (exministro de Hacienda y Vicepresidente Ejecutivo del Banco Internacional de Costa Rica) y Vilma Villalobos, se agregan a la lista.

Estos asociados han participado activamente en la formulación y evaluación de políticas y programas relacionados con la apertura comercial, local e internacional y han investigado diferentes dimensiones de las políticas de liberalización del comercio: ajuste de las empresas, impacto fiscal, efectos en el mercado laboral, economía política de la reforma, impacto sobre el bienestar, entre otros.

En el pasado la Academia participó activamente en estudios y formulación de políticas relacionadas con el Mercado Común Centroamericano. Más recientemente, el énfasis se trasladó a las políticas comerciales que afectan tanto al sector industrial como al sector agrícola, políticas de promoción de exportaciones y tratados de libre comercio.

En el tema financiero, los asociados a la Academia han abordado en forma particular el sistema bancario. En esta área destaca el análisis de la organización, eficiencia, regulación y supervisión del sector financiero y un énfasis en el análisis de las reformas financieras de las décadas de los 80' y 90', así como en los retos futuros que enfrenta el sistema financiero.


han estudiado el tema del financiamiento del desarrollo económico, así como la elaboración, ejecución y evaluación de proyectos específicos. En particular, se han estudiado tanto sistemas de promoción de ahorros y métodos para la medición del ahorro, como aspectos institucionales, por ejemplo, la banca de desarrollo y aspectos de política, tales como tasas de interés, seguros de depósito y mecanismos de asignación de crédito y su impacto sobre el crecimiento, la distribución del ingreso y el empleo.

Los asociados a la Academia han participado activamente en la formulación y evaluación de políticas y programas relacionados con la apertura comercial, local e internacional. Han investigado diferentes dimensiones de las políticas de liberalización del comercio: ajuste de las empresas, impacto fiscal, efectos en el mercado laboral, economía política de la reforma, impacto sobre el bienestar, entre otros.

Los profesionales asociados a la organización, con vasta experiencia en investigación y docencia, se han desempeñado en funciones públicas y en organismos internacionales.

Estos profesionales asociados, según indica la página web de la Academia, han participado activamente en la formulación y evaluación de políticas y programas relacionados con la apertura comercial, local e internacional.

Además, han investigado diferentes dimensiones de las políticas de liberalización del comercio: ajuste de las empresas, impacto fiscal, efectos en el mercado laboral, economía política de la reforma, impacto sobre el bienestar, entre otros.

La pertenencia a la Academia de algunos de los negociadores anteriores y actuales del TLC con Estados Unidos podría explicar la sincronía que parece existir entre quienes representan los intereses estadounidenses y los interlocutores ticos.

Por ejemplo, Anabel González, jefa del equipo negociador por Costa Rica y su consorte Francisco Chacón, aparecen como profesionales asociados de la Academia de Centroamérica, dirigida por el coordinador del equipo económico del gobierno Ronulfo Jiménez.

Las relaciones de Anabel González con Estados Unidos, con intereses transnacionales y corporaciones que las representan son amplias y no son nuevas. González nació en agosto de 1963 en Detroit, Estados Unidos y antes de ocupar puestos gubernamentales en Costa Rica, fue consultora del INCAE, directora General de CINDE y presidenta de la Junta Directiva de PROCOMER principales contrapartes empresariales que promueven las relaciones comerciales con diversos países, y uno de los principales defensores del TLC con Estados Unidos.

La versatilidad de esta hábil especialista se demuestra en los cargos públicos que ha ostentado en los últimos 10 años. González, economista de carrera, fue directora de negociaciones comerciales del Ministerio de Comercio Exterior (COMEX) en la administración Figueres Olsen, cuando su esposo Francisco Chacón ocupaba el puesto de viceministro.

Al asumir el ministerio Samuel Guzowski, González fue nombrada viceministra del ramo y permaneció en el cargo cuando la cartera fue asumida después por Tomás Dueñas.

Su esposo, Francisco Chacón fue viceministro de Comercio Exterior en la administración Figueres Olsen y también se desempeñó como negociador comercial de nuestro país. Su carrera política no es nueva, fue asesor legal del entonces Presidente de la República Oscar Arias, y posteriormente negociador del sector textil en esa misma administración. Antes de ocupar el cargo de viceministro en el gobierno figuerista, Chacón se desempeñó como asesor ministerial en la administración Calderón Fournier.

Figura además como abogado del Bufete Odio y Raven que representa a decenas de empresas estadounidenses instaladas en el país, entre ellas Abbot Laboratories, el grupo de maquiladoras textiles Sara Lee y Costa Rica Dental & Medical Supply Co. Estas empresas se establecieron en el país gracias a CINDE y operan bajo el régimen de zonas francas administrado por PROCOMER. Este bufete representa a su vez a la Cámara empresarial estadounidense American Chamber.

Pero las coincidencias no acaban ahí, Gabriela Llobet fue colega de Chacón en el Bufete Odio y Raven y fue directora de negociaciones comerciales cuando Fernando Ocampo se desempeñó como negociador comercial en el gobierno de Miguel Angel Rodríguez. Llobet, ahora viceministra de Comercio Exterior, fue negociadora comercial cuando Samuel Guzoski fungió como ministro en el gobierno de Miguel Angel Rodríguez.

Fernando Ocampo ha permanecido como Director de Negociaciones Comerciales en las administraciones Rodríguez y Pacheco y desempeñó ese cargo cuando José Rossi era titular del COMEX en el gobierno de Figueres Olsen. Además, fue asistente de la viceministra en la administración pasada y fue director de negociaciones comerciales cuando Tomás Dueñas fungió como titular del ramo en Comercio Exterior.


BUFETE ODIO & RAVEN

Fundado en 1960, Odio & Raven tiene una reputación establecida por la calidad de sus servicios y sus normas éticas, y es reconocido como uno de los bufetes de mayor crecimiento en San José. Odio & Raven opera como un equipo integral constituido por abogados y una corporación legal.

La firma representa a empresas grandes y medianas, tanto locales como internacionales, asociaciones profesionales, instituciones financieras, dependencias públicas, e individuos. A lo largo de los años, la firma ha establecido contactos y mantiene excelentes relaciones, con bufetes en las principales ciudades de Norteamérica, Europa y otros países. Con el apoyo de su personal administrativo y auxiliar, Odio & Raven es una firma de abogados bien organizada y comprometida con la calidad de sus servicios.



Odio & Raven juega un papel importante en algunos de los principales avances en materia de regulaciones y proyectos específicos de importancia nacional y regional.

Desde su creación, la práctica general de la firma ha estado concentrada en el derecho comercial y corporativo y ha desarrollado las áreas relacionadas con derecho internacional, impuestos, bienes raíces, derecho financiero y de inversiones, propiedad intelectual, compras del estado, inmigración, y derecho administrativo.

En la última década, la expansión de la legislación moderna y el deseo de brindar un servicio adecuado han resultado en el crecimiento de una serie de áreas especializadas, tales como concesiones de obras públicas, telecomunicaciones y regulaciones energéticas, turismo, regulaciones y procedimientos de exportación, regulaciones monopolísticas y de la competitividad, y regulaciones del comercio de títulos valores. Dentro de todas las áreas de práctica de la firma, su personal profesional ofrece una amplia gama de servicios legales, asesoría, asistencia corporativa, y lleva todo tipo de litigios administrativos y judiciales.

Entre los miembros de la firma se encuentran el ex ministro de Justicia Fabi{an Volio, Alfonso Videche. Francisco Chac{on Bravo, Alberto Raven Odio, Fernando Vargas Cullell, Francisco Chacón González, Claudio Donato, Andrés Waisleder, Jonatán Picado León, e Ignacio Gallegos.



Este bufete representa a empresas estadounidenses tales como las siguientes:

W. R. Grace & Co. (1962), Whitehall International Inc. (1962), American Home Products Corporation (1962), Wyeth International, Inc. (1962), Zapata Corporation (1974), P. D. M. Products, Inc. (1984), Curtin Matheson Scientific, Inc. (1987), Tech-Sym Corporation (1988), Nabors Industries (1991), Browing-Ferris Industries (1994), Sonesta International Hotels Corp. (1994), Sarah Lee Corporation (1998), Abbott Laboratories (1998), Waste Management Inc. (1999) y Neworld Network (1999), Global Energy, Inc.

También entre sus clientes se encuentran: S. C. Johnson de Centroamérica, S. A., S. C. Johnson & Son, Shell Costa Rica, S. A., Shell Oil Company, Siemens A.G. y Siemens, S.A.

Entre las empresas centroamericanas que representa se encuentran: Arrendadora Comercial AT, S. A. (1994), ARWEST (1999) y Alumicentro de Centroamérica (1990).

Representa a empresas importantes del sector financiero costarricense como: Bolsa Nacional de Valores, Cámara Costarricense de Emisores de Títulos Valores, Banco Finadesa, S. A., Corporación Aldesa, Mutual Metropolitana y desde 1990 es la firma de abogados del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Además al Colegio de Farmacéuticos de Costa Rica, Colegio de Cirujanos Dentistas y al Colegio de Médicos y Cirujanos, Corporación Raven, S. A., Costa Rica Dental & Medical Supply Co., Laboratorio Raven, S. A., Grupo Fischel y Compañía Química Costarricense, S. A.,

Entre sus clientes se encuentran importantes empresas turísticas como Aventuras Marítimas Okeanos, S. A., El Jardín del Cariari, S. A., Marina de Herradura; S. A., Hotelera Amón, S. A., Hotel Marrito CR, Hotelera Playa Flamingo, S. A., Hoteles Aurola, S. A./Holiday Inn, Inmobiliaria Enur, S. A., Hotel Marriot Los Sueños, La Roca Hotel & Resort figuran entre sus clientes.

Igual sucede con los emporios comerciales como el Consejo de Cuotas Textiles, CORMAR- AEI, Corporación de Supermercados Unidos,Factoreo Comercial, S. A., Grupo Más x Menos, Grupo REMARSA, Grupo Televisión y Arte, S. A., , Lachner & Sáenz, S. A., PIPASA, Productora de Cítricos, S. A. (Procisa), Reforestadora Buen Precio, S. A., Tabacalera Costarricense, S. A., Tarjetas Comerciales Máxima, S. A., y TicoFrut, S. A.

JUEZ Y PARTE

El 6 de octubre del 2003, COMEX dio a conocer los nombres de los árbitros propuestos por Costa Rica que prestarán funciones para resolver las controversias comerciales que puedan presentarse con Estados Unidos.

Sin concurso de antecedentes, las autoridades del COMEX presentaron los nombres de los postulantes a los gobiernos de la región y fueron ratificados inmediatamente.

Las personas nombradas por Costa Rica con el chileno Mario Matus; y los costarricenses Francisco Chacón, Mónica Nágel, exministra de Justicia y expresidenta del Instituto Nacional de Seguros; Allan Thompson, asesor de COMEX y Juan Ignacio Gallegos, socio del Bufete Odio y Raven donde también labora Chacón.

Ellos fueron electos por tres años y podrían ser reelectos en sus cargos por igual lapso.

Fueron designados como representantes costarricenses en altos cargos de comercio exterior, a profesionales con nexos laborales en común, que han jugado un papel fundamental en la toma de decisiones de los gobiernos en materia de comercio exterior y han incidido en la definición de políticas públicas como consultores o funcionarios de gobierno.

Algunos de estos representantes se han caracterizado por su constante ir y venir del sector privado al gobierno y viceversa, lo que desde nuestra perspectiva entraña un riesgo intrínseco, cual es que intereses corporativos de las empresas privadas a las que pertenecen o para las que hayan laborado, puedan superponerse o influir en la toma de decisiones en la función pública, y ahora como árbitros de la materia de comercio exterior.

Véase en ese sentido el caso de Francisco Chacón quien ha sido representante legal del consorcio Management Training Corporation (MTC) adjudicataria del polémico proyecto de construcción de la Cárcel de Pococí. ¿Si esto no es un conflicto de intereses, como se puede llamar?

En relación con Juan Ignacio Gallegos, se conoce su trayectoria jurídica en el Bufete Odio Raven al cual también pertenece Francisco Chacón.



Para la fracción del Partido Acción Ciudadana, ha existido conflicto de intereses cuando estos funcionarios, nombrados ahora por COMEX se desempeñaron en cargos públicos en materia de comercio exterior provenientes del sector privado y volviendo a él luego de finalizar su función en el gobierno para ejecutar acciones y desarrollar programas que fueron a su vez fortalecidos por acciones adoptadas cuando ellos ejercieron cargos públicos.

En el caso de la exministra de Justicia, Mónica Nágel, sus atestados como negociadora comercial internacional son desconocidos y sus antecedentes más frecuentes nos remiten a la renuncia de su cargo como Presidente Ejecutiva del Instituto Nacional de Seguros sin que haya rendido cuentas claras de su gestión y su participación como ministra de Justicia en la iniciativa de la construcción de la Càrcel de Pococí, que pretendía colocar en manos privadas la construcción de un complejo de seguridad con un costo superior a los ø8.100 millones anuales cuyo representante legal es el Bufete Odio Raven.



La suerte del proyecto de la cárcel de Pococí depende de un fallo en la Sala Constitucional y de declararse ilegal, podría abrirse el camino para que la empresa estadounidense interesada en la construcción del proyecto pudiera demandar a nuestro país por la no construcción de la obra, lo cual podría generar que los jueces costarricenses pudieran ejercer su influencia con los jueces de la región que tendrían que dirimir el caso.

1 Presentación en el II Foro Nacional « Consecuencias del ALCA para Costa Rica », 11 de octubre 2003. Auditorio de Derecho Universidad de Costa Rica.


2 Cfr. Vargas, Oscar-René. Conferencia Tratado de Libre Comercio de Centroamérica con Estados Unidos (CAFTA). Managua, 4 de abril 2003.

3 “El plato de lentejas y la primogenitura. Quince “dudas razonables” sobre el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados Unidos y la posición nacional”.


4 Cfr. Lamarca, Chusa. El globaritarismo de las transnacionales Madrid, España 2001. documento pdf,

5 El Financiero. 20 de octubre 2003

6 Cfr. Actualidad Económica no.286 y 287

7 El Financiero « Banca se beneficiará del CAFTA », 1 de setiembre 2003

8 Parte de este retrato del poder en Costa Rica ha sido publicado por el Semanario Universidad a través de artículos de María Florez-Estrada y William Vargas en los últimos tres años. Otra parte fue completada por el autor de este artículo en las últimas semanas.





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje