Página principal

84, Charing Cross Road


Descargar 442.88 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño442.88 Kb.
  1   2   3   4   5



Helene Hanff

84, Charing Cross Road

Post scriptum de Thomas Simonnet


Título de la edición original: 84, Charing Cross Road

14 East 95th St.

New York City

5 octubre 1949

Marks & Co.

84, Charing Cross Road

Londres, W.C. 2

Inglaterra

Señores:


Su anuncio publicado en la Saturday Review of Literatu­re dice que están ustedes especializados en libros agotados. La expresión «libreros anticuarios» me asusta un poco. Porque asocio «antiguo» a «caro». Digamos que soy una escrito­ra pobre amante de los libros antiguos y que los que deseo son imposibles de encontrar aquí salvo en ediciones raras y carísimas, o bien en ejemplares de segunda mano en Barnes & Noble que, además de mugrientos, suelen estar llenos de anotaciones escolares.

Les adjunto una lista de mis necesidades más apremiantes. Si disponen ustedes de ejemplares limpios de segunda mano de algunos de los libros de esa lista, y a un precio que no rebase los 5 dólares por unidad, ¿tendrán la amabilidad de considerar la presente corno un pedido en firme y enviár­melos?

Dándoles de antemano las gracias, les saluda

Helene Hanff

(Srta.) Helene Hanff

MARKS & CO.,Libreros
84, Charing Cross Road
Londres, W.C. 2

25 octubre 1949

Srta. Helene Hanff

14 East 95th Street

New York 28, New York.

U.S.A.
Distinguida señora:

En respuesta a su carta del 5 de octubre, me complace decirle que hemos conseguido satisfacer las dos terceras partes del problema. Los tres ensayos de Hazlitt que usted quiere se incluyen en la edición de Nonesuch Press de sus Ensayos escogidos, y el de Stevenson se encuentra en Virgi­nibus Puerisque. Le enviamos por paquete postal sendos ejemplares de ambos en excelente estado, confiando en que le llegarán perfectamente en su momento y la complacerán. Encontrará incluida nuestra factura en el envío.

Más difícil va a ser encontrar los ensayos de Leigh Hunt, pero trataremos de hallar algún volumen atractivo que los in­cluya todos. No tenemos la Biblia latina que usted nos describe, pero sí un Nuevo Testamento en latín y un Nuevo Testamento en griego: se trata de dos ediciones modernas co­rrientes, encuadernadas en tela. ¿Podrían ser de su gusto?

Queda a su disposición,



FPD

p/o MARKS & CO.

14 East 95th St.

New York City



3 noviembre 1949

Marks & Co.

84, Charing Cross Road

Londres, W.C. 2

Inglaterra

Señores:


Los libros llegaron bien, y el de Stevenson es tan bello que hasta abochorna un poco a mis estanterías hechas con cajas de naranjas. Casi temo tocar esas páginas de tacto tan suave que semejan de pergamino y de un fuerte color crema. Acostum­brada al blanco apagado y a las cubiertas de cartón rígido de los libros americanos, jamás supuse que un libro así pudiera proporcionar un placer tan gozoso al sentido del tacto.

Un británico cuya amiga vive en el piso de encima del mío me ha traducido las 1 libra, 17 chelines, 6 peniques, y me dice que les debo 5,30 dólares por los dos libros. Espero que el cálculo sea correcto. Les incluyo en el sobre un billete de 5 dólares y otro de 1 dólar. Apliquen los 70 centavos res­tantes para el pedido de los dos Nuevos Testamentos, pues desearía tener ambos.

¿Tendrán la bondad de traducirme sus precios en ade­lante? Yo ya no sumo demasiado bien en americano, así que sería un verdadero milagro que alguna vez llegara a dominar una aritmética bilingüe.

Atentamente,



Helene Hannf
Espero que « madam»1 no tenga ahí el mismo significado que aquí.

1. Juego de palabras sobre los dos sentidos de la palabra inglesa «madam» («señora» y «encargada de una casa de citas»), en alusión al «Dear Madam» británico con que encabezan la carta sus corresponsales. (N. del T.. )



MARKS & CO.,Libreros
84, Charing Cross Road
Londres, W.C. 2

9 de noviembre 1949

Srta. Helene Hanff

14 East 95th Street

New York 28, New York

U.S.A.

Querida señorita Hanff:



Sus seis dólares llegaron sin novedad, pero nos sentiría­mos mucho más tranquilos si en el futuro nos enviara sus pagos por giro postal, puesto que el sistema sena bastante más seguro para usted que el de confiar dinero en billetes al correo.

Nos alegra mucho saber que le gustó tanto el Stevenson. Le hemos enviado ya los dos Nuevos Testamentos, con una factura que indica su importe en libras esterlinas y en dóla­res.

Esperamos que le agraden.

Queda a su disposición,



FPD

p/o MARKS & CO.

14 East 95th St.

18 noviembre 1949

¿QUÉ PORQUERÍA DE BIBLIA PROTESTANTE ES ÉSTA?

Tengan ustedes la amabilidad de informar a los respon­sables de la Iglesia de Inglaterra de que han echado a perder la prosa más bella que jamás se ha escrito. ¿Quién les dijo que zascandilearan con la Vulgata latina? Lo pagarán en el infierno..., miren lo que les digo.

A mí no me va nada en esto, porque soy judía. Pero tengo una cuñada católica, otra cuñada metodista, toda una legión de primos presbiterianos (por mi tío abuelo Abraham, que se convirtió) y una tía que es sanadora de la Igle­sia de la Ciencia Cristiana, y me gusta pensar que ninguno de ellos aprobaría esta Biblia anglicana latina si conocieran su existencia. (En realidad, no conocen ni la existencia del latín.)

Bueno..., al infierno con ella. Hasta ahora he empleado la Vulgata de mi profesor de latín, así que lo que me imagino que haré es no devolvérsela hasta que ustedes encuentren una para mí.

Adjunto 4 dólares para cubrir el importe que les debo. Tómense un café con los 12 centavos sobrantes. No hay por aquí cerca ninguna oficina de correos, y no voy a ir hasta Rockefeller Plaza y guardar cola para enviar un giro por 3,88 dólares. Y si espero a que se me presente la ocasión de ir allí para alguna otra cosa, mucho me temo que para entonces va no tendré los 3,88 dólares. Lo que significa también implíci­tamente que tengo fe en el correo aéreo de los Estados Uni­dos y en el Servicio Postal de Su Majestad.

¿Disponen de algún ejemplar de las Conversaciones imaginarias de Landor?

Creo que son varios volúmenes; el único que necesito es el de las conversaciones griegas. Si contiene un diálogo entre Esopo y Ródope, será exactamente el volumen que quiero.



Helene Hanff

MARKS & CO.,Libreros
84, Charing Cross Road
Londres, W.C. 2

26 noviembre 1949

Srta. Helene Hanff

14 East 95th Street

New York 28, New York



U.S.A.
Querida señorita Hanff:

Sus cuatro dólares llegaron sin novedad y hemos abonado en su cuenta los 12 centavos sobrantes.

Tenemos en existencia el volumen II de la Vida y Obras de Walter Savage Landor, que contiene los diálogos griegos (incluido el que usted mencionaba en su carta), así como los diálogos romanos. Es una edición antigua, publicada en 1876, no muy atractiva, pero bien encuadernada, y se trata de un ejemplar limpio y en buen estado. Procedemos a en­viárselo hoy junto con la correspondiente factura.

Lamento el error cometido con la Biblia latina; tratare­mos de encontrarle una Vulgata. Y no nos olvidamos de Leigh Hunt.

Queda a su disposición,

FPD

p/o MARKS & CO.

14 East 95th St.

New York City



8 diciembre 1949

Señor:


(Me parece un poco tonto seguir escribiendo «señores» cuando tengo ya la certeza de que una misma y única perso­na se está ocupando de mis cosas.)

El Savage Landor llegó perfectamente y se abrió al punto él solo por un diálogo romano en el que dos ciudades acaban de ser destruidas por la guerra y sus habitantes, con­denados a morir en cruces, suplican a los soldados romanos que pasan que los atraviesen con sus lanzas y pongan fin a su agonía. Será un consuelo volverme a Esopo y Ródope, y pensar que la preocupación de ustedes no va más allá del hambre. Me encantan esos libros de segunda mano que se abren por aquella página que su anterior propietario leía más a menudo. El día en que me llegó el ejemplar de Hazlitt, se abrió por una página en la que leí: «Detesto leer li­bros nuevos.» Y saludé como a un camarada a quienquiera que lo hubiera poseído antes que yo.

Les incluyo un billete de un dólar, que Brian (el amigo inglés de mi vecina Kay) dice que bastará para cubrir los 8 chelines que les debo; esta vez se ha olvidado de traducírmelo...

Por cierto..., Brian me ha dicho que tienen ustedes racio­nados los alimentos a razón de 60 gramos de carne por Emi­lia y semana, y a un huevo por persona y mes. Me he quedado horrorizada. Tiene un catálogo de una empresa británica con sucursal aquí, mediante la cual envía por avión alimentos desde Dinamarca a su madre; así que yo también voy a enviar a Marks & Co. Un pequeño regalo de Navidad. Espero que será suficiente para todos ustedes, pues me dice que las librerías de Charing Cross Road son «todas muy pequeñas».

Lo envío a su atención, FPD, quienquiera que usted sea. Feliz Navidad.

Helene Hanff

14 East 95th St.



9 diciembre 1949

¡SOCORRO! ¡FPD!

He enviado el paquete. El elemento principal de su contenido es un jamón de unos tres kilos. Había pensado que podrían llevarlo a un carnicero para que lo cortara, de mane­ra que todos pudieran llevarse algo de él a casa.

Pero acabo de darme cuenta de que en su última factura pone: «B. Marks. M. Cohen.» Propietarios.

¿TOMAN COMIDA KOSHER? Porque, si fuera así, puedo enviar urgentemente lengua.

¡ACONSÉJEME, POR FAVOR!



Helene Hanff

MARKS & CO.,Libreros
84, Charing Cross Road
Londres, W.C. 2

20 diciembre 1949

Srta. Helene Hanff

14 East 95th Street

New York 28, New York

U.S.A.
Querida señorita Hanff

Sólo unas letras para decirle que su regalo ha llegado hoy y que su contenido se ha repartido entre todo el personal de la librería. El señor Marks y el señor Cohen han insistido en que nos lo dividiéramos entre nosotros, sin incluir a «los je­fes». Quiero que sepa también que todo lo que había dentro de su paquete son cosas que o no se encuentran aquí o sólo se pueden conseguir en el mercado negro. Ha sido muy amable y generoso por su parte haber pensado así en noso­tros, y le estamos todos vivamente agradecidos.

Todos queremos darle las gracias y enviarle nuestra feli­citación y nuestros mejores deseos para 1950.

Queda a su disposición,



Frank Doel

p/o MARKS & CO.

14 East 95th St.

25 marzo 1950
¡Vamos, Frank Doel...! ¿Se puede saber qué HACE usted ahí? No veo que haga NADA, salvo pasarse todo el día SEN­TADO.

¿Dónde está el Leigh Hunt? ¿Dónde está la Antología de la poesía inglesa de Oxford que le pedí? ¿Dónde mi Vulgata y ese querido y viejo loco de John Henry, con los que había pensado pasar horas de edificante lectura durante la Cuares­ma? ¡No me envía usted NADA!

me tiene aquí escribiendo largas notas en los márgenes de unos libros sacados en préstamo de la biblioteca... Algún día me descubrirán y me quitarán mi tarjeta de lectora.

He hecho tratos con el Conejito de Pascua para que le lleve un Huevo. Pero mucho me temo que, cuando llegue ahí, se encuentre con que usted se ha muerto de inercia.

Con la llegada de la primavera necesito un libro de poe­mas de amor. ¡Nada de Keats o Shelley! Envíeme poetas que sepan hablar del amor sin gimotear... Wyatt o Johnson o al­guien por el estilo: lo dejo a su criterio. Pero que sea una edición linda y preferiblemente de pequeño formato, para poder metérmelo en los bolsillos de los pantalones y llevár­melo a Central Park.

¡Ande, no se quede ahí sentado! Vaya a buscarlo. La verdad es que no sé cómo puede seguir funcionando esa tienda.



MARKS & CO.,Libreros
84, Charing Cross Road
Londres, W.C. 2

7 abril 1950
Srta. Helene Hanff

14 East 95th Street

New York 28, New Cork

U.S.A.
Querida señorita Hanff:

Tengo que darle las gracias por el maravillosamente bien recibido paquete de Pascua que nos llegó ayer. Nos encantó a todos ver las latitas y la caja con los cascarones de huevo... Todos los de la casa se unen a mí para agradecerle su amable y generoso detalle.

Lamento que no hayamos podido enviarle ninguno de los libros que usted necesita. En cuanto al libro de poemas de amor, de vez en cuando viene a nuestras manos un volumen como el que usted describe. No tenemos ninguno en existen­cias en este momento, pero buscaremos uno para usted.

Muchas gracias, de nuevo, por el paquete.

Queda a su disposición,



Frank Doel

p/o MARKS & CO.



MARKS & CO.,Libreros
84, Charing Cross Road
Londres, W.C. 2

7 abril 1950

Querida señorita Hanff:

No le diga a Frank que le escribo esta nota, por favor, pero es que cada vez que le envío una factura me muero de ganas de incluir algo así por iniciativa propia y él tal vez pudiera pensar que no es correcto que lo haga. Con esto no le digo que sea un poco estirado, porque no lo es: en realidad es una persona muy amable, encantadora. Lo que ocurre es que la considera a usted su corresponsal privada, ya que todas sus cartas y paquetes van dirigidos a él. O sea que he de­cidido escribirle yo por mi cuenta.

A todos nos encantan sus cartas y tratamos de imaginar cómo debe de ser usted físicamente. Yo me la imagino joven, muy sofisticada y muy elegante. El viejo señor Martin opina que debe de tener aspecto de intelectual, a pesar de su mara­villoso sentido del humor. ¿Por qué no nos envía una foto suya? Nos encantaría tenerla.

Por si siente usted curiosidad acerca de Frank, le diré que está ya más cerca de los cuarenta que de los treinta y cinco años, que es bien parecido y está casado con una chica irlande­sa de carácter muy dulce, que creo que es su segunda esposa.

Todos le estamos muy agradecidos por el paquete. Para mis pequeños (una niña de 5 años, un chico de 4) fue una verdadera gloria..., y ahora, con las pasas y el huevo, ¡voy a poderles hacer yo un pastel también!

Espero que no le parezca mal que le haya escrito. Por fa­vor, no se lo mencione a Frank cuando le escriba a él. Con mis mejores deseos para usted,

Cecil, Farr

P.D. Pondré al dorso del sobre mi dirección particular, por si alguna vez desea que le envíe algo de Londres.

C.F.

14 East 95th St.



10 abril 1950
Querida Cecily...

¡Y que lo aspen al viejo señor Martin! Dile que soy tan poco estudiosa que nunca fui a la universidad. Lo único que pasa es que tengo un gusto muy especial por los libros, gra­cias a un profesor de Cambridge llamado Quiller-Couch (yo lo llamo Q), con uno de cuyos libros fui a dar en una biblio­teca cuando tenía yo diecisiete años. Y mi aspecto es casi tan elegante como el de una mendiga de Broadway. Visto jerséis apolillados y pantalones de Jana, porque donde vivo no en­cienden la calefacción durante el día. Es una casa de cinco pisos de ladrillo oscuro; todos los demás inquilinos salen para el trabajo a las 9 de la mañana y no regresan hasta las 6..., ¿por qué va a calentar el propietario todo el edificio por una simple lectora/escritora de guiones, que trabaja en casa en la planta baja?

Pobre Frank..., ¡le hago pasar tan malos ratos! Siempre estoy regañándolo por una cosa u otra. Bromeo, claro, pero sé que él me tomará en serio. Disfruto tratando de poner a prueba con mis pullas esa típica reserva británica... Si le da una úlcera, será culpa mía.

Escríbeme, por favor, y cuéntame cosas de Londres. Vivo esperando el día en que pueda bajar del ferry y sentir bajo mis pies sus sucias aceras. Quiero ir caminando hasta Berkeley Square, bajar luego por Wimpole Street, estar un rato en el interior de la catedral de San Pablo, donde predi­caba John Donne, sentarme en el escalón donde Isabel se sentó cuando se negó a entrar en la Torre, v cosas así. Un periodista que conozco, que estuvo destinado en Londres durante !a guerra, dice que los turistas viajan a Inglaterra con ideas preconcebidas y que por eso encuentran exactamente lo que buscan. Yo le expliqué que me gustaría ir en busca de la Inglaterra de la literatura inglesa, y me respondió: «Pues está allí, sí.»

Saludos de

Helene Hanff


MARKS & CO.,Libreros
84, Charing Cross Road
Londres, W.C. 2
20 de septiembre de 1950
14 East 95th Street

New York 28, New York

U.S.A.
Querida señorita Hanff:

Ha pasado tanto tiempo desde la última vez que le escri­bimos, que espero que no piense que nos hemos olvidado por completo de sus peticiones.

El caso es que tenemos ahora en existencias un ejemplar de la Antología de la poesía inglesa de Oxford, impreso en papel biblia, con su encuadernación original en tela azul, de 1905; tiene una inscripción en tinta en la guarda, pero por lo demás es un buen ejemplar de segunda mano, y su precio es de 2 dólares. Nos ha parecido mejor comentarlo con usted antes de enviársela, por si hubiera adquirido ya otro ejem­plar.

Hace algún tiempo nos pidió usted La Universidad ideal, de Newman. ¿Le interesaría un ejemplar de la primera edición? Acabamos de adquirir uno, cuyos detalles son como sigue:


NEWMAN (JOHN HENRY, D,D.) Discurso so­bre el alcance y la naturaleza de la formación universita­ria, Dirigido a los católicos de Dublin. Primera edición, en 8.°, piel, Dublín, 1.852. Tiene unas pocas páginas algo envejecidas y con manchas, pero es un ejemplar ex­celente y sólidamente encuadernado. Precio: 6 dólares.

Por si fueran de su interés, apartamos ambos libros hasta que usted haya tenido tiempo de responder.

Le envía un cordial saludo y queda a su disposición,

Frank Doel

p/o MARKS & CO.

East 95th St.

25 septiembre 1950
dice que tiene una primera edición de La Universidad de Newman por seis pavos... ¡y me pregunta con aire de inocencia si la quiero!

Querido Frank:

Si, la quiero. No seré capaz de ganarme bien la vida. Jamás me han importado gran cosa las primeras ediciones por sí mismas..., pero ¡una primera edición de ESE libro...!

Oh, cielos...

puedo verlo ya.

Envíeme también la Antología de Oxford, por favor. No se pregunte nunca si habré encontrado algo en cualquier otra parte, porque ya no busco en ninguna otra parte. ¿Para qué voy a bajar hasta la calle 17 a comprar libros sucios y estro­peados cuando puedo conseguirlos de ustedes limpios y her­mosos sin tener que alejarme de mi máquina de escribir? Desde donde estoy ahora, Londres se encuentra muchísimo más cerca que la calle 17.

Dentro del sobre, si Dios quiere, encontrará 8 dólares. ¿Le he contado lo del pleito de Brian? Él compra gruesos vo­lúmenes de física a una librería de Londres especializada en libros técnicos; no es negligente y confiado como yo. Pues bien, adquirió una colección cara, se fue hasta Rockefeller Plaza, hizo cola, puso un giro postal y lo envió por cable o comoquiera que se haga: es un hombre de negocios, hace las cosas bien.

el giro se perdió por el camino.

¡Viva el Servicio Postal de Su Majestad!

HH

envío un pequeño paquete para celebrar esta primera edi­ción. Por fin Overseas Associates se ha dignado enviarme un catálogo para mi uso personal.




MARKS & CO.,Libreros
84, Charing Cross Road
Londres, W.C. 2

2 octubre 1950

Querida Helene:

Hace ya semanas que me traje a la tienda las fotos que le adjunto, pero hemos estado tan terriblemente ocupados que hasta hoy no he encontrado una ocasión para enviárselas. Fueron tornadas en Norfolk, donde Doug (mi marido) está destinado en una base de la RAF. En ninguna de ellas salgo yo muy favorecida, pero son las mejores que tenemos de los niños y la de Doug solo es francamente buena.

Espero, querida, que se haga realidad su deseo de venir a Inglaterra. ¿Por qué no empieza a ahorrar algún dinerillo y se viene el próximo verano? Mamá y papá tienen una casa en el Middlesex y estarán encantados de recibirla.

Megan Vells (la secretaria de los jefes) y yo planeamos pasar una semana de vacaciones en jersey (una de las islas del Canal) en el mes de julio. ¿Por qué no se viene con nosotras y pasa luego el resto del mes en el Middlesex? Sería una ma­nera de ahorrar.

Ben Marks está intentando ver lo que escribo. Tendré que dejarlo.

Cordialmente,

Cecily

14 East 95th Sr.



15 octubre 1950
¡ESTAMOS BUENOS!

Hoy sólo quiero decirle una cosa..., a USTED, Frank Doel: que vivimos en una época depravada, destructora y degenerada, en la que una librería —¡una LIBRERÍA! — no tiene el más mínimo reparo en destrozar hermosos libros antiguos para emplear sus páginas como papel de embalaje. Se lo he dicho así a John al sacarlo del envoltorio: « ¿Podría dar crédito Su Eminencia a una cosa así?», y él me ha respondido que no. Han roto ustedes el libro en mitad de una gran batalla... y ni siquiera consigo averiguar de qué guerra se trataba.

El Newman llegó hace ya casi una semana y ahora co­mienzo a recuperarme de la impresión. Lo tengo junto a mí todo el día, en mi mesa de trabajo, y de vez en cuando paro de escribir a máquina y alargo la mano para tocarlo. No porque sea una primera edición, sino porque jamás he visto un libro tan bello. Saberme su propietaria me inspira un vago sentimiento de culpabilidad. Un libro así, con reluciente en­cuadernación en piel, sus estampaciones en oro y su hermosa tipografía debería estar en la biblioteca revestida de madera de una casa solariega en la campiña inglesa, y está pidiendo ser leído junto a la chimenea por un caballero sentado en una butaca de cuero..., no en el desvencijado diván de un mez­quino estudio de un edificio de ladrillo oscuro cuya fachada se cae a pedazos.

Quiero esa antología de Q. No estoy segura de cuál era su precio, pues he perdido su última carta. Creo que me indicaba usted que eran unos dos dólares. Le incluyo dos bille­tes de dólar; si les debo algo más, hágamelo saber.

Y una sugerencia: ¿por qué no me lo envuelve en las páginas LCXII y LCXIII de ese otro libro roto para que, por lo menos, pueda enterarme de quién ganó la batalla y de en qué guerra se libró?

HH

P.D. ¿Tienen algún ejemplar del Diario de Sam Pepys? Lo necesito para las largas tardes invernales.




MARKS & CO.,Libreros
84, Charing Cross Road
Londres, W.C. 2

1 noviembre de 1950

Srta. Helene Hanff

14 East 95th Street

New York. 28, New York

U.S .A.
Querida señorita Hanff:

Siento mucho mi tardanza en responder a su carta, pero he estado como una semana fuera de la ciudad y ahora trato de ponerme al corriente de mi correspondencia.

Ante todo, quiero rogarle que no se inquiete por el hecho de que empleemos para envolver el papel de viejos libros como el de La rebelión de Clarendon. En este caso en particular se trata­ba sólo de dos volúmenes desparejados, con las tapas rotas, por los que nadie en su sano juicio nos hubiera pagado ni un chelín.

Le hemos enviado por correo, como impreso postal, la an­tología de Quiller-Couch, La ruta del peregrino. Su importe es de 1,85 dólares, por lo cual sus 2 dólares lo han cubierto con creces. En este momento no tenemos en existencias ningún ejemplar del Diario de Pepys, pero buscaremos uno para usted.

Con mis mejores deseos,

siempre a su disposición,



F. Doel

p/o MARKS & CO.


  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje