Página principal

8 de noviembre del 2010 Introducción de Erving Vega


Descargar 72.91 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño72.91 Kb.




Entrevista a Roberto Araquistain

Viceministro de MARENA, y el

Doctor Jaime Incer Barquero,

Asesor Presidencial para

Asuntos del Medio Ambiente

Estudio TN8 con Erving Vega

8 de noviembre del 2010
Introducción de Erving Vega
Comenzamos esta edición de su Programa TN8 de hoy lunes 8 de noviembre, me acompaña para esta pri-mera parte del programa, Antenor Peña, y compartir un rapidísimo repaso de lo que ocurrió este fin de semana.
Vamos a conversar con el Viceministro Roberto Araquistain, también nos va a acompañar el doctor Jaime Incer Barquero, para abordar el Río San Juan desde la perspectiva de su valor medio-ambiental, pero también qué tan responsables hemos sido, a propósito que está de moda, en el buen sentido de la palabra, el tema a raíz de las acusaciones de Costa Rica en contra de Nicaragua, ligadas al dragado o limpieza del Río San Juan.
Noticia que por supuesto es la más relevante ocurrida este fin de semana, como es la visita tanto a Costa Rica como a Nicaragua, por parte del Secretario de la Organización de Estados Americanos, OEA, señor José Miguel Insulza. Vamos a comentarles la visita y más adelante conver-saremos con nuestros invitados, el Viceministro del Ambiente y Recursos Naturales, MARENA y, el doctor Jaime Incer Barquero, sobre el Río San Juan, su contenido y valor medioambiental, qué tanto cuidado hemos tenido para preservar esta riqueza natural.
También del otro lado, cómo los costarricenses han asumido o no, su compromiso de hacer su res-pectivo aporte para evitar la contaminación del Río San Juan. Antenor, iniciamos con la visita del Secretario General de la Organización de Estados Americanos, señor José Miguel Insulza.
Periodista Antenor Peña
Muchos han visto positiva esta visita, y hay que recalcar dos puntos que mencionaba el Presidente Daniel Ortega... uno, invita al Gobierno de Costa Rica a amojonar los lugares donde todavía no se ha hecho; y dos, invita al Gobierno de Costa Rica a iniciar un Diálogo Binacional, para evitar cualquier especulación y conflicto a posteriori. Eso es lo que han calificado algunos especia-listas, expertos en temas internacionales entre-vistados el día de ayer, y creen estos señores, que el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, se va muy satisfecho de esta reunión.
Tengo entendido que el día de hoy se reúne con las autoridades de Costa Rica y, éstas lo invitan a la misma zona en conflicto; mañana es la Sesión de la Organización de Estados Americanos, y se espera que haya una Resolución, aunque la peti-ción de Nicaragua es no tomar en cuenta estos aspectos políticos y llevarlo a un juicio en la Corte Internacional de Justicia de La Haya a Holanda. Ese es el panorama de lo que se ha manejado hasta el momento.
Periodista Erving Vega
Efectivamente, el viernes llegó el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, comisionado para desarrollar básicamente una labor de facilitación del diálogo bilateral, en el marco de lo que decidió la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, a raíz de la acusación de Costa Rica, de supuestas incur-siones del Ejército de Nicaragua en territorio costarricense, pero que no es más que la movili-zación del Ejército de cara a resguardar la Soberanía y la Integridad territorial en la franja Sur; pero también, de operativos de combate al narcotráfico y, la ubicación en esa famosa isla Calero, que así le llama Costa Rica, pero que realmente se ha determinado, a través de los mapas y los Laudos Alexander, Cleveland y de los Tratados Jerez-Cañas, que no se trata más que la Isla Harbor Head, de la que hablan los Tra-tados, y que queda precisamente en territorio nicaragüense.
Mientras tanto, Costa Rica continúa su alegato, sus acusaciones y habrá que ver si realmente la Misión de Facilitación para un Diálogo Bilateral, del Secretario de la OEA, tiene sus frutos. Hoy vamos a ver cuál va a ser la posición de Costa Rica, porque está previsto que el Secretario de la OEA se reúna nuevamente con las autoridades costarricenses; después de haber escuchado su primeros señalamientos y su primer planteamiento, se reúne con las autoridades nicaragüenses, y ahora regresa para escuchar cuál sería el plan-teamiento de Costa Rica, si muestra alguna apertura para iniciar ese Diálogo Bilateral con Nicaragua, y sobre todo, enfocado en lo que ha propuesto Nicaragua: el amojonamiento, la identi-ficación de mojones para terminar, de una vez por todas, con cualquier eventual reclamo de uno u otro país en este sentido.
Dejando claramente amojonada la frontera, se evita cualquier conflicto futuro, y eso es lo que ha propuesto Nicaragua. Al parecer, también el Secretario General de la OEA, sin dar ningún tipo de opinión, deja entrever que es una propuesta que podría estarse considerando, para terminar de una vez por todas con este conflicto.


Periodista Antenor Peña
Una de las propuestas de Nicaragua es el Diálogo Binacional, y la OEA lo reitera y está anuente a darle el trámite, talvez a conciliar a las partes para que se inicie un Diálogo Binacional.
Periodista Erving Vega
¿El día de mañana está previsto que se retome la Sesión Extraordinaria...?
Periodista Antenor Peña
Según los expertos en Derecho Internacional, decían que esto no es un asunto político, es un asunto jurídico; y la OEA, creo que por ese punto viene, y se va a pronunciar para que pase a manos de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Holanda, como propuso Nicaragua; en todo caso, hay que esperar.
Lo que sí quiero retomar, de acuerdo al monitoreo que hice de los medios de comunicación de Costa Rica es que después de las declaraciones que dio el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza en Nicaragua, que está de acuerdo con el amojonamiento, y con el Diálogo Binacional, la Presidenta de Costa Rica ya no va a recibir al Secretario General de la OEA, lo va a recibir el Canciller de Costa Rica, quien se va a movilizar a la zona donde está pidiendo Costa Rica que asista.
Parece que ha habido un malestar, no es triun-falista la posición de Nicaragua, es la posición oficial y jurídica de nuestro país, y eso hay que respetarlo, y lo respetó en la última reunión que sostuvo el Secretario General de la OEA, con el Presidente Ortega, ayer en Managua.
Periodista Erving Vega
Aparentemente el abordaje del problema por parte de las autoridades nicaragüenses ha sido contun-dente y claro. No sólo aprovechan para explicarles y hacerles una exposición con mapas y con Tra-tados; llevan in situ al Secretario General de la Organización de Estados Americanos, a verificar la zona, ejerciendo precisamente la Soberanía que tenemos sobre el lugar. Eso también generó una mayor claridad de parte del Secretario de la OEA sobre la posición de uno y otro país.
Vamos a conocer en detalle, el Informe de su gestión el día de mañana, porque él tendrá que presentarla a la Asamblea General de la Organi-zación de Estados Americanos, que retomará sus Sesiones el día de mañana, para abordar el tema. Esperemos entonces, a ver cuál va a ser el desarrollo de este conflicto. Nicaragua mantiene su planteamiento de Diálogo, de una salida bilateral, que pasaría por ponerse de acuerdo en torno al amojonamiento o en su defecto, si no hay acuerdo, llevar el asunto al Juez Internacional, en este caso a la Corte Internacional de Justicia de La Haya.
Le damos la bienvenida al Doctor Jaime Incer Barquero, Presidente de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua, Asesor de la Presidencia para Asuntos Ambientales, y al Viceministro del Ambiente y Recursos Naturales, MARENA, Roberto Araquistain, buenos días, gracias por acom-pañarnos. El Río San Juan, desde la perspectiva del análisis y de las observaciones que podamos hacer, en términos del manejo y el valor medio-ambiental de este recurso de nuestro país; en términos generales, ¿de dónde podríamos partir? ¿desde qué diagnóstico?
Palabras de Roberto Araquistain
Nosotros hemos diagnosticado el Río San Juan, en una serie de estudios que incluyen la Subcuenca del Lago Cocibolca y en ello hemos encontrado una riqueza muy apreciada. En ese sentido, podemos decir que el Lago, en conjunto con el Río, hacen varios ecosistemas importantísimos, comenzando desde el Lago como un reservorio de agua monu-mental, con más de 104 mil millones de metros cúbicos de agua que acumula; también tenemos la importancia de los humedales, que son vitales para el trasiego de las aves que van de Norte a Sur en la época de invierno. Las islas Ometepe y Zapatera y las isletas de Granada, son elementos importantísimos, que también concluye con el Charco de Tisma, que es otro humedal y que permite que este lago, este río contenga una flora y fauna especial.
Hemos estudiado y lo seguimos haciendo, porque estas cosas no se terminan nunca, pero sí, donde casi podemos decir que tenemos la mayor diver-sidad, a propósito de que este año es el Año de la Biodiversidad, y que acabamos de estar en la Convención de Biodiversidad, en donde se resaltan estos valores para Nicaragua, y que a pesar de que nosotros no lo hemos tratado bien, quiero decirles que lo hemos tratado mejor que nuestros vecinos. En ese sentido tenemos una reserva en toda la parte Sur-Este del Río, que es un área excelentemente bien conservada, y que permite ser nombrada “Reserva de la Biósfera número dos de Nicaragua” después de Bosawás; y ahora también contamos con la Isla de Ometepe como Reserva de Biósfera, que es parte de este lago. Y es debido a su excelente biodiversidad y por el trabajo de los isleños, que ha sido nombrada como la Tercera Reserva de Biósfera de Nicaragua, y con esto estamos igualados con Costa Rica; ellos tienen tres Reservas de Biósfera y nosotros también.
Periodista Erving Vega
¿Se ha medido perfectamente el impacto medio-ambiental del trabajo de limpieza del Río?


Palabras de Jaime Incer Barquero
Se consideraron, casualmente, cuáles podían ser esos impactos en términos de la afectación del último tramo del Delta del Río San Juan, porque el agua fluye del Lago a través de 200 kilómetros hasta el Mar Caribe, y los últimos 30 kilómetros es donde se está trabajando para abrir lo que a Nicaragua le corresponde por Derecho Soberano, porque tiene el dominio y sumo imperio sobre las aguas, abrir un canal aterrado, que ya existía, y por donde pasaba la línea demarcatoria de los Laudos Cleveland y Alexander, que definen como la verdadera frontera.
De tal manera, que todas las actividades de dra-gado o limpieza de ese sector del Delta, se hace enteramente dentro del territorio nicaragüense, de acuerdo con el espíritu y lo mandatado por este Laudo Cleveland, que es un Laudo de arbitraje, que se presentó por el año 1888, para resolver ese pequeño problema que ahí existía.
Hay que entender que el Tratado Cañas-Jerez se hizo en 1857, en ese tiempo no había carto-grafías, ni fotografías aéreas, tampoco toda la tecnología para poder proyectar por dónde salía el Río San Juan. Obviamente, no fue sino hasta que la Comisión Canalera del Cuerpo de Marinos de los Estados Unidos, vino con la idea de dragar el Río y abrir un canal, que comenzaron a aparecer los primeros mapas del Delta, y claro, ellos se toparon con el hecho... ¿por dónde pasa la frontera? De alguna manera fomentaron el arbitraje, para que Nicaragua y Costa Rica presentaran ante el Presidente Cleveland una solicitud de definición de esa frontera.

El Presidente Cleveland destacó al General Alexander, para que fuera sobre el terreno, y lo que él encontró fue un Delta totalmente trans-formado, con relación al que pudo haber existido 40 años antes. Pero había una cosa muy intere-sante y es que se hablaba de Punta Castilla como el primer mojón donde arranca la frontera; entonces Alexander localizó Punta Castilla, y luego vino atravesando esa esquinita del Delta, a salir al ramal de San Juan del Norte y luego continuar la frontera, según lo que decía el Tratado Jerez-Cañas, a lo largo de la margen derecha del ramal, y eventualmente del Río San Juan, hasta más o menos cerca de El Castillo.


De manera tal, que hay que tener en cuenta todos estos antecedentes históricos, por qué de alguna manera, Nicaragua reclama lo que en justo derecho le pertenece, refrendado por un Laudo arbitral que define la frontera. He estado viendo las protestas de Costa Rica, porque esa frontera aparece ya en Google Earth, como que si aquellos antojadizamente lo hicieron así, o por complacer a Nicaragua... ¡no! esa gente se documentó bien. Acordate que los archivos nacionales de los Estados Unidos tienen todos los mapas y carto-grafía de esa zona, en el área donde comenzó a trabajar el cuerpo de ingenieros para abrir el canal.
Por tanto, ahí se confirma exactamente dónde fue el trazo que Alexander hizo, que Nicaragua y Costa Rica aceptaron; pero que por alguna razón, Costa Rica ha querido desconocer, inventando que esa pequeña sección del Delta les pertenece a ellos, cuando en realidad le pertenece a Nicaragua.
Periodista Erving Vega
¿Qué cosa es la famosa Isla Calero que señala Costa Rica? ¿Es realmente Harbor Head, de la que hablan los Tratados?
Palabras de Jaime Incer Barquero
No. Es un pedazo del Delta, no es una isla geográficamente hablando; cuando el Río San Juan llega al punto que se llama Delta, se bifurca en dos grandes ramas: una, el ramal del Colorado y otra el ramal de San Juan del Norte. Toda esa área pantanosa que queda entre los dos ríos, es lo que los costarricenses llaman Isla Calero, que geográficamente no es una isla, sino una parte del Delta, y ahí podían haber tantas islas como bifurcaciones se producen. Pero en esa tal Isla Calero, el extremo Norte le pertenece a Nicaragua porque el trazo de Alexander corta por Harbor Head, que es una lagunita que está ahí, por un caño que ahora está aterrado después de muchos años, a salir más o menos donde está actualmente la draga.
Harbor Head es interesante por esta razón: mucho antes de todas estas aventuras, de construir un canal, desde la época del Tránsito, la Bahía de San Juan del Norte, lo que los ingleses llamaron Greytown Bay, era mucho más profunda y mucho más extensa, y Harbor Head era el extremo de esa Bahía; Harbor Head, significa cabecera. Con el tiempo eso se fue sedimentando, fraccionando, y Harbor Head quedó un poco descontinuada, salvo con sus caños que poco a poco se fueron segando con el resto de la Bahía. Todo eso está probando que realmente, el espíritu del Tratado entendía que la frontera abarcaba y dejaba la Bahía enteramente a Nicaragua, independientemente que después se sedimentaran los canales, y sus diversas secciones queden separadas.
Ahora, una isla en el concepto geográfico, es un área de tierra relativamente pequeña con relación al agua que la rodea... Ometepe es una isla porque sólo tiene 270 kilómetros cuadrados que está empotrada dentro de un Lago que tiene 8 mil. Pero eso, geográficamente no es una isla, es simplemente una sección del Delta entre dos ramales. Así que el término está muy mal emplea-do, si se quiere aplicar que Nicaragua se está robando la isla.

Además, el tamaño que le corresponde en esas “islas” a Nicaragua, según los Laudos Cleveland y Alexander, es de casi 8 ó 10 kilómetros cuadra-dos... ¡es tan pequeña! Managua, por ejemplo, la ciudad, urbanamente abarca 50 kilómetros cua-drados, 8 kilómetros vienen siendo casi la sexta parte del tamaño de Managua, ¡es un pedacito insignificante! Pero por insignificante que sea, está en territorio nicaragüense, porque queda al Norte de la línea demarcatoria que Cleveland y Alexander definieron.


Periodista Erving Vega
¿Qué tan difícil puede ser amojonar de una vez por todas el área, si ya se tienen los Tratados Jerez-Cañas y los Laudos, se tiene la Sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya?
Palabras de Jaime Incer Barquero
Eso hay que preguntárselo a Costa Rica ¿por qué no ha ido reconociendo los diversos mojones que por convenciones entre ambos países se han esta-blecido? Se ha amojonado un poco la parte Sur del Lago, pero ya en lo que es el Río San Juan, como que ellos no quieren definir esos mojones, porque tienen alguna pretensión, no sé, en el futuro, de que talvez el Río les pertenezca enteramente o todo el Delta.
Esa es una pregunta que hace sospechar de que Costa Rica no está interesada en amojonar, porque obviamente los Tratados no la favorecerían. Eso es bien claro. Así que, Nicaragua insiste en que el amojonamiento hay que continuarlo hasta el Delta, hasta el mar, hasta Punta Castilla, de acuerdo con la Resolución de los Laudos Cleveland. Esa es más o menos la historia.
Periodista Erving Vega
Hemos peleado o estamos peleando con la razón, por ese río, pero ¿lo estamos cuidando...?
Palabras de Roberto Araquistain
Por parte de Nicaragua sí, estamos cuidando el Río, estamos cuidando la cuenca, estamos cuidando toda la Cuenca 69, que es la que viene desde Apanás, baja al Lago Xolotlán, el Cocibolca, a través de Tipitapa, y después sale al Río San Juan, al Mar Caribe. Como Gobierno estamos haciendo inversiones serias en el cuido de esta cuenca, y hemos comenzado por la parte más alta que nos corresponde trabajar como cuenqueros, haciendo dos proyectos importantes, el Proyecto de la Cuenca del Lago de Apanás, que en este momento drena para acá... ENEL, ahí está haciendo una inversión grande en la refacción de las plantas Centroamérica y Carlos Fonseca.
Se le añadió una cantidad de cuatro millones y medio de dólares, a un proyecto de 50 millones de dólares, para el cuido de la cuenca del Lago de Apanás. Eso nunca antes visto en un proyecto, especialmente financiado por el Banco Centro-americano de Integración Económica y el BID.
Estos son fondos GEF, que le corresponden a Nica-ragua en el período cuarto, y que Nicaragua los invierte en el desarrollo, mantenimiento y manejo de la cuenca hidrográfica; igual, hemos invertido con la donación canadiense del proyecto PINCHAS, que es un proyecto de conservación de suelo y agua, manejo integrado de cuencas y saneamiento, alrededor de 14 millones de dólares canadienses. También un proyecto con los españoles que le llamamos Proyecto Alianza Terrena, y que estamos trabajando en San Sebastián de Yalí, San Rafael del Norte y La Concordia.
Ahorita, nos acaban de aprobar un proyecto de 10 millones de dólares, préstamo, para la cuenca que viene desde San Rafael del Norte hasta pegar al Lago Xolotlán; además, Nicaragua gestionó ante el Banco Nórdico, tres millones más, o sea que va a ser una inversión de 13 millones en esa área, con el fin de recuperar los caudales del Río Viejo, porque nuestro Gobierno piensa instalar dos o tres hidroeléctricas más, y necesitamos recuperar esos caudales a través de aumentar la cobertura, de hacer una agricultura apropiada, y reducir los tenores de contaminación por químicos, y estamos elaborando, dentro de este proyecto, un Distrito de riego, que va a abarcar tanto la zona de Sébaco como la de Malacatoya, Las Canoas y el Victoria de Julio.
En ese sentido, estamos haciendo inversiones de más de 70 millones, sin incluir las inversiones que ya se han hecho en la Cuenca Norte y Sur del Lago de Managua, con el proyecto POSAF, que se invirtieron más de 10 millones de dólares en este tema. También estamos invirtiendo con fondos de la Unión Europea, en el Proyecto de Manejo Integrado de la Cuenca del Río Malacatoya, que baja hacia la presa de Las Canoas y, hacia el lago. En este momento estamos gestionando un proyecto con la Unión Europea, para trabajar en Gestión Integrada de Cuenca en todo Río San Juan y Rivas.
Solamente te estoy hablando de los proyectos de manejo de Cuenca, sin meter las inversiones que se están haciendo a través de ENACAL y FISE, que son más de 300 millones, para agua y saneamiento. Y cuando hablo de saneamiento, estamos hablando de aguas servidas y de manejos de los desechos sólidos, y el agua para la gente, porque vamos a tomar agua del Lago. Eso es de mucho valor, ya que con esto vamos a evitar seguir tirando las aguas servidas y la basura, hacia el lago, de forma cruda.
Periodista Erving Vega
En el Río San Juan, ¿qué tan conservada está la Naturaleza?

Palabras de Jaime Incer Barquero
Casualmente, sobre tu pregunta anterior, quería hacer el siguiente comentario... A pesar de que Costa Rica se ha vendido como un país ecológico, la conservación del bosque del lado de Nicaragua ha sido más evidente, especialmente con la creación de la Reserva Indio-Maíz, la Reserva del Sur-Este, donde miles de hectáreas se están con-servando en ese sentido. En cambio, del lado de Costa Rica lo que uno ve son potreros, o sea, “la ecológica Costa Rica” ha destruido la mayor parte de sus bosques, al Sur de Río San Juan, para convertirlos en potreros, primero para la ganadería, después utilizar para el banano, luego para los cítricos.
Recuerdo que una vez que yo iba con un científico rumbo al Río San Juan, él me comentaba: “qué extraño que del lado de Nicaragua yo veo bosques, y del lado de Costa Rica sólo veo pastos y ganado; deberían los nicaragüenses establecer un turismo, con asientos que sólo miren del lado de Nicaragua, porque es mejor ver el bosque que ver las vacas”. Es interesante esta comparación, porque Nicaragua, a pesar de tener menos recur-sos, ha estado fomentando la conservación de los bosques del Río San Juan, mientras que los costarricenses los han destruido.
Si no fuera por la destrucción, la deforestación extensiva que ha habido en la Zona Norte de Costa Rica, las aguas que fluyen del lado de Costa Rica, el Río Frío, el Río San Carlos, el Río Sarapiquí, no aportarían tanto lodo; o sea, el enlodamiento del Río San Juan, es notorio, por los ríos que vienen de Costa Rica, que son ríos que bajan de la Cordillera volcánica, de suelos muy erosionables, arrastrando toda clase de sedi-mentos que al llegar al Río San Juan, han enturbiado sus aguas, perturbado su pesca y destruido su belleza cristalina, para ponerle un nombre.
Incluso, hasta les ha ayudado el Volcán Arenal, que comenzó a hacer erupciones desde 1967, conti-nuamente está arrojando arena, la cual viene por el Río San Carlos, y va a depositarse casualmente en el Delta, en la parte nicaragüense, y a obstaculizar el tránsito por Costa Rica.
Palabras de Roberto Araquistain
Doctor, ese es el gran cambio que tenemos en Nicaragua, con nuestro Gobierno, está procurando conservar, recuperar nuestro medioambiente. Con esto que te enunciaba, es una muestra y evidencia de ese cambio que queremos hacer.
Periodista Erving Vega
Que sí debe ser preocupación, es decir, Nicaragua puede hacer grandes cosas para preservar ese recurso, pero no podemos ignorar el daño que pueda generarse de lo que se haga del otro lado de la frontera, en Costa Rica.
Palabras de Roberto Araquistain
Por eso es que nosotros ya hablamos con el Pre-sidente, que dentro de este cambio teníamos que ser como un espejo para Costa Rica; que también ellos comenzaran a manejar su cuenca, la parte Sur que dice el Doctor. Porque hemos hecho investigaciones, y estrictamente al lago Coci-bolca, un tercio de la contaminación por erosión de los suelos, le cae de Costa Rica, teniendo ellos un quinto del área seca, sin meter el agua. Y en ese sentido, estamos preocupados, y hemos tratado de hablar con las autoridades costarri-censes para que hagamos un manejo de la cuenca, entre ambos países.
Nos preocupa ver la apatía de parte de nuestros hermanos costarricenses, que siempre nos mandan esas cantidades enormes de lodo que vienen a afectar todos estos trabajos, todas estas inver-siones que estamos logrando con este cambio de mentalidad, de modelo. Y el Gobierno de Nicaragua evidencia claramente, porque dice: de lo poco que tengo, voy a dar una buena cantidad para que salvemos el lago, salvemos esta cuenca, mejoremos las condiciones ecológicas, mejoremos las capaci-dades de producción, la conservación de los suelos, las aguas y, reduzcamos las aplicaciones de químicos.
Eso es evidente, y lo podés constatar en todas partes. Significa que hay una voluntad, una recu-peración de valores entre el pueblo de Nicaragua y, la Madre Tierra, que queremos reconciliarnos con ella, y eso lo evidencia el Presidente, cuando firmó la Adhesión a la Carta de la Madre Tierra, y está predicando con el ejemplo también, porque no solamente firmó la Carta, sino que dijo: todo el mundo tiene que trabajar Ambiente y Cambio Climático.
Periodista Erving Vega
Les dejo una duda, siendo mal pensado, como gene-ralmente somos y debemos ser los nicaragüenses... los ticos han soñado, se han desvelado, han pretendido siempre ese río. Al descubrirse y al enterarse con la realidad, a través del Derecho, los Laudos, los Tratados, la más reciente Senten-cia de la Corte; enfrentar esa realidad de que efectivamente ese Río no les pertenece, ni les va a pertenecer, ¿no habrá ahí una actitud preme-ditada o negligente, de no hacer nada para pre-servar ese recurso y hacer cualquier cosa, sin tener el cuidado del daño que le pueden provocar a ese Recurso Natural? Una interrogante que me hago y que probablemente tenemos muchos nicara-güenses.
Palabras de Jaime Incer Barquero
¡Y las Leyes que definen los límites de ambos países! Hay que tener en cuenta que desde la anexión de Guanacaste, posiblemente estimulada por ellos en vista de las diferencias que había entre León y Granada, en 1825, y la desatención que hubo en ese entonces, de la Provincia de Nicoya y Guanacaste, ellos se aprovecharon de eso para estimular la anexión.
Obviamente su pretensión no era solamente Guanacaste, era llegar hasta el lago. Por eso es que, aprovechando el hecho de que ellos habían defendido, en alguna forma, el río, dentro de la Guerra Nacional, que es una guerra centroame-ricana contra William Walker, y tomados los vapores que William Walker había confiscado, su frente estaba ahí, entonces, terminando la Guerra Nacional ellos dijeron: el río tiene que ser nuestro, porque nosotros lo defendimos.
Pero eso es como que los guatemaltecos, los hondureños y los salvadoreños, que vinieron por el Norte dijeran: también Rivas, León, Nueva Segovia, qué se yo, es nuestro porque nosotros defendimos esa parte. Yo creo que, desde ahí, comienza el espíritu codicioso de poder llegar hasta el lago, y eventualmente incorporarlo como un lago binacional. Pero como era demasiada pretensión, empujaron la frontera, de tal manera que en el Tratado Jerez-Cañas, la frontera aunque no entra al río, se arrima a la ribera del Río, un poco aguas abajo del Castillo, y continúa en ese sentido. O sea, es clara históricamente la pretensión anexionista que Costa Rica ha tenido, a base de codiciar los recursos que tiene Nicaragua.
Quería añadir algo con relación a la cantidad de lodo que tiene el Río San Juan... lodo que viene por los ríos de Costa Rica, principalmente. Recuerdo la primera vez que navegué ese río, hace 40 años, yo era miembro del Instituto Geográfico Nacional, e hicimos una exploración al río; y frente a la desembocadura del Río San Carlos, que es un río costarricense, el Volcán Arenal había depositado, a través del arrastre de sus arenas, un banco de arena... ¡hasta lagartos habían ahí!
En los diferentes viajes que he hecho por el Río San Carlos, ese banco de arena se ha ido convirtiendo poco a poco en una isla, que ahora tiene árboles altos. Eso te dice cómo, en poco tiempo, la cantidad de sedimento que traía el Río San Carlos y eventualmente el Río Sarapiquí, el Río Infiernillo, por el otro lado, el Río Sapoá y todos los ríos de Costa Rica, están ahogando las costas del Lago de Nicaragua y la ribera del Río San Juan.
Obviamente, al estimular el tipo de agricultura deforestadora en el Norte de Costa Rica, han incrementado la erosión, que se refleja en la cantidad de lodo y sedimentos que el río acarrea con destrucción de hábitat, destruyendo la fauna. Pero sobre eso todavía, el ejemplo de la concesión minera en Las Crucitas, ¿qué significa eso? Que todos los desechos de la mina, cianuro o mercurio, lo que sea, van a ir a caer al Río San Juan, porque están al lado.
Yo me pongo a pensar... ¿cómo es posible que hayamos concurrido junto con 104 naciones a la Conferencia de Río de 1992, en las cuales todos los países nos comprometimos a no ensuciar al país vecino? Y ¿cómo es posible que Costa Rica, con las actividades que ha hecho de defores-tación, con la erosión de sus suelos, y sobre todo, con las concesiones mineras, esté tratando de ensuciar el Río San Juan? Entonces, toda aquella teoría de Costa Rica, como el país que protege la ecología, realmente, en lo que respecta la parte Norte, es totalmente lo contrario. Si hay bosques en el Río San Juan, es porque Nicaragua los ha conservado.
Periodista Erving Vega
Por eso le preguntaba, doctor, ¿que si habrá real- mente, una actitud hasta premeditada o al menos negligente de, simplemente no hacer nada o no evitar nada del otro lado para proteger el río?
Palabras de Jaime Incer Barquero
Ahí entra a colación, por qué el río cuando llega al Delta, anteriormente iba en dirección a San Juan del Norte, a la Bahía, que era navegable; los vapores del tránsito, incluso, entraban a la bahía. Cuando uno lee el libro de Thomas Belt, que pasó por ahí, 20 años después, él se sorprendió cuando dijo: “apenas hace 20 años en esta bahía surtíamos, o sea, anclaban vapores, y ahora, dice, está totalmente reducida y sedimentada”. De tal manera que ya era notorio en 1870, ese efecto.
De ahí que la pregunta es... ¿por qué el río se desvió en su mayor caudal a Colorado, reduciendo el caudal y el flujo por el Canal de San Juan del Norte? Hay una explicación que puede tener sentido y es que, en el invierno de 1858, que fue muy copioso, posiblemente pasó por ahí alguna tormenta tropical, las aguas del río se salieron de madre y, a partir de es,o la desviación por el brazo del Colorado se acentuó.
Otro autor que pasó por el río cuenta la historia, que en el Delta había una isla en la parte donde se separan, y en esa isla había un bosque, y que un colono, no sabemos si de un lado o del otro, decidió deforestar esa isla para sembrar cultivos de subsistencia. Claro, esa isla prácticamente quedó sin el sustento de las raíces de los árboles, y poco a poco el río se la llevó hasta que realmente toda la corriente agarró para Costa Rica.
Recordaba el historiador Alejandro Bolaños Geyer, me decía: “eso fue intencional, haber despalado esa isla para desviar el curso.” Bueno, no tenemos pruebas de eso, pero realmente el problema se acentuó.
Periodista Erving Vega
¡Hay un colmo ahí! Usted me mencionó cuatro ríos de Costa Rica que, producto de las labores de mal manejo ambiental del otro lado, llevan una gran cantidad de sedimentos, es decir, basura al río... nos tiran basura, la queremos limpiar, y se molestan... ¡ese si es un colmo! me tirás basura a mi casa, quiero limpiar la basura que me tirás, y te molestás...
Palabras de Jaime Incer Barquero
Ahí hay que considerar causas naturales y causas provocadas; la destrucción de los bosques y la transformación del Norte de Costa Rica en una zona agropecuaria, obviamente, al terminar el bosque, facilita, más que esos suelos son de origen volcánico, el escurrimiento de todos esos suelos a través de sus ríos, al Río San Juan, y su deposición en el Delta del lado de Nicaragua.
Pero hay una causa también, que no es realmente intencional, y es que comienza el Volcán Arenal a lanzar arenas y todo, a partir de 1967, que también contribuye a aterrar más el Delta y el ramal de Nicaragua. Pero una cosa más... a conse-cuencia de eso, la única playa alrededor de todo El Caribe, que tiene arenas negras, es la playa frente a San Juan del Norte.


Periodista Erving Vega
A pesar de todo, ese recurso sigue siendo de una gran riqueza natural ¿así es, Viceministro?
Palabras de Roberto Araquistain
Así es; estamos frente a un recurso tan valioso, que me parece egoísta que estemos peleando, porque nosotros estemos haciendo una limpieza, que por Ley nos corresponde hacer, y que tratemos de mejorar las condiciones. Porque a los ticos no se les ha negado la navegación, no se les ha negado que puedan entrar con sus turistas; con ciertas reglas mínimas, perfectamente pueden entrar.
Y le contaba al doctor de que hace poco, en el propio San Carlos, en Río San Juan, hicieron un concurso de carrera de motos de agua, en conjunto con los Gobiernos Municipales locales nuestros. Me parece que también cierta gente, ciertos hermanos, que nosotros hemos hablado con ellos, y hay toda una disposición, por ejemplo, el ex Viceministro de Costa Rica, Ministro después, don Jorge Rodríguez, de hacer trabajos de conservación para esa zona.
Recordemos una cosa, doctor, que Costa Rica, en un 95% fue deforestado; y cuando ellos comenzaron a trabajar con sus colegas, en conservación, de cara a una gran cantidad de áreas protegidas, consiguieron un fondo especial para la refores-tación, que de cada galón de gasolina que vendían, le entregaban 10 centavos dólar para la reforestación. Tuvieron todo un auge, una serie de premios que pudieron dar, y en ese sentido, Costa Rica tenía visto su futuro, que era el turismo. El turismo le produce una entrada impre-sionante, y más que todo, el turismo ecológico, más que el turismo de playa, eso está comprobado.
Claro está que han hecho un gran trabajo, y todo lo que es la Meseta Central y la parte que colinda con Panamá... ¡ah! recuerde doctor, que Colombia le cercenó un pedazo a Costa Rica por el lado de Panamá, y que lo llevó hasta el Río Sixaola, ¡y por eso quieren desquitarse con nosotros!
Palabras de Jaime Incer Barquero
Una cosa que entra a colación, es la siguiente anécdota... en 1992, con motivo del Primer Congreso Ecológico Presidencial que hubo en Nicaragua, vino el Presidente Calderón Fournier, cuyo Ministro del Medio Ambiente era el actual Canciller, René Castro; se celebró esa reunión aquí en Managua, y una vez le dije: René, ¿cómo es eso, que siendo la Bahía de Salinas legalmente compartida por los dos países, y la Isla Bolaños que está en el centro es compartida, ustedes están pretendiendo, a través de un Decreto, hacer un refugio o un parque nacional, sin considerar el derecho que tiene Nicaragua, porque compar-timos? Sí, me dice, vamos a ver cómo resolvemos ese asunto... ¿Y cómo lo resolvió? A los días me mandó una gorra que decía: “Isla Bolaños” con las dos banderitas. Esa fue la forma cómo resolvió la cosa, de eso me acuerdo claramente.
Eso quiere decir que ellos no aceptan, rechazan todo compromiso internacional en el cual Nicara-gua y Costa Rica han convenido... la Bahía de Salinas y la Isla Bolaños, que está en el centro, son compartidas por Nicaragua y Costa Rica; pero el Río San Juan y sus aguas son enteramente nicaragüenses. Ahí se ve la actitud un poco dual de este asunto... ¿cómo un país que se precia de ecológico, está contribuyendo a la destrucción de un recurso tan importante como es el Río San Juan? Con sus lodos, sus arenas, sus sedimentos, sus minas, y con todo el drenaje que todos esos pueblos al Norte de Costa Rica, echan sus resi-duos urbanos, agrícolas, industriales, a los ríos, que al final van a venir a parar a Nicara-gua. Hay que tener en cuenta eso, ante la imagen que ellos quieren proyectar en el mundo, que son eminentemente ecológicos y verdes, cuando el verdor está del lado de Nicaragua, y la destrucción y alteración ecológica está del lado de Costa Rica.

Periodista Erving Vega
Su comentario de cierre, Viceministro, para despedirnos.
Palabras de Roberto Araquistain
Nosotros estamos muy precavidos en este asunto; el Presidente ha estado preocupado por esta situación y, tal es el caso, que ha venido hasta el Secretario de la OEA, el señor Insulza; y queremos hacer bien las cosas. No queremos estar en discordia con nuestros vecinos, pero queremos que nos respeten, porque recuerden que el Istmo Centroamericano nos pertenece a todos, y todos debemos de cuidarlo.
Una manera de cuidar el Istmo Centroamericano es que seamos correspondientes a nuestras actitudes ante el Ambiente, y se ve claramente que Nicaragua sí se ha reconciliado con la Madre Tierra. Del lado tico no se ve esa actitud; tal vez de la Meseta Central hacia el Mar Pacífico se ve, pero de la Meseta Central para el Atlántico y hacia el lago, no se mira. Esto está ocasionando, y es evidente que ese taponamiento, esa obs-trucción que ha tenido la Bahía de Greytown, y todos esos 30 kilómetros que se están tratando de limpiar, es producto de esa sedimentación, que es clara y precisa que viene directamente, en su mayoría, de Costa Rica. Y lo puede notar cual-quiera que pase a la hora que está lloviendo, ve venir los ríos de Costa Rica y los vas a ver totalmente llenos de sedimentos, incluso desechos sólidos, botellas, plástico, una serie de cosas que nos parece que no debiera de ser así.
Debiéramos de tener más cuidado en ese sentido, puesto que nosotros debemos de ver este Istmo como algo especial, como la Madre Tierra que nos pertenece a todos, todos pertenecemos a ella. No queremos quitar un pedacito de tierra, porque eso es demostrar egoísmo, es demostrar que seguimos enclaustrados en el viejo modelo, y no hemos tenido ese cambio, como lo está teniendo el Gobierno de Nicaragua, porque así lo ha expresado tácitamente.
Periodista Erving Vega
Gracias Viceministro, gracias doctor Jaime Incer; a ustedes amigos, gracias por acompañarnos, los invitamos a quedarse en sintonía de TN8.






La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje