Página principal

5. ocio y cultura


Descargar 31.29 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño31.29 Kb.
5.- OCIO Y CULTURA

Heliópolis es un barrio residencial y su estructura es poco favorable para las actividades públicas, ya que no hay sitio para la celebración de acontecimientos como una velada o algo parecido. No obstante, la Plaza Chica es utilizada constantemente por el Área Municipal de Cultura y la de Asuntos Sociales para la celebración de actos culturales.


Las entidades del barrio participan y colaboran en la celebración de actos públicos. Por ejemplo, en 1999, se desarrolla el proyecto “Redes” con el objetivo de facilitar las relaciones sociales, para una convivencia de todos y con actividades comunitarias.
Asimismo, es importante destacar la idiosincrasia de los vecinos, cuyo propio carácter no les anima a participar en estas actividades salvo en contadas ocasiones.
ACTIVIDADES CULTURALES DEL AYUNTAMIENTO
La Junta Municipal del Distrito Sur cuenta habitualmente con el barrio de Heliópolis para sus actividades culturales. Gracias al espacio las plazas, se suelen montar sainetes y entremeses de los hermanos Álvarez Quintero y Muñoz Seca. En estos días, la plaza se llena de vecinos deseosos de acercarse a la música y al teatro.
HISTORIA DEL CLUB DEPORTIVO HELIÓPOLIS
El club Deportivo Heliópolis, inaugurado en 1992 por iniciativa de la Asociación de Vecinos “Los Andes”, ha superado las expectativas que se plantearon con la idea de la fundación de un gimnasio para los vecinos del barrio. Se abrió por primera vez al público el siete de enero de 1992, aunque ya estaba abierto desde el dos del mismo mes. En la actualidad hay más de cien socios registrados. Durante esta última época, se están desarrollando regularmente cuatro modalidades: mantenimiento de adultos, mantenimiento de la tercera edad, aerobic-step y judo infantil y alevín.
Las instalaciones del gimnasio son modernas y están dentro de las necesidades mínimas para el desarrollo de las actividades físicas. Existe una amplia sala de musculación con múltiples aparatos, así como un salón de aerobic que se llena a varias horas del día, desde por la mañana temprano hasta la noche. Igualmente, hay otras posibilidades, de acuerdo con los nuevos tiempos, como los masajes, la sala de rayos uva, la sauna y otros servicios.
Desde el primer momento la intención de la asociación ha sido que el club deportivo del barrio. No es un gimnasio con horarios rígidos, sino un club donde cada uno llega a la hora que le apetece y después de sudar o utilizar las instalaciones del gabinete estético se marcha a casa más relajado. El objetivo es promocionar el deporte entre los hombres y mujeres de Heliópolis.
Pero la Asociación pretende que el club deportivo funcione también como un servicio social. Por esta razón, los locales del gimnasio están cedidos a la delegación del Distrito Sur cuatro días a la semana, ocho horas cada uno de ellos, que organiza cursos de mantenimiento para adultos y aerobic.
Los éxitos obtenidos en las distintas modalidades deportivas y los éxitos de los alumnos que preparan su ingreso en la Policía Local y Nacional o el INEF (Instituto Nacional de Educación Física) han llevado al club del barrio a convertirse en un punto indiscutible de referencia para los aficionados sevillanos al aerobic y el culturismo.
Los beneficios del club deportivo están destinados a sufragar las actividades de la Asociación. No obstante, la mayor parte de los ingresos están destinados a los gastos propios del Club Deportivo Heliópolis.
Julio Sánchez Aquino es el promotor y profesor del gimnasio. Es vecino del barrio y ha sabido rodearse de un grupo de profesores muy cualificados, miembros destacados de las federaciones deportivas de Sevilla.
CENTRO DEPORTIVO MUNICIPAL IFNI
Frente al Club Deportivo Heliópolis, encontramos este centro municipal. No están en competencia directa, ya que el club es un punto de encuentro de los vecinos, mientras que el centro “Ifni” está pensado para todos los ciudadanos del Distrito. Se trata, además, de un lugar donde practicar deportes de equipo, no para realizar ejercicios de gimnasio.
Este enclave deportivo es propiedad municipal y depende del Instituto de Deportes que, a su vez, determina una junta rectora para la gestión correcta las instalaciones y los servicios. Aunque el ámbito de influencia va desde Bellavista a las Tres Mil Viviendas, los vecinos de Heliópolis son los más habituales. La filosofía del complejo es el entretenimiento, mientras se disfruta de los deportes. Además, con los responsables se trata de educar a los usuarios en medio ambiente, higiene y respeto al prójimo. En el curso 1997/1998, doscientas mil personas utilizaron las instalaciones y para el curso 1998/1999 las previsiones se acercan a las cuatrocientas mil.
Este centro se inauguró en 1980 con una pista de cemento polideportiva. En 1982, con ocasión del Mundial de fútbol se construye una segunda pista y unos vestuarios, aunque eran bastante precarios. La inversión se detuvo durante mucho años, pero en los últimos cinco ha sufrido un crecimiento espectacular con la ampliación de los servicios y el replanteamiento de éstos. En la actualidad, está básicamente terminado a falta de la construcción de un campo de fútbol y de una piscina cubierta. La inversión acumulada, de momento, es de cuatrocientos millones de pesetas. El centro está abierto todo el año y presta sus instalaciones a colegios, asociaciones de vecinos, peñas, clubes, federaciones y todo aquel que le interese el deporte.
Las instalaciones que ofrece a los vecinos son muchas y variadas. Hay un pabellón cubierto y con tres módulos Las gradas tienen un aforo de quinientas personas sentadas. Hay tres pistas polideportivas, tres de tenis, dos de pádel, dos de petanca y una de voley arena. El equipamiento se completa con una novedad en el tema de los centros deportivos: una zona recreativa e infantil con arbolado para la mejor integración en el barrio. Cuenta, además, con un bar.
Los tipos de actividades que se realizan en el centro “Ifni” pueden dividirse en tres: deporte básico, tecnificación y el alquiler de pistas. En el deporte básico, están las escuelas municipales de tenis de mesa, badminton y padel, que son gratuitas. Se puede gozar de un segundo tipo de escuela de tenis, judo, predeporte, mantenimiento y aerobic. La tecnificación es un segundo nivel de entretenimiento, que incluye competiciones, como los Juegos Deportivos Municipales, y la alta competición. Dentro de ésta última y en los últimos años, se han celebrado los campeonatos de Andalucía de tenis de mesa y artes marciales, el campeonato nacional de fútbol sala universitario, campeonatos nacionales de deportes para discapacitados, jornadas de docencia, el primer campeonato de España de ergorómetro y un sinfín más de actividades y encuentros. El tercer nivel se corresponde al clásico alquiler de pistas, donde los interesados utilizan las instalaciones.
En otra línea de actuación, encontramos el trabajo social, dentro de una estrategia de colaboración con el entorno. Durante el verano hay actividades gratuitas para los que tienen menos medios económicos, tales como talleres, compensación académica, higiene, desayuno, servicios, manualidades, orientación, autoestima,...
LA PEÑA CULTURAL BÉTICA DE HELIÓPOLIS
La “Peña cultural bética de Heliópolis”, la peña bética, está ubicada fuera de los chalecitos, pero forma parte de su vida cultural. Se localiza en la calle Ensanche, número cuatro. Su fecha de fundación es el nueve de diciembre de 1974, aunque sus orígenes son anteriores: los béticos del barrio se reunían para hablar del Real Betis y de las cosas del club. Probablemente, la idea de hacer una peña de esta constante reunión de béticos hay que atribuírsela a Antonio Camacho Ruiz, primer presidente de la peña. Junto a él estaban José María Rexach, secretario; Sebastián Salvatierra Castro, tesorero, Francisco Berro, Antonio González y otros más.
En total, diecisiete personas se encuentran como socios fundadores. En la actualidad cuenta con doscientos miembros. Para la inauguración oficial se invitó al príncipe Juan Carlos – era aún el año 1974 -, que contestó amablemente la invitación a través de Alfonso Armada y Comga, entonces coronel de Artillería de las Fuerza Armadas y secretario de Su Alteza Real.

La búsqueda del local

Estos béticos empezaron la más ardua tarea: buscar un local que reuniese las condiciones necesarias para el desarrollo normal de sus actividades. Se encontró uno efectivamente, pero era una tienda-bar. Se arrendó con la condición de que sirviera de domicilio particular hasta la muerte de Filomeno Moya, hijo de la propietaria del local. Entre todos los socios se hicieron las reformas; cada uno ponía el dinero que podía, otros arreglaban las losetas, otros colocaban la solería, así hasta construir – literalmente – un local a su gusto y con sus propias manos.


La peña no se ha caracterizado por tener muchos medios económicos, por lo que se ha recurrido una y otra vez a las rifas, loterías, participaciones populares, cenas,... Muchos béticos anónimos colaboraron con el nacimiento y crecimiento de la peña. Hay que recordar con toda justicia que el concesionario Márquez Medrano regaló un “Seat 127” y la solería del local. También un semidesconocido, Manuel Ruiz de Lopera, apadrinó a la peña en un difícil momento y pagó las deudas de ésta. Ahora el local es de su propiedad, pero está alquilado hasta que la peña desee abandonar el local.

Actividades

Las actividades culturales que se desarrollan en la peña son muchas y variadas. Cabe destacar que fueron los impulsores de la cabalgata de los Reyes Magos del barrio, que comenzó en el año 1978 con coches particulares. El recorrido que tenía era una seña de lo que es el barrio y su entorno. Salía por la zona de preferencia del estadio verdiblanco y se dirigían a la parroquia claretiana para hacer los ofrecimientos en la misa de doce. Después se iba a visitar a los ancianos pensionistas de la Seguridad Social, en el edificio del sector sur. Allí se le entregaba un regalo a cada uno. Al salir de aquí, por las calles del barrio, se dirigían al instituto del Doctor Sacristán, que era la visita más emotiva. También los internos recibían un regalo. Luego volvía por Reina Mercedes y terminaba su paseo en la peña.


La cabalgata salía con una banda de ochenta majorettes delante la carroza y la banda de Jesús Despojado detrás de la comitiva, al más puro estilo de una romería. En los últimos años, era la Banda Municipal quien acompañaba a los Reyes Magos. Es importante destacar que el estreno de la Banda Municipal se realizó con esta cabalgata de barrio; igualmente, vale la pena resaltar que la bandera que se lucía fue un regalo del Gobierno Militar de la ciudad.
La cabalgata tiene mucho que agradecer a Juan Tenorio, ya que gracias a su mediación el Ayuntamiento de Morón de la Frontera cedía su carreta. Los propios socios de la peña iban a Morón; un camión alquilado se la traía al barrio y la masa social la montaba antes de la noche del día seis.
Por otro lado, la Peña Bética se ha mostrado constantemente participativa con todo lo que se “mueve” en el barrio: la Archicofradía, la parroquia, Cáritas,... Asimismo, la peña ha organizado innumerables cenas con futbolistas, veladas, cruces de mayo, misas rocieras y otras celebraciones. A éstas asistía el Coro de la Hermandad del Rocío de Sevilla Sur en sus comienzos, gracias a la amistad que les unía a miembros de uno y otro lado.
En la actualidad, estas actividades se han abandonado y sustituido por otras más acordes con los nuevos socios. El objetivo se ha centrado en fomentar a la juventud para que participen en esta peña familiar en el barrio y, sobre todo, en el beticismo. Hay que tener en cuenta que muchos de los hijos de los socios fundadores se han marchado a otros barrios, por lo que no es fácil mantener el arraigo. Los jóvenes participan en los juegos municipales de fútbol y la peña presume de que han acabado bien clasificados los últimos años. Antonio Martínez Sayago, entrenador de la cantera del Real Betis colabora con ellos, por lo que – seguramente – tiene mucho que ver con el éxito.
Un punto de obligado encuentro para los béticos es la caseta de la Feria de Abril. Se trata de uno de las pocas asociaciones del barrio que cuenta con una sede fija en el Real. Empezaron con un subarriendo en la calle Gitanillo de Triana, 102 y después se pasaron a un módulo estrecho en la calle Costillares. Ésta se la entregaron oficialmente el lunes de Feria por la mañana y para el “alumbrao” ya estaba preparad1a. En la actualidad están ubicados en la calle Ignacio Sánchez Mejías 117-119. Entre los socios montan la caseta. Cuando se acerca el mes de abril, se organizan una serie de talleres de manualidades para socios y socias donde se confeccionan las flores y demás elementos decorativos de la caseta.
Con ocasión del campeonato de Copa del Rey de 1977, Francisco Berro García, “Quico”, manufacturó unas medallas en plata con el escudo de la peña. En un acto imborrable en la historia de la peña, se le hizo entrega a la plantilla de campeones. También a los campeones de España juveniles de 1983 se les entregó una medalla. Resulta curioso reseñar que el actual presidente de la peña, Juan José Martín Camacho, formaba parte de aquellos campeones.
Eran habituales las visitas a los lugares donde juega el Real Betis, aunque ya sólo para los grandes partidos se organiza y alquila la visita en grupo. La peña como grupo ha estado en Madrid, Milán, Málaga, Granada, Barcelona y un sinfín de ciudades.
El local, por último, también se dedica a acontecimientos de la vida social: bautizos, comuniones, aniversarios,... Está a disposición de los socios.
Son socios de la peña gente tan conocida como José Ramón Esnaola, mágico ex portero del Real Betis y campeón en 1977; Manuel Ruiz de Lopera, presidente del club bético; Sebastián Alabanda, ex jugador y campeón en 1977; Chano Lobato, cantaor flamenco; y Alberto Tenorio, durante muchos años utillero del club. Existen otros socios que entran dentro del capítulo de las anécdotas: unos béticos afincados en Valencia y que siempre que pueden vienen a Sevilla; unos italianos a quienes se les dio refugio un día de lluvia durante la Feria de Abril; el ex jugador Ladinsky y así muchos más. Es, sin duda, una peña peculiar en este sentido.
Este año es el vigésimo quinto aniversario de la fundación de la peña por lo que se están preparando muchos acontecimientos. Habrá festejos, entrega de placas, cenas, comidas conmemorativas,... Quieren alargar la alegría durante los tres últimos meses del año.
La actual junta directiva está formada por tres personas: Antonio Gil de Alonso, Casto Amodeo Acedo y Juan José Martín Camacho, como undécimo presidente de la entidad y sobrino del primer presidente. Se encuentran muy ilusionados con el aniversario y esperan dar una gran sorpresa a sus socios.
Se trata, en definitiva, de una de las peñas más populares para todo el beticismo, ya que al encontrarse cerca del estadio se organizan diferentes tertulias espontáneas tanto antes como después de los partidos. Hay que destacar, por último, que es la peña más cercana al estadio y que eso le da un sentir especial.
PERSONAJES
Como todo barrio que se precie, Heliópolis tiene sus personajes. Entre ellos, y si afán de ser exhaustivos, podemos recordar a César Reyes, maestro de armas, entrenador del Real Betis y del Club Natación Sevilla, a quien se le atribuye haber introducido el baloncesto en Sevilla; Reyes Castizo, “la Yanki”, importante figura de la canción ligera; el cardenal Bueno Monreal; José García Rufino, letrista de canciones de fama mundial e hijo del periodista satírico don Cecilio de Triana; y Carmen Sevilla, nacida en el barrio. También vivieron en sus chalecitos los periodistas Antonio Olmedo, José Andrés Vázquez y José Antonio Blázquez, el torero Carlos Arruza y poetas como Rafael Laffón y Juan Sierra.
En el campo de la ciencia hay que destacar a uno de los matemáticos más importantes de España y el mundo del último siglo: Gonzalo Sánchez Vázquez. Nacido en 1917 en San Juan de Aznalfarache, presumía de ser sevillano a todos los efectos. Vivió su juventud en Málaga, donde cursó el Plan Profesional de Magisterio y participó activamente en el movimiento poético de la generación del 27. Fue discípulo y amigo de Emilio Prados. Destacó junto a su hermano Adolfo, filósofo marxista, en la lucha por las libertades. Se doctoró en Ciencias Exactas en la Universidad Central de Madrid. En 1954 ganó por oposición la cátedra de Matemáticas de instituto, que desempeñó durante más de treinta años en Oviedo y Sevilla. En la ciudad fue catedrático de los institutos Murillo, Velázquez y Fernando de Herrera, centro del que fue director durante diecisiete años. Al mismo tiempo, realizó una intensa tarea docente en Universidades españolas y extranjeras. En Sevilla, ejerció en las Facultades de Matemáticas y Física y en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura. En 1981, fundó junto a otros veinte compañeros la Sociedad Andaluza de Educación Matemática “Thales”.
El profesor Sánchez Vázquez vivió en Heliópolis desde 1961 hasta su fallecimiento en 1997.
Entre los residentes actuales hay nombres muy conocidos en Sevilla, como el diseñador gráfico Félix Rivas, el pintor Diego Coca, el periodista Manuel Ponce y los catedráticos Jaime López de Asiaín, Rafael Ruiz Usanos, Ricardo Huete y Enrique Cerdá.





La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje