Página principal

34 Reunión Ordinaria de la Asamblea General de alide buenos Aires, Argentina, 27 y 28 de Mayo de 2004


Descargar 296.48 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño296.48 Kb.
  1   2   3



34ª. REUNIÓN ORDINARIA DE LA ASAMBLEA GENERAL DE ALIDE

Buenos Aires, Argentina, 27 y 28 de mayo de 2004

LA FINANCIACIÓN DEL DESARROLLO Y LOS DESAFÍOS DE LA INTEGRACIÓN Y EL CRECIMIENTO LATINOAMERICANO”



INFORME FINAL

Secretaría General de ALIDE

Mayo de 2004

34 Reunión Ordinaria de la Asamblea General de ALIDE

Buenos Aires, Argentina, 27 y 28 de Mayo de 2004




INFORME FINAL

La Trigésima Cuarta Reunión Ordinaria de la Asamblea General de ALIDE, convocada oportunamente de acuerdo a lo que establecen sus Estatutos, se celebró del 27 al 28 de mayo de 2004, en Buenos Aires, Argentina, organizada conjuntamente por ALIDE y el Banco de Inversión y Comercio Exterior S.A. (BICE).


OBJETIVO
La reunión examinó como tema central “La Financiación del Desarrollo y los Desafíos de la Integración y el Crecimiento Latinoamericano”, con la finalidad de analizar los principales desafíos que enfrenta la región en el propósito de avanzar hacia una mayor integración con crecimiento económico sostenido y el renovado papel que les corresponde a las instituciones financieras de desarrollo en dicho proceso.
TEMARIO
De acuerdo con los objetivos de la reunión, el temario consideró los puntos siguientes:
TEMA CENTRAL: La financiación del desarrollo y los desafíos de la integración y el crecimiento latinoamericano.
TEMA I: Movilización de recursos para el desarrollo: ¿Cuánto más hacer?
TEMA II: Banca de desarrollo y financiamiento de la integración: Comercio, infraestructura y promoción de inversiones.
TEMA III: Cadenas productivas y fortalecimiento, articulación y financiamiento de la Pyme. El papel de la banca de desarrollo.
PARTICIPANTES
Asistieron a la reunión 221 representantes de instituciones financieras y de cooperación económica, así como de organismos internacionales, quienes participaron en calidad de delegados, observadores e invitados. De los participantes en la reunión, 186 pertenecían a instituciones de 17 países de América Latina y el Caribe, 8 a entidades de 4 países de fuera de la región, y 27 a 14 organismos y agencias de cooperación internacional.
AUTORIDADES
En la Sesión Preliminar se eligió por aclamación al doctor Arnaldo Bocco, Presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior S.A. (BICE), como Presidente de la Reunión de la Asamblea General.
DESARROLLO DE LA REUNIÓN
La sesión inaugural fue presidida por el señor Daniel Scioli, Vicepresidente de la Nación. La mesa principal estuvo integrada por los señores miembros del Consejo Directivo de ALIDE y el Secretario General.
En primer lugar, el señor Arnaldo Bocco, Presidente de la Reunión de la Asamblea de ALIDE, ofreció sus palabras de saludo y bienvenida a los participantes. Señaló que constituía un honor para la Argentina ser sede de la Asamblea de Alide luego de los problemas que había debido afrontar el país, mencionando la favorable evolución de la economía argentina en los dos últimos años. Refirió como tarea pendiente la reconstitución de la banca de desarrollo luego del “banquicidio” ocurrido, enfatizando que la banca pública se encuentra atravesando un proceso de modernización muy importante, en el propósito de reconstrucción de su credibilidad, para dar respuesta a las necesidades de financiamiento del crecimiento.
En su discurso, el Presidente de ALIDE, señor William Hayden, destacó la importancia de examinar el tema de la movilización de recursos para el desarrollo en un contexto de grandes presiones sociales y de recuperación de la confianza de los inversionistas en la región, de manera de mejorar las posibilidades de incluir como actores y beneficiarios del crecimiento a los sectores menos favorecidos de nuestros países
A continuación, el señor Daniel Scioli, Vicepresidente de la Nación dio la más cordial bienvenida a la Argentina y a la ciudad de Buenos Aires, a todos los delegados y participantes en la reunión. Señaló que estamos reunidos en torno a un objetivo común: avanzar hacia una mayor integración con crecimiento económico en América Latina y el Caribe. Destacó el rol de los bancos argentinos, Banco Nación, Banco Provincia, Banco Ciudad, Banco Bice, que demuestran el importante aporte de la banca pública a la hora de financiar proyectos, así como reconoció igualmente el papel de la banca cooperativa en la acción del Banco Credicoop. Resaltó el rol fundamental que tienen las instituciones financieras de desarrollo en el proceso de recuperación económica de la región pero con mayor inclusión social, declarando inaugurada la reunión.
Luego de la inauguración, se efectuó la presentación del tema central que estuvo a cargo del señor Pedro Lacoste, Vicepresidente del Banco Central de la República Argentina. En su exposición se refirió a los desafíos que plantea el crecimiento latinoamericano y que deben ser considerados en la formulación de las políticas económicas, respecto a la globalización, los shocks externos y las altas demandas sociales. En ese contexto, en las respuestas a estos desafíos se debe considerar un marco macroeconómico con políticas consistentes y ajustadas a las particularidades de nuestras economías; instrumentos de política económica con componente de credibilidad; y una visión micro económica y de sustentabilidad socio-política.

SESIONES PLENARIAS
En la primera sesión plenaria que fue presidida por el señor Marcelo Kohan, vicepresidente del Grupo Banco Provincia, se analizó el tema 1: movilización de recursos para el desarrollo: ¿cuánto más hacer? Y contó con las exposiciones de los señores Andras Uthoff, Coordinador del Programa de Estudios Especiales de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL); César Rodríguez Batlle, Presidente del Consejo Consultivo de ALIDE; y Alan Fairlie, Coordinador del Area Andina de la Red Latinoamericana de Comercio.
El señor Uthoff se refirió a la situación actual del mercado financiero, el mercado de capitales y el importante rol que pueden desempeñar los bancos de desarrollo para suplir las deficiencias de dichos mercados, con el propósito de contribuir al fomento productivo en los países de la región, en particular mediante el desarrollo de nuevos instrumentos financieros. La presentación del señor Rodríguez Batlle versó sobre el nuevo acuerdo de Basilea señalando la conveniencia de adoptar una normativa prudencial flexible, que incorpore las características del ciclo económico, así como las modalidades operativas y características especiales de los bancos de desarrollo al momento de aplicar dicha normativa a los bancos nacionales. El señor Fairlie expuso sobre las implicancias de las negociaciones comerciales internacionales para el comercio y la inversión en América Latina, y mostró que así como los acuerdos de integración abren oportunidades comerciales, también pueden limitar la acción de las políticas públicas nacionales en la promoción de sectores productivos que constituyen el campo de acción de los bancos de desarrollo.
En la segunda sesión plenaria se analizó el tema 2: Banca de desarrollo y financiamiento de la integración: comercio, infraestructura y promoción de inversiones, sesión que fue presidida por la señora Felisa Miceli, Presidenta del Banco de la Nación Argentina, y las exposiciones estuvieron a cargo de los señores Darc Costa, Vicepresidente del Banco Nacional de Desenvolvimento Económico e Social (BNDES), de Brasil; Daniel Schydlowsky, Presidente de la Corporación Financiera de Desarrollo (COFIDE), de Perú; Federico Patiño, Director General Adjunto de Banca de Inversión de Nacional Financiera (NAFINSA), de México, y Gustavo Ardila, Presidente del Banco de Comercio Exterior de Colombia (BANCOLDEX).
En su exposición, el señor Costa planteó la importancia para América Latina de tener un proyecto estratégico de largo plazo orientado a convertir a la región en un centro de comercio mundial, para lo cual se requiere desarrollar la infraestructura necesaria y promover la integración comercial, económica y física; en ese sentido, presentó la acción del BNDES en apoyo al proyecto de integración suramericana impulsado por el gobierno de Brasil para la región. El señor Schydlowsky presentó la iniciativa de creación de una Autoridad Suramericana de Infraestructura como instrumento para potenciar las inversiones en infraestructura, principalmente en el marco del IIRSA. En su exposición, el señor Patiño dio a conocer la experiencia de Nafinsa respecto a la evolución de su programa de garantías, así como su posible aplicación en la creación de un sistema regional de garantías a nivel latinoamericano. El señor Ardila, a partir de la experiencia colombiana y de Bancóldex, planteó los desafíos que enfrenta un banco de desarrollo en su misión de promoción y financiamiento de las pymes exportadoras, que implica promover sinergias entre el sector real y el financiero, así como entre el público y el privado.
La tercera sesión plenaria estuvo presidida por el señor Eduardo Hecker, Presidente del Banco Ciudad de Buenos Aires, y se analizó el tema 3: Cadenas productivas y fortalecimiento, articulación y financiamiento de las pyme: el papel de la banca de desarrollo. Fue expuesto por los señores, Fabio Celso Guimaraes, Coordinador de Cooperación Financiera Internacional de la Financiadora de Estudos e Projetos (FINEP), de Brasil; Stefan Zeeb, Director de Kreditanstalt für Wiederaufbau (KfW), de Alemania; Gonzalo Serrano, Jefe del Area de Mediación de la Dirección General de Negocios del Instituto de Crédito Oficial (ICO), de España; y Roger Alfaro, Director de Negocios del Banco Multisectorial de Inversiones (BMI), de El Salvador.

La presentación del señor Guimaraes se refirió a la experiencia del Brasil en la promoción de Arreglos Productivos Locales (APL’s) como esquema para fomentar el desarrollo de las regiones, y el apoyo del FINEP a los APL’s con especial énfasis en lograr la intensificación del proceso de innovación tecnológica. El señor Zeeb expuso las nuevas tendencias de la política de la KfW de apoyo a las pyme, que constituye la respuesta institucional a los desafíos que plantea el fomento a las Pymes en Alemania en un contexto económico difícil, mediante una nueva estructura bancaria de marcas dentro del grupo KfW, la cual considera la creación de un “Banco Pyme KfW” que ha reorganizado y concentrado los instrumentos de fomento para ese segmento empresarial. La exposición del señor Serrano se refirió a la experiencia del Instituto de Crédito Oficial en el desarrollo de instrumentos de mediación bancaria para las financiación a largo plazo de las Pymes españolas, orientados a resolver los problemas que enfrentan las pequeñas empresas en el ámbito financiero.


SESIÓN DE CLAUSURA
En la sesión de clausura el Secretario General de ALIDE, Rommel Acevedo, dio lectura al acta de la Trigésima Cuarta Reunión Ordinaria de la Asamblea General de ALIDE que contiene los acuerdos adoptados en la sesión de asuntos institucionales, la cual fue aprobada. Asimismo, se efectuó un resumen de la reunión. En sus palabras de clausura, el presidente de ALIDE, señor. William Hayden, destacó la excelente organización de la Asamblea a cargo del Banco BICE y el personal de la Secretaría General de ALIDE, así como la selección de los temas, todos ellos de importancia actual para nuestros países de la región. Subrayó la importancia de las iniciativas innovadoras presentadas respecto a la autoridad suramericana de infraestructura y el fondo latinoamericano de reaseguro. También se refirió a la sana situación financiera de ALIDE que contrastaba con la crítica situación que presentaba la Asociación hace pocos años, reiterando el compromiso del Consejo Directivo para asegurar la vigencia y proyección de ALIDE a nivel regional, e informó que al efecto se ha creado un Comité de apoyo a la gestión estratégica de ALIDE para asesorar al Consejo Directivo y la Secretaría General en las líneas de acción necesarias.
Seguidamente, hizo uso de la palabra el señor Arnaldo Bocco, en su calidad de presidente de la Asamblea, quien agradeció a los delegados y participantes, expositores y autoridades que con su presencia y aportes hicieron posible el éxito alcanzado en la Reunión.. Subrayó la utilidad de la Asamblea que permitió reinstalar una agenda en la Argentina sobre el tema del financiamiento del desarrollo y el rol de las instituciones financieras de desarrollo, destacando que en el proceso que vive el país por dejar atrás la reciente crisis que lo afectó, las experiencias presentadas fueron de suma importancia para aprender de las instituciones de países desarrollados y en desarrollo. Reiteró su agradecimiento a los participantes y declaró clausurada la reunión.

ACTOS SOCIALES
El día jueves 27 el Banco de Inversión y Comercio Exterior ofreció un almuerzo para los participantes en el salón Montserrat con la presentación de una conferencia del señor Arnaldo Bocco, presidente del banco y de la Reunión de la Asamblea General, quien expuso sobre la proyección estratégica de su institución acompañando el proceso de recuperación económica argentina, como también de las líneas estratégicas de ALIDE como organismo representativo de la banca de desarrollo de América Latina y el Caribe.
Asimismo, el Banco BICE ofreció una cena show de bienvenida a los participantes internacionales en el Restaurante El Querandí y un cóctel de clausura en el Salón Montserrat B, que permitieron a los participantes departir en un cálido ambiente de confraternidad.

RECONOCIMIENTOS
La Asamblea General manifestó su reconocimiento al Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), así como a las instituciones miembros de ALIDE en Argentina, por el generoso esfuerzo, dedicación y magnífico trabajo realizado, que permitió el desarrollo exitoso de la reunión.

ASUNTOS INSTITUCIONALES
La Sesión de Asuntos Institucionales de la 34 Reunión de la Asamblea General se efectuó el viernes 28 de mayo y estuvo presidida por el señor William Hayden, Presidente de ALIDE. En el curso de la sesión, la Asamblea General adoptó los acuerdos siguientes:


  1. aprobar la Memoria Anual y los Estados Financieros correspondientes al ejercicio 2003

  2. ratificar la incorporación o reincorporación como miembros de ALIDE de las instituciones siguientes:

Banco Credicoop Cooperativo Limitado, de Argentina;

Banco de Comercio Exterior de Colombia S.A. – BANCOLDEX;

Instituto Nacional de Fomento Cooperativo – INFOCOOP, de Costa Rica;

Federación de Cajas de Crédito y de Bancos de los Trabajadores – FEDECRÉDITO, de El Salvador.



  1. Aprobar el programa de trabajo de Alide 2004-2005 y el presupuesto correspondiente al ejercicio 2004;

  2. Testimoniar el reconocimiento de la Asociación a las personas, instituciones miembros, organismos internacionales, agencias de cooperación y entidades nacionales, que han brindado su apoyo y colaboración en el desarrollo de los programas y actividades de ALIDE;

  3. Consejo Directivo de ALIDE: se acordó por aclamación elegir al Consejo Directivo que regirá los destinos de la Asociación por el periodo 2004-2006, el cual quedó integrado de la forma siguiente:



Presidente

William Hayden Quintero

Gerente General

Banco Nacional

Costa Rica

Vicepresidentes

Arnaldo Bocco

Presidente

Banco de Inversión y Comercio Exterior

Argentina
Mario Laborín

Director General

Nacional Financiera S.N.C.

México


Directores

Nicola Angelucci

Presidente

Banco Multisectorial de Inversiones

El Salvador
Carlos Lessa

Presidente

Banco Nacional de Desenvolvimento Económico e Social

Brasil
Daniel Schydlowsky

Presidente

Corporación Financiera de Desarrollo

Perú
Vicente Caruz

Presidente

Banco del Desarrollo

Chile



  1. Sede de la 35ª. Reunión de la Asamblea General: aprobar por aclamación la propuesta presentada por la delegación de Brasil, a través del señor Darc Costa, Vicepresidente del BNDES, para que la Trigésima Quinta Reunión Ordinaria de la Asamblea General de ALIDE se realice en Río de Janeiro, Brasil, en el año 2005. Asimismo, tomar nota de la intención del Banco de Crédito y Comercio (BANDEC), de Cuba, anunciada por la señora María Elisa Veledo, Directora del Bandec, para que Cuba sea sede de la Trigésima Sexta Reunión Ordinaria de la Asamblea General el año 2006; así como también la propuesta de la señor Milka Barbato, delegada del BROU, de organizar en la República Oriental del Uruguay la Trigésima Séptima Reunión Ordinaria de la Asamblea General el año 2007.

  2. Otros Asuntos: Fondo Latinoamericano de Reaseguro: Federico Patiño, Director General Adjunto de Banca de Inversión de Nacional Financiera, expuso la propuesta para la creación de un fondo de reaseguro de garantías para compartir el riesgo de los programas de garantía que hoy en día se están llevando a cabo, para darles acceso a las pequeñas y medianas empresas al sector financiero formal. El fondo será constituido por las instituciones financieras de desarrollo de los países latinoamericanos y las aportaciones se definirán en función de las necesidades de reaseguro de cada institución. El Gerente General de la Corporación Interamericana de Inversiones (CII), Jacques Rogozinski, comprometió ante la Asamblea el apoyo de la CII y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) mediante la participación en la integración del fondo de reaseguro, para lo cual propuso la puesta en marcha de un esquema piloto que se ampliará a medida que el mecanismo se vaya perfeccionado. Pedro Argüelles, Director General Adjunto de Crédito de NAFINSA, precisó que en la ingeniería financiera para la conformación del sistema de garantías, es fundamental establecer en forma inicial un modelo de negocios refiriendo las cuatro etapas del modelo de NAFINSA: a) identificación de los negocios y portafolios; b) integración de un portafolio dentro del portafolio de garantías de NAFINSA; c) operación del sistema a base de modelos; y d) recuperación cuando una garantía cae en default.



REUNIÓN DE COORDINADORES NACIONALES
El 26 de mayo, en el marco de las actividades previas a la 34 Asamblea General, se llevó a cabo en la sede del Banco de la Provincia de Buenos Aires, la 30ª. Reunión de Coordinadores Nacionales de ALIDE, presidida por el señor Marcelo Hugo García, Coordinador Nacional en Argentina y Gerente de Finanzas Internacionales del Banco de la Provincia de Buenos Aires. Asistieron 26 participantes, entre ellos Coordinadores Nacionales y representantes de instituciones miembros de 14 países de América Latina y el Caribe, España y de la Secretaría General de ALIDE.
Los Coordinadores Nacionales intercambiaron información sobre las actuales políticas y orientaciones en los programas de fomento a los sectores productivos en sus respectivas instituciones, a la luz de la situación y perspectivas económicas de sus países, señalando los temas de interés para su incorporación en el programa de trabajo de ALIDE, tales como el impacto de las normas de regulación, capital de riesgo, el fideicomiso como instrumento de fomento, el impacto de la posible alza en las tasas de interés en los Estados Unidos y líneas de acción por parte de la banca de desarrollo. De acuerdo a los señalado por los Coordinadores, en muchos de los países existen suficientes recursos para prestar pero a la vez un déficit en proyectos y empresas que califiquen para el crédito, por lo que se requiere de nuevos mecanismos de ingeniería financiera que permitan asimilar los recursos y en colaboración con la banca comercial, aspecto que viene siendo abordado por ALIDE en sus distintos foros y seminarios.
ENTREVISTAS DE NEGOCIOS
Durante los dos días de la Asamblea se efectuaron entrevistas de negocios en el salón Quinquela coordinadas por la Unidad de Entrevistas de la Secretaría de la Reunión.

SEMINARIOS
El viernes 28 de mayo por la mañana tuvieron lugar seminarios de financiamiento de la agricultura; comercio exterior; micro, pequeña y mediana empresa; y vivienda; en los cuales se intercambiaron experiencias sobre programas de financiamiento a los sectores productivos.
Seminario de Financiamiento Agrícola y Rural
El seminario fue moderado por el señor Francisco Meré Palafox, Director General de los Fideicomisos Instituidos en relación con la Agricultura – FIRA, del Banco de México, quien también expuso La experiencia del FIRA en el apoyo a la pequeña agricultura en el marco del Tratado del Libre Comercio de América del Norte. El señor Roberto Smith, Presidente del Banco do Nordeste do Brasil S.A. presentó la ponencia : BNB: financiación de la agricultura familiar; y el señor Víctor Trucco, Presidente de la Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa (AAPRESID), expuso sobre la experiencia de la siembra directa en Argentina.
Seminario de financiamiento del comercio exterior
Como moderador del seminario actuó el señor Raúl Ramírez, Director del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), de Argentina. Las exposiciones estuvieron a cargo de los señores Jaime Rivera, Presidente Ejecutivo del Banco Latinoamericano de Exportaciones (BLADEX), respecto al financiamiento al comercio exterior latinoamericano; Marcelo Elizondo, Director Ejecutivo de la Fundación Exportar de Argentina, quien disertó sobre el fomento y promoción de las exportaciones en la Argentina en el marco de la integración regional; Osvaldo del Campo, CEO y Responsable de Desarrollo de Tecnología de GNC Galileo S.A., de Argentina, expuso el caso de GNC Galileo como una experiencia exitosa de una empresa exportadora de bienes de capital de alto contenido tecnológico.
Seminario de financiamiento de la micro, pequeña y mediana empresa
El seminario fue moderado por la señora Milka Barbato, Vicepresidenta del banco de la República Oriental del Uruguay. Las exposiciones estuvieron a cargo de los señores William Hayden Quintero, Gerente General del Banco Nacional de Costa Rica con la ponencia Innovación de tecnologías financieras para el financiamiento de las micro y pequeñas empresas: el caso del Banco Nacional de Costa Rica; César Tortorella, Presidente de GARANTIZAR, Sociedad de Garantía Recíproca, de Argentina, respecto a las sociedades de garantías recíprocas y su aporte al acceso del crédito de las micro y pequeñas empresas; Carlos Alberto Dos Santos, Gerente de la Unidad de Acceso a Servicios Financieros, del Serviço Brasileiro de Apoio às Micro e Pequenas Empresas (SEBRAE), de Brasil, presentó la ponencia Promoción al acceso de servicios financieros para las MyPE: La experiencia de Brasil a través de SEBRAE; y Adrián Cosentino, Jefe Economista, Responsable del Área de Ingeniería Financiera, del Fondo de Capital Social S.A. (FONCAP), de Argentina, disertó sobre la utilización de fideicomisos para el apoyo de las MIPYMES en Argentina
Seminario de financiamiento de la vivienda
El seminario de financiamiento de la vivienda fue moderado por el señor Luis Martínez, Sub- Gerente General Técnico del Banco Nacional de Fomento de la Vivienda y la Producción (BNV), de la República Dominicana. Se contó con las exposiciones de la señora Clarisa Lifsic, Presidenta del Banco Hipotecario S.A., de Argentina, quien expuso sobre el Reposicionamiento de un banco público-privado luego de la crisis y estrategias para el financiamiento sustentable a la vivienda en la Argentina: el Banco Hipotecario S.A.; Cecilia Esteves, Secretaria Ejecutiva del Fondo Mivivienda, de Perú, presentó la ponencia Promoción de la vivienda social en el Perú: el Fondo Mivivienda - Fondo Hipotecario de Promoción de la Vivienda; y el señor Jorge González Colón, Director Ejecutivo del Banco de Desarrollo Municipal del Municipio Autónomo de Carolina, Puerto Rico, se refirió al tema Gobiernos Municipales. Promoción de la micro y pequeña empresa y la vivienda social: El Banco de Desarrollo Municipal (BADEM).

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
En las sesiones plenarias, se examinó el temario a través de la documentación, exposiciones y comentarios presentados. Como resultado de ello se puede señalar las conclusiones y recomendaciones siguientes:


  1. Para mejorar la situación de los países de América Latina y el Caribe de los últimos años, es importante disponer de un marco macroeconómico adecuado con políticas consistentes, ajustadas a las particularidades de economías como las nuestras, porque ello, permitirá tener la credibilidad suficiente para utilizar instrumentos de política económica para enfrentar esa situación de bajo crecimiento y pobreza. A su vez, dicha política económica debe sustentarse en un marco de sustentabilidad socio-política, porque si es generadora de desempleo sería insostenible. De ese modo es posible contrarrestar la situación de bajo crecimiento, altos niveles de pobreza y sin mejora alguna en la distribución del ingreso, en un contexto donde se tiene que convivir con los desafíos que impone la globalización, con los shocks externos recurrentes que poco, o a veces, nada tienen que ver con el manejo de los fundamentos económicos y más bien con aspectos estructurales de nuestras economías, como la volatilidad de los precios de nuestros productos y de los flujos de capital; y con muchas demandas sociales contenidas, en una coyuntura como la actual.




  1. Las tasas de inversión permanecen relativamente bajas, están en un poco menos del 20% del PBI. Igualmente, el ahorro doméstico casi no ha aumentado y se mantiene alrededor del 17% del PBI. En cuanto a la inversión extranjera directa si bien en los últimos años su presencia ha sido importante como componente de los flujos de financieros externos, ésta ha resultado insuficiente frente a las necesidades de financiación de nuestros países, lo que ha generando una transferencia neta de recursos al exterior. Hoy a pesar del panorama alentador de la economía mundial, la inversión extranjera en América Latina se prevé que continuará débil en el 2004, y los flujos a la región apenas llegarían a un poco más de US$36,000 millones, monto muy similar al del año pasado, en que experimentó una caída del 19%, según lo señalado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).


Movilización de recursos para el desarrollo


  1. Los países de la región muestran importantes rezagos en el desarrollo de sus sistemas financieros. Aun cuando en los últimos años han ocurrido importantes cambios en sus estructuras, la necesidad de desarrollar mercados financieros profundos y estables sigue siendo una tarea pendiente. Los episodios de insolvencia bancaria experimentados por varios países de la región dejan en evidencia que el desarrollo financiero necesita, además de condiciones de estabilidad macroeconómica, esquemas de regulación y supervisión prudencial que garanticen adecuados niveles de solvencia y liquidez de los intermediarios financieros. Asimismo, se requiere la adopción explícita de políticas e instrumentos que estimulen el financiamiento de largo plazo y apoyen el acceso al mismo por parte de sectores tradicionalmente excluidos.




  1. La banca de desarrollo puede desempeñar un rol importante para suplir las deficiencias de los mercados financieros y de capitales a fin de contribuir al fomento productivo en los países de la región. En particular, en el desarrollo de nuevos instrumentos conducentes a la estandarización de procesos y productos que faciliten y abaraten la intermediación financiera, en la promoción del factoraje electrónico, “leasing” y los fondos fiduciarios; promover los mercados de valores mediante la titularización de carteras, e incentivar el uso de fondos de garantía y el capital de riesgo, la identificación, promoción y financiamiento de oportunidades de negocios; la promoción de proyectos en conformidad con las políticas de desarrollo nacional; y en el fomento del desarrollo tecnológico. Para ello, estas instituciones requieren tener una misión corporativa clara, que su proceso de intermediación financiera se realice con autonomía de interferencias políticas en la asignación del crédito y en el manejo de los instrumentos de intermediación, los cuales deben velar por el equilibrio financiero, una adecuada rentabilidad y una prudente administración de la cartera de riesgos; y debe ser responsable ante las autoridades pertinentes.




  1. Las lecciones derivadas de las múltiples crisis financieras que han vivido los países de la región han llevado a reconocer la importancia de preservar y defender la estabilidad y solvencia financiera mediante una adecuada supervisión. Esto ha acentuado la discriminación contra los agentes que presentan un mayor riesgo potencial, en tanto incrementa los costos del crédito debido a la necesidad de constituir provisiones. La necesidad de expandir la cobertura de los servicios financieros sin debilitar las normas prudenciales de regulación y supervisión en el manejo del riesgo, abre un importante espacio de acción para la banca de desarrollo. Ésta debe ser capaz de captar y asignar recursos hacia actividades de mayor riesgo sin comprometer la solvencia del sistema bancario ni del sistema regulatorio en general, a la vez que mantengan adecuadas tasas de retorno que garanticen una eficiente asignación del crédito.




  1. Los procesos de reforma financiera han generado cambios en los sistemas financieros de los países de la región. Los objetivos esperados no se han alcanzado; en particular, el problema crónico de insuficiencia de ahorro especialmente de largo plazo persiste, por lo que el rol de la banca de desarrollo para fortalecer este mercado sigue siendo necesario. A pesar que en varios países ha aumentado la intermediación con mayores plazos, en especial en el área del crédito hipotecario, no se observa un desarrollo sustancial de los mercados de crédito de largo plazo para la inversión, al menos financiada localmente.




  1. Las formas de medir los riesgos (con métodos basados en calificaciones internas - IRB), pueden derivar en aumentos significativos en los requerimientos de capital para los préstamos dirigidos a los tomadores de crédito de menor calificación, sean países, corporaciones o bancos. Para el caso de los bancos internacionales con presencia en América Latina y el Caribe, los mayores requerimientos de capital pueden derivar en un aumento del costo y/o una reducción en la cantidad de los préstamos internacionales hacia estos países, pues ella proporciona un incentivo para que estos bancos mantengan un portafolio de préstamos de bajo riesgo y reduzcan su presencia en materia crediticia en los países menos desarrollados. Por otra parte, la referida forma de medir los riesgos, sobre la base de la sensibilidad del mercado, tiene un contenido pro-cíclico lo cual se traslada a la regulación bancaria. Entonces en un período de alza, en general se reducen los riesgos y eso resulta en menores niveles de capital. Por el contrario en períodos de caída o recesión, mayores niveles de requerimientos de capital reducen los incentivos a prestar, generando la posibilidad de un “credit crunch”, donde posibles negocios rentables no atraen fondos de préstamo. El peligro en este caso es el de contribuir a generar una recesión más prolongada o más profunda, derivada de la falta de financiamiento en la economía.




  1. Una preocupación específica respecto de la aplicación de las nuevas reglas de Basilea es la relativa al financiamiento de proyectos en los países en vías de desarrollo. Las propuestas de Basilea II asumen que el financiamiento de proyectos tiene riesgo más elevado que los préstamos a empresas, con lo que implica un aumento de los requerimientos de capital para esos préstamos. Esto constituye un problema para los países en desarrollo, que requieren grandes inversiones privadas en la producción y en infraestructura y el mecanismo de “project finance” es una clave para ello.




  1. La regulación bancaria debe atender el adecuado balance entre dos objetivos básicos, por un lado otorgar incentivos para el desarrollo de una industria financiera eficiente y competitiva; y por otro lado preservar la solvencia y la estabilidad del sistema financiero. Los principales pilares sobre los que se basa el esquema de regulación prudencial, incluyen las medidas que se refieren a los requerimientos patrimoniales y los de creación de provisiones para cubrir pérdidas por incumplimiento. Para promover la estabilidad de los sistemas financieros, los supervisores deben orientar su actividad para que los bancos manejen correctamente sus riesgos. El rol de los reguladores no es limitar las oportunidades de crecimiento o ganancia de los bancos, sino ayudar a mejorar continuamente las habilidades para manejar los negocios bancarios. Con relación al manejo del riesgo, se sugirió que la supervisión debe ser adaptable y flexible, toda vez que, una regulación no es igual para un banco multinacional que para un banco pequeño o para un banco hipotecario. En lo posible debe diseñarse un plan apropiado para cada banco.




  1. Considerando las preocupaciones de los países en desarrollo respecto de Basilea II, es conveniente diseñar y adoptar normativas prudenciales flexibles, incorporando las características del ciclo económico y las modalidades operativas de los bancos de desarrollo. Junto con una regulación bancaria flexible, adaptable, preventiva y de acción, deben continuar en paralelo las mejoras de gestión de riesgos, la transparencia, el control interno y externo, y oír las voces del mercado. Sin perder de vista los objetivos para los que fueron creados los bancos de desarrollo, se sugiere seguir estos caminos que pueden conducir a una gestión eficiente y de calidad, y de impacto en la sociedad.




  1. La necesidad de diseñar mecanismos flexibles que tengan en consideración el ciclo de los negocios, adquiere particular relevancia en la banca de fomento en las que justamente se involucra la preocupación por el desarrollo económico en el largo plazo. Por otra parte, la banca de fomento implica usualmente algunas peculiaridades en cuanto a la estructura de activos y pasivos que la caracteriza. Las instituciones que operan como financiadoras de proyectos de desarrollo suelen presentar descalces importantes en materia tanto de plazos como de monedas. El descalce temporal trae aparejado el potencial para los riesgos de liquidez y de tasa de interés. El descalce de monedas tiende a hacerse presente de diversas maneras. Uno de los más comunes, se refiere a la captación en moneda local y el crédito en moneda extranjera; o viceversa. El riesgo cambiario se hace explícito en los estados contables de la institución financiera y la regulación prudencial provee mecanismos de topes en la posición neta de monedas. Por otro lado, puede darse que el descalce lo tengan sus propios deudores. Este no queda de manifiesto en los estados contables de las instituciones financieras, pero debe tenerse en cuenta a la hora de evaluar el riesgo crediticio.




  1. Una de las razones para considerar inapropiadamente alto los requisitos de capital, para los mercados emergentes, era que la propuesta de Basilea II, no tomaba en cuenta los beneficios de una diversificación internacional de los créditos. El resultado de algunos estudios aportan suficiente evidencia para sugerir que el nivel de pérdidas no previstas o no esperadas en un portafolio focalizado puramente en países desarrollados tomadores de préstamos, puede ser un 25% mayor que el de un portafolio diversificado entre países desarrollados y en vías de desarrollo. Estos estudios aspiran a mostrar la conveniencia de incorporar la diversificación de los portafolios y no penalizar innecesariamente a los mercados o países emergentes. En esos mismos estudios se hace referencia al especial tratamiento para las pequeñas y medianas empresas como ejemplo de diversificación. Si bien se trata de PYMES de nivel alto (por el volumen de ventas), las exposiciones de crédito para esas empresas pueden recibir menores requerimientos de capital que para las firmas más grandes La reducción de esos requerimientos de capital puede alcanzar al 20%, dependiendo del tamaño de la empresa, y el total del portafolio puede llegar a ser un 10%.



Banca de Desarrollo y Financiamiento de la Integración: Comercio, Infraestructura y Promoción de Inversiones



  1. América Latina por su ubicación geográfica se encuentra relativamente mucho más distante de los grandes centros de comercio mundial respecto a otras regiones, lo que la obliga a ser mucho más competitiva para poder ingresar a dichos centros. El gran desafío entonces es contar con un proyecto estrategico de largo plazo que permita convertirnos en un centro de comercio mundial, como en su momento lo hicieron las regiones o países como Europa o EE.UU. Al efecto, el desarrollo de una infrestructura que haga posible la integración comercial, económica y física de América Latina para desarrollar su potencial se hace necesaria, pues ésta en el pasado fue pensada para extraer las materias primas y los recursos naturales desde sus fuentes de producción y en función a las necesidades de los centros industriales de los países desarrollados, y no para integrar y en consecuencia desarrollar a los países de la región. En este sentido, cabe resaltar las diferentes iniciativas y proyectos que se vienen llevando en América del Sur, en la cual importantes bancos de desarrollo como: el Banco Nacional de Desenvolvimento Económico e Social (BNDES), de Brasil; el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), de Argentina, la Corporación Financiera de Desarrollo S.A. (COFIDE), etc, participan ya sean como promotores, estructuradores, financiadores y/o fiduaciarios de los proyectos de infraestructura o de comercio exterior subregional.




  1. El movimiento hacia la formación de grandes bloques de integración y comercio exige también que América Latina desarrolle mecanismos adecuados que le permitan funcionar como un espacio integrado. Para ello, es indispensable contar con una infraestructura física que vincule a los países de la región, pues ésta es un elemento clave para la integración y el desarrollo socioeconómico de la región. Con el propósito de incrementar la inversión, algunos países han incursionado en mecanismos financieros que consideran la co-participación del sector público y privado, como medio de movilizar el aporte privado de recursos financieros para aumentar la inversión en infraestructura productiva y de servicios básicos.




  1. A escala regional también se ha avanzado con iniciativas y propuestas destinadas a ampliar el uso de recursos disponibles para el financiamiento de la infraestructura. Una iniciativa presentada por la Corporación Financiera de Desarrollo COFIDE) fue la creación de una Autoridad Sudamericana de Infraestructura cuyo esquema de financiamiento se soportaría en un fideicomiso regional creado por sus países miembros como fideicomitentes, administrado por un fiduciario, con el mandato de ejecutar una misión específica, cual es la implementación de las obras de infraestructura contempladas en la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA) y otras que le sean encomendadas por sus fideicomitentes creadores. La idea de su creación es que al tratarse de entidades supranacionales, de acuerdo con las prácticas del Fondo Monetario Internacional, su interacción con los límites presupuestarios de los países miembros se circunscribirán a los pagos que éstos hagan anualmente a la respectiva Autoridad, no siendo afectados por los límites impuestos por las metas de déficit nacionales. Ellas permitirán superar las limitaciones que enfrentan las obras públicas (limitación en el uso de los fondos fiscales, segmentación del mercado de riesgos y segmentación del mercado financiero), ejecutar flexiblemente en la forma administrativa más conveniente las obras, obtener economías técnicas que se reflejarán en obras completadas más rápidamente y a menor costo; y realizar más obras al aprovechar las ventajas de superar las segmentaciones que enfrentan las obras públicas.




  1. Las instituciones financieras de desarrollo tienen un rol fundamental para estimular el crecimiento del comercio intralatinoamericano, a la vez de mejorar el acceso de las exportaciones de nuestros países hacia mercados de fuera de la región. Tienen también una importante función para estructurar y movilizar recursos financieros y de inversión externos, para justamente orientarlos a la inversión productiva. Pero sin la infraestructura adecuada, sacar un producto de exportación es altamente difícil, debido a que se incurre en costos adicionales y se tarda más tiempo para llegar a los centros de consumo, y eso se traduce en menor competitividad. Por ello, a los bancos de desarrollo también les cabe desempeñar un papel importante en el desarrollo de la infraestructura productiva. Todo ello, sin duda, propiciará el avance y el fortalecimiento de los procesos de integración en América Latina, que se constituye en la actualidad en un tema prioritario en el cual urge avanzar.




  1. Los acuerdos de integración bilaterales o multilaterales así como abren oportunidades comerciales en razón del mayor acceso a mercados, posibilidades de diversificación de exportaciones y de atracción de inversión extranjera, también implican un gran riesgo para el uso de políticas públicas nacionales y de carácter discrecional, al reducir su margen de acción. En el caso particular de los países de América Latina, acuerdos como los que vienen firmando con los Estados Unidos de Norteamérica y eventualmente un Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA) pueden tener implicancias negativas muy serías al limitar a los Estados a utilizar políticas de promoción y fomento a determinados sectores como las PYMES, el sector rural, el de la vivienda social y la infraestructura, la innovación y el desarrollo tecnológico, etc. que precisan de apoyos específicos. Sectores que precisamente constituyen los segmentos objetivo de los bancos de desarrollo. Lo que allí se acuerde afectaría de manera directa a nuestras instituciones financieras toda vez que ellas en su mayoría son instrumentos de la política pública de financiamiento para el desarrollo de los sectores indicados. Ante ello, se señaló que los grandes retos de las negociaciones de estos acuerdos y que tienen relación con los bancos de desarrollo son lograr un trato especial y diferenciado, mecanismos compensatorios, un mayor margen de acción de la política doméstica, mantener un espacio para la banca de desarrollo, el uso de políticas de promoción al comercio exterior, el desarrollo de instrumentos financieros y de los mercados de capitales, así como el desarrollo de redes de negocios.



Fortalecimiento, Articulación y Financiamiento de la Pyme: El Papel de la Banca De Desarrollo


  1. En el entendido que las PYMES requieren de un enfoque de apoyo integral: financiamiento, garantías, información y asesoría; y que para ello es necesario pasar de ofrecer líneas de crédito a ofertar programas integrales de apoyo empaquetando productos; de tal manera de tener PYMES competitivas que puedan aprovechar la integración económica y aprovechar las plataformas tecnológicas para fomentar el comercio interregional, instituciones como el Banco Multisectorial de Inversiones (BMI), de El Salvador, han desarrollado en conjunto con otras dependencias públicas y gremios empresariales, una Red del Desarrollo consistente en centros de atención directa ubicados en todo el territorio nacional que proporcionan información oportuna y facilitan a las empresas el acceso a las alternativas de financiamiento y productos no financieros. Asimismo, a través de la Red brindan capacitación sobre el manejo y buen uso del crédito y otros productos. La tecnología le ha permitido al Banco mediante esta iniciativa llegar con bajos costos a los usuarios finales. El BMI ha invertido el 0.5% de sus activos en tecnologías de la información.




  1. Una Red de esa naturaleza implica diversos beneficios para todas las partes involucradas. En el caso particular de la Red del Desarrollo del BMI se pueden señalar los siguientes: a) para el usuario final: tiene acceso a información actualizada y oportuna y recibe orientación sobre los productos según sus necesidades y los requisitos; b) para las instituciones gubernamentales: les permite una cobertura a nivel nacional, el lanzamiento de programas por zonas geográficas y sectores específicos, la promoción y difusión de sus productos de forma presencial y telefónica, mejoran la imagen institucional y reciben retroalimentación constante por parte de la Red en lo referido a demanda y penetración de productos; y c) para los intermediarios financieros: al brindar información sobre productos y condiciones de financiamiento y filtrar a los clientes con verdadero interés en adquirir un crédito les ahorra tiempo a los ejecutivos; y los clientes mejor preparados pueden bajar la documentación y requisitos y aplicar una solicitud financiamiento ahorrando gastos en publicidad, logística y capacitación a red de ejecutivos y empresarios en productos financieros.




  1. En lo referido a garantías para las PYMES, cabe destacar la experiencia Nacional Financiera (NAFINSA) en la promoción y manejo de los programas de garantías, en particular su esquema actual de garantía automática que data desde 1997, por medio de la cual se realiza la certificación del proceso de crédito de los bancos, brinda garantía de portafolio y hacen la revisión ex-post. El programa de garantía constituye un esquema inductor del financiamiento; mantiene la complementariedad con la banca comercial; genera una reducción del costo por riesgo de crédito para la banca y se puede dirigir el fomento a sectores y regiones prioritarios. Por la experiencia de NAFIN en éste y en anteriores programas se recomienda que los programas de garantías deben de cobrar el riesgo en el que incurren para ser autosostenibles; aprovechar al máximo los efectos de diversificación, a través de programas diversos y un alto número de operaciones; tener un proceso efectivo de seguimiento y recuperación porque ello afecta favorablemente los procesos de admisión y operativos; que los portafolios de garantías estén adecuadamente reservados para reflejar el valor del patrimonio comprometido; y que la operación de los programas debe ser de costo reducido a través de la utilización de modelos paramétricos y el uso de la Internet.




  1. En el plano de las propuestas a iniciativa de Nacional Financiera (NAFINSA), de México, y con el apoyo de la Corporación Interamericana de Inversiones (CII) se presentó la propuesta de creación de un Fondo Latinoamericano de Reaseguros con el objeto de crear un mecanismo que permita diversificar riesgos y apalancar el financiamiento otorgado al amparo de garantías. Esto es, crear un esquema en el que instituciones financieras de desarrollo nacionales y regionales latinoamericanas pudieran reasegurar garantías otorgadas conforme a sus programas institucionales. El objeto de reaseguro del fondo serán programas de garantías (carteras de garantías). y analizar la posible aplicación de esta experiencia en la creación de un sistema regional de garantías a nivel Latinoamericano. Esta iniciativa esta basada en un programa que NAFINSA ha desarrollado con el apoyo de la CII.

15
34ª. REUNIÓN ORDINARIA DE LA ASAMBLEA GENERAL DE ALIDE



Buenos Aires, Argentina, 27 y 28 de mayo de 2004
LISTA FINAL DE PARTICIPANTES

  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje