Página principal

30 años de recuperación de la democracia año 2013


Descargar 14.63 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño14.63 Kb.
30 años de recuperación de la democracia año 2013”. Ley 7178

N° 359_ / RESISTENCIA, 21 de noviembre de 2013.

Y VISTOS:

Para resolver en estos autos: “PUENTE GALLEGOS, LILIANA CARMEN C/ PUENTE GALLEGOS, JOSE ANTONIO Y PUENTE GALLEGOS, ROBERTO S/ DIVISION DE CONDOMINIO”, Nº 7782/05-1-C, año 2013, y



CONSIDERANDO:

1º) Que a fs. 891/909 vta. comparece el apoderado de los demandados Roberto Puente Gallegos y José Antonio Puente Gallegos e interpone recurso extraordinario para ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, contra la sentencia dictada a fs. 884/888, por esta Sala Primera Civil, Comercial y Laboral del Superior Tribunal de Justicia. Corrido el pertinente traslado a fs. 910 es contestado por la parte actora a fs. 911/921 y a fs. 922 se llamó autos.

2º) Analizados los requisitos que hacen a la admisibilidad formal del recurso, se advierte que ha sido interpuesto en tiempo oportuno, por parte legitimada para recurrir y la decisión impugnada es una resolución definitiva emanada del Superior Tribunal de la causa.

3º) Sentado lo anterior, corresponde, en consecuencia, ingresar en el examen de los agravios en base a los cuales el recurrente fundamenta su queja, a fin de emitir un juicio fundado acerca de la viabilidad del recurso federal interpuesto, dado que la mera deducción, no justifica la concesión o denegación automática. Conforme lo resolviera la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la causa “Santillán Juan E. y otros c/ C.G.Z.” (fallo del 28/5/87) y posteriormente en “Spada, Oscar y otros c/ Díaz Perera E.A. y otros” (fallo del 20/10/87), compete a este Tribunal resolver circunstanciadamente si la apelación federal, prima facie valorada, cuenta respecto de cada uno de los agravios que la originan con fundamentos suficientes para dar sustento -a la luz de conocida doctrina de dicho Alto Tribunal- a la invocación de un caso de inequívoco carácter excepcional, como lo es el de arbitrariedad. Doctrina que también es aplicable en supuestos de invocación y violación de cláusulas constitucionales (causa “Cima”, C. 837-XXI).

4º) Expresa el impugnante que el recurso tiene fundamento en la doctrina de la arbitrariedad, ya que con afirmaciones dogmáticas y aparentes, se arribó a una solución favorable a la parte actora con el único argumento de preservar el derecho a la vivienda de uno de los condóminos, sin atender las pretensiones de los restantes. Insiste en sostener su postura respecto a la posibilidad de división en especie del inmueble, toda vez que ello no deriva en una afectación patrimonial nociva para los condóminos, siendo ilógicas las apreciaciones efectuadas en torno a que del producto de la venta del inmueble no podría adquirirse otro bien, todo lo cual se traduce -a su entender- en una violación a los derechos y garantías de propiedad e igualdad y principios de legalidad y razonabilidad.

5º) Reseñados los agravios vertidos, cabe señalar que la fundamentación del recurso introducido, no exige fórmulas rígidas, pero sí requiere compatibilidad entre la cuestión o agravio federal y las quejas expuestas, pues de las razones argumentadas depende que el remedio pase el primer filtro del control de admisibilidad que debe ejercer este Superior Tribunal de la causa, para decidir sobre su concesión. (conf. Silvia B. Palacio de Caeiro, “El Recurso Extraordinario Federal”, editorial La Ley, Buenos Aires, año 2.002, pág. 360).

En el sub-lite, concretamente se alega como causal del recurso una hipótesis de arbitrariedad, en consecuencia ceñiremos el examen a constatar “a priori”, si tiene fundamento federal suficiente para configurar un caso o cuestión constitucional que merezca la apertura de la instancia de excepción (CSJN, “Cerrada, Enrique Omar c/ Varela, Roberto”, Fallos: 311-2:1988) (conf. Silvia B. Palacio de Caeiro, obra citada, pág. 387).

Bajo tales lineamientos, analizadas las protestas formuladas por el recurrente, se arriba a la conclusión que las mismas carecen de aptitud para habilitar la instancia extraordinaria, apareciendo insuficientes, desde que no refuta el argumento esencial de la sentencia atacada, esto es, que frente a las probanzas colectadas en la causa y la ponderación de la especial situación que presentaba el sub-discussio, se priorizó la regla general de la división en especie, aún cuando la mayoría de los coherederos solicitaron la venta; por las razones fundamentales que principalmente pivotearon en que es la única vivienda de la actora -cuya protección y tutela emana del art. 14 bis de la Constitución Nacional, como también de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, con rango constitucional- y que no se acreditó en autos que la división en especie convierta en antieconómico el inmueble para los restantes condóminos.

6º) Tales fundamentos quedaron marginados de una completa y eficaz crítica, ciñéndose la parte a revelar su personal tesitura del caso, efectuando quejas amplias y genéricas sin precisar y atacar concretamente la cuestión determinante relativa a la trascendencia que reviste la protección jurídica de la vivienda, no sólo desde el punto de vista patrimonial sino extrapatrimonial. Ello así, tanto más que se dio adecuada respuesta a todos los agravios esgrimidos por el impugnante (ver fs. 886 vta./887 vta., considerandos Nº 10º), 11º) y 12º), contra los cuales sólo insiste en mantener su postura, realizando alegaciones indeterminadas e imprecisas, sin argumentos de peso que habiliten la apertura de esta vía.

7º) A lo expuesto, cabe agregar que el quejoso tampoco logra plantear el caso federal que denuncia, ya que no hace más que realizar aseveraciones dogmáticas o invocar la violación de garantías constitucionales, afirmaciones, que por sí solas, no bastan para demostrar que se suscita un caso federal (CS, 1991/09/24 - Tejidos Argentinos Noreste S.A. c. Municipalidad de Buenos Aires) (La Ley, 1992-A, 205-ED, 146-295) (conf. Manuales de Jurisprudencia La Ley, Recurso Extraordinario, Buenos Aires, año 2.000, pág. 227, cit. nº 1449).

8º) En virtud de lo expuesto, corresponde denegar el recurso extraordinario federal deducido a fs. 891/909 vta. por los demandados, con costas a su cargo (art. 68 del Código Procesal Civil y Comercial del Chaco). La regulación de honorarios profesionales, por los trabajos realizados para ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, se difiere para la oportunidad de contar con base (conf. art. 5º, 4to. párrafo de la ley 2011, modificado por ley 5532).

Por ello, la Sala Primera Civil, Comercial y Laboral del Superior Tribunal de Justicia,



RESUELVE:

I.- DENEGAR el recurso extraordinario deducido a fs. 891/909 vta. por los demandados Roberto Puente Gallegos y José Antonio Puente Gallegos para ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, contra la sentencia dictada a fs. 884/888, por esta Sala Primera Civil, Comercial y Laboral del Superior Tribunal de Justicia.

II.- IMPONER las costas a la parte recurrente vencida.

III.- DIFERIR la regulación de los honorarios profesionales por la presente actuación para la oportunidad indicada los considerandos precedentes.

IV.- REGÍSTRESE. Protocolícese. Notifíquese personalmente o por cédula. Oportunamente bajen los autos como está ordenado a fs. 888, punto IV, “in fine”.
ROLANDO IGNACIO TOLEDO RAMÓN RUBÉN ÁVALOS

Juez Presidente

Sala 1ra. Civ., Com. y Lab. Sala 1ra. Civ., Com. y Lab.

SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA



FERNANDO ADRIÁN HEÑIN

Abogado - Secretario

Sala 1ra. Civ., Com. y Lab.

SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje