Página principal

23 de junio san josé cafasso presbítero


Descargar 16.01 Kb.
Fecha de conversión21.09.2016
Tamaño16.01 Kb.
23 de junio

SAN JOSÉ CAFASSO

Presbítero

Memoria


José Cafasso nació en Castelnuovo d’Asti el año 1811. Estudió en las escuelas y seminario de Chieri. Después de recibir la ordenación sacerdotal fue a la Residencia Eclesiástica de Turín, donde perfeccionó su estudio de la teología moral, a la vez que se dedicaba a dar catequesis a los jóvenes y a los presos. Cuando fue nombrado rector de dicha institución, se dedicó a la formación del clero joven, especialmente mediante la enseñanza de la teología moral, a la que procuró librar del rigorismo jansenista siguiendo la serenante doctrina de san Francisco de Sales y de san Alfonso María de Ligorio. Ofreció, así, un camino de santidad vivida en el deber de cada día, en el espíritu de servicio y en la vida de oración y confianza en Dios. En sus visitas a los encarcelados y en la asistencia a los condenados a muerte hacía sentir la fuerza de la esperanza cristiana e infundía confianza en la misericordia de Dios.


Además de otras muchas obras de caridad, apoyó, incluso materialmente, la de san Juan Bosco, cuyo confesor y director espiritual fue durante muchos años, y al que aseguró que su vocación a los jóvenes era de origen divino.
El “sacerdote de los presos”, “perla del clero italiano” (Pío XI), murió el 23 de junio de 1860. Tras ser beatificado en 1925 y canonizado en 1947, Pío XII lo declaró patrono de las cárceles.
Las oraciones de la misa son un himno a Dios, Padre de bondad infinita, por los “dones extraordinarios de caridad y sabiduría” que hizo brillar en san José Cafasso al enseñar a muchos la justicia y al “formar en la escuela del Evangelio a los ministros de la Palabra y del perdón”.
Su ejemplo y su enseñanza son para la asamblea una escuela de vida. Participando en los santos misterios –donde los fieles son reconciliados en el sacrificio del Hijo-, la Iglesia encuentra nueva fuerza: -para caminar en santidad y justicia; -para ser testimonio vivo del amor de Dios mediante la misericordia y el perdón; -para tener y manifestar siempre sentimientos de misericordia fraterna; -para trabajar infatigablemente aconsejando a los hermanos en sus dudas y pruebas.

EUCARISTÍA

ANTÍFONA DE ENTRADA


Que tus sacerdotes, Señor, se vistan de gala,

que tus fieles vitoreen.



ORACIÓN COLECTA


Tú diste, Señor, a san José Cafasso, sacerdote,

dones extraordinarios de caridad y sabiduría

para formar en la escuela del Evangelio

A los ministros de la Palabra y del perdón:

concédenos también a nosotros

ser instrumentos de tu paz.

Por nuestro Señor Jesucristo...

ORACIÓN DE LOS FIELES


Dios suscita a los santos para que sean signos vivos de Cristo y de la acción del Espíritu Santo. Alentados por la palabra que hemos escuchado, oremos al Señor.


  1. Por los pastores de la iglesia y por los sacerdotes y diáconos: para que atiendan siempre a sus hermanos con bondad, paciencia y sabiduría, a fin de que crezcan en amor todas las comunidades cristianas, roguemos al Señor.



  1. Por los hermanos que encontramos en nuestro camino: para que hallen siempre en nosotros comprensión y ayuda, roguemos al Señor.




  1. Por los que en la Iglesia tienen la misión de enseñar: para que sepan iluminar la mente y el corazón, con san José Cafasso, roguemos al señor.




  1. Por los que se preparan para el ministerio de la Palabra y del perdón: para que aprendan a imitar a Cristo, que vino a levantar los corazones abatidos y reciba con amor a los pecadores, roguemos al Señor.




  1. Por quienes participamos en esta eucaristía: para que, alimentados con la Palabra y sostenidos por el Pan de vida, crezcamos en disponibilidad y apertura a las necesidades de los hermanos, roguemos al Señor.




  1. Otras intenciones.

Mira, Padre, a tu Iglesia, que celebra en los santos las maravillas de tu bondad, y acoge nuestras súplicas para que caminemos por las sendas del Evangelio todos los días de nuestra vida. Por Jesucristo, nuestro Señor.



ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS


Recibe, Señor, la ofrenda que traemos a tu altar

en recuerdo de san José Cafasso,

y por la eficacia de estos sacramentos,

que a él le merecieron el premio de tu gloria,

concédenos a nosotros tu paz y tu perdón.

Por Jesucristo, nuestro Señor.



PREFACIO


El Señor esté con vosotros
Levantemos el corazón
Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
En verdad es junto y necesario,

es nuestro deber y salvación

darte gracias

siempre y en todo lugar,

Señor, Padre santo,

Dios todopoderoso y eterno

por Cristo, Señor nuestros.

Porque nos conceder la alegría

de celebrar hoy la fiesta de san José Cafasso,

fortaleciendo a tu Iglesia

con el ejemplo de su vida,

instruyéndola con su palabra

y protegiéndola con su intercesión.
Por eso,

con los ángeles y los santos,

te cantamos el himno de alabanza:
Santo, Santo, Santo...

ANTÍFONA DE COMUNIÓN


Dichoso el criado a quien el Señor, al llegar,

lo encuentre velando;

os aseguro que le confiará

la administración de todos sus bienes.



ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


Dios todopoderoso,

que el banquete eucarístico intensifique en nosotros

el poder de la gracia

al celebrar la memoria de san José Cafasso;

así guardaremos íntegro el don de la fe

y seguiremos siempre el camino de la salvación

que tú nos has señalado.

Por Jesucristo, nuestro Señor.



LAUDES



Benedictus, ant. Por su amor misericordioso, Dios te hizo ministro de la reconciliación en Cristo.

O bien: Dichosos los que trabajan por la paz; dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.

Preces


Unidos en la oración de alabanza, digamos con san José Cafasso y con todos los santos: Acuérdate, Padre, de tu Iglesia.
Padre, que nos mandas ser santos porque tú eres santo,

-derrama tu Espíritu sobre la Iglesia para que te glorifique con su santidad.


Tú que nos reconciliaste en la Pascua de tu Hijo,

-ilumina a los maestros de espíritu y a quienes has constituido ministros de la reconciliación.


Padre, que nos convocas al banquete de la Nueva Alianza,

-haz que crezca nuestra caridad en torno a la mesa de la Palabra y del Pan de vida.


Tú que prometiste el reino de los cielos a quienes reconocen el rostro de tu Hijo en los pobres, en los que sufren y en los marginados,

-ayúdanos a edificar un mundo más fraterno acogiendo a las personas probadas en el cuerpo y en el espíritu


Tú que dista a san Juan Bosco un amigo y guía seguro en la persona de san José Cafasso,

-da a los educadores la sabiduría de conducir a sus hermanos hacia Cristo con la pedagogía de la bondad.


Padre nuestro.

Oración

Tú diste, Señor, a san José Cafasso, sacerdote, dones extraordinarios de caridad y sabiduría para formar en la escuela del Evangelio a los ministros de la Palabra y del perdón: concédenos también a nosotros ser instrumentos de tu paz. Por nuestro Señor Jesucristo...


Por la tarde, I Vísperas de la solemnidad de san Juan Bautista.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje