Página principal

1. Periodistas ignorantes por Juan José Toro Montoya


Descargar 48.01 Kb.
Fecha de conversión23.09.2016
Tamaño48.01 Kb.





31 de diciembre 2014 Nº 95






1. Periodistas ignorantes por Juan José Toro Montoya


La mentalidad de esa gente ya está condicionada a recibir algo a cambio de nada. Para cambiarla, no es suficiente pagar bonos ni seguir repartiendo monedas a título de asistencia

Los hay, desde luego, como en todo sector, pero el problema es que, al ser el periodismo una actividad pública, que está a la vista de todos, la ignorancia suele ser más notoria.

Salta a la vista en las pantallas de televisión, cuando alguna que otra barbaridad se desliza en el generador de caracteres, o en las páginas de los periódicos donde, por más esfuerzo que hagamos, siempre salta un error que se queda impreso para siempre.

Con cierta indulgencia, los errores de tipo, y hasta los ortográficos, podrían considerarse de forma pero en lo que no hay perdón posible es en los errores de fondo. Estos se hacen evidentes cuando algún periodista toca temas que necesitan un contexto histórico y es cuando salta su ignorancia. En teoría, un periodista debería tener conocimientos básicos de historia, más aún de la nacional, pero si usted observa su desenvolvimiento ante los micrófonos se va a dar cuenta de que cada vez son menos los que tienen alguna ilustración.

Es todavía más triste cuando ni siquiera es necesario un contexto histórico sino simplemente de situación. Ahí está, por ejemplo, el caso de las mujeres del norte potosino que, con los hijos literalmente colgando, se trasladan a las capitales de departamento a pedir limosna en los días previos a la Navidad.

Hasta hace poco, la mendicidad navideña era resultado de la pobreza que todavía lacera al norte de Potosí y sur de Oruro.

Fue la miseria la que empujó a esas mujeres a estirar la mano en las ciudades y, por eso mismo, tanto las autoridades nacionales como las regionales asumieron medidas para mitigarla.

Hoy en día es posible apreciar alguna que otra inversión en esas zonas. Se llevó electrificación, algo de riego, se construyó escuelas, postas sanitarias y, aunque no hacían falta, también aparecieron campos de fútbol.

La intervención estatal ya se percibe en esas zonas, pero las madres siguen dejando sus pueblos en las navidades para mendigar en las ciudades. ¿Cuál puede ser la razón? Entre las respuestas que ensayan los sociólogos está la costumbre, aquella que se impuso en las comunidades que ya encuentran rutinario viajar a las ciudades a mendigar, pero también está la del “rentismo”; es decir, aquella actitud por la que una o más personas prefieren esperar sentados a que el alimento les caiga de algún lado en lugar de realizar algún esfuerzo para conseguirlo.

Los bonos que el actual Gobierno ha impuesto más por razones electorales que de justicia social fomentan esa práctica.

También en las comunidades del norte potosino y el sur orureño se paga el Juancito Pinto, el bono Juana Azurduy de Padilla y, eventualmente, hasta se entrega vituallas para paliar los efectos de los desastres naturales.

La mentalidad de esa gente ya está condicionada a recibir algo a cambio de nada. Para cambiarla, no es suficiente pagar bonos ni seguir repartiendo monedas a título de asistencia.

Si los periodistas que tocan este tema se preocuparan un poco por el contexto no sólo dejarían de decir babosadas sino, de paso, distinguirían bien a las mujeres potosinas, que son todas las originarias de un departamento de 118.218 kilómetros cuadrados, de las nortepotosinas, que son las que nacieron en una región con historia propia.

Fuente: Los Tiempos, 18.12.14 por Juan José Toro, periodista, Premio Nacional en Historia del Periodismo.

2. Cristina Gallach, nueva dircom de la ONU


El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha nombrado a la periodista española Cristina Gallach como secretaria general adjunta de Comunicaciones e Información Pública de Naciones Unidas, en sustitución del austríaco Peter Launsku-Tieffenthal, informa la institución.

Cristina Gallach, nacida en Barcelona en 1960 y hasta ahora jefa de la Unidad de Relaciones Públicas del Consejo de la Unión Europea (UE), en Bruselas, “trae consigo una gran experiencia en comunicación, información, diplomacia pública, relaciones internacionales y política de seguridad”, señala la nota.

Antes de ocupar ese cargo en julio de 2010, fue portavoz del Gobierno de España en la Presidencia rotatoria de la Unión Europea (2010), portavoz y consejera asesora de medios del Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE (1999-2009), y portavoz adjunta en la OTAN durante la etapa del español Javier Solana como secretario general de la Alianza Atlántica (1995-1999).

El comunicado de la ONU destaca su trabajo durante quince años como periodista en las Delegaciones de la Agencia Efe en Bruselas (1993-1996) y en Moscú (1990-1992). Asimismo, fue corresponsal de El Periódico de Barcelona (1986-1990) y del diario Avui en Estados Unidos (1984-1986), y reportera con TVE en Barcelona (1983-1984).



Fuente: Periodistas en español, 19.12.14

3. Sobre el ‘Sesquicentenario de La Estrella del Oriente’ por Ana C. Traverso


Han transcurrido 150 años desde la publicación del  primer número de La Estrella del Oriente. No obstante, la asociación de su nombre a los  valores originales con los que fuera creado sigue siendo válida. Pocos medios de comunicación lograron generar una mística capaz de perdurar tanto tiempo.

En 1864, el entonces prefecto de Santa Cruz, don Tristán Roca Suárez, inauguraba el primer periódico publicado en ese departamento con el nombre La Estrella del Oriente. Este medio escrito fue el primero de difusión masiva producido en Santa Cruz. Fue también un espacio de discusión, análisis y presentación de noticias sobre los acontecimientos más importantes sucedidos, tanto en Santa Cruz como en Bolivia y Latinoamérica. El legado del mismo ha perdurado a través de distintos momentos en la historia de la prensa escrita cruceña. Su trascendencia puede ser constatada hasta el día de hoy.

La Estrella del Oriente no solo cobra un espacio merecido en la historia del periodismo nacional y regional por ser el primero publicado en la capital oriental. Bajo la conducción de Tristán Roca, este medio reflejó de manera consistente los valores de su fundador. Puede argumentarse que su mística se mantuvo a lo largo del tiempo, siendo una inspiración para su refundación en dos ocasiones posteriores. Tristán Roca fue un destacado político y hombre de letras cruceño: se distinguió en todos los espacios en los que participó; como diputado por la provincia Chiquitos durante la Asamblea Constituyente de 1861, como Oficial Mayor de Instrucción Pública en el gobierno de José María de Achá en 1863 y como prefecto del departamento de Santa Cruz ese mismo año. Incluso después de su exilio en Paraguay durante el gobierno de facto de Mariano Melgarejo, Roca cobró notoriedad. Su nombre está incluido entre los poetas y literatos ilustres del siglo XIX en el vecino país, gracias a sus iniciativas literarias y a su emprendimiento de creación de un periódico titulado El Centinela, dedicado a los soldados paraguayos durante la Guerra de la Triple Alianza (1865-1870).

La historia del periódico comienza con el regalo de una imprenta al departamento de Santa Cruz, otorgado por el presidente José María de Achá. Roca acababa de ser designado prefecto de su departamento y trasladó la imprenta desde Cochabamba, arribando a destino junto a Cayetano Daza, el maestro tipógrafo que se encargaría de instalar y poner en funcionamiento dicha máquina. La imprenta fue bautizada con el nombre de Imprenta del Estado.

Una vez en Santa Cruz, Roca convocó a sus compañeros de letras (del grupo denominado “Amantes de Minerva”) para desarrollar el proyecto de un periódico de tiraje semanal. De esta manera, el 1 de enero de 1864, salía a la luz, convirtiéndose en el primer emprendimiento periodístico cruceño de tiraje masivo.

El libro Sesquicentenario de La Estrella del Oriente es un trabajo de recopilación de los 25 primeros números. Es necesario hacer hincapié en la influencia que este periódico ejerció en las personas dedicadas a las letras y a la prensa en Santa Cruz. Casi veinte años después del último número a cargo de Tristán Roca, en 1879, La Estrella del Oriente volvía a salir a las calles, esta vez a cargo de Rafael Peña. La segunda etapa de este emblemático periódico culminaría en 1903, luego de 22 años de vida. Posteriormente, en 1995, volvía a circular, consagrando su tercer y actual ciclo.

Además de los primeros 25 números publicados, este trabajo cuenta con un análisis del contenido de este medio, correspondiente a su primera etapa.

Si bien la prensa en Bolivia nace como una industria estratégica para los gobiernos de turno, funcionando como un brazo operativo propagandístico y de información de las gestiones públicas, también nace comprometida con los valores de las nacientes repúblicas latinoamericanas. En este sentido, la defensa a ultranza de la república, la democracia, las leyes y el Estado de derecho son constantemente señalados como principios rectores que la prensa debía seguir. Esto puede ser claramente evidenciado en el caso del temperamento y letras de Tristán Roca. Su compromiso con la transparencia de su gestión, mediante la publicación de listas de cargos públicos, las innovaciones emprendidas en la gestión territorial y de reglamentación de la prefectura, se evidencian en sus iniciativas de elaboración de marcos normativos en materia obrero-patronal. Asimismo, la creación de impuestos específicos, incentivos otorgados al surgimiento de industrias y la apertura de caminos son plasmados en este periódico.

Otras secciones relevantes en la primera etapa del periódico se dedicaron a noticias locales y regionales; decretos supremos, resoluciones prefecturales y ordenanzas municipales; comunicaciones oficiales; y transcripciones de otros medios. A través del estudio de las mismas, se puede crear un contexto de acontecimientos relevantes, útiles para analizar el transcurso de 1864.

Pero Roca no fue el único que tuvo acceso a una palestra para la difusión de ideas o acciones. Este medio también dio cobertura a otros intelectuales y políticos locales. Pueden citarse los nombres de Carlos Melquiades Barbery, Ángel Limpias, Rafael Peña, Valentín Peñaranda, Miguel Antonio Ruiz, Aquino Rodríguez entre otros, como colaboradores permanentes.

Ensayos y planteamientos sobre federalismo, relaciones internacionales bilaterales Bolivia-Perú y Bolivia-Paraguay, administración de justicia, flora, geografía, economía y sustentabilidad fueron abordados por estos intelectuales. Este medio fue, sin lugar a dudas, un espacio dedicado a la producción de pensamiento social, económico y político desde Santa Cruz con alcance nacional.

Han transcurrido 150 años desde la publicación del primer número de La Estrella del Oriente. No obstante, la asociación de su nombre a los valores originales con los que fuera creado sigue siendo válida. Pocos medios de comunicación han logrado generar una mística capaz de perdurar tanto tiempo. Quizás el idealismo bajo el cual este periódico fue creado influyó en su pervivencia. Quizás se deba a su asociación con la historia, dado el hecho de ser el nombre del primer periódico cruceño. Lo cierto es que hoy se busca brindar un homenaje tanto a Tristán Roca como a quienes hicieron posible su legado, desde Santa Cruz para el resto del país.



Fuente: La Razón-Animal Político, 21.12.14 por Ana C. Traverso

4. Los jóvenes son el público que los medios digitales deben cuidar


Los expertos en comunicación y en posicionamiento en medios de comunicación digitales lo tienen claro: el público que hay que cuidar son los jóvenes, que son los potenciales de los medios en un futuro no tan lejano.

Esta es una de las conclusiones que se ha extraído en un coloquio al que han asistido numerosos periodistas y que ha tenido en la sede madrileña de la Universidad de Navarra. Mónica Herrero, decana de la Facultad de Comunicación de dicha institución y con una amplia trayectoria y experiencia en medios, ha sido la encargada de trasladar cuestiones básicas para la industria de medios como esta.

La razón de esta reunión tiene que ver con la clausura del 29 Congreso Internacional de Comunicación y del 7º Encuentro Anual de la International Media Management Academic Association (IMMAA).

Los jóvenes que ahora tienen en torno a 25 años son los futuros consumidores de medios, una generación acostumbrada a las nuevas tecnologías, en definitiva a Internet. Estos, aseguran los expertos y profesionales que han asistido a este encuentro, pueden ser susceptibles de consumir productos y pagar por el valor añadido que representan. Mónica Herrero se planteaba la siguiente pregunta: ¿qué producto les gusta?, ¿a qué precio?

El problema que muchas veces encuentran las industrias de comunicación es el siguiente: nos encontramos ante una inercia de la gratuidad entre los consumidores, explicaba Mónica Herrero. Esto dificulta crear modelos a caballo entre la gratuidad y el pago, pero estas son dos propuestas que hay que tener en cuenta para afianzar un producto que se sustente. Sin perder de vista el valor que crean los periodistas con su trabajo.

Una de las soluciones es mirar hacia el mercado latinoamericano, corregir nuestra forma de escribir y hacerlo en un español menos local puede ayudar a afianzar a nuestros lectores al otro lado del océano, que también valoran nuestro trabajo a golpe de click.

Este, han asegurado los profesionales congregados, es un mercado que no podemos perder de vista. Al final nos une un idioma y una forma de expresarnos comunes.

En este encuentro se ha escuchado una de las cuestiones clave que cualquier profesional no puede perder de vista: la ética y el que los medios se han convertido en una alternativa para el arbitraje de la sociedad.

La concentración, arma de doble filo

Otras de las cuestiones que se han reflejado en este encuentro son si la concentración de los medios es una solución mala en sí misma o un arma de doble filo. Hay ejemplos conocidos en España en que las concentraciones han supuesto el mantenimiento de las audiencias de cada segmento, en otros casos no se ha cumplido.

La libertad de prensa es otro de los asuntos que se ha tratado, que es un referente fundamental para las sociedades libres y desarrolladas. Las compañías que mantienen estos valores y nadan a contracorriente para mantener sus valores pueden estar seguras de confiar y afianzar sus modelos de negocio.

Fuente: 233grados.com, 4.12.14

5. Sostiene el papa Francisco: Cómo se debe comunicar


Despertar las palabras; abrir y no cerrar; hablar a toda la persona: son estas las tres tareas del comunicador que el Papa Francisco indicó el lunes 15 de diciembre, al recibir en el aula Pablo VI, a los dirigentes, empleados y operadores de la emisora italiana Tv2000.

Queridos hermanos y hermanas:

Os doy la bienvenida y os agradezco vuestra calurosa acogida. Doy las gracias al presidente de la Fundación «Comunicación y cultura» y al director por los saludos que me dirigieron. Y saludo a Lucio, que está en el hospital.

Vosotros trabajáis para la Televisión de la Iglesia italiana y precisamente por esto estáis llamados a vivir con mayor responsabilidad vuestro servicio. Al respecto, quisiera compartir con vosotros tres pensamientos que me interesan de modo especial con respecto al papel del comunicador.

Primero. Los medios de comunicación católicos tienen una misión muy ardua respecto a la comunicación social: buscar preservarla de todo lo que la desvía y la somete con otros fines. A menudo la comunicación ha estado supeditada a la propaganda, a las ideologías, a fines políticos o de control de la economía y de la técnica. Lo que hace bien a la comunicación es, en primer lugar, la parresia , es decir, la valentía de hablar de frente, de hablar con franqueza y libertad. Si estamos verdaderamente convencidos de lo que tenemos que decir, las palabras surgen.

Si, en cambio, estamos preocupados por los aspectos tácticos —¿el exceso de táctica?— nuestro modo de hablar será falsificado, poco comunicativo, insípido, un hablar de laboratorio. Y eso no comunica nada. La libertad también respecto a las modas, a los lugares comunes, a las fórmulas prefabricadas, que al final anulan la capacidad de comunicar.

Despertar las palabras: despertar las palabras. Pero, cada palabra tiene dentro de sí una chispa de fuego, de vida. Despertar esa chispa, para que venga. Despertar las palabras: esta es la primera tarea del comunicador.

Segundo. La comunicación evita ya sea «rellenar» como «cerrar». Se «rellena» cuando se tiende a saturar nuestra percepción con un exceso de eslogan que, en lugar de poner en movimiento el pensamiento, lo anulan.

Se «cierra» cuando, en lugar de recorrer el camino largo de la comprensión, se prefiere la senda breve de presentar personas individuales como si fuesen capaces de resolver todos los problemas, o al contrario como chivos expiatorios, a quienes se atribuye toda responsabilidad.

Correr inmediatamente hacia la solución, sin dejar lugar al trabajo de representar la complejidad de la vida real, es un error frecuente dentro de una comunicación cada vez más veloz y poco reflexiva. Abrir y no cerrar : he aquí la segunda tarea del comunicador, que será tanto más fecundo cuanto más se deje conducir por la acción del Espíritu Santo, el único capaz de construir unidad y armonía.

Tercero. Hablar a la persona en su totalidad: he aquí la tercera tarea del comunicador. Evitando, como ya dije, los pecados de los medios de comunicación: la desinformación, la calumnia y la difamación. Estos tres son los pecados de los medios de comunicación. La desinformación, en especial, impulsa a decir la mitad de las cosas, y esto conduce a no elaborar un juicio preciso sobre la realidad. Una comunicación auténtica no se preocupa de «atacar»: la alternancia entre alarmismo catastrófico y desinterés consolador, dos extremos que continuamente vemos que se vuelven a proponer en la comunicación actual, no es un buen servicio que los medios de comunicación pueden ofrecer a las personas.

Es necesario hablar a las personas en su totalidad: a su mente y a su corazón, para que sepan ver más allá de lo inmediato, más allá de un presente que corre el riesgo de ser desmemoriado y temeroso. De estos tres pecados —la desinformación, la calumnia y la difamación—, la calumnia, parece ser el más insidioso, pero en la comunicación, el más insidioso es la desinformación, porque te lleva a fallar, al error; te conduce a creer sólo una parte de la verdad.

Despertar las palabras, abrir y no cerrar, hablar a toda la persona hace concreta esa cultura del encuentro, hoy tan necesaria en un contexto cada vez más amplio. Con los enfrentamientos no vamos a ninguna parte.

Construir una cultura del encuentro. Y esto es un hermoso trabajo para vosotros. Ello requiere estar dispuestos no sólo a dar, sino también a recibir de los demás.

Sé que estáis en una fase de replanteamiento y reorganización de vuestra profesionalidad al servicio de la Iglesia. Os agradezco mucho vuestro trabajo, os doy las gracias por haber aceptado este trabajo. Os aliento por ello y os deseo buenos frutos. Sé también que tenéis una relación estable con el Centro Televisivo Vaticano —para mí esto es muy importante— que os permite transmitir a Italia el magisterio y la actividad del Papa. Os agradezco lo que hacéis con competencia y amor al Evangelio. Y os doy las gracias por el esfuerzo de honestidad, honestidad profesional y honestidad moral, que vosotros queréis realizar en vuestro trabajo. Lo que queréis hacer es un camino de honestidad.

Os encomiendo a la protección de la Virgen y de san Gabriel arcángel, el gran comunicador; fue el comunicador más importante: ¡comunicó la gran noticia! Y mientras os pido que sigáis rezando por mí, porque lo necesito, os deseo una santa y feliz Navidad.

Y ahora recemos a la Virgen para que nos bendiga. Avemaría...

Fuente: Señales, 22.12.14

6. Parlamento uruguayo aprueba ley de medios para evitar monopolios de la comunicación


La Cámara de Representantes de Uruguay ha aprobado una Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, conocida como ley de medios, que tiene como objetivo evitar los monopolios y oligopolios de grandes emporios comerciales en el país, informa Andes.

Con 50 votos de los 75 diputados presentes en la Cámara baja, esta legislación tuvo el apoyo unánime de la bancada del Frente Amplio (FA) y el rechazo absoluto del bloque de la oposición.

En total fueron aprobados 186 artículos que regularán la radio y televisión, así como otros servicios de comunicación audiovisual, pero que dejan por fuera Internet y las redes sociales.

Los senadores de la derecha consideraron estar delante de una ley mordaza, mientras que el FA afirma que ésta asegura la libertad de prensa.

El presidente electo de Uruguay, Tabaré Vázquez, anunció su propósito de reglamentar la ley de medios apenas comience su administración el 1 de marzo de 2015.

DATOS


La ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que cuenta con 186 artículos, establecerá las siguientes las normas a cumplir por las cadenas de radio y televisión.

Artículo 38: Estipula lo referente al derecho a programas de interés respecto a la receptividad de un servicio de radiodifusión de televisión en abierto, en directo, en simultáneo y de manera gratuita en general para la sociedad entre los que están los que involucren actividades oficiales de las selecciones nacionales de fútbol y de baloncesto en instancias definitorias de torneos internacionales deben ser transmitidas en directo y simultáneo.

Cuando no exista un proveedor o canal interesado en la emisión, el Sistema Público de Radio y Televisión Nacional deberá hacerse cargo de garantizar el derecho establecido.

Artículo 59: Determina que los servicios de radiodifusión o televisión privados que retransmitan de manera frecuente programas originados por otros canales o señales, deberá solicitar la autorización del Consejo de Comunicación Audiovisual.

Se establece además que un mínimo de dos horas por semana de la programación emitida en la televisión deberán corresponder a programas culturales, (teatro, danza, artes visuales, etc).

Además, se refiere a la titularidad de los medios y busca evitar los monopolios y oligopolios.



Fuente: periodistas en español, 24.12.14

7. CPJ: 60 periodistas muertos en 2014 en ejercicio profesional


Una proporción inusualmente elevada de los periodistas muertos en el desempeño de su labor informativa en 2014 correspondió a los reporteros extranjeros, en tanto los corresponsales cruzaban las fronteras para informar sobre conflictos y situaciones peligrosas en el Medio Oriente, Ucrania y Afganistán, según se desprende del análisis anual elaborado por el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

Reflejando en parte la naturaleza cada vez más volátil de zonas de conflicto donde los ciudadanos de Occidente frecuentemente son blanco deliberado de la violencia, aproximadamente casi la cuarta parte de los periodistas muertos este año eran integrantes de la prensa extranjera, aproximadamente el doble de la proporción que el CPJ ha documentado en los últimos años. Durante el período analizado, según datos del CPJ, aproximadamente nueve de cada 10 periodistas muertos eran periodistas nacionales que cubrían noticias de interés local.

En total, al menos 60 periodistas cayeron en 2014 en el ejercicio de la profesión, en comparación con los 70 que murieron en 2013. El CPJ continúa investigando las circunstancias que rodean las muertes en 2014 de al menos otros 18 periodistas, con el fin de determinar si estuvieron vinculadas con la labor informativa que desempeñaban.

Fuente: periodistas en español, 24.12.14

8. Correa intensifica su pulso a la prensa por Soraya Constante


El sector de la comunicación en Ecuador ha registrado varias bajas a lo largo de 2014: la suspensión de dos ediciones regionales del diario La Hora, en julio; el cierre del periódico Hoy, en agosto; y el cese en noviembre del programa de comedia La pareja feliz tras recibir una multa equivalente al 5% de la facturación media de los últimos tres meses por la emisión de cinco capítulos que difundían "contenidos discriminatorios por razón de sexo y orientación sexual".

La Superintendencia de la Comunicación ha sido la encargada de imponer y de cobrar las multas que han terminado por asfixiar económicamente a estos medios y programas. El diario Hoy, incluso después de cerrar, recibió una multa de casi 60.000 dólares (49. 000 euros) por no publicar en su portada el número de ejemplares que había puesto en circulación en algunas ediciones.

César Ricaurte, director de la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios), considera que "el hostigamiento a los medios de comunicación privados ha sido una constante" en 2014. Esta organización ha contado 57 sanciones a medios de comunicación hasta la fecha. De ellas, 28 corresponden a sanciones económicas impuestas, en su mayoría, por no entregar copias de ejemplares o grabaciones de programas, por tomar posición institucional sobre algún proceso judicial o por no difundir el tiraje en portada.

El superintendente de la Comunicación, Carlos Ochoa, informó en octubre, cuando cumplió su primer año de gestión, que había recibido 162 denuncias, pero no detalló las sanciones ni el destino del dinero que ingresa a sus arcas. Su discurso habitual se limita a asegurar que la comunicación es un derecho, y que los medios deben estar al servicio de la ciudadanía.

Con esta lógica se organizó en noviembre la II Cumbre de Periodismo Responsable, cuyo invitado de honor fue el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, que dio una charla magistral sobre Política y periodismo, periodismo y política y enfatizó que los propietarios de los medios, ante el "derrumbe y debilidad de la derecha", han convertido a empresas en partidos políticos.

Para César Ricaurte, director de Fundamedios, estas cumbres deslegitiman la labor del periodismo. "Es tétrico que el poder empiece a dictar los parámetros de lo que es periodismo, cuando el Gobierno habla de periodismo responsable habla de periodismo domesticado, sin dientes, un periodismo afín, que no investiga, que no cuestiona".

Los medios poco a poco han dejado de registrar las sanciones a los periodistas y medios. Han pasado por alto casos como el del diario La Verdad de Machala (provincia de El Oro), al cual se le impusieron dos amonestaciones escritas y cuatro multas económicas que suman unos 8.000 dólares, el doble de su patrimonio, por lo que corre el riesgo de desaparecer.

Los denunciantes —según el registro de Fundamedios— han sido en su mayoría ciudadanos con alguna vinculación con la esfera pública, o que han sido candidatos a alguna dignidad local (18), seguidos de funcionarios (17), y de organizaciones sociales afines al Gobierno (9). Las denuncias en contra de los medios del oficialismo han sido descartadas por meros formalismos.

El presidente, Rafael Correa, no ha dejado de etiquetar a los periodistas y a los medios como "la prensa corrupta". Su programa de televisión semanal tiene una sección titulada "Por un verdadero Estado de derecho y no de opinión", donde Correa cuestiona y ridiculiza a periodistas reconocidos, como Diego Oquendo, que tiene un programa de radio de gran audiencia, o al caricaturista Bonil, primer sancionado por la Ley de Comunicación y que ahora tiene otro proceso congelado hace casi dos meses. Un colectivo afroecuatoriano lo denunció por una caricatura en la que satirizó las destrezas de leer de un asambleísta negro. "El Cordicom (Consejo de Regulación de la Información y la Comunicación) debía pronunciarse en 30 días, pero no se ha sabido nada. Yo creo que esto es una forma de presión: si te portas mal, bajan el interruptor", dice el caricaturista.

Fuente: El País, 30.12.14 por Soraya Constante, periodista ecuatoriana

9. “El humor gráfico abrió un camino a la libertad de expresión” por Fernando Bono


Máximo murió el pasado domingo y ayer, lunes, fueron numerosos los dibujantes de prensa, de distintas cabeceras y empresas, que le rindieron homenaje en sus viñetas. Y también los que asistieron al funeral de uno de los más destacados humoristas gráficos españoles. “Es que en general nos llevamos bien. No sé si mejor que los periodistas. Tal vez porque somos muy pocos y ya peinamos canas o, más bien, lucimos calvas”, comenta Jesús Zulet, dibujante que trabaja para el Grupo Vocento.

“Somos una especie en extinción y por eso tratamos de protegernos. En extinción porque el papel está en decadencia. Habrá otra cosa probablemente en Internet, más inmediata y efímera”, apunta José María Pérez, Peridis. “No hay rivalidad. Una prueba de ello es que nos invitan a los humoristas a las tertulias de las TDT”, interviene Antonio Fraguas, Forges. “Yo puedo poner el ejemplo de Máximo, que fue muy amable conmigo cuando comenzaba”, destaca el también dibujante Fernando Corella.

No todos comparten esa visión tan fraternal, pero sí hay coincidencia en destacar el papel desempeñado por los humoristas gráficos, algunos ya fallecidos como Antonio Mingote, José María González Castrillo, —Chumy Chumez—, Jaume Perich o Máximo. “Fueron clave para conseguir derechos y espacios de libertad con sus dibujos que llegaban a mucha gente. Es muy difícil poner coto a la imagen”, explica Juan García, director del Programa de Humor Gráfico de la Fundación Universidad de Alcalá, a la salida del funeral al que también asistieron escritores y periodistas como Manuel Vicent o Vicente Verdú y numerosos profesionales del teatro y del cine, como Emma Suárez, Raúl Arévalo o Sergi López. Uno de los cuatro hijos de Máximo es el conocido actor Alberto San Juan.

“El humor tuvo su apogeo a final del franquismo y en la Transición, porque decía, con garbo y mucha intención, lo que no se podía decir. Para mí, el humor gráfico contribuyó a demoler el franquismo. Abrió un camino a la libertad de expresión. Iba por delante. El humor tiene que ser inteligente y polisémico para evitar la censura. La honestidad del humorista radica en que no ha sido un barco con bandera de conveniencia según el medio en que trabajara, sino que mantiene sus constantes, lo que le da credibilidad”, sostiene Peridis, que publica sus ilustraciones en EL PAÍS, al igual que Forges. Este añade: “Titulares es lo que hemos hecho casi todos los humoristas y vosotros los plumillas tenéis el marrón de escribir el texto. En mi caso fue muy importante, porque me abrió un camino para explorar, la lectura del libro Autopista, de Perich, que decía llamarse Jaime cuando estaba enfadado con la administración catalana y Jaume cuando lo estaba con la central”.



Fuente: El País, 30.12.14 por Fernando Bono, periodista español

.



Tel: 591 2 278 5052 Fax: 591 2 211 7326

Calle 21 Nr. 8227 Torre Lydia, oficina 201, Calacoto, La Paz – Bolivia
Edición a cargo de Ronald Grebe




La base de datos está protegida por derechos de autor ©espanito.com 2016
enviar mensaje